--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


 Benicassim 2007
Benicassim 03
Fotos directo
Cronica Bilbao 01
.
Calexico
 
11 de noviembre de 2012  Sala Apolo de Barcelona
Crónica y fotos por Quim Cabeza -IndyRock

Blind Pilot abrieron la noche con su nuevo trabajo, “3 Rounds and a Sound”, antes de que Calexico subieran al entarimado. Aún muy visibles sus influencias en el indie-folk actual, este cuarteto de Portland plantearon un buen directo sobre esas coordenadas antes comentadas. Quizá sea necesario que el tiempo termine de situarlos, de definirlos y de conocer si “su buen hacer” puede convertirse en proyección definitiva. Algo previsibles…

Joey Burns (voz y guitarra) y John Convertino (batería) se conocieron en aquel proyecto californiano -hoy aún activo- llamado Giant Sand, para construir años después su propio universo sonoro –sobre un ecléctico folkie- llamado Calexico. Durante sus más de quince años de existencia, la pareja ha pasado por diferentes periodos creativos donde destacar aquel soberbio “The Black Light” –sólo tocaron “Minas de Cobre”- y su más reciente “Carried to Dust” – incluyeron “Two Silvers Tree” y “Victor Hara’s Hands”-. “Algiers” es el nombre de su irregular y último trabajo de estudio, donde incidir en temas como “Epic”, “Para”, “The Vanishing Mind” o “Sinner in the Sea” y que, obviamente, no olvidaron presentar en Barcelona.


 

Todo el mundo entiende que Calexico tiene esa doble cara estilística, donde zonas pop se encuentran con la sonoridad fronteriza y mestiza del sur de Estados Unidos. Quizá sea ahí, en esa segunda vertiente, donde más interesa el proyecto y donde se entiende su alternativa celebridad. Es más, incluso teniendo como “inconveniente” la movilidad estructural de sus músicos –Jairo Zabala no faltó al encuentro en las seis cuerdas-, Calexico tienen un excelente directo: por bien planteado, engrasado, calibrado, elegante, comedido, sugerente, sugestivo, interesante… y cualquier adjetivo que constructivamente mueva a esta gran banda de Tucson (Arizona). Repasaron todos estos años de carrera mientras Amparo Sánchez -líder de Amparanoia e invitada especial al evento- dejaba muestras de su nuevo trabajo, “Alma de Cantaora”. No hay mucho más que añadir cuando un concierto es… magistral. 
Calexico + Amparo Sánchez 

21/10/06. Sala La Riviera. Madrid 
Fotos y crónica Javier Alonso Juliá y Marina Sanz Domínguez




Junto a Amparo Sánchez



 

La banda de Tucson, Calexico, llegó a Madrid el sábado 21 de Octubre para presentarnos su último trabajo de estudio "Garden Ruin". Siempre han sido muy bien recibidos en nuestro país y así se lo demuestran en cada una de las actuaciones hasta la fecha. Su sonido tan característico es lo que les ha llevado a ser una de las grandes bandas de los últimos años. La mezcolanza de sonidos cercanos al spaghetti western de Ennio Morricone, el flamenco, los mariachis y el country, hacen de esta formación algo único y que allá por donde va gana más y más adeptos.

Sobre las 20.30 Amparo Sánchez, líder del grupo Amparanoia, abrió la noche con media docena de temas en los que estuvo acompañada por la guitarra de Jairo Zavala (La Vacazul) y el xilófono de Joey Burns (cantante Calexico). Desde una versión del tema "Redemption Song" de Bob Marley hasta canciones propias fueron recibiendo al público que poco a poco fue llenando la sala según se iba acercando la hora de Calexico.

Con un escenario repleto de instrumentos la banda liderada por Joey Burns (cantante y guitarra) y acompañado por John Convertino (batería y percusiones), Paul Niehaus (pedal steel y guitarra), Jacob Valenzuela (teclados, trompeta, maracas), Martin Wenk (acordeón, guitarra, sintetizadores, xilófono y trompeta) y Volker Zander (contrabajo y bajo), se entregó a fondo en la hora y tres cuartos que duró la actuación.

"Yours and Mine" fue el primero de los temas en sonar. Durante toda la actuación se proyectaron sobre un fondo blanco distintos motivos y videos relacionados con el disco y la cultura mexicana. "Quattro", "Across the Wire" y "Jesús and Tequila" nos llevaron a uno de los nuevos temas "Deep Down". Tema tras tema el público fue entrando más en escena con sus palmas y vítores hacia el grupo. No podía faltar uno de los temas bandera, como "Minas de Cobre" en el que las trompetas tomaron todo el protagonismo. La instrumentación de Calexico es lo que les proporciona ese sonido tan característico que solo ellos saben llevar a cabo sobre el escenario.
"Sunken Waltz", "Cruel", "Not ven Stevie Nicks", "Black Hert" nos condujeron a "Ojitos Traidores" en la que el trompetista llevó la voz cantante, acompañado por el resto de la banda que hizo disfrutar al público de manera extraordinaria.

En "All System Red" las guitarras cobraron un especial protagonismo en el último tercio del tema. Los riffs de guitarra al estilo sureño invadieron la sala que no paró de bailar al son de la pegadiza música. Le siguió la instrumental "El Picador" en la que nos trasladamos al mismísimo México al son de las trompetas mariachis.

Fue entonces cuando Amparo Sánchez y Jairo salieron al escenario para acompañar al grupo en el tema "Roka". Tras este la versión de "Alone Again Or" de Love desató de nuevo los aplausos del público. 
En la recta final de la actuación sonaron dos temas más "Letter To Bowie Knife" y "Crystal Frontier" con las que Joey Burns y los suyos se despedían del público dándoles las gracias por haber asistido al concierto. Emocionados ante los aplausos de sus seguidores se condujeron al backstage, pero a los pocos minutos aparecían para deleitarnos con tres temas más.

El primero de ellos fue el instrumental "Scout", que fue interpretado por Joey y John a la guitarra y batería respectivamente. De nuevo Amparo Sánchez y Jairo acompañaron al grupo para interpretar "Don't Leave Me Now", tema que Calexico compuso para Amparanoia. Como broche de oro "Güero Canelo" que dejó con un gran sabor de boca a todo el respetable. 
 

Así terminó la noche de mariachis y vaqueros. Parte del público permaneció frente al escenario esperando que interpretasen algún tema más, pero ni los vítores ni los aplausos consiguieron hacer salir a la banda que debía poner ruta a Barcelona.

Joey Burns.
27 de marzo 2006 Razzmatazz 3 (Barcelona).
por Violeta Kovacsics
"Garden Ruin", el último trabajo de Calexico, se presentó en Barcelona con una sola pata. Sin trompetas ni mariaches. Y sin John Convertino para salpicar las melodías a la guitarra. En manos de Joey Burns, "Garden Ruin" sonó con corrección, pero no pareció Calexico.
Asoma el disco más pop de la banda que mezcla raíces americanas con picante mexicano. Con Joey Burns llenando él solo, con voz y guitarra, el escenario América pareció más cercana. Asomó el Burns cantautor y se ocultó el polvo del desierto. Si Calexico -los de "The Ride (pt.2)" o "Guero Canelo"-nos tienen acostumbrados a sonar como un suntuoso travelling cinematográfico, el estreno de "Garden Ruin" pareció más bien un agraciado plano fijo.
Mucho mérito para un hombre que aunque estuvo solo ante el peligro supo llenar la sala. Arropado, además, por temas nuevos. Burns fue entrando en calor y mientras rasgaba con aplomo la guitarra pateaba la madera del escenario, creando así una improvisada batería.

Espaldas mojadas 
por Iñaki López de Eguílaz.
SALA: Caracol (MADRID) 03.03.01 PROMOTORA: Iguapop
La incógnita estaba servida. Calexico venían a España por primera vez y la puesta en escena de "Hot Rail" suscitaba una duda adicional a la de si la sala Caracol se llenaría en un Madrid-Barça. "Hot Rail" es un infinito horizonte de sonidos sureños -mejicanos en algunos momentos-, y su puesta en escena, en semejante prime-time, suponía un reto instrumental y de congregación importante. Así que confirmado el llenazo de la sala, uno se frotaba las manos esperando ver cómo se lo montarían John Convertino -batería- y Joey Burns -voz y guitarra- para reflejar el espectro sonoro que exigen en directo batería, órganos, acordeones, bajo, guitarras, chelo, violines y trompetas. Sencillo. Seis músicos sobre el escenario ante una marea de cabezas ausentes de la actualidad futbolística.
La samba de Rivaldo y el chotis de Raúl fueron ignorados en favor de las pseudo-rancheras que Burns y Convertino trajeron desde el otro lado del Atlántico bajo nombres como "El Picador" o "Muleta". En esta ocasión se antojaban más cercanas las anónimas espaldas mojadas de la frontera mejicana con los Estados Unidos que el número 10 de Figo pegado con sudor a su cuerpo.
Mientras en Conchaespina se las prometían felices con el 2-1 y ya cantaban el Alirón, en Embajadores la apretujada audiencia de Calexico permanecía perpleja ante el maravilloso espectáculo que aquella jam session de músicos multi-instrumentistas ponía en práctica bajo la voz de Joey Burns. El propio Convertino alternaba las maracas con las baquetas en una mismo tema con un instrumento en cada mano. Y Ruben Moreno y Martin Wenk dejaban de bañar de saliva las entrañas de las trompetas mariachi para recrearse con el xilófono y un extraño teclado de viento, después de hacer sonar "El Picador" en el tercero de la noche. Sólo faltaba una perfomance que arrojara bolas de espino por el escenario como aderezo a la genial banda sonora que Calexico ha hecho del desierto de Arizona, el mismo sitio en el que uno de sus hombres, Craig Schumacher, cediera meses después su armónica al "Here come the miracles" de Steve Wynn.
"Service and repair", tema más exportable del disco al asfixiante mainstream, sonaba a pop genialmente familiar como tema más convencional, dentro de esas piezas propias de mariachi y caprichos de David Lynch en boca de Chris Isaac que hacen de Calexico un interesantísimo grupo, que rinde culto a la calidad y elegancia mejor representada en directo.
Sala Azkena - Bilbao - 01-03-01
Por Luis Benito, crónica
Fotos: Carlos Sánchez para IndyRock
Noche fría y lluviosa en Bilbao, algo de alcohol en las venas. Jueves uno de marzo de 2001, sala Azkena de Bilbao, una preciosa experiencia, ver a Calexico en directo.
Los de Tucson (Arizona) estuvieron precedidos por Shannon Wright, que posteriormente les acompañó en su directo como segunda guitarra. Sobre las once de la noche Convertino (batería) y Burns (guitarra y voz) acompañados por uno de los miembros de Lambchop a la steelguitar, un bajista, y otros dos músicos más que se turnaban a los vibráfonos, maracas, y trompetas, los sonidos u.s.a.-mexicanos comenzaron a sonar en una sala con unas 200 personas.
Realizaron un repaso a sus composiciones más brillantes y destacadas de sus últimos trabajos dejando un agradabilísimo sabor en nuestros paladares. Su personal visión del country con continuos aderezos de música mexicana (en varios de sus conciertos se hacen acompañar de mariachis) les convierte en uno de los grupos más peculiares e interesantes de la escena independiente norteamericana.
El público, entre los que se encontraban músicos como Anari e Iñigo Muguruza, se mostró muy satisfecho y agradecido ante un set variado y completo. El sonido resultó fantástico en una sala que se ha convertido en una de las principales del País Vasco.

Una velada cálida, sincera, y reconfortante en una noche fría y lluviosa.
Calexico vuelve La banda de Joey Burns y John Convertino regresa a Barcelona para imponer su peculiar sonido, una mezcla genial que toma influencias de la música mexicana, los westerns de Ennio Morricone, el country, el jazz de los 50 y 60, la música surf e, incluso, el fado portugués. Una bomba explosiva que ya triunfó en Barcelona en marzo de 2001 y que, seguramente, volverá a ser un éxito este noviembre. Esta actuación cuenta con un aliciente añadido: Burns y Convertino actuarán con el acompañamiento de Luz de Luna, una de las bandas de mariachis más importantes de Mexico. La actuación será el estreno de este proyecto de los Calexico, que pretenden plasmar los sonidos del paisaje del desierto de la zona fronteriza con México. Tres días más tarde, Calexico y Luz de Luna ofrecerán el mismo concierto en el Barbican de Londres con motivo del ciclo Beyond Nashville, en el que también participan Lambchop, Los Lobos, Lyle Lovett y Sparklehorse, entre otros. Este año, Calexico regresan después de su aclamado The Hot Rail (2000) y lo hacen con fuerza y un nuevo disco grabado en directo, todavía no editado en nuestro país, Scraping, que servirá para calmar a los seguidores de la banda a la espera del anunciado nuevo álbum en 2003. 
Joey Burns y John Convertino - alma y corazón de CALEXICO, aunque no necesariamente en ese orden - tienen todo el derecho de estar bien versados en la mitología del Sueño Americano. Tienen su base en Tucson, Arizona, una ciudad rodeada por montañas y desierto, empapada todas las noches por doradas puestas de sol, dividida por una vía de tren que pasa por el legendario Hotel Congress donde tocaron muchas veces en sus primeros shows, servidos tanto por cantinas como por corredores de bolsa, el corazón del mítico Oeste Americano y sin embargo, hogar también, en las afueras de la ciudad, de un extraordinario cementerio de viejos aviones de guerra de Estados Unidos, una muestra por si mismo del choque entre lo viejo y lo nuevo. Pero este lugar, a poca distancia de la frontera con México, es simplemente eso: una base. John y Joey han pasado años en la carretera como músicos viajantes, primero como parte fundamental de Giant Sand, con quienes tocaron durante más de una década y de los que son todavía una parte importante, teloneando a otros músicos de mentalidad similar - Evan Dando, Richard Buckner, Victoria Williams, Neko Case, Lisa Germano - y, desde 1996, como CALEXICO, tomaron el nombre de una ciudad fronteriza entre California y México. Estando durante años  en gira constante por todo el territorio de Estados Unidos, la carretera es su segundo hogar, y su visión de este país enorme y en expansión ejerce una gran influencia en la música que hacen. De la misma forma que la tierra en sí misma parece que ofrece pocas restricciones, así CALEXICO rehúsan ponerse límites y restringirse ellos mismos.
CALEXICO son una especie de fenómeno, y se debe en gran medida a su buenísima fama en directo, desarrollada a lo largo de todos esos años en la carretera. Ya sea como un dúo, con un grupo del que echan mano en la ciudad en la que se encuentren en ese momento, o con su formación actual de músicos americanos y alemanes (que incluye al músico de steel pedal Paul Niehaus, conocido también por su trabajo con Lambchop) o con Mariachi Luz De Luna (con quien actuaron en el Concierto del Año 2000 de la revista Time Out), CALEXICO despliegan una habilidad mágica para crear un ambiente que pasa de atmósferas tristes a la fiesta en un estilo orgánico y a menudo improvisado. 
.Vivimos en un mundo de la música en el que el brillo, las cuerdas y el lustre se presuponen como factores determinantes para determinar si un artista es de verdad 'serio". Pero cuanto más escuchas FEAST OF WIRE, más revelaciones experimentas hasta que sientes que CALEXICO se han transportado a tu mundo igual de bien que tú te has transportado al suyo.
Pronto nos presentaran en vivo su FEAST OF WIRE,un álbum que se centra tanto en lo personal como en lo mítico, aunque al hacerlo así transforma a menudo los esfuerzos del hombre medio de sus temas  en parte del mito. 
 
http://www.casadecalexico.com/
www.cityslang.com
Tour diary

http://www.cityslang.com/cal_frame_diary.html


 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción








VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es