--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


 Edicion 2001
Edicion 2003
Edicion 2004

Ciclo Pop Rock 2006
Edicion 2007
Ciclo Pop-Rock 2008 
Ciclo Pop Rock 2009
.
Pop-Rock en el Central 
Teatro Central. Sevilla
17, 18 y 19 de mayo de 2002
Lincoln, Herman Düne, Giant Sand y Six. By Seven
Del otro lado del atlántico
por Paco Camero Mesa- Indyrock


Six by Seven Foto Ruth Segarra- IndyRock
La propuesta del ciclo Pop-Rock en el Central de este año ha estado atravesada por manifestaciones de la tradición norteamericana como el folk y el country (en claves "neo" o "alternativa"). A excepción de los británicos Six. By Seven, claramente en otra línea, los tres restantes grupos demostraron en directo sus peculiares puntos de vista y sus adaptaciones personales de una de las culturas musicales más robustas del universo popular. Y antes de entrar en materia a quien escribe le gustaría dejar algo claro: doce euros por concierto es un precio excesivo y prohibitivo (sobre todo si se tiene en cuenta que el Teatro Central está financiado con dinero público), por mucho que la calidad de sus carteles sea prácticamente incontestable. Ahora bien, si lo que se busca es fomentar un festival escogido y elitista... ése es ya otro tema, pero no precisamente se trata entonces de promocionar unas músicas que verdaderamente merecen ser escuchadas. 

La fórmula precisa
La música de Lincoln podría sonar nefastamente presuntuosa, pero no lo hace. Quizá el mérito del británico Alex Gordon, líder de la banda, resida justamente en que la enorme cantidad de influencias que conviven en sus canciones suenan sencillas y encajan con naturalidad. A Gordon, vocalista y guitarrista, le acompañan una completo grupo de músicos que aportan trombones y trompetas de sonidos funerarios y lánguidos, un guitarrista encargado de dar el toque atmosférico al conjunto, un bajo, teclados y baterías. Merece ser destacada la vocalista Tracy Van Daal, que jugaba estéticamente el papel de mujer fatal y decadente con un vaso de whiskey siempre lleno en la mano y los hombros caídos se supone que por los estragos alcohólicos. Cuando cantaban por separado la voz de ella resultaba acaso más brillante y perfecta pero quizá la de él más sentida. El mismo Gordon ha definido la música de Lincoln como country alternativo, pero, al menos en directo, hay mucho más que esto. A saber: por momentos los temas podían pasar de recordar la melancolía de Arab Strap a las subidas de potente noise en el mejor estilo Mogwai, mientras David Hannam sacaba de su guitarra efectos vaporosos y ambientales muy característicos de lo que últimamente llaman post-rock, unido además a las resonancias folk en la forma de cantar de Alex Gordon y a la voz de inspiración clásica de la citada Tracy. Y todo esto al servicio de unas canciones bellamente tristes y complejas pero que suenan como si no lo fueran. Por cierto, aprovechando un descanso que se tomó la cantante, Alex y los suyos se marcaron un crescendo taquicárdico y frenético, una pura explosión noise interminable que demostró empíricamente que no sólo Godspeed You Black Emperor! es capaz de promover semejantes impactos emocionales.

Dos hippies suecos y un cowboy
Los suecos Herman Düne, afincados en Francia, venían con su último disco "Switzerland heritage" bajo el brazo. El disco es una magnífica muestra de folk-rock pausado y melancólico hecho por dos tipos que  en esta época de fervor electrónico siguen pensando que The Velvet Underground son el combo más grande de todos los tiempos. En directo las canciones se transforman levemente: los diálogos que se establecen entre las guitarras de los hermanos André y David-Ivar las hacen más eléctricas, más rotundas. Ambos, que acreditaron tener dos bonitas y buenas voces, junto al batería Neman mostraron su peculiar catálogo: un sentido del humor envidiable, una querencia por el folk norteamericano irrebatible y unas melodías sencillas pero que acaban componiendo piezas de extraordinaria belleza como "Little architect" o "After Y2K". A los Düne se les ha comparado con unos "Gainsbourg suecos en clave lo-fi". A esto último se acercan más que nada por su sonido liviano, pero uno ya va considerando que "Gainsbourg" se ha convertido en una palabra comodín, al igual que pasa lingüísticamente con la palabra "cosa". Al final todos van a ser Gainsbourgs y el pobre francés perderá todo su significado. 
Tras la actuación de Herman Düne le tocó el turno a Giant Sand, que ya ha alcanzado la etiqueta de grupo de culto. Junto a sus compañeros, el extraordinario batería John Convertino, que igual se maneja con las baquetas en el rock que en el jazz más sugerente, y el bajista Joey Burns, el cantante, pianista y guiarrista Howe Gelb ofreció todo lo mejor que sabe dar. Y todo lo peor. Fueron magníficos casi todos los momentos en que Gelb se sentó al piano y su numerosa banda (aparte de los citados había un trompetista, otra bajista y una guitarrista) recreó la parte más jazzística de Giant Sand. Igualmente agradables fueron las composiciones en las que se ejecutó la vertiente más country de la formación, siempre desde su personalísima óptica y suavizando Howe Gelb con los acordes de su guitarra los áridos códigos de esta música. Cómo no, también brilló su voz profunda, ésa que conversaría a la perfección con la del mejor Nick Cave. También estuvo a la altura de su mito la banda cuando recreó su lado rock. El problema llegó cuando el inefable cantante empezó a gustarse a sí mismo y se puso en plan lucero que baja del alba para iluminar al personal (que por cierto llenaba absolutamente la sala) con su genialidad. Más que excéntrico, Gelb pareció irritablemente egocéntrico. Si no, no se explica (a pesar de que muchos vieron en lo que sigue un "desfase genial") que con el grupo tocando en pleno suba a tope el nivel de su guitarra varias veces para hacer un solo y no sólo tape a sus músicos sino a su propia voz incluso, que "permita" a Convertino comenzar lo que iba camino de ser un buen solo de batería para ponerse delante de él, ocultarlo completamente de la vista del público y acabe tirándole el bombo y los tambores encima (más grunge que el grunge) dando por terminado el concierto sin mediar palabra, o que a mitad de una magnífica canción corte el clímax al poner en un discman conectado a un amplificador un tema de house a todo volumen, obligando a sus compañeros a dejar de tocar. El rostro de la guitarrista Saholy Diavolana lo dijo todo. A pesar de todo, cuando Howe Gelb quiso y dejó, mereció la pena aprovechar una de las pocas oportunidades de ver a Giant Sand, algo realmente grande, en directo.

En la senda furiosa
Six. By Seven actuó en la tercera jornada. Chris Olley, su líder, respira rock, así genéricamente, por los cuatro costados. Concretamente, su música suena como si The Clash hubieran podido descubrir la fuerza emocional del noise y la exaltación de la distorsión en la Seattle grunge. Estos elementos llevados al plano ideológico y letrístico conllevan unas letras ácidas, desencantadas, que se encargan de señalar certeramente y con pesimismo las razones del descontento colectivo. Pero hay sitio para sentimientos menos desesperanzadores, como el amor, en las canciones "I.O.U. Love" o "So close". La intensidad es difícilmente superable en "American beer" y en el incendio de punk primigenio que se produce en unos instantes en "Flypaper for freaks". Hay mucha, mucha energía en la música de Six. by Seven, tanta que incluso se echa de menos alguna tregua entre tanto ardor eléctrico, pero esto al fin y al cabo puede ser un buen signo para Olley y su banda. No sería justo terminar esta crónica sin recomendar el impactante directo del grupo. Es realmente aconsejable.


http://www.teatrocentral.com/

 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es