VÍDEOS EN INDYROCK TV
Vídeo directos del festival Bilbao Live BBK, cortesía de la organización..

----
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
Edición 2014
Edición 2013
Edición 2012
Coldplay en 2011

Pearl Jam triunfa en el BBK 2010
Crónica por Jon Pagola - IndyRock
Sol y fresco en el alto de Kobetas (2009)

por Jon Pagola - IndyRock
ZZTop y Madness en Bilbao BBK Live 2008
Edicion 2006
.
Bilbao BBK Live 
EDICIONES ANTERIORES - Datos básicos, crónicas, fotos...
Edición 2015
Edición 2011/ Edición 2010 Edición 2009 
Edición 2008 / Edición 2006
BILBAO BBK LIVE 2010
8, 9 y 10 de julio Kobetamendi, Bilbao
Pearl Jam triunfa en el BBK
Crónica por Jon Pagola - IndyRock


Foto Manuel Medina - IndyRock

La quinta edición del BBK Live 2010 vino a confirmar la sospecha de que a Bilbao le sienta bien la música de raigambre rockera. Aupado por un cartel que, en parte, venía a cubrir el hueco dejado por el Festival de heavy metal Kobetasonic, Pearl Jam se convirtió en el auténtico triunfador de una quinta edición que tiró de exitosos grupos de rock más o menos duro que triunfaron en los 90 (Alice in Chains, Faith No More, Manic Street Preachers), junto con otros más veteranos (Slayer, Paul Weller) y hasta alguna pincelada pop-rock más actual de la mano de Los Campesinos!, Wilco o Jet. Según la promotora de música Last Tour International, organizadora del evento, ésta ha sido la edición más exitosa: más de 75.000 personas asistieron a las tres jornadas repartidas entre los días 8, 9 y 10 de julio. 

Fuera de lo estrictamente musical, hubo pocas novedades con respecto al año pasado. Quizás, debido a una mayor afluencia de público, el viernes se colapsaron más de la cuenta los servicios prestados por los organizadores formándose largas colas para subir a los autobuses de salida desde Bilbao. Los urinarios públicos también se quedaron escasos y conseguir un bocadillo en los pocos establecimientos abiertos se convirtió, en más de una ocasión, en una aburrida misión. Por lo demás, y como nota positiva, volvió a brillar la seria realización técnica de los conciertos. Todo funcionó a las mil maravillas; desde las pantallas de vídeo de los dos escenarios, pasando por el sonido y los horarios de los conciertos programados. La elección del monte Kobetas tampoco se discute: es un bonito paraje verde, amplio y cómodo desde donde se divisa una espectacular panorámica de la ciudad. 

Viernes, 9 de julio
Por cuestiones de agenda, este cronista no llegó a tiempo a la jornada inaugural donde parece ser que Rammstein hicieron de las suyas con un espectáculo lleno de provocación y efectos pirotécnicos que a algunos abrumó y, a la mayoría, dejó más que saciada. Gogol Bordello fue la primera banda en llenar el escenario principal y la única en su especie de todo el Festival. La suya es una propuesta de buen rollo y mestizaje a más no poder y que gustará a los fans de Manu Chao, The Clash o la música zíngara de Europa del Este. Excesivamente teatreros y, por lo tanto, aburridos para unos, otros parecían pasárselo en grande.

Paul Weller era uno de los platos fuertes del día y parecía extraño que lo relegasen al escenario pequeño. Apareció con un aspecto excelente y rejuvenecido y las primeras canciones ("From The Floorboards Up", "Moonshine", "Wake Up the Nation") entraron como un tiro, aunque a medida que avanzaba el concierto se fue desinflando poco a poco por culpa de un afán innovador en el que anda metido últimamente y que acabó por desvirtuar algunas de sus mejores canciones en solitario, como "Wild Wood" y "Broken Stones". En el tramo final volvió el mejor Weller dejando un magnífico sabor de boca con un par de rescates de The Jam y un final para el recuerdo: "Come On/Let´s Go" y "The Changingman".

Pero las más de 30.000 personas que se desplazaron al Festival no estaban allí para ver al gran Paul Weller. A juzgar por sus camisetas negras y atuendos más bien desaliñados, la del viernes era la noche grunge que popularizaron bandas como Pearl Jam y Alice in Chains. Estos últimos parecieron oficiar de teloneros del grupo de Eddie Vedder con un sonido más escorado al heavy y desde hace unos años tratando de superar la muerte de Layney Staley con nuevo cantante, William Duvall, que tuvo el detalle de acordarse de su predecesor en la canción 'Nutshell'. Tratando de mirar hacia adelante, se centraron en su elogiado último disco de estudio ("Black Gives Way to Love", 2009) y calentaron el ambiente lo suficiente antes de la llegada del grupo más esperado, no sólo de la noche, sino de todo el Festival. 

Pearl Jam estuvo a la altura de las expectativas, en un concierto estupendo de principio a fin que vino a reivindicar el rock de masas en su estado más puro. Puede que haya llovido desde la aparición de discos como "Vitalogy" (1994) o "No Code" (1996) pero sus canciones envejecen tan bien como la botella de vino que fue bebiendo Vedder durante un show largo, vibrante y del que deberían tomar nota nuevas y viejas bandas de rock and roll. Empezaron con caballo ganador ("Do The Evolution") y desde ahí sonaron todos sus grandes éxitos con canciones inmortales como "Alive" y "Given To Fly" a la cabeza.

Sábado, 10 de julio

Cuando parecía que Pearl Jam iba a fagocitar el resto del Festival, el sábado por la tarde apareció Jeff Tweedy rodeado de media docena de guitarras acústicas para demostrar que otro concierto de rock (sin estridencias, íntimo) es posible. Sin el revestimiento de su banda mayor, Wilco, Tweedy se comporta más Dylan que nunca, obligadas gafas Ray-Ban y armónica incluídas. Fue una magnífica y cálida delicia. Antes, pasaron por el escenario principal los vitamínicos Los Campesinos!, quizás el grupo más pop de todo el cartel y que no desentonaron en absoluto en medio de tantas bandas de rock recio; sus canciones siempre pegan en un soleado día de verano. 

El primer baño de masas de la noche, tras el disfrutable pase setentero de The Soundtrack of Our Lives, corrió a cargo de los Manic Street Preachers. Como en el caso de otros grupos del BBK Live, los mejores discos de los galeses se publicaron en los años 90 y, quizás por eso, arrancaron con ese trallazo llamado "Motorcycle Emptiness", sin duda una de las mejores canciones de su respertorio. El resto del show fue emocionante, épico y con momentos realmente brillantes. Se despidieron con "If You Tolerate This, Your Children Will Be Next" con el público coreando esos "Aahh" finales, como si aquello fuera un concierto de U2. 

Puede que el cóctel de estilos de Faith No More se le atragante a más de uno, pero es innegable que la voz de Mike Patton tiene el enorme mérito de saltar de un temazo soul ("Reunited") al heavy metal en un suspiro, atreviéndose incluso a meter "Pocker Face" de Lady Gaga en una de sus canciones como quien no quier la cosa y hasta rindiendo tributo a Burt Bacharach en "This Guy´s in Love With You". Se merecen, al menos, un serio respeto. Por último, los australianos Jet lo intentaron, pero la sombra de "Are You Gonna Be My Girl" es demasiado alargada para estos chicos ya no tan jóvenes.



Jueves 8 julio

ESCENARIO 2
17.30 h – RISE TO FALL
18.20 h – VOLBEAT 
20.15 h – SKUNK ANANSIE
22.35 h – SLAYER
1.35 h – ANTI-FLAG

ESCENARIO 1
19.10 h – BULLET FOR MY VALENTINE
21.20 h – RISE AGAINST
23.50 h – RAMMSTEIN



Viernes 9 julio

ESCENARIO 2
16.30 h – CAPSULA
17.50 h – GOMEZ
19.25 h – COHEED AND CAMBRIA
21.30 h – PAUL WELLER
2.05 h – DROPKICK MURPHYS

ESCENARIO 1
17.10 h – WILD BEASTS
18.35 h – BIFFY CLYRO 
20.25 h – GOGOL BORDELLO
22.50 h – ALICE IN CHAINS
0.30 h – PEARL JAM



Sábado 10 julio

ESCENARIO 2
16.30 h – ZAIN
17.50 h – THE MACCABEES
19.25 h – JEFF TWEEDY
21.40 h – FEEDER 
2.00 h – JET

ESCENARIO 1
17.10 h – ERASO
18.35 h – LOS CAMPESINOS!
20.35 h – THE SOUNDTRACK OF OUR LIVES 
22.50 h – MANIC STREET PREACHERS
0.25 h – FAITH NO MORE


Edición 2009
Bilbao BBK Live 
09 (9-10-11 julio)
Sol y fresco en el alto de Kobetas 
por Jon Pagola - IndyRock
La cuarta edición del Bilbao BBK Live resultó tan desigual como auguraba su cartel. El Parque situado en el  alto de Kobetas, donde se puede disfrutar de una magnífica panorámica de la ciudad, acogió propuestas imposibles de encajar –el concierto de Asian Dub foundation  precedió al de Primal Scream, por poner uno de los ejemplos más extravagantes- y que acabó siendo un tanto desconcertante en nombre de la sagrada variedad. El tiempo fue un fiel reflejo de todo esto: calor durante el día y el típico fresquito vasco por las noche, pasando del pantalón corto a una cazadora consistente en cuestión de unas pocas horas.
Es verdad que el formato elegido no ayuda en festivales tan heterogéneos como éste. Los conciertos no se solapan y van sucediéndose uno tras otro, normalmente del escenario 1 al 2, por lo que no queda más remedio que soportar o disfrutar de todas y cada una de las actuaciones. Quizá, en otros certámenes estilísticamente más definidos tenga sentido, pero en Bilbao no parece la mejor opción. 
Por otro lado, cabe destacar el buen ambiente del variopinto público congregado, mucho menos encasillado que en otros festivales, el excelente sonido de los escenarios y, en general, una eficaz organización de la que muchos otros deberían tomar nota. Con todo, y si afina más su identidad, BBKLive puede convertirse en el gran Festival del verano, junto con el FIB. 

Jueves, 9 de julio
Por cuestiones de agenda, este cronista llegó justo a tiempo al concierto que dió Depeche Mode el jueves por la noche. Sin duda alguna, era el reclamo principal del BBK Live 2009 y el único grupo capaz de aglutinar las distintas tribus urbanas congregadas. La banda inglesa se encuentra inmersa en la gira de presentación de su nuevo disco “Sounds Of the Universe” y las primeras canciones, incluida la notable “Wrong”, fueron las encargadas de abrir un repertorio sin grandes sorpresas y centrado en sus grandes éxitos. Cayeron los principales singles del “Violator” (89) y “Songs Of Faith and Devotion” (93), y se rescataron algunas piezas de los ochenta y otras más recientes, con “Personal Jesus” ejerciendo de broche final. No hubo momentos especialmente brillantes, pero el grupo liderado por Dave Gahan estuvo a la altura de lo que se espera de ellos, con el típico concierto que deja a todo el mundo,  más o menos, satisfecho. 
A continuación, y tras la previsible espantada de los fans de Depeche Mode,  Basement Jaxx ofrecieron una mezcla de estilos acorde con el Festival que, sin embargo, ha envejecido peor de lo que se podía esperar y que empujó a varios de los asistentes a coger sitio en la carpa de los DJ´s, mientras otros muchos se lo pasaban pipa con el house reciclado de los ingleses.

Viernes, 10 de julio
La temprana salida de Supergrass la tarde del viernes animó a bailar a la gente tirando de viejos hits y Babyshambles ofrecieron más de lo mismo, desconcierto y genialidad, con un amago de versión de Billy Jean que más tarde remataría Chris Cornell  en un show que no se salvó ni rescatando parte del repertorio de Soundgarden. Aunque probablemente, lo más comentado del día, junto con el modelito que lucía Perry Farell, de Janes Addiction, al más puro estilo Eva Nasarre, fue el sopor causado por Dave Mathews Band con canciones eternas o que, al menos, así lo parecieron.
Antes del gustazo que fue ver a Echo & The Bunnymen, de la quema se salvaron Kaiser Chiefs, que al menos animaron al público con una actuación hiperactiva de su líder, Ricky Wilson , que se subía por el andamio del escenario como aparecía por los rincones más insospechados. Más allá de sus méritos musicales, son un valor seguro en todo festival.

Y ya bien entrada la noche, justo enfrente de una enorme  luna que iluminaba el escenario 2 del BBK Live, salieron, por fin, Echo & The Bunnymen. Y no sólo no defraudaron, sino que estuvieron a años luz del resto. Empezaron a lo grande, con “Rescue” y “Villiers Terrace”, y para entonces, la clase y elegancia del grupo y la preciosa voz de Ian McCulloch, habían entrado de lleno en el corazón del público. Más adelante, “Seven Seas”, en formato acústico, sonó preciosa, tanto como uno de los momentos mágicos que fue esa maravilla brit-pop llamada “Nothing Lasts Forever”, mientras que la majestuosa “The Killing Moon” casi pasaba desapercibida en un set tan completo. De su inminente disco “The Fountain” hubo excelentes noticias gracias a una preciosa canción del que no desvelaron su título  y cerraron con un “Lips Like Sugar” que supo a gloria. Viéndolos, parece mentira que Echo & The Bunnymen hubieran entrado en el cartel a última hora en vez de haber apostado por ellos desde un principio.

Sábado, 11 de julio
El gran sabor de boca con el que se despidió la segunda jornada tuvo su equivalente apocalíptico en un estupendo concierto de Rock & Roll. Pasadas las diez y media de la noche, Primal Scream pusieron a arder su repertorio demostrando, una vez más, que suenan infinitamente mejor encima de un escenario que en el estudio. Da lo mismo que al sexteto comandado por Bobby Gillespie le dé por arrancar con su efectivo último single, “Can´t Go Back”, pise el freno en “Damaged”, se ponga a disparar apuntando las guitarras al público  con “Shot Speed/Kill Light” o que se reencuentren con la psicodelia futurista de “Kill All Hippies” y “Swastika eyes” al final del concierto. Se mire por donde se mire, lo suyo es puro Rock & Roll, como dijo el propio Guillespie antes de rematar la faena con “Rocks”, una canción que parece estar escrita por los Rolling Stones en 1968 y “Accelerator”. 
Pese a todo, el plato fuerte del día lo protagonizaban Placebo. Había curiosidad por saber cómo se defendía el nuevo batería, que acabó saludando a los fans de las primeras fila. El grupo sonó realmente bien, lástima que el repertorio elegido no tuvo apenas concesiones a los tres primeros discos del grupo y que para cuando se acordaron de tocar “Every You Every Me” ya era demasiado tarde entre tanta poca sustancia. 

El fin de fiesta, por decir algo, lo pusieron Fischerspooner. Lo suyo fue un despropósito en toda regla: voces pregrabadas y semi playback, discursos aburridísimos que acabaron por cansar al público y hasta repitieron su gran éxito “Emerge” en el bis. Una pena después de las excelentes críticas recibidas tras su paso por Madrid.


La tercera y última jornada del Bilbao BBK Live 2009 ha registrado una asistencia de 17.956 personas. La actuación de Placebo pasada la medianoche ha sido el punto culminante de un día marcado por las elevadas temperaturas. Antes que el trío británico han pasado por los dos escenarios del Bilbao BBK Live Primal Scream, Asian Dub Foundation, Cycle o Phenomenal Handclap Band, entre otros. 
Los encargados de cerrar la jornada de conciertos han sido Fischerspooner para que el broche a la cuarta edición del festival lo pusieran posteriormente los DJs de la carpa Vodafone.
La asistencia global del festival asciende a 52.663 personas.


La segunda jornada del Bilbao BBK Live 2009 ha registrado una asistencia de 16.198 personas. El buen nivel artístico de la primera jornada ha tenido continuidad en esta segunda desde primera hora de la tarde. Los navarros El Columpio Asesino han desafiado al calor con los temas de su último disco ‘La Gallina’ y lo mejor de su repertorio; Supergrass han dejado claro que lo suyo es hacer bailar a la gente y Pete Doherty ha levantado pasiones al frente de sus Babyshambles. 
Dave Matthews Band han demostrado porqué son una de las bandas más populares al otro lado del Atlántico; Chris Cornell ha sorprendido con un gran concierto de rock and roll rescatando lo mejor de su carrera y Kaiser Chiefs han devuelto el toque del brit-pop predominante en el cartel al público, que desde las primeras filas agarraba de la camisa a su entregado vocalista, Ricky Wilson.

La hora de Jane’s Addiction ha llegado pasadas las once y media de la noche y Perry Farrell y los suyos no han decepcionado a nadie y han demostrado que siguen manteniendo toda la magia que hizo que se convirtieran en una de las mejores bandas de rock de finales de los 80. El cierre ha corrido a cargo de Echo & The Bunnymen y posteriormente han tomado el relevo los DJs de la carpa Vodafone.


BILBAO BBK LIVE 2009: 18.509 PERSONAS EN LA PRIMERA JORNADA

La primera jornada del Bilbao BBK Live 2009 ha registrado una asistencia de 18.509 personas. Desde primera hora de la tarde se ha registrado una elevada afluencia de público, que ha ido incrementándose progresivamente a medida que se iba acercando la hora de actuación de Depeche Mode, sin duda, las grandes estrellas de la jornada.

La banda británica ha ofrecido un show de casi dos horas con la presencia de la gran mayoría de sus éxitos y ha hecho vibrar a las casi 20.000 personas congregadas en Kobetamendi. Antes que Depeche Mode habían subido al escenario Editors, The Ting Tings, Vetusta Morla o The Gaslight Anthem, mientras que Basement Jaxx han sido los encargados de cerrar la noche. Después han tomado el relevo los DJs de la carpa Vodafone.



JUEVES 9 JULIO
Escenario 1
17:00h – Motor
18.30h – Vetusta Morla
20.40h – Editors
22.30h – Depeche Mode

Escenario 2
16.30h – Lain
17.40h – The Gaslight Anthem
19.30h – The Ting Tings
0:15h – Basement Jaxx



VIERNES 10 JULIO
Apertura Puertas – 16:00h

Escenario 1
17:25h – Supergrass
19:15h – Dave Matthews Band
22:00h – Kaiser Chiefs
23:40h – Jane’s Addiction

Escenario 2
17:00h – El Columpio Asesino
18:20h – Babyshambles
20:35h – Chris Cornell
1:15h – Echo & the Bunnymen



SÁBADO 11 JULIO

Escenario 1
18:00h – Cycle
20:05h – Baddies
22:30h – Primal Scream
0:10h – Placebo

Escenario 2
16:30h – Ama Say
17:10 – It Hugs Back
19:00h – Phenomenal Handclap Band
21:05 – Asian Dub Foundation
1:45h – Fischerspooner


Edición 2008
ZZ Top
BILBAO BBK LIVE 6/7/08
Fotos y crónica Marcos González y Nicoletta Pispisa - IndyRock
Aparece Frank Beard tras el telón sin darse ninguna importancia y se sienta en su batería de doble bombo. Al momento, Gibbons y Hill, guitarra y bajo, se dirigen hacia los micrófonos customizados. Desde ese momento, ZZ Top ponen la icónica imagen de largas barba y gafas de sol, el sencillo montaje con unos pocos amplificadores blancos y su recorrido musical de cuarenta años de hard rock y blues. La organización del Bilbao BKK Live pone un excelente y potente sonido, una demora de las actuaciones de alrededor de hora y media y un espacio en las partes más altas de la margen izquierda muy agradable para disfrutar de conciertos. 

Abren con "Got me under pressure", canción en la que  a la voz grave de Billy Gibbons se combina con la más aguda de Dusty Hill. Buena forma de presentarse y comenzar. Desde ese momento ya fuimos conscientes de que íbamos a presenciar un buen espectáculo de rock texano. Siguieron uno tras otro excelentes interpretaciones de su largo recorrido musical. Muchas canciones se convertían en largos solos bluseros en los dedos del guitarrista, que es un impresionante intérprete de su instrumento.


Hubo tiempo incluso para bromas en castellano y para referencias a España que el público de Bilbao no tardó en abuchear. Y es que los grupos musicales extranjeros que tocan en el País Vasco suelen llevarse alguna sorpresa con este tema. ZZ Top no deben estar muy informados, pues no actúan a menudo fuera de América del Norte. De hecho, este concierto no venía ni anunciado en su web oficial.
Huelga decir que sonaron todas. "Sharp dressed man", "Tush", "La Grange", "Gimme all your lovin" y deleitaron al público totalmente entregado con sus instrumentos forrados en peluche blanco tocando "Legs". Ya solo había tiempo para un bis y atrás quedaba un concierto realmente bueno de pasos acompasados de los dos músicos, sonido claro y contundente y todo lo que de este grupo se podía esperar, sin sorpresas, pero que tanto disfrutamos. 


Madness 
BILBAO BBK LIVE 6/7/08
Fotos y crónica Marcos González y Nicoletta Pispisa - IndyRock
Son las 2 de la mañana de un domingo y la mayoría de nosotros trabaja al día siguiente. Muchos se han marchado antes y durante el concierto de Tequila, hay un retraso acumulado de casi dos horas pero. ¿Cómo me voy a ir sin ver a Madness, la súper-británica banda de New Wave Ska, cuando prácticamente estoy aquí por verles a ellos?
Conscientes de que lo que queda de público está ahí por ellos - un público de lo más heterogéneo tengo que decir, de edades bien dispares y estéticas muy diferentes, incluso se ve a algún incondicional luciendo un fez junto con la bomber y las botas Doc Martens, curiosa combinación - saltan al escenario los siete magníficos (más tres vientos), cargados de energía a pesar de la hora. Y para enganchar al público desde el primer minuto, empiezan dando caña con la mítica "One Step Beyond", estupenda, tal y como todos la tenemos en la cabeza, y levantando al público en un baile frenético que durará hasta el final del concierto. 

"Nos dijeron que no saliéramos, que con la hora que es seguramente os habríais marchado ya. ¡pero veo que hemos hecho bien en quedarnos y os daremos el show que queréis!" dicen Suggs y Barzo después de la euforia inicial (al parecer han engañado la espera con unas buenas dosis de alcohol. ¿o es pose?). Desde este momento todo son grandes temas, en su mayoría clásicos como "It must be love", "Our House", "Baggy Trousers" o "My Girl" pero también alguno más reciente como "Sorry", todos ellos coreados por el público que sacó fuerzas para bailar durante los 45 minutos que duró la primera parte del concierto. En algún momento la banda dice sentirse feliz de estar en España, a lo que se les responde con abucheos, y en seguida Barson corrige a Suggs: "¡No son españoles, son vascos!" suscitando la algarabía general.pero no hay tiempo para discusiones políticas, la música sigue, una canción detrás de otra, sin dar tiempo a respirar. 
Tras un breve parón para retomar aliento, he ahí que vuelven a salir, Suggs con la toalla en la cabeza, para el gran final: suena el saxo, grave, insistente, como la sirena de un barco. ¿un barco? ¡"Night Boat To Cairo"! Y otra vez a bailar, con el escenario lleno de gente, también bailando, a ritmo de ska. 

Es evidente que Madness sabe muy bien el repertorio que tiene, y a estas horas debe dar un concierto breve (una hora en total) pero muy intenso.  El sonido es excelente, y la música es muy buena, divertida, alegre y nos deja a todos un buen sabor de boca. 
Gracias, chicos, por hacernos pasar tan buen rato.


Edicion 2006
Cult, música británica para el gran cartel del Bilbao Live
13,  14 y  15 de Julio 2006  Kobetamendi

Los Cult pueden con Ben Harper (Fotos Efe / Ideal)


Axl Rose (Foto El Correo)

Axl cumplió su rol estelar en Bilbao 
El líder de Guns N' Roses acaparó la atención en un discutible repaso de la trayectoria de la banda 
15.328 aficionados siguieron el segundo macroconcierto del Bilbao Live Festival
Por Oscar Cubillo / IDEAL 
El comportamiento del estelar Axl Rose se juzga como despreciable, pero quizá lo era más antes, cuando triunfó veinte años ha con un listado de c anciones entonadas con voz de gallo priápico, calificables cuando menos de vejatorias para la mujer. Hogaño, al buen hombre le tildan hasta de gordo, y no es para tanto. Aquí lo que hay es mucha envidia, cuando una semana buena de Axl vale por toda la vida de la mayoría de los mortales. 

La razón de su comportamiento maleducado la sugirió el promotor del concierto: esos retrasos recurrentes, esos paranoicos esquinazos a su legión de fans, esas peticiones caprichosas que todos se apresuran a cumplir, no son más que guiños del artista para vivir del cuento, salir a menudo en los papeles e incrementar el caché amparado por la pelota mediática que persigue a su avión privado, que siempre es un detalle de categoría. 
Lo que quizá ya menos conozcan son las exigencias que reemitía por el talkie uno de los seguratas: «El tío viene en limusina escoltada. Quiere el camerino totalmente a oscuras y a ninguna mujer en el pasillo. Y si hay alguna de seguridad, exige que no le mire a los ojos». Buf, esto no lo pide ni Chuck Berry. 

El caso es que la culpa es de la peña. Axl Rose vende gato por liebre (sólo canta él, no toca el grupo que le convirtió en estrella) y el público paga por verle, aunque sepa que no será lo mismo. «Yo les vi en el 92. Lo de ahora me da igual», sentenció el guitarrista de los castreños Gramophone Man. Le daba igual, pero pagaba por estar ahí: la organización informó de que a las 23.15, al salir Axl, en Cobetas había 15.328 personas. 

Y no se produjo ningún incidente, destaca la promotora. En la hora y doce minutos de retraso que la multitud aguantó con estoicismo sumiso y sin siquiera música de fondo, se elevaron una par de oleadas de silbidos y poco más. De hecho, tan dó cil se mostró el respetable que, entre la hora y media de bolo arrancado con 'Welcome To The Jungle' y finiquitado con 'Paradise City', al tal Axl no le arrojaron ni siquiera un katxi vacío. 

El concierto discurrió de modo ascendente y no resultó tan horrible como certificaban las crónicas de su reciente visita a Madrid. El tío no conserva la voz aguda de antaño, pero lo más criticable fueron los parones interminables con solos desganados de esos músicos que no dejaban de moverse con entusiasmo. Músicos entre los que destacó, con su pinta de sepulturero del Oeste, el guitarrista original Izzy Stradlin, el único Guns N' Roses que se lleva bien con Axl. 

El culmen del encuentro llegó al principio, al quinto tema, cuando repasó su éxito baladístico 'Sweet Child O'Mine'. La amiga del que suscribe se puso a llamar por el móvil a los ex novios y el firmante también recibió dos sms. Uno decía: «esto le gustaría a mi padre». Y el otro: «vaya karaoke». Pero no era para tanto, excepto lo de las largas demoras de relleno para que el líder se escapara para cambiarse de modelito siempre similar al anterior, para inhalar oxígeno y quién sabe para qué más. 
Y así siguió, con sleaze rock angelino que no llega a categoría de heavy metal, pianos stonianos, un poco de jazz, cortinillas reggae y pirotecnia explosiva que asustaba a los espectadores. Del resto del oneroso listado nos quedamos con el 'Llamando a las puertas del cielo' de Dylan (con coros muy afectados) y hits propios tipo 'You're Crazy', 'Live And Let Die', el cañero 'You Could Be Mine' y el baladista y con solo de piano 'November Rain', en el que algunos echaron de menos el punteo de Slash. Ah, y decepcionó a las chicas que 'Don't Cry' sólo se apu ntara, sin llegar a interpretarse entera. 

La mejor jornada: New York, New York 
Segundo día del Bilbao Live Festival. La peña afluía de buen rollito en los autobuses y coreaba 'eeehhh' en las curvas, y algunos elementos ya dormían agotados tirados en mitad de Cobetas. El cartel del viernes fue el más completo y satisfactorio. Abrieron los sudistas portugalujos Hash para sus amigotes, y poca más audiencia reunió Heavy Trash, cuarteto rock-a-billy neoyorquino liderado por el estelar Jon Spencer, quien chilló como Elvis Presley encerrado en un Sputnik y se lució invocando al público con soul dramático en plan James Brown. 
Luego, los históricos neoyorquinos Blue Öyster Cult ofrecieron el mejor bolo por el momento. A tres guitarras, exudando americanismo setentero en diversos palos (instrumentales exhibicionistas, rock sudista, blues-rock, boogie dinámico, hard rock, o nda protofumeta...), repescaron éxitos propios ('Godzilla', 'Burnin' For You') para mayor solaz de los espectadores más puestos. Seguidamente, los también neoyorquinos Fun Lovin' Criminals se volvieron a lucir abrillantando el rock, el funk, el rap, el groove, el reggae, el blues... Los californianos Deftones aburrieron con su metalcore que sonó como una pelota informe. 
Tras los estirados Guns N' Roses, los suecos Mando Diao colocaron el estandarte por todo lo alto con una agitada demostración de pop corajudo en forma de canciones redondas e infecciosas, entre Paul Weller y Oasis, y una apostura escénica que no pudieron desplegar en sus dos primeras visitas a la sala Azkena de Bilbao. 


Por Oscar Cubillo - IDEAL / Bilbao 
La peña subió al monte Cobetas a partir de las nueve en los atareados autobuses del primer festival Bilbao Live, esos mismos que jugarán más de una mala pasada estomacal con tanta curva de escalada al cielo. Los enterados tuvieron tiempo de ver a los Cardigans, y al poco perdieron el interés pues se notó que se les ha pasado el arroz y que sólo tienen una chica guapa al micrófono y un par de éxitos reconocibles de quedón pop consumista. Luego ocupó el tablado principal el americano Ben Harper. La organización informa de que a las once habían entrado 9.566 espectadores, pero un ojo profesional sentenció que ante el cantante habría 3.000. El resto estaría en el cámping o en las barras. Harper comenzó su carrera con vitola de autenticidad progresista que está perdiendo a jirones en el camino. Ya casi nadie se cree ese rollo de la música étnica según la factoría de entretenimiento occidental. A Ben Harper le gustaría atesorar la calidad visionaria de Corey Harris y la leyenda intachable de Taj Mahal, pero a este paso va a devenir icono contracultural con menos tirón que Lenny Kravitz. 

Uno de sus problemas es que sus composiciones revelan sus influencias hasta el punto de pensar en que son homenajes, inspiraciones, fusilamientos... Más que guiños y deudas, se trata de fórmulas, de trucos para vender canciones y mantenerse en el escaparate multinacional. Así, cuando se puso a imitar la voz de Neil Young en la versión de 'Heart Of Gold', algunos expertos se rasgaron las vestiduras y le tildaron de demagogo. 
De acuerdo en que la banda fue de fuste, destacando el guitarrista blanco en plan hacha heroica y el típico bajista negro sobrado de toneladas que pagará dos pasajes en un avión, pero cada tema parecía un cliché. Desde el reggae al blues-rock, se le veía venir de lejos a Ben Harper, que a la juventud concurrente podría dar gato por liebre a pesar de adoptar apostura distante y poner mirada fría y desafiante. 

Al icónico y sobrevalorado Ben Harper se le notaban los trucos. Aparte unas baladitas inapropiadas para los grandes festivales, no abusó del reggae onda Bob Marley (cayó el 'Exodus'), fusiló a los Stones, se apuntó descaradamene al carro de los Black Crowes, sentado acomodaba la guitarra slide sobre los muslos y expelía flamígeros punteos hendrixianos que remitían a Jeff Healey, la caña blues-rock sonó modernista vía Kinsey Report, el rock con raíces llegó como si Bob Geldof atracara a The Band y el soul le rehabilitó al copiar a Marvin Gaye o emular a Al Green, aunque sin falsete, en el penúltimo tema ('Serve Your Soul'), donde se ganó nuestro reconocimiento y demostró que es un hombre con estilo, sí, pero no con capacidad de creación. 

Un mar de cuernos
Producto de consumo caducado lo de los Cardigans, producto de consumo con vitola de mercado justo el de Harper, y rock and roll de consumo y sin ambajes a manos de los Cult, británicos con maneras de estrellas del rock que funcionaron como la cabeza de cartel para el público. Sólo había que mirar el mar de cuernos, o sea el bosque de brazos alzados por el gentío al final de cada canción, y oír los coros en los estribillos. 

Los británicos todavía tiran del material de hace veinte años. En formato quinteto, pero con el vocal Ian Astbury y el guitarrista rubio Billy Duffy apenas permitiendo el lucimiento a bajo, batería y segunda guitarra, que sonaron aplacados, The Cult apuraron el riff que les hizo grandes, ese guitarrazo sincopado, eléctrico y extirpado de AC/DC. Todo chuleta con su pandereta, Astbury descalificó el tecno que percutía en la carpa cercana («Está hecho con ordenadores. No hay sentimiento humano»), halagó a los Guns N' Roses, gritó 'viva España', preguntó si estábamos dormidos en un bolo breve, de hora y cuarto escasa, en el que pensamos en el after punk de sus inicios, en los Doors durante el dúo intimista (cuando le arrojaron una botella a Duffy y replicó: «Gracias por el agua, tenía sed»), en los Godfathers de lapsos marciales y lisérgicos, y en el gran rock cuando llovían clásicos propios: 'Lil' Devil', 'Wild Flower', 'Love Removal Machine', 'Peace Dog', 'Sweet Soul Sister'... 


Axl Rose, escoltado en Bilbao
El líder de Guns N´Roses tuvo que ser escoltado por agentes motorizados de la Policía Municipal de Bilbao desde el aeropuerto de Loiu hasta el monte Cobetas. Axl Rose llegó a 'La Paloma' en su 'jet' privado, sobre las 20.30 horas, con su vidente de compañía, una mujer oriental llamada Yoda. Pero no abandonó las instalaciones del aeropuerto hasta las 21.45, cuando faltaban 45 minutos para comenzar su concierto del Bilbao Live Festival. Para su gusto, había demasiada gente esperándole. Luego, Rose se lo tomó con calma e inició su actuación a las 23.12, con más de una hora de retraso. Se escucharon silbidos de protesta. 

BILBAO LIVE FESTIVAL 2006

-VIERNES 14 JULIO-
16:30 - HASH
17:20 - HEAVY TRASH
18:15 - BLUE ÖYSTER CULT
19:20 - FUN LOVIN' CRIMINALS
20:35 - DEFTONES
22:00 - GUNS N'ROSES
0:05 - MANDO DIAO
23:00 - IÑIGO KRIPTONITA
0:00 - THE MFA LIVE
0:05 - MATTHEW DEKAY
1:00 - ALEXANDER KOWALSKI FEAT KHAN LIVE
2:00 - ROBBIE RIVERA
2:00 - VITALIC
3:00 - CRISTIAN VARELA
4:00 - ARMIN VAN BUUREN
5:00 - JOHN LORD FONDA LIVE
6:00 - MARKUS SCHULZ
6:00 - FELIX DA HOUSECAT



TRICKY suspende en el Festival Bilbao Live Por causas ajenas a la organización del Bilbao Live Festival, Tricky ha suspendido su actuación del sábado en el festival.
El management de el artista de Bristol lamenta comunicar que no podrá actuar en Bilbao debido a problemas con su visado para salir de Estados Unidos, donde ha residido durante los últimos años. Tricky quiere expresar también su pesar al festival y a sus fans por no poder actuar. 
AJUSTES EN EL CARTEL DEL SÁBADO
Los Planetas pasan ha ocupar el hueco dejado por Tricky en el cartel del sábado y actuarán a las 0:10 h, tras Andrés Calamaro y Ariel Rot. El tiempo de actuación de Zodiacs, El Columpio Asesino y El Inquilino Comunista se verá ampliado y se extenderá hasta el concierto de The Pretenders. El resto de actuaciones no sufren variación alguna.

-SABADO 15 JULIO-
16:30 - ZODIACS
17:25 - EL COLUMPIO ASESINO
18:25 - EL INQUILINO COMUNISTA
19:35 - LOS PLANETAS
21:10 - THE PRETENDERS
22:35 - ANDRES CALAMARO & ARIEL ROT
0:10 - TRICKY
1:25 - PLACEBO
2:55 - <<rinôçérôse>>
23:00 - DONNACHA COSTELLO LIVE
23:55 - SILICONE SOUL
1:25 - FRONT 242
2:35 - OXIA
2:55 - TODD TERRY
4:00 - REX THE DOG DEX AND FX
4:45 - DERRICK CARTER
5:30 - DER DRITTE RAUM LIVE
6:30 - FRANCESCO FARFA
6:35 - JUNKIE XL


www.bilbaolive.com
INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



BBK Live 2014


Con Depeche Mode... Green Day....


EDICIONES ANTERIORES - Datos básicos, crónicas, fotos...

Edición 2012 


Radiohead, la estrella del BBK 2012
Radiohead, web especial en IndyRock. Videos, fotos, crónicas...

Edición 2011 
Edición 2010 
Edición 2009 
Edición 2008 
Edición 2006 


 

BILBAO BBK LIVE 2011
7, 8 y 9 de julio, Kobetamendi
DATOS DE ASISTENCIA GLOBAL
Jueves 7: 37.566 personas
Viernes 8: 30.127 personas
Sábado 9: 35.390 personas

Cartel edición 2011 -
JUEVES 7
COLDPLAY ¡¡fecha única en España!!
BLONDIE
BEADY EYE
THE TWILIGHT SINGERS
CRYSTAL CASTLES
KEN ZAZPI
RUSSIAN RED
NEON TREES

Carpa Vodafone
MISS CAFFEINA
OINK! OINK! DJs
SWEET OBLIVION
MILD



VIERNES 8
SUEDE
KASABIAN
KAISER CHIEFS ¡¡fecha única en España!!
THE MARS VOLTA
VETUSTA MORLA
TV ON THE RADIO
!!!
NOISETTES
ZARAMA
Carpa Vodafone
CATPEOPLE
THE ZOMBIE KIDS
MONTXO & JAVI GREEN DJs
MAMBA BEAT
RADIOFUNKENS


SÁBADO 9
THE BLACK CROWES ¡¡fecha única en España!!
THE CHEMICAL BROTHERS
JACK JOHNSON
30 SECONDS TO MARS ¡¡fecha única en España!!
M CLAN
LES SAVY FAV
SEASICK STEVE
JAPANESE VOYEURS
ENKORE

Carpa Vodafone
ESTEREOTYPO
INDEPENDANCE DJs
OPTIGAN1 DJ
SMILE
LE NOISE




Eric - Los Planetas: «En un festival actúas ante gente que no quiere verte»
En el festival de 2006

Eric es el batería de Los Planetas. Como cualquier buen aficionado, Eric prefiere los conciertos en salas medianas a los festivales: «Los veo un poco jodidos para los grupos. Las salas cerradas son más cálidas. En un gran festival todo es más frío, te cuesta más tiempo concentrarte y a veces actúas ante gente que no desea verte a ti. Pero yo me entrego igual en una sala que en un festival, pues lo que más me gusta es tocar».
El baterista acude como espectador a numeroso festivales. Sabe que se programan diez grupos en una jornada, algunos a las 6 de la tarde bajo un sol de justicia, y, si se imagina cómo resultarían en una sala, le puede dar un bajón. «Exactamente. Hay tanta información en un festival que al final no te da tiempo ni a digerirla. Pasas por tantos escenarios que no percibes el desarrollo del espectáculo. Puedes olvidar que has visto a algunos grupos, ja, ja, ja.. Yo me he comprado discos y, al ver la foto, me he dicho: ¡si estuve en el concierto!». 

Los granadinos ahora andan ultimando su próximo álbum y este verano sólo darán dos conciertos: el de hoy en el Bilbao Live y el otro en el festival hermano que el mismo organizador monta en El Ejido. Eric barrunta que será un buen bolo, aunque no al límite de sus posibilidades porque están desentrenados. Tampoco será óbice para disfrutar del encuentro si se tiene en cuenta que a Los Planetas se les considera el mejor grupo del pop español actual. «Bueno, se agradece, pero la música no es un deporte donde ganas por goleada. Hay muchos grupos y no nos gusta llevar esa bandera». 
En sus orígenes, Los Planetas daban un concierto bueno y otro malo, pero ya nunca fallan. «Al principio, un grupo tiene la inocencia, la frescura y la inexperiencia que se suele ir con el tiempo. A veces se echa de menos, porque hay conciertos mal tocados pero con una frescura irrecuperable. Supongo es el desarroollo lógico y ahora nosotros estamos consolidados". 

Eric asegura que el grupo granadino es democrático y que cada miembro aporta algo. El disco próximo ha surgido a través de la improvisación inmediata, y en concierto se supone que también improvisarán: «Claro. Consideramos que el disco es para escuchar en casa y en directo debe haber algo diferente, una cosa única e irrepetible en ese momento. Hay muchísimas canciones que se prestan a desarrollar tu estado emocional. Algunas se prestan al cambio y te ofrecen un gran campo abierto. Otras son de pop muy simple y no puede retocarlas tanto». 

 
.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es