VÍDEOS EN INDYROCK TV
Vídeos de directo, entrevistas, acústicos... Estrenos y premier. Grabaciones de producción propia, ofrecidas por los grupos, productoras y salas para la difusión de sus trabajos, a IndyRock TV, TELEIDEAL, ideal.es

--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
Amparanoia en IndyRock
.

Amparo Sánchez
AMPARO SÁNCHEZ MUESTRA SU LADO MÁS SOLIDARIO CON SU NUEVO TEMA "MAMA ÁFRICA"
 Amparo Sánchez lleva toda la vida dedicada a la música. Pionera de la fusión de estilos y el mestizaje, ha llegado a editar ocho álbumes con Amparanoia y a girar por todo Europa y Latinoamérica, convirtiéndose en un referente de este movimiento musical. Amparo Sánchez es, sin lugar a dudas, una mujer potente e incansable ligada a la denuncia y a la lucha por los derechos humanos, en especial los de las mujeres.

MAMA ÁFRICA, fruto de su reciente viaje al Congo con la ONG Alboan y que tiene como objetivo que la gente tome consciencia del conflicto que viven las mujeres de Casa Bulengo, víctimas de la violencia sexual. Una canción vital que evoca dolor, pero sobre todo el coraje, la lucha y la esperanza de las mujeres que Amparo fue encontrando en el camino, y en la que colabora la voz masculina de Wanny S-king. Este proyecto forma parte de la campaña “Tecnología Libre de Conflicto”, y todos los beneficios recaudados con los plays y descargas de la canción irán destinados a ayudar a esta causa. 
Este mismo verano se produjo este viaje en el que Amparo pudo conocer de cerca la labor de Alboan junto a la organización Synergies de Femmes, que según la propia artista ha significado una de las experiencias más importantes de su vida. "Desde Alboan me contactaron para que escribiera una canción e insistieron en que tenía que viajar a Goma para conocer de primera mano todo el conflicto". El viaje se grabó y surgió la idea de realizar un documental con todo el material, también utilizado para acompañar el videoclip de la canción. "Para escribir MAMA ÁFRICA me he inspirado en todo lo vivido y escuchado allí, quería plasmar la fuerza que ellas me transmitieron y, sobretodo, denunciar el drama que viven como mujeres".  (nov 2016)


Amparo Sánchez 
Cantante y compositora
«Hay movimientos que paran leyes injustas, solo falta un poco más de unidad popular» 
Es hija de la Tierra y de sus pueblos, una granadina que enarbola la bandera del mestizaje como esperanza, una mujer que se viste de alegría y sensibilidad para hacer canciones 
Por Juan Enrique Gómez / IndyRock - IDEAL - agosto 2014

Amparo Sánchez es un juglar, es la referencia obligada a las músicas del mundo, de la fusión de culturas, del mestizaje como elemento vital, una mujer que supo que tenía que ir más allá de los movimientos musicales de la Granada del final de los ochenta para crear su propio universo, más allá del rock, el blues y el punk, que respiró con fuerza para no perder ni un ápice de lo que el mundo pudiese abrir ante sus sentidos. Aquella roquera de Amparo & The Gang, conoció otros territorios y se volcó con la fusión para  revolucionar la World Music, las músicas del mundo con su Amparanoia, un proyecto que lideró hasta hace muy poco tiempo, cuando los avatares del destino le llevaron a territorios más intimistas y personales y ahora, desde sus aires mestizos se alegra al comprobar que algo cambia en el mundo y que se respiran tiempos de inconformismo y rebeldía. Su próximo disco ‘Espíritu de sol’ reafirma sus compromisos vitales, y su libro, ‘La niña y el lobo’ es un canto a la vida y a la fuerza interior.
 

–A Amparo Sánchez se le considera una mujer del mundo. ¿Es necesario tener patria?
–Creo que todos pertenecemos al mismo planeta Tierra y que existen diversidades culturales en cada continente, país y ciudad, pero también muchos puntos en común. Me siento orgullosa de ser andaluza y de viajar por el mundo reconociendo mis orígenes, pero también es cierto que me siento argentina en Argentina, mexicana en México, cubana en Cuba… Tengo mucha afinidad con estas culturas y podría vivir allí y sentirme una de ellos. Soy ciudadana del mundo.

–¿Se siente orgullosa de ser granadina?
–Granada es de donde tengo los recuerdos de mi niñez y adolescencia y esas son las calles que me vieron crecer y donde además viven mi madre, hermanos, sobrinos, amigos... Es el lugar donde siempre vuelvo!

–Comenzó en el mundillo del blues, el rock y el punk de la Granada de final de los ochenta, ¿Qué le hizo dar el giro hacia el mestizaje, la World Music, la fusión...?
–Cuando me traslade a vivir a Madrid me di cuenta de que nadie me conocía y que podía empezar de cero si lo deseaba, y que en Granada estaba muy ceñida al mundo del rock y el blues. Al llegar a la capital, además de empezar a componer mis propios temas empecé a escuchar diferentes estilos de música, allí en Lavapiés, en el bar del Tío Vinagre, igual bailábamos una rumba, que una salsa, flamenco, Hip Hop… para mi fue muy enriquecedor y esa influencia empezó a aparecer en mis canciones. De esa época son ‘Hacer dinero’, ‘Que te den’, ‘En la noche’... Me atreví a buscar mi propio estilo, a proponer algo diferente, y grabé mi primer álbum ‘El poder de Machín’,  que refleja esa fusión sin complejos y con mucha frescura.

–Se autocalifica como ‘cantaora’, que para Amparo Sánchez no significa exclusivamente cantar flamenco...
–Es un guiño al flamenco sin duda,  pero también a todas las cantaoras de corazón, a todas las que lo llevan dentro, sean profesionales o no, de cualquier lugar del mundo, cantoras, voces que necesitan expresar y comunicarse con el canto, que es sanador, que limpia, alegra, ser consciente de que con la melodía conectas con la gente y les haces sentir que todos estamos conectados alrededor de la música, es maravilloso.

–Su próximo disco se llama ‘Espíritu del Sol’,  es positivo y luminoso ¿Cree en una nueva humanidad?
–Creo que tenemos mucho que hacer pero que merecemos un mundo mejor y más justo y que estamos en el camino. Cada vez hay más información y conciencia de lo que esta pasando, el rico más rico, el pobre más pobre, gente sin casa, casas vacías, recortes de derechos y libertades, corrupción política... Eso es algo de lo que esta pasando en nuestro país y en el mundo en general . Vemos que ‘Don Dinero’ es la religión más practicada, pero siento que algo esta cambiando, la gente empieza a organizarse, hay nuevas propuestas políticas, hay movimientos que están parando leyes injustas. Sólo falta un poco más de unidad popular, de sentir nuestra fuerza como pueblo, de sentir nuestro poder. 

–Desde rumba a ritmos caribeños y otras músicas, ¿Cree que seremos capaces de entender que la multiculturalidad es la base del futuro?
–La multiculturalidad lleva años existiendo, en la música y en las ciudades, es el reflejo de la sociedad actual y es muy enriquecedor que así sea. Para mi no existe otra manera de hacer música que mezclar y buscar ritmos aquí y allá. En este último disco grabe un son jarocho en México, una rítmica difícil, una letra desgarradora, entrar ahí con mi estilo, fusionar con guitarras del desierto, es muy emocionante.

–No para de dar conciertos, participar en festivales y hacer kilómetros,  como en los viejos tiempos.
–En realidad no he parado nunca, pero sí es cierto que en los últimos años he trabajado mucho más fuera que en mi país. Se abrieron puertas para viajar y hacer circuitos de teatros en Europa y Latinoamérica con el cambio de Amparanoia a Amparo Sánchez, y en ese momento era lo que quería hacer. Los conciertos más íntimos, más cercanos al público, siguen siendo mis preferidos. Después,  con ‘Alma de cantaora’ empecé a tocar más y a aparecer en festivales con formatos y repertorios diferentes a los teatros y ya no he parado. También he estado produciendo a otros artistas como Bongo Botrako, Muerdo, La abuela Margarita, Chamito, etc. El trabajo como productora me ha permitido aprender otras maneras de trabajar la música y desde otro plano y he podido estar más en casa. Hay épocas que necesitas bajar el ritmo de viajes para crear y componer.

–¿Qué le parece que le consideren la máxima exponente de la movida mestiza de Barcelona?
–Es un honor, y también me hace sentirme mayor, ja, ja… Pero no me importa, cada año que cumplo es un año de crecimiento y de agradecimiento a la vida. Es cierto que se me acercan grupos de música que empiezan, y jóvenes que nunca me vieron con Amparanoia con mucha admiración y respeto y eso está bien, significa que alguna huella he dejado en el camino, muchas mujeres también me escriben o me cuentan que soy un ejemplo para ellas. Espero seguir motivando a otras mujeres a seguir sus sueños. Nunca es fácil para las mujeres ser consideradas lo máximo en algo. 

–¿Podía imaginar desde Granada que algún día estaría en Londres para recibir uno de los máximos galardones que se conceden en la Word Music?
–Desde luego que no, nunca imagine todo lo que la música me ha regalado, no sólo los premios, están los viajes, los encuentros con otros músicos, las experiencias, el crecimiento personal, la magia de la música. Yo siempre digo que la música te entrega mil veces más de lo que tu le das a ella, nunca imaginas que una canción que escribiste un día de inspiración va a ser coreada por miles de personas, o que te llevará a Nueva Zelanda o al sur de la Patagonia.

–Ha colaborado con grandes de la música de todo el mundo ¿Elegiría a alguno en especial?
–Han sido muchos, es muy difícil elegir uno, pero quizás porque la encontré hace unos días en un festival en Francia, destacaría la colaboración con Omara Portuondo, una gran dama con muchos años, pero con una voz de chica de 25, limpia y preciosa, una luz en el escenario como ninguna y una dulzura para el bolero exquisita. Está haciendo la última gira de Buena Vista y le deseo mucha salud para disfrutarla y que pronto pueda estar en su casa de La Habana meciéndose en su sillón. Cada vez que escucho nuestras voces juntas en ‘La parrandita de las Santas’ me emociono, nunca imaginé cuando la escuche por primera vez en 1996 en la canción ‘20 años’ que algún día cantaríamos juntas, un regalo de la vida.

–¿Con quién le gustaría cantar ahora y no lo ha hecho aún?
–Nunca he pensado si quiero cantar con alguien y he ido detrás para conseguirlo. En mi carrera todo ha pasado por casualidad, encuentros con química musical que han acabado en colaboraciones y más química, nunca sabes con quien vas a conectar en el siguiente paso, por ejemplo cuando estaba mezclando el disco, estaba en el mismo sitio Sebastián, el cantante de Cristal Fighters, hacíamos ‘jam’ por la noche cantando y tocando y hablamos con su novia también de grabar un tema juntos, surgen así. Vas encontrándote por el camino.

–¿Aún siente pudor y nervios cuando se enfrenta a un auditorio, sola, con una guitarra y su voz?
–Siempre tengo el nervio antes de salir, eso no se pasa nunca, da igual sola, con banda, un festival o un centro cultural, siempre está ese pellizco, que todo salga bien, que puedas encontrar las palabras y la inspiración para conectar con el público… son unos minutos de atención, concentración y nervio. 

–¿Siempre ha sido una luchadora de los derechos y libertades de la mujer. Sigue en esa batalla?
–Hasta el final, por supuesto, lucho por la igualdad, los derechos, el respeto y la libertad de la mujer, en mis canciones está el mensaje y colaboro con asociaciones y movimientos femeninos en todo lo que me es posible. 

–¿Con qué músicos se quedaría, de los muchos con los que ha colaborado?
–Son muchos y muy variados, he tenido la suerte de compartir escenario con gente muy grande de diferentes estilos, por ejemplo de Eliades Ochoa a Tiken Jah Fakoly, pero sin duda Manu Chao ha sido y es un padrino y un compañero de camino, también esta ahí Jairo Zavala, un hermano para mi, aquí en Cataluña adoro a Joan Garriga, Gerard Casajus y a Dani de Macaco, llevamos en el camino muchos años y siempre es una alegría encontrarnos y contarnos. 

–¿Qué tal la experiencia con Caléxico?
–Caléxico es el grupo más generoso que he encontrado en mi vida, nuestro encuentro fue muy casual hace 12 años y tuvimos un flechazo mutuo desde el primer día, empezamos a colaborar y ya han grabado dos álbumes conmigo, ‘Tucson–Habana’ y ‘Espíritu del Sol’, es un lujo tocar y cantar tus temas con unos músicos tan brillantes y como personas son muy divertidos, muy familiares, así los siento, familia. 

–¿Por qué dejó de ser Amparanoia?
–Necesitaba cerrar una etapa y empezar una nueva, a nivel personal y artístico, quería crear un nuevo repertorio, arriesgar en otros estilos, escuchar mi voz en formatos más reducidos y también firmar mis discos con mi nombre y apellido. 

–Con ‘Tucson–Habana’, en 2010, pareció abandonar la luminosidad de esa etapa para entrar en territorios más íntimos. ¿Es cierto que ahora mezcla todo eso, el intimismo y la explosión colorista?
–Sí, depende mucho del formato que me acompaña y el tipo de evento, pero estamos haciendo festivales con miles de personas delante y una propuesta más interactiva y bailable, y al mismo tiempo fechas en sitios pequeños con pocos instrumentos pero mucha complicidad y energía también.

–Además de preparar un nuevo disco en solitario, está a punto de presentar un libro autobiográfico...
–El  7 de octubre se edita el tercer álbum como Amparo Sánchez, y a finales de agosto mi primer libro, autobiográfico, donde voy describiendo en clave de diario los pensamientos y hechos que me ocurrieron en la adolescencia. Estaré presentándolo en Granada el 24 de septiembre en la facultad de Derecho, el día que cumplo además 45 años.

–Creo que se trata de una etapa difícil en la que la violencia de género tiene un papel importante. 
–Si, está el tema de la violencia de género, que sufrí y que me ha hecho decidirme a compartir esta etapa, pero como modelo de superación y denuncia. Quiero transmitir que es posible salir, que siempre aparecen guías y luces para salir de una relación así, pero también de la experiencia de ser madre adolescente, de querer cantar... Me gustaría que llegara a chicas jóvenes como prevención, y a mujeres de todas las edades que se reconozcan o no, pero que sean conscientes del gran problema social que es la violencia de género y que sirva para hablar del tema, para visibilizarlo.

–¿Qué le dice a quienes creen que esas situaciones solo le ocurren a otras?
–Que están más cerca de lo que imaginamos, según un informe de la ONU las mujeres tienen más posibilidades de morir a manos de sus parejas o familiares que por la guerra, el cáncer y la malaria todas juntas. Sólo hay que querer mirar y el problema está ahí, en todas las edades y clases sociales. 

–Granada es una tierra de mestizaje. ¿Lo siente así?
–Desde luego, pura mezcla y una maravillosa diversidad desde siempre. 

–Aquellos tiempos de Amparo & The Gang, de conciertos con los Cero, con TNT... ¿Le traen buenos recuerdos?
–Claro, eran los grupos de mi época, los mayores, de los que aprendíamos los que empezábamos a mediados de los 80. Recuerdo un concurso en Salobreña que quedé segunda, los primeros fueron Lagartija Nick, llegaron refrescando el panorama granadino y mira todo lo que consiguieron después a nivel nacional y sobre todo con el disco ‘Omega’, de Morente, que es lo mejor que se ha hecho en Granada, bajo mi punto de vista.

–¿Le gustaría rememorar aquellas canciones en un escenario, con sus protagonistas... con Lapido, José Antonio García, Quini Almendros, los Arias, Ángel Doblas...?
–Sé que hubo un encuentro hace unos meses de músicos de Granada de todas las épocas, a mi nadie me invito, también saben que vivo fuera y que viajo mucho, pero estaría encantada de participar si vuelven a hacerlo y me invitan.

–¿De Granada, qué llevaría siempre consigo?
–La luz de la ciudad, la foto de Sierra Nevada al fondo cubierta de nieve, el Sacromonte, la magia del Albaicín, las cañas del medio día y sus tapas, el flamenco una noche de verano, el encuentro con los amigos y la familia. 

–¿Qué le dicen cuando comenta que es granadina?
–Como te decía antes siempre hay una sonrisa y una mirada nostálgica, hay muy buena fama por el mundo de que es una ciudad preciosa y mágica.

–¿Volverá a Granada?
–Vuelvo siempre que puedo, pero a vivir… no lo sé, el tiempo dirá! Tengo muchos lazos con Latinoamérica y siento que algún día iré a vivir por allí… Pero puede que de viejita me retire en un Carmen en el Realejo.


 
25 marzo 2010 Teatro Lara, Madrid
Crónica por Nieves Herranz Muñoz - IndyRock
Fotos Silvia Casado Pérez - IndyRock

Amparo envuelve  y balancea
por Nieves Herranz Muñoz - IndyRock
Elegantes, sobrios, casi al completo de negro, para avisar desde el comienzo al despistado que aún no se hubiese enterado que no, que esto ya no es Amparanoia, la explosiva y colorida aventura pasada de Amparo Sánchez. Durante tres días ha venido a la capital a contárnoslo en un lugar mágico, el precioso Teatro Lara, con su sabor clásico y añejo, que acogió el pasado día 25 la última de las actuaciones para presentar “Tucson-Habana”, primer disco de este nuevo proyecto de la granaína.

Poco más de la hora prevista y el silbido de un tren anunciaba el viaje por los múltiples sonidos y estilos por los que nos iban a invitar los 7 músicos que salieron al escenario, desgranando al completo ese disco que tan buena acogida ha recibido y que tanto deseábamos ver plasmado en directo. Un pequeño problema con el ampli, nada mejor que enfrentarse a ello desde el comienzo para que una vez resuelto los nervios desaparezcan entre el caluroso aplauso de la gente después de la firme carta de presentación que es “Aquí estoy” y a la que sigue “Hoja en blanco”, temas que demuestran el perfecto engranaje de la banda (piano, contrabajo, violonchelo, batería, trompeta, guitarras). Sonidos cálidos y como indica la propia Amparo al presentar “Sé que no sé”, unos temas sinceros escritos con el corazón y unas letras íntimas que no dejan de parecerme tantas veces puro existencialismo, tan humanas, tan llenas de miedos y esperanzas. Dos palabras se mezclan constantes en mi cabeza durante todo el concierto: intimidad e intensidad. Sonidos fronterizos anunciados por el propio título del disco, y aplausos firmes y aparentemente breves que lo que dicen con ansia es “callémonos ya, queremos más de tu música”. Con “Mon ami, mon amour” se llena el escenario con la palabra Bonita, así, con mayúscula, y la música envuelve y balancea a todos los presentes mientras la guitarra eléctrica “habla” (qué buenos y expresivos sonidos es capaz de sacar el sr. Arkarazo, caray). 

Tras este corte que canta al amor desde la experiencia y la serenidad que demuestra tener esta mujer, también hay hueco para la crítica y el humor ácido con “Paraíso Flotante”, cargado de reminiscencias sonoras que van del vals al mismo mediterráneo y que el público acompaña con los coros, intuyendo que un poco más revolucionado y con una pizca de rumba o ska, este tema podría haber sido purita Amparanoia. Es con “Mi suerte” cuando volvemos al intimismo del que hablaba de la mano de Amparo, que nos habla de las lágrimas que le han caído al escribir y cantar esta canción, y la creemos al comprobar cómo pasa con su garganta de la fuerza de la queja al lamento del dolor constantemente. Hasta el violonchelo parece llorar a pesar del fondo optimista sobre el que se apoya el tema, momento idóneo para enlazar con un clásico reinventado por la cantante: “La gata sobre el tejado”. Es aquí cuando demuestra algo que es una constante que destaca durante todo el disco: su mejor conocimiento y exploración de su voz, dando en este momento lo mejor de sí misma, algo que quedaba ligeramente en segundo plano en su anterior proyecto debido a toda la fiesta de colores que suponía su música. Perfecto control pues de su voz al bajar la intensidad, arrastrar su voz arenosa, y sincronizarse deliciosamente con el tacto del piano y el chelo, contenidos y explosivos los tres. Sin duda uno de los momentos más exquisitos de la velada.

Para salir del ensueño aparece de nuevo la banda y toman la carretera  con “Turista accidental”, elevando la fuerza de todo el conjunto y acercándonos después al sol jamaicano con “Quisiera, pero”, al que le sigue una canción  que de nuevo se acerca a la actualidad y a la crítica y que es “Mujeres sin miedo”, donde vuelve a destacar el sonido de la guitarra eléctrica. Con  “Corazón de la realidad” seguimos viajando por paisajes mexicanos mientras recomprobamos a través de lo estático de la banda, la elegancia jazzística y la sobriedad en las luces que esto es una delicatessen a disfrutar con todos los sentidos. Con “La parrandita de las santas” aterrizamos en Cuba y el público lo festeja cantando para alejar la mala suerte como informa Amparo en la presentación. Gran sólo de trompeta, ganas de fiesta, tremendo aplauso y de nuevo el silbido y traqueteo de un tren que anuncia el supuesto fin del viaje (nadie lo quiere, es obvio, y los aplausos, silbidos, gritos y pataleos pronto sacan a parte de la banda de nuevo al escenario). Dos guitarras y una voz nos cantan la casi nana-mexicana que es “Desde siempre”, seguido de un “ándale!” como grito de guerra que da comienzo a la calexica “Colours from Cuba”, que realmente sabe a ron y tequila. Así, deja paso al “Apagón en la Habana” para  poner punto final al concierto con una fiesta cubana y la improvisación-agradecimiento con la que suele obsequiarnos esta mujer en sus conciertos. El público feliz abandona sus butacas con la inevitable sonrisa que contagia Amparo Sánchez, pues aunque cambien las formas en el fondo de su música siempre late la misma palabra: Vida.


4 febrero 2010 Planta Baja Granada
Fotos Merche S Calle © IndyRock 
Video directo y video entrevista : IndyRock
El canto redentor por Enrique Novi - IndyRock
Amparo Sánchez  Tucson-Habana   por Diego Soto-Indyrock

 



El canto redentor
por Enrique Novi - IndyRock
Amparo Sánchez ha protagonizado la última entrega hasta la fecha de la serie PlantaBásico, una estupenda iniciativa por la que la sala invita a destacados artistas del panorama local, que normalmente presentan su trabajo en recintos de mayor aforo, a hacer lo propio reduciendo el equipaje a lo esencial. Si antes fueron José Ignacio Lapido y Antonio Arias, el jueves le llegó el turno a la alcalaína que paseó por el mundo su lado más fiestero al frente de Amparanoia. Ahora parece haberse desprovisto de la fanfarria y el colorido de aquel proyecto para mostrarnos su cara más íntima y sosegada. Han sido doce largos e intensos años en los que ha tenido ocasión de patear el mundo y conocer tantas caras como para confundirlas. Tal vez por eso haya sentido que ha llegado el momento de soltar el lastre de su paranoia, pararse un poquito a pensar y hacernos algunas confesiones a media voz y ritmo pausado. 

Sobre las tablas apareció agarrada a su guitarra acústica y acompañada por el buen hacer de Jordi Mestres a la eléctrica. Los sutiles y precisos arreglos con que el catalán arropó sus canciones se antojaban los idóneos para el tono confesional que imprimieron a su actuación. Pero además, es que ese mismo tono confidencial y de redención es el que rezuma su último trabajo, el álbum Tucson-Habana que acaba de poner en circulación estos días y el primero después de muchos años que firma con su propio nombre. No es un gesto gratuito ni casual, pues efectivamente Amparo se encuentra en un momento de transición, de esos en los que uno echa la vista atrás para recapitular, respirar profundamente en un suspiro de los que conmueven y armarse de valor para seguir adelante. El disco está grabado con una banda completa, chelos, trompetas, contrabajo, batería y guitarras con la ayuda de sus amigos de Calexico en Tucson, primero, y en La Habana, después. Pero a pesar de ello su tono melancólico y su temática nostálgica se adaptan como la mano al guante al formato acústico que planteó en su concierto del jueves. Y así prácticamente todo el repertorio que interpretó es el que ha incluido en el nuevo álbum. 

Un viaje que empieza en las polvorientas calles de Arizona, se empapa de las perezosas cadencias que impone el calor del desierto para ir poquito a poco acercándose a los mares del caribe, a los ritmos soneros y a los lamentos arrastrados de los boleros. Desde la sinceridad que se transmite cuando se pone el corazón abierto, con sus cicatrices, en la interpretación. Y así completó una actuación más en Planta Baja, aunque esta vez muchos descubrimos un ansia redentora inédita en otras ocasiones.


Amparo Sánchez  Tucson-Habana   Pias 2010
por Diego Soto-Indyrock

Desgarradoras historias en sonido analógico. Amparo Sánchez , la que fuera líder del exitoso proyecto Amparanoia (y anteriormente, miembro de Amparo y Los Reputados ), ha vuelto a los terrenos del juego independiente, esta vez en solitario- y parece que definitivamente- para presentar su nuevo trabajo, ‘Tucson-Habana’(Pias, 2010). Confiesa que ha dejado la noche y que reflexiona bajo la sombra de la Ceiba para fijar una nueva hoja de ruta guida por la introspección y el conocimiento personal  aumentando si cabe el afán que la mueve: comunicar. Grabado entre los míticos estudios EGREM (Cuba) y los más actuales Wabelab de Arizona, cuenta con la colaboración de Joey Burns y John Covertino, actuales componentes del proyecto indie-rock Calexico. En este arenoso disco se mezcla con dulzura el vetusto Caribe de Méjico y Cuba con la cálida rudeza de Arizona. Un triángulo que encaja a la perfección con la actitud de esta vitalista compositora quien se define como “actitud rock y sentimiento de son y ranchera”. Un extenso recorrido compuesto por catorce acogedoras pistas de fina pluma y emulación vocal a la mejor Chavela Vargas, en el que además, cuenta  con la colaboración de la dama del son cubano, Omara Portuondo. Este debut a solas demuestra la polivalencia compositiva de esta universal jienense. 


www.amparosanchez.info


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO



vídeopromoción


PROMOCIONADO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es