--
.




* PÁGINAS Y AGENDAS


 Wintercase 2004
Summecase 06 Fotos y crónicas 
.
Adam Green

4 Mayo 2008 RAZZMATAZZ 2 Barcelona
Organiza Sinnamon
Crónica Luis Rodrigo Alvarez - IndyRock

Digámoslo de entrada: Adam Green es difícil de aguantar. No solo por llevar hasta el límite de lo soportable su personaje torpón, si no también por ser un compositor extremadamente talentoso y singular. 

El concierto que este chico ofreció en la sala Razzmatazz de Barcelona el pasado 4 de Mayo vino a ser una ostentación de esta doble faceta. Por un lado, el crooner post-moderno capaz de dar un recital de pop sin fecha de caducidad y, por otro lado, el eterno adolescente zafio, que se dio con fruición al humor absurdo y alargó as pausas entre canción y canción siempre un pelín más de lo necesario.

En su primera faceta, la de músico, la que nos interesa en relidad, Adam Green sonó menos apabullante de lo que el vistoso coro de voces negras pudiese hacer pensar en un primer momento. En algunos temas, esos coros quedaron bien empastados y dieron cuerpo a canciones como "Morning after midnight" el divertido single de su nuevo e irregular disco "Sixes & Sevens" o "Hollywood Bowl", de su anterior trabajo. Pero sin duda, los momentos álgidos del concierto llegaron con los temas antiguos que, al parecer, siguen siendo los favoritos de la audiencia: "Carolina", la infalible "Emily" o "Jessica Simpson" (sí. todo son nombres de chicas), que sonó en el segundo bis, hicieron que la audiencia bailase con mucha más pasión. El resto del concierto no pasó de aceptable, incluyendo las partes acústicas en solitario de Adam Green. 
 

Un concierto atípico, con bastantes altibajos pero disfrutable en su singularidad que me deja con la pregunta de siempre: ¿por qué demonios no se decide Adam Green a tomarse un poco más en serio?
ADAM GREEN 

El pequeño Robin Hood ha crecido. Pero sigue sin querer hacerse mayor... Este enfant terrible -que le hubiese gustado, y mucho, al mismo Cocteau- sigue su caminito alicatado de contradicciones, cual Dorothy buscando a su Mago de Oz, con unas Converse de rubíes y el songwritting como terapia. Los principios estrafalarios con Moldy Peaches ya han quedado atrás, los disfraces del antifolk han pasado por la tintorería, y nuestro Adam se ha montado su propio paraíso terrenal, donde diseña los nuevos, absurdos e hilarantes entresijos de la cultura contemporánea, asociando lo inasociable y descontextualizando las piezas del gran puzzle musical, construyendo puentes aéreos entre la Motown y el R&B, túneles de Beat Happening a Chet Baker, atajos de teletransportación de Lou Reed a Leonard Cohen, y ascensores imaginarios de Michel Houellebecq a Harmony Korine.  Con un indudable talento para poetizar lo cotidiano y dignificar la rutina, sin nunca temer al feísmo, este freak entrañable no dudará en coger un empleo en Starbucks para acabar de componer un disco, y es capaz de ponerte la piel de gallina con una oda a su consola de videojuegos o describir un supermercado con unos arreglos de cuerdas lacrimógenos. Para su quinto elepé "Sixes & Sevens", el crooner-kid de voz mayúscula nos muestra su lado más soul incorporando coros de gospel, vientos e instrumentos de cuerda, y su talento melódico va creciendo como la espuma de un champú anticaspa que todavía no se ha inventado.

A la "carta" con Adam Green
Fiesta de presentación Wintercase 2005
Viernes 14 octubre - Madrid - Arena
Texto y fotos Javier Alonso y Marina Sanz
El IV Festival Itinerante Wintercase/San Miguel 2005 daba su pistoletazo de salida con la gira presentación a cargo de Adam Green, que participó el año pasado en el festival. Y junto a él, la Jeffrey Lewis Band, ambos representantes del anti-folk neoyorquino.

 

La presentación en la sala Arena de Madrid -con un buen aforo de entrada- dio comienzo pasadas las nueve de la noche con la Jeffrey Lewis Band. Esta banda formada por el travieso Jeffrey Lewis y sus fieles escuderos Jack Lewis -su hermano y bajista- y Andfers Griffin -batería-, con dos discos oficiales en el mercado y uno a punto de salir, eran para la gran mayoría de los asistentes unos completos desconocidos. Jeffrey a parte de músico es un gran dibujante de comics y nos lo demostró cuando presentó sus nuevos "video-clips". Con un cuaderno de comics en mano y pasando las páginas, mientras cantaba sus canciones, dejó anonadados  a los asistentes. Con unas melodías muy anti-folk y su particular espectáculo, dejó un buen sabor de boca durante la más de media hora que duró su actuación.

Tras estos, el crooner -cantante melódico- Adam Green -ex Moldy Peaches- venía a presentar Gemstones. El público le esperaba con gran impaciencia, sobretodo el sector femenino que se agolpaba en la primera fila. Cuando apareció sobre el escenario la sala le aclamó y este con un español bastante bueno, dio las gracias y comentó que el concierto iba a ser algo tranquilo, ya que había padecido un resfriado días atrás. Comenzó con "My Shadow", "Friends of Mine", "Who's your boyfriend" y así hasta 18 canciones, tales como "I Wanna Die", " Over The Sunrise", "Emily" una de las mas esperadas, "Proud Mary" y "Jessica". Ya desde el principio comenzó a bailar como ya nos tiene acostumbrados, con esos saltitos y movimientos "torpes" e hizo participar al público, subió a dos asistentes femeninas en "Choke on a cock", para hacer de conejitos junto a él. Tuvo que volver al escenario en dos ocasiones ya que el público quería más música de este gran artista. En los bises el concierto fue a la carta entre los asistentes, preguntando qué canción querían que cantara. La versión de The Beach Boys, "Kokomo" y "Carolina" fueron las más tatareadas y aplaudidas.
Puede ser que el resfriado le hubiese debilitado, pero por la respuesta del público y el gran concierto llevado a cabo por este niño prodigio de la escena independiente, hay que otorgarle un sobresaliente.


Adam Green, "Jacket Full of Danger" Rough Trade Records 2006
por Luis Rodrigo Alvarez
Adam Green da mucha rabia. Es pretencioso, egocéntrico, y tiene talento. O quizás es sólo listo y muy meticuloso. Además, es uno de los artistas más singulares del panorama indie; su lounge-pop freak le convierte en una auténtica rara avis. Y eso es algo difícil de decir a estas alturas. Casi casi es un mérito de por si.
"Jacket full of danger", cuarto álbum ya desde que acabara la aventura seminal de Moldy Peaches, es un batiburrillo de cancioncitas (la mayoría rondan los dos minutos) de muy diferentes dinámicas, aglutinadas por su voz de barítono, su peculiar ironía y por un sentido bastante elegante del exceso, si se me permite decir algo así. En este disco, a diferencia de sus anteriores entregas, se mueve con naturalidad entre las piezas de crooner marca de la casa como "Pay the toll"  o "Hollywood bowl", el folk reposado de "Voltures" o la nana de "Cast a shadow" y arrebatos inclasificables como "C-birds" o la bluesera "White Women". En general, lo que antes eran bocetos o canciones que parecían estar solo medio compuestas, son ahora temas más rotundos, alguno muy bueno, casi todos apoyados por sección de cuerda. excesivo quizás, pero es que el chico es así ¿Y qué decir de las letras? Bueno, ahí es donde está la fórmula: juntar todo este desfile de piezas lounge y retro-pop con unas letras bizarras. pero bien bizarras. No está tan desatado como en sus otros discos (no hay ninguna canción con un título tan límite como "Choke on a cock"), pero sigue con sus temitas: que si me gustan las drogas, que si mujeres peludas y calvas, que si referencias a íconos pop, etc. Siempre me he imaginado su música como la banda sonora perfecta para una peli de Wes Anderson.
Resumiendo, pondría la mano en el fuego a que, como mínimo, este disco te hace sonreír. A mi, además, me ha hecho preguntarme dónde estaría este chico con cara de tonto de la clase si, en lugar de querer divertirse con lo que hace, se tomase tan en serio como otros.
Biografia
A finales de los 90 dos gusanos carcomían por dentro la Gran Manzana de Nueva York. Eran Adam Green y Kimya Dawson, una pareja de excéntricos genios que en 2001 se autoproclamaron reyes del anti-folk bajo el nombre de The Moldy Peaches. Con su homónimo álbum de debut, y mezclando la sinceridad del folk con el espíritu arrabalero del punk, pronto se convirtieron en los embajadores más patanes del rock sin reglas disfrazándose para homenajear a The Frogs y estallando en carcajadas en mitad de sus canciones. En otras palabras, dieron sentido a la democrática filosofía del 'Do It Yourself' y pronto empezaron a telonear a grupos como The Strokes o Tenacious D. The Moldy Peaches irrumpieron como una gran broma en la absurda historia del rock, y así se confirmaron con el lanzamiento de "Unreleased cutz and live jamz 1994-2002" (Rough Trade/Sinnamon Records, 2002), una extensa compilación de cincuenta y cinco cortes, entre ellos tomas en directo y temas inéditos, con la que automáticamente se convertían en leyenda freak.Ambos melocotones han seguido madurando por separado, siendo especialmente destacable la hasta ahora breve pero intachable carrera de Adam Green en solitario. La poética descarnada y primitiva que hasta entonces le había caracterizado como pieza clave de la vanguardia neoyorkina, encontraba el 'charm' necesario para desdibujar los límites del lo-fi a favor de un discurso irónico, humorístico, caprichoso y brillante. En 2002 llegaría el iconoclasta "Garfield" (Rough Trade, 2002), la confirmación de que más allá de la ratonera donde se instalaba junto a Kimya Dawson, existía un palco de terciopelo raído desde el que este jovencísimo talento iba a predicar un nuevo discurso. Como un crooner extemporáneo al tiempo que le ha tocado vivir, Adam habla en sus canciones sobre chicas sin piernas, cantantes de éxito sin amor propio, aventuras con el crack, joysticks averiados, sexo patético y fast food. Todo cabe en la imaginería de un cantautor irreverente a la par que elegante que remite a nombres tan importantes como Leonard Cohen, Jonathan Richman o Beck. 
Con "Friends of mine" (Rough Trade/Sinnamon Records, 2003), Adam se pasaba a una concepción clásica y matemática del concepto canción. Los arreglos de cuerda de Jane Scarpantoni (la actual chelo de Lou Reed, otro de los referentes de Green) y un preciosismo inusual a la hora de hablar del mundo que le rodea, convirtieron a su último disco en la sorpresa más agradable de la pasada temporada. Su última gira por nuestro país junto a Belle & Sebastian, lo situó como uno de los autores más queridos por el público indie. Ahora Adam Green vuelve con las canciones de su inminente nuevo álbum bajo el brazo, para recordarnos cómo debe enfocarse la imagen de crooner ideal del siglo XXI. 
.
Adam Green es algo así como el niño prodigio de la escena independiente. A los trece años formó junto a Kimya Dawson uno de los mejores grupos del underground neoyorquino, The Moldy Peaches, capaz de abanderar todo un movimiento musical, el antifolk. A los diecinueve giraba con los Moldy por medio mundo como telonero de, entre otros, The Strokes. A los veinte publicaba su primer álbum en solitario y a los veintiuno firmaba uno de los mejores discos del último lustro "Friends of Mine" (Rough Trade/ Sinnamon Records, 03). Un álbum que revelaba a Adam como el más atípico de los crooners. Como un Frank Sinatra desgarbado y libertario o un Scott Walker irónico y sin edulcorantes. Un disco con el que Adam consiguió críticas superlativas y que lo mantuvo de gira por todo el mundo durante casi dos años. Aprovechando para componer entre concierto y concierto, testando los temas en directo a medida que los creaba, Adam Green fue gestando su tercer álbum, "Gemstones" (Rough Trade/ Sinnamon Records, 04). Un disco que ha grabado con los mismos músicos que lo acompañan en los directos para mantenerse lo más fiel posible al espíritu de sus conciertos. Adam ha evolucionado a lo largo de todos estos años (sería preocupante si no lo hubiese hecho teniendo en cuenta que empezó a los trece) pero sigue manteniendo el espíritu de un niño (prodigio) capaz de reírse de todo empezando por si mismo. 

www.adamgreen.net


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es