INDYROCK

Magazine

FOTOGALERÍAS * Ir a  DÍA 1 * DÍA 2  DÍA 3

< >

FOTOGALERÍAS Y CRÓNICAS

BLUES DE CAZORLA

2017
Un festival que convierte la ciudad de la sierra de Jaén en la capital del blues, una nueva New Orleans  

Fotogalerías y crónica por  FRAN KARMONA y LUIS MIGUEL ALBARRACÍN / IndyRock

PATROCINADO

FESTIVAL BLUES DE CAZORLA


EL BLUES LLENA DE VIDA CAZORLA

Una nutrida representación de lo mejor del blues, soul y R&B convierten a la ciudad de Cazorla en una nueva capital de la música de New Orleans

Cazorla, 13, 14 y 15 de julio de 2017

Crónica por LUIS MIGEL ALBARRACÍN / INDYROCK

Un año más Cazorla se convertía en Cazorleans. Como viene siendo habitual, la presentación del festival se celebró el jueves por la tarde en el ayuntamiento, siendo el grupo elegido para abrir boca Border Caballero, madrileños con Harry Palmer como cantante y guitarrista. Rock and roll, rockabilly, rhythm and blues, soul, swing, western y surf ejecutado a la perfección, aunque el sonido del recinto fue deficiente.

Pero la puerta grande se abría el jueves a las diez y media de la noche en la Plaza de toros. Uno de los tapados del cartel era sin duda Music Maker. Qué manera de decirle a los que vienen detrás cuál es el camino a seguir. Desde su fundación en 1994, sus directos trasladan al ambiente de los auténticos clubs de blues donde una serie de artistas se suceden en el escenario acompañados por una excelente base rítmica. Un grupo con una media de edad muy alta puso la plaza patas arriba, dejando claro quién mandaba. Me quito el sombrero ante Robert Finley y el resto de la banda.

   John Nemeth es un músico de blues y un moderno cantante soul que ha decidido romper con todo con su nuevo disco, "Feeling´Freaky". Nacido en 1975 en Idaho y crecido en Boise, parte de sus influencias del blues y el R & B, a las que incorpora sonidos contemporáneos del hip hop y el rock and roll. Sus canciones son groove y melody-driven, que envuelve con letras pensadas y humor matizado, y abarcan temas sociales de violencia armada y valores de clase, alegría hedonista del baile, la sexualidad o la marihuana. Para su nuevo álbum se ha rodeado de los Blue Dreamears (Danny Banks en la batería, Matthew Wilson en el bajo y guitarra, y Johnny Rhodes en la guitarra), teniendo al nominado al Grammy Luther Dickinson como productor. Nemeth es también un jugador de armónica aunque en este disco no abusa de ella; sin embargo, sí que en directo se convierte en una prolongación de él. Con un mono muy peculiar (no queremos saber el calor que tuvo que pasar), dirige su banda a las mil maravillas, resaltando su elegancia sobre el escenario, y cómo marca los tiempos en todo momento.

   Su último disco lo ha grabado entre Mississippi y Memphis. Pero su carrera empezó mucho antes, concretamente en 2002, con su disco "The Jack of Harps" y continuó con "Come and get it" de 2004. Después se trasladó a San Francisco, donde siguió creciendo como músico, sumergiéndose en las profundas aguas musicales del área de la Bahía. De esta forma grabó "Magic Touch" en 2007. Después llegarían "Love me tonight" en 2009 y "Name the day!" en 2010. John continuó con dos álbumes en vivo lanzados independientemente, "Blues Live" y "Soul Live" en 2012. En 2013 John se trasladó a Memphis, Tennessee, donde grabó un álbum de clásicos de soul revisados, "Memphis Grease", de 2014.

   En Cazorla hizo lo que  quiso cuando quiso. Con una salida al escenario espectacular, regaló una de las mejores actuaciones de la noche. Sus canciones tienen unos desarrollos muy largos y empatizan rápidamente con el público, haciendo las delicias de todos con "Country boy", "Sooner or later", o canciones más lentas. Dejó bien claro que es un grande como jugador de armónica.

   Kenny Neal nació en 1957 en Nueva Orleans, Luisiana, viniendo de una familia de músicos. Neal conserva el sonido del blues de su nativo sur Luisiana, donde aprendió de Slim Harpo, Buddy Guy y su padre, el jugador de armónica Raful Neal.

   Neal ha jugado con estrellas del blues incluyendo a Lucky Peterson y a Lazy Lester (al que tuvimos la gran suerte de poderlo ver en Cazorla en la edición anterior).

   Su actuación no tuvo ni un pequeño fallo en la ejecución, siempre queriendo complacer a su público, y ayudando a los fotógrafos a realizar unas grandes instantáneas. La plaza seguía todavía con un buen aforo, prácticamente llena, y Kenny dio una clase magistral de blues, muy bien acompañado de una banda perfectamente engrasada.

   La noche del jueves la cerró King Solomon Hicks. Este veinteañero es un fabuloso guitarrista y cantante precoz estadounidense entertainer, convirtiéndose en una de las sorpresas más agradables que ha dado en los últimos años la ciudad de Nueva York. En su barrio, Harlem, lo conocen como "King Solomon" o "East Montgomery"; de hecho su sonido nos recuerda mucho a Wes Montgomery y a George Benson cuando toca jazz, aunque también puede tocar blues y rock and roll. Considerado un prodigio, conjuga un repertorio donde tanto cabe el feeling del blues como la sofisticación del jazz al más puro estilo George Benson.

   Tuve la suerte de encontrarme con él antes de su actuación y se mostró muy cercano y amable. Sigue la línea ascendente de otros jóvenes músicos que han llegado a Cazorla mostrando su talento como es el caso de Selwyn Birchwood o Mr. Sipp. Vestido elegantemente con chaqueta roja, pantalón blanco y zapatos negros brillantes, King Solomon Hicks tiene la varita para transportarte cincuenta años atrás en el tiempo. Sin duda otro de los grandes descubrimientos de la edición número veintitrés del Bluescazorla.

PROMOCIONADO



VIERNES 14 DE JULIO

El viernes al mediodía comenzaban los conciertos en la Plaza de Santa María. Por allí se dieron una vuelta los granadinos El hombre garabato y Los saxofonistas salvajes de Daniel Nel lo, tan en forma como siempre. En la plaza no se paraba de bailar y disparar, sí, efectivamente, disparar agua a diestro y siniestro, produciéndose una guerra de guerrillas que hizo más llevadero el horrible calor. Otra forma de combatir el calor puede ser remojarte en la fuente de la Plaza o meterte directamente en el río Cerezuelo mientras contemplas el Castillo de la Yedra.

   Por la noche, tocando en el escenario Cruzcampo llegaban los cabezas de cartel. Los que abrieron el escenario de la Plaza de toros fueron Delta Moon. Este cuarteto que tiene por líderes a Tom Gray y Mark Johnson puede llevar a su público a ese blues-rock pantanoso que tanto gusta en Cazorla. La forma de tocar la guitarra Tom Gray (semi-tumbado y con dedales) hacen que su slide sea tan característico. Su último álbum se titula "Low Down", de 2015, un conjunto de doce canciones, incluyendo nueve originales del vocalista Tom Gray y versiones del Premio Nobel Bob Dylan. Como ocurre muchas otras veces, una reunión casual, esta vez en una tienda de discos de Atlanta, Georgia, hizo que Tom y Mark Johnson formaran Delta Moon, nombre que viene de la peregrinación que hizo John a la cabaña de Mudy Waters en Mississippi. Su estilo se ha definido como American Roots Blues. Sus canciones han sido grabadas por Cindy Lauper (incluyendo "Money changes everything") o Manfred Mann. En Cazorla su concierto fue de menos a más, con un gran guitarrista solista, conectando muy bien con el público y dejando un buen sabor de boca.

   A continuación llegó el turno de Doyle Bramhall II. Nació en Texas en 1968, aunque ha vivido gran parte de su vida en el norte de California. Su padre, Doyle Bramhall, tocaba la batería para los bluesmen Lightnin´Hopkins y Freddie King, además de ser colaborador de los hermanos Vaughan. Tras la publicación en 1999 de "Jellycream", su segundo álbum en solitario, Doyle recibió las llamadas de Roger Waters y Eric Clapton. Bramhall se unió a Waters para la gira "In the Flesh Tour", como guitarra y vocalista, reemplazando a David Gilmour en las canciones de Pink Floyd. También tocó con Eric Clapton en "Riding with the king", lo que fue una colaboración con BB King. Ha colaborado con muchos más músicos, entre ellos Billy Preston, Elton John o Dr. John, y ha producido numerosos álbumes, entre ellos "100 Miles From Memphis" de Sheryl Crow en 2011. También ha coproducido, entre ellos el "Old Sock" de Eric Clapton de 2013.

   Bramhall es uno de los pocos guitarristas que toca con la guitarra encordada para diestros a pesar de ser zurdo. Esta inusual técnica hace que su sonido tenga unas características únicas. La única fecha para poderlo ver en España fue la de Cazorla, así que se trataba de una cita ineludible. El grueso de su concierto se basó en la presentación de su último disco, "Rich Man", además de canciones de su ya larga trayectoria junto con alguna versión, contando para llevarlo al directo con Adam Minkoff a la guitarra y teclados, Anthony Cole a la batería y saxo tenor, y Ted Pecchio al bajo. Doyle está experimentando con nuevos sonidos, se encuentra en una fase de creación total, su universo es tan grande que necesita salir de los patrones establecidos para inventar un mundo propio. De hecho, está escuchando y asimilando músicas tan distintas como son el flamenco o la india. 

    Su música hipnotiza, y queda muy claro que como guitarrista no hay muchos como él; da mucha envidia el dominio que tiene sobre las seis cuerdas. Sin embargo, el ritmo del concierto fue confeccionado con canciones lentas que no conectaron del todo con el público, pese a ser ejecutadas de forma impecable. Muchas de sus canciones cuentan con unos coros que acompañan muy bien la música de Doyle. 

   Los siguientes protagonistas de la noche fueron Los reyes del KO. Se trata de una imaginativa banda de blues liderada por los gallegos Marcos Coll (31 años, armónica) y Adrián Costa (27 años, guitarra y voz). En su música se ven todo tipo de influencias siendo el blues negro la principal, con numerosas referencias al jazz, al funky, al ragtime y al gospel. Fundaron la Red Blues Band con sus amigos compostelanos a principios de los 90. Y es en 2002 cuando forman Los Reyes del KO. En su primer disco les ayudó Javier Vacas (La vaca azul y Los coronas) llevando por título "Coll vs Costa". Y si algo los distingue del resto es la gran cultura musical que atesoran, lo que se nota en sus composiciones. La grabación de "Hot tin roof" fue laboriosa, con músicos con edades muy dispares, desde 30 a 81 años, contando entre ellos al más veterano, Herb Hardesty, saxofonista tenor que ha colaborado con Fats Domino, James Brown, Count Basie o Duke Ellington; y con el más joven, que fue el rapero Omar, responsable de los scratchs. En palabras de Adrián Costa "el blues es fusión pura" y "nos puede gustar La Excepción igual que Public Enemy".

   Su estilo personal tiene como referencias musicales a grandes guitarristas como Mick Taylor, Guitar Cruiser o Jimmie Hendrix. Se trasladaron a Berlín y allí han sido una auténtica sensación dentro del mundillo del blues que florece en la ciudad. En 2004 ya habían hecho todos los festivales de blues de España, y decidieron probar en Munich, ya que Alemania goza de una gran salud el blues, donde viven músicos como Maceo Parker o Ángela Brown.

   Han trabajado muy duro para llegar en buena forma a su cita con Cazorla, así que nada podía fallar. Animaron el cotarro desde el principio, incluyendo una versión de Michael Jackson, e interactuando en todo momento con el público, contando confidencias como la futura paternidad de uno de ellos.

   El postre del viernes noche fue Carvin Jones, que volvía por segunda vez a Cazorla. Nació en Luftin, Texas, en un barrio conflictivo donde la violencia era el problema principal. De familia humilde, desde pequeño escuchó los discos de BB King de su abuelo. La música fue su salvación, y con solo once años su abuela le regaló su primera guitarra. Ya siendo adolescente creó su primera formación, la Carvin Jones Band, con la que se hizo popular y empezó a actuar por muchos locales de Phoenix.

   La Carvin Jones Band colaboró con artistas de la talla de Santana, Albert Collins, Albert King o BB King, actuando junto a Joe Cocker, y ya a partir de 1999, cuando decidió viajar a Europa, tocando junto a Jeff Beck, Gary Moore o Eric Burdon.

   En España ya estuvo de gira en 2011 presentando "I´m what you need", grabando en su gira un DVD titulado "Live in Spain" del concierto que ofreció en Valladolid. Se siente tan bien por nuestras tierras que incluso Carvin grabó un disco de estudio en nuestro país, con colaboraciones de la talla de Aurora Beltrán (Tahúres Zurdos), Carlos Segarra (Los Rebeldes) o el gran Jorge Pardo.

   Para su actuación en Cazorla quiso ser el foco de atención desde que salió al escenario. De ahí que no dudara en vestir una elegante chaqueta brillante a la que iban todos los ojos. Es una anécdota que no deja en segundo plano su música, sublime. Su actitud, empatía y simpatía hicieron que nadie quisiera abandonar la Plaza de toros. Como en años anteriores hicieran Selwyn Birchwood o Mr. Sipp, Carvin bajó del escenario y se mezcló con la gente tocando su guitarra. Era el mejor broche a una noche que dejaba con ganas de más, por lo que la cita del sábado era ineludible.

PUBLICIDAD



SÁBADO 15 DE JULIO

El sábado al mediodía en la Plaza de Santa María el público siguió disfrutando. En esta ocasión los que finalizaron las actuaciones fueron la Pedro Peinado Blues Band, con una versión de "Thunder" de AC/DC espectacular, y los sevillanos Trizia Band, que sonaron muy bien, con una cantante muy sólida que a algunos les sonaría por haber participado en varios programas musicales de televisión.

   Por la tarde en el Parque del Santo Cristo actuaron los jiennenses Guadalupe Plata. Tras cuatro discos en el mercado el aforo estaba más que completo. Seguro que no es la última vez que aparecen en el cartel del festival.

   La noche en la Plaza de toros se encargó de abrirla Julián Maeso. Este músico toledano, ya curtido en mil batallas, ha pasado por bandas como los añorados The Sunday Drivers, del que fue miembro fundador, además de otras bandas como Andabluses, The Blackbirds, Speaklow, Aurora & The Betrayers o The Sweet Vandals. Si algo podemos destacar de Julián es la gran cultura musical que posee y cómo consigue dotar a sus canciones de un sonido tan personal. Con tres álbumes ya en el mercado el último de ellos es "Somewhere, somehow". Se trata de un multiinstrumentista, un gran especialista  en el órgano Hammond, que ha girado con artistas como M-Clan o Quique González. Divas del soul como Irma Thomas o Betty Harris también han contado con él, al igual que han hecho Pájaro o The New Master Sounds. Y ha teloneado a grandes de la música como Jakob Dylan, Paul Weller, Maceo Parker o Neneh Cherry.

   Fue en 2012 cuando decidió lanzarse en solitario publicando "Dreams are gone". En él ya aparecía como cantante, compositor y músico, apostando por canciones de largo desarrollo. Desde el principio impregnó su música con sus influencias, con ecos de The Band, Cream, Bob Dylan, Van Morrison, Crosby, Stills, Nash & Young, con olor a alt-country, blues-rock y soul.

   Si el concierto comienza con "Leave it in time" está claro que la noche será para recordar. Julián tuvo al principio algún problema técnico con el hammond, pero una vez subsanado la apisonadora ya no paró. Porque no hubo descanso entre tema y tema, fue una hora que se pasó volando debido a la intensidad y ganas que la banda pone. Porque si cierras los ojos te puedes transportar a los años sesenta fácilmente. Julián tuvo tiempo de cambiar hammond por guitarra, ofreciendo un rock americano de gran gusto. Ya antes de su directo sonaron por los altavoces sus queridos Wilco. Siete son los músicos que llenaron el escenario, dos de ellas coristas, por lo que la banda sonaba como un tiro continuamente.

   Con Tajmo llegó una de las grandes sensaciones del festival, ya que en este proyecto se reúnen dos grandes músicos: The Taj Mahal y Keb´Mo´Band, que ya había visitado el festival. Lo que han intentado, y lo han conseguido, ha sido relacionar la música de siempre con un sonido más nuevo y aventurero, sumando fuerzas al combinar voces, guitarras, personalidades y estilos.

   Taj Mahal comenzó en la música a finales de los años sesenta, con un sonido country-blues visionario, continuando con diferentes proyectos eclécticos en los que ha tocado diferentes géneros. Su salida al escenario fue fulgurante. Tocando dos maracas amarillas, en todo momento hizo al público sentirse cómplice de su show, hablando en español siempre que podía, y derrochando simpatía a raudales. Un músico polivalente, capaz de tocar tanto guitarra como banjo o mandolina.

   Keb´Mo´comenzó en la música en 1990, siendo su esencia el perseguir diferentes estilos, siempre descubriendo nuevos sonidos, siendo un gran jugador de armónica, lo que hace que tocar junto a Taj Mahal se haya convertido en una excitante reunión de dos amigos que no se conforman con lo que ya conocen. Sin duda, su reunión ha sido un acierto, porque su espectáculo fue de los más completos del festival. Hubo tiempo para que sólo ellos se quedaran sobre el escenario y nos transportaran a mundos que ya cuesta imaginar, con "un blues del campo, viejo, de Tennessee", como diría Taj Mahal.

   Nikki Hill y su marido Matt ya visitaron Cazorla en 2015, en una noche en la que salió la luna y solo la inmensa voz y puesta en escena de Imelda May le pudo hacer sombra. Si algo caracteriza a Nikki es su afán por tocar cada noche y llegar al corazón de sus seguidores a la vez que atrae a nuevos oyentes. Pasó por Granada en diciembre y su estado de forma seguía siendo brutal. En esta ocasión no trajo al mismo guitarrista, sustituyéndolo por una chica que lo hizo realmente bien. Es increíble que con solo dos discos editados se haya hecho un hueco tan grande dentro del panorama musical internacional. Sus conciertos son muy intensos, en ningún momento para salvo lo justo cuando interpreta alguna canción más lenta; de ahí que sus conciertos no puedan ser excesivamente largos. El ocho de julio volvió a salir por la puerta grande en su show en Músicos en la naturaleza, en Hoyos del Espino (Ávila), junto a Amaral y su idolatrado Sting. Y en Cazorla no podía ser menos. Se trata de una artista que crece cada vez más. La juventud y sus ganas son sus mejores armas, aunque su voz y su talento innato no se quedan atrás.

   Con un "¡Hola Cazorla! ¿Qué tal?" comenzó su actuación. Hizo un repaso de su último disco, "Heavy hearts, hard fists". El grupo sonó realmente bien y Nikki se lo pasó en grande, como si estuviera cantando en su casa, porque Cazorla ya es parte de ella. Sólo le falta tomarse un vinito y una tapa de rin ran en la Taberna Quinito para que sea una más del pueblo.

   Davy Knowles tuvo el honor de clausurar el festival. Nació en 1987 en la Isla de Man, y es un guitarrista y cantante que viene de proyectos como Back Door Slam (nombre extraído de una canción de Robert Cray del mismo nombre) en el que ya se notan sus grandes dotes en su álbum de debut, "Roll Away". Después lanzaría al mercado "Coming up for air" en 2009, donde asume más responsabilidades. Aquí aparecen sus influencias musicales como Dire Straits, Peter Green o Eric Clapton, incluso haciendo suyo el género celta por haber nacido cerca de Irlanda, de donde es su admirado Rory Gallagher. Además, ha tocado junto a artistas de la talla de Jeff Beck o Joe Satriani.

   Su primer álbum en solitario es de 2014, "The outsider", y el segundo es de 2016, "Three Miles From Avalon", residiendo en Chicago, Illinois, desde donde se desplaza para realizar giras regularmente. El público que todavía quería más música no se sintió defraudado con él, porque su sonido guitarrero caló hondo entre los presentes, saboreándolo aun más al ser su única fecha en España.

   Un año más, con un soldout para el recuerdo, Cazorla volvió a reunir a sus blueseros más fieles, a los que cada vez se van incorporando más amigos. Sus ocho mil habitantes se multiplican con creces. Para el próximo festival ya queda menos, estamos deseando volver.


VIDEO DIRECTO


BLUES DE CAZORLA

VÍDEOS CAZORLA 2017: 'Un  pequeño resumen del festival en su edición de 2017.
Imágenes: FRAN KARMONA 

PROMOCIONADO



FESTIVAL DE CAZORLA en INDYROCK * EDICIONES


IndyRock ha estado en ediciones anteriores del Festival de Blues de Cazorla. Crónicas y fotogalerias exclusivas.

TEMPLOS DEL ROCK


Siete lugares que debes conocer, donde revivir los mejores momentos de la historia de la música contemporánea: Metallimansion, la tumba de Morrison, Strawberry Fields , el Penta...


Leer más, fotos y datos 


AGENDA DE FESTIVALES

Eventos, citas por meses...:

LOS GRANDES FESTIVALES Y EVENTOS


PROMOCIONADO



INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES

Los datos que necesitas conocer sobre:

Productoras Estudios
Locales de ensayo 
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

NOTICIAS DE ROCK LATINO 
INDYROCK * INICIO


PROMOCIONATE EN INDYROCK
¿Quieres dar a conocer tu trabajo?


Te ofrecemos la plataforma de IndyRock para promocionar tus eventos, grupos, discos, salas y tus productos mediante el sistema de páginas informativas y espacios esponsorizados. Si eres músico, empresario musical... es la forma más eficaz y rápida de dar a conocer tu oferta, con tarifas especiales. Contacta con nosotros


PATROCINADO

ºººººº