.
.
Buscar 
Bandas de la A-Z
Conciertos, agenda
Festival, agenda
Noticias
Fotos directo
IndyRock inicio



.

HISTORIA 4, 5 y 6 de agosto Benicassim
.
El Festival Internacional de Benicàssim nació en algún momento de 1994 cuando Miguel y José Luis Morán -responsables de la Sala Maravillas de Madrid -, Luis Calvo -responsable del sello discográfico Elefant Records- y Joako Ezpeleta -editor de la revista Spiral- decidieron promover un festival internacional, básicamente orientado al pop de vanguardia más independiente. Marginado -¿ignorado?- por los medios de comunicación de nuestro país y profesionales del mundo de la música en general, así como por un amplío espectro de la población juvenil hacía el que estaba orientado.
Las personas antes mencionadas estaban en disposición de asumir la responsabilidad que conlleva promover un evento de este tipo, ya que sus respectivos negocios se habían constituido en el mejor barómetro del mercado potencial que existía en 1994 en nuestro país y en una plataforma de lanzamiento inmejorable para llevar a buen término la empresa. Aún así, el desconocimiento de las líneas maestras del mundo de la contratación y de la producción, en general, se convirtieron en un handicap importante a la hora de plantearse la primera edición del festival y hubo que recurrir a la experiencia contrastada de profesionales del sector, siendo, finalmente, la empresa Sold Out la contratada para encargarse de dichos aspectos. 
1995 fue el año elegido para celebrar la primera edición del que a partir de entonces pasó a denominarse Festival Internacional de Benicàssim. El cartel se confeccionó en base a la demanda del mercado y con la intención de ofrecer al público español un amplío abanico de los sonidos más vanguardistas y las propuestas más arriesgadas que estaban funcionando en toda Europa y, especialmente, en Reino Unido. La presencia de nombres como Ride, The Charlatans, Supergrass, Los Planetas, Australian Blonde, Cranes, Carter USM, Mega City Four, etcétera, dieron al cartel la consistencia necesaria para captar la atención de público y medios y ganar, de esta manera, la confianza de la escena musical más vanguardista del país. El recinto que se eligió fue el Velódromo de la localidad de Benicàssim. Un espacio abierto con capacidad para albergar a 10.000 personas, que en principio fue la cifra que se barajó como tope para esa primera edición. El número final de asistentes fue de 9.000 personas. El buen hacer de la Organización se vio reflejado, sobre todo, en la excelente impresión que se llevaron los artistas internacionales. Carter USM declararon meses más tarde que el FIB era el mejor Festival en el que habían estado en su vida.
1996 fue un año de transición y el Festival se celebró en base a los postulados del primer año. En el cartel se incluyeron a estrellas de relumbrón como The Jesus & Mary Chain, The Stone Roses, Orbital, The Chemical Brothers, auténticos desconocidos en proyección ascendente como Catatonia y estrellas por consagrar como Garbage, además de lo más granado del panorama independiente español: Manta Ray, Mercromina, Automatics, Parkinson D.C., Beef, Paperhouse, Silvania, etcétera. La segunda edición se saldó con unas cifras de asistencia muy similares a la primera. Por otro lado, resaltar que en 1996 se apuntaron algunas novedades que se concretarían en posteriores ediciones. Nos referimos a la fiesta de bienvenida del jueves y a la inclusión de grupos electrónicos en el cartel. También fue ésta la edición de las despedidas, ya que tanto Joako Ezpeleta como Luis Calvo abandonaron la organización del Festival a finales del 96, quedando los hermanos Morán como únicos promotores del mismo. 
La tercera edición supuso un auténtico revulsivo para la Organización, ya que la misma se planteó metas mucho más ambiciosas desde todos los puntos de vista. Se establece, por primera vez, una programación extra musical con el I Ciclo de Cine y Música y una fiesta de clausura, que no se pudo celebrar debido a las inclemencias climatológicas que dieron al traste con la última jornada del festival. A la programación del escenario Maravillas -escenario principal- con cabezas de cartel de la envergadura de The Chemical Brothers, Suede y Blur, se añadieron dos escenarios más: Escenario Maraworld, en el que se programaría a los grupos de pop con propuestas más arriesgadas -Diabologum, Space y Broadcast como cabezas de cartel-, y la Carpa Galax Nitsa, en la que se celebraron todos los conciertos de música electrónica. El Festival continuó desarrollándose en las instalaciones deportivas del Velódromo de Benicàssim y el número final de asistentes osciló entre los 16.000 y 18.000. Este incremento tan importante de público, obligó a la Organización del FIB a plantearse el traslado de los conciertos a un nuevo recinto. La tremenda repercusión del acontecimiento, en los medios de comunicación, de España y parte de Europa, sumado al fuerte incremento de asistentes consolidó definitivamente el proyecto.
Las ediciones de 1998 y 1999 se han celebrado en el nuevo recinto, situado en uno de los márgenes de la N-340 a su paso por Benicàssim, y que tiene capacidad para 30.000 personas. La idea, desde el principio, fue la de personalizar los espacios que iban a dar cobijo a las distintas actividades a desarrollar en dicho recinto. Por un lado, se habilitaron los espacios para albergar los distintos escenarios; Escenario Maravillas -escenario principal-, Escenario Maraworld -escenario destinado al pop más vanguardista-, Carpa Galax Nitsa -música electrónica- y FIB Club -chill out-. Por otro, se crean diversas áreas de descanso, zona de prensa, carpa de moda, feria, etcétera.
La edición de 1998 presentó un cartel de auténtico lujo. Nombres como Björk, el mejor concierto de su vida según sus propias palabras, Primal Scream, The Jesus & Mary Chain, Sonic Youth, PJ Harvey, Tindersticks, Spiritualized, Teenage Fanclub, Fatboy Slim, Goldie, James Lavelle, Basement Jaxx, Red House Painters, Gorky´s Zygotic Mynci, etcétera, hablan por sí mismos. El número total de asistentes se situó en torno a 22.000 personas. Esta edición también estuvo marcada por la definitiva consolidación de las actividades extra musicales, contando con una amplía programación que fue desde el cine hasta los cursos de verano, pasando por el teatro de calle y la pasarela de moda.

La última edición hasta la fecha, ha sido la del año 1999, en la que los principales atractivos fueron Blur, Suede, Massive Attack, Ocean Colour Scene, The Jon Spencer Blues Explosion, Bis, Stereophonics, Mercury Rev, The Charlatans, The Chemical Brothers, 4 Hero, Cassius, Les Rythmes Digitales, Jimi Tenor, etcétera. El número de asistentes se situó en 25.000. Respecto a las actividades extra musicales, reseñar que se incorporó la Danza a la programación de las mismas. Con el éxito de la edición de 1999 se ha reforzado aún más, si cabe, la posición del Festival Internacional de Benicàssim, tanto a nivel estatal como europeo. Los artistas continúan hablando maravillas de la Organización, baste la presencia de The Chemical Brothers durante cuatro ediciones consecutivas para corroborar lo que decimos. Cada edición crece el número de asistentes, los medios de comunicación se vuelcan con el evento, los medios extranjeros cada año son más numerosos.


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es