© Copyright Vídeos
PREMIERE EN INDYROCK 
Imágenes del concierto en Granada 20 enero 2010 en el ciclo Fonorama de CajaGranada, Teatro CajaGranada - Centro de la Memoria de Andalucía. 

--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 

03-06-04 Planta Baja Granada
Dominique A nos habla de "L'attirance" (la atracción).
Las canciones desnudas

por Paco Camero Mesa
crónica 2001
.
Dominique A
20 enero 2010 Ciclo Fonorama CajaGranada

Fotos Merche S Calle © IndyRock 
Fotos + Entrevista especial (por Cristina Consuegra)

Llegué a la música para superar el miedo”
Entrevista por Cristina Consuegra - IndyRock * Regina López (Traducción)
Fotos: Merche S. Calle - IndyRock

El pasado mes de enero, Dominique A presentó en directo su imprescindible último álbum, “La Musique” (Green Ufos, 2009), gira en la que logró colgar el cartel de Sold Out en todos los conciertos que el francés ofreció por nuestra geografía. Conciertos que guardaremos en la memoria por la forma etérea y elegante con la que Dominique interpretó cada una de las canciones, porque no defraudó, y por ser uno de los pocos músicos honestos que habitan en la escena internacional. 

La entrevista que vais a leer a continuación sale con un retraso de más de dos meses, lo cual me ha provocado más de un quebradero de cabeza. Desde que lo entrevistase, un veinte de enero en Granada, he hecho y publicado un buen número de entrevistas, sin embargo, cuando tenía que enfrentarme a la realizada a Dominique A, una especie de temor sostenía el ambiente, impidiéndome realizar mi trabajo con el rigor necesario. Pues bien, entre tanto quebradero de cabeza y temor de origen desconocido, descubrí el porqué de este miedo: estar a la altura del entrevistado.

Es curioso, los que nos dedicamos al poco valorado oficio del periodismo musical, tenemos, el que más o el que menos, un buen número de entrevistas y conciertos a nuestras espaldas; entrevistados con los que empatizas desde el minuto cero, otros a los que te gustaría mandar a un sitio oscuro y lejano, y otros que, simplemente, se limitan a realizar su trabajo con la frialdad de un robot. Sin embargo, si alguien me pregunta dónde debería colocar a Dominique A, la respuesta sería contundente: Dominique es tan inclasificable como la música que elabora, personal y original como la forma que tiene de entender esto que se llama música.

Mientras presenta por el resto de Europa “La Musique” (el mes de abril visitará buena parte de la geografía alemanda), ignora que somos muchos los que nos hemos quedado a vivir en aquellos conciertos invernales de Dominique A, imágenes y sensaciones a los que recurrir cuando la vida se pone difícil. Y es que ante tanto ruido, tanto ataque masivo de productos musicales, estamos olvidando una de las misiones fundamentales de la música, la pedagogía emocional, y en esta disciplina, Dominique A es el maestro. 
(Gracias a los chicos de Green Ufos en especial a Santi y Andy)

(Enero - Abril 2010)
La Musique (Green Ufos, 2009), su octavo trabajo discográfico, ha sido grabado en su casa, desde la intimidad, tal como hiciera con su primer álbum. ¿Ha completado un ciclo?
Bueno, digamos que es un poco raro porque al comenzar mi carrera tenía una idea simbólica de las cifras, y yo quería hacer siete discos, siete en total. Y cuando hice L’horizon tuve esa impresión de: “vaya, ya he terminado” (risas). Así que, de alguna manera ésa fue la motivación para volver a hacer algo siguiendo la línea de mi primer disco, como si comenzara de nuevo un ciclo. Además, mis dos últimos discos (Tout sera comme avant y L’horizon) guardaban para mí ese significado de cierre de una etapa. Y, bueno, también están las ganas de trabajar de nuevo en solitario, desvinculándome de todo lo demás.

¿Cuál es el tema de “La Musique” que mejor define el momento que atraviesa Dominique A?
Uf, es complicado… Quizá la primera canción, Le sens, porque al fin y al cabo es la que mejor refleja ese estado mental de vuelta a la inocencia –aunque suene un poco raro decirlo-. La letra, por ejemplo, está escrita de una manera muy sencilla y muy rápida, sin reflexión, y al escribirla tenía la impresión de retroceder hacia esa escritura intuitiva, muy relacionada con mis comienzos. De todas formas, es muy difícil decantarme por una canción que represente el espíritu de todo el disco, porque al fin y al cabo si esa canción existiera, no habría disco.

Durante su gira por España, el pasado mes de enero, colgó el cartel de “Sold Out” en todos los conciertos. ¿Cómo se sintió ante tal muestra de apoyo del público español?
Me sentí muy contento. Lo cierto es que me sorprendió mucho porque pensaba que este disco estaba hecho “para franceses”: es casi más blando que el anterior trabajo, y pensaba “bueno, para la gente que no entienda las letras, quizá no sea muy interesante musicalmente hablando”. También creo que el hecho de haber pasado mucho tiempo sin visitar España generó esa especie de anhelo, de deseo. La música es el oficio del deseo: si la gente no siente deseo hacia un artista determinado, el artista deja de existir. Así que, sí, fue una gran sorpresa a la que espero encontrar una explicación de aquí a unos meses. 

¿Qué papel desempeña Green Ufos en su carrera?
Cuando uno quiere desarrollar un proyecto en un país donde no se habla la propia lengua, es necesario que entre en juego la voluntad de una persona local –una sola persona basta para ello-. Yo he tenido relaciones bastante largas con las discográficas, ya sea en Francia o con Green Ufos, y no suelo trabajar en un disco en concreto, siempre es algo a largo plazo. De manera que no hay una influencia directa de Green Ufos sobre mi trabajo, porque ellos lógicamente no saben qué voy a hacer; ellos reciben mi disco, y trabajan a partir de eso. Pero sí es cierto que trabajar a largo plazo con el mismo equipo favorece, permite que nos comprendamos bien y rápidamente, nos ahorramos muchos problemas. Por ejemplo, no creo que vuelva a hacer una gira por España en solitario, ya lo hice hace un tiempo y el público ya me ha visto en esa faceta; Green Ufos entiende esto enseguida, porque tenemos una relación de muchos años, y no es necesario que negociemos o hablemos de ello. Es una relación que sigue funcionando bien, y me alegra mucho que la gira diese tan buenos resultados también por ellos, porque para ellos era necesario que este disco funcionara en España. 

Pregunta inevitable… Como parte de la escena musical francesa, ¿Qué momento atraviesa la misma?
Mmm… ¡No lo sé! (risas). Bueno, desde hace unos diez o quince años la música francesa va por buen camino, es muy variada. Sobre los proyectos que me interesan, debo decir que en general les cuesta trabajo salir adelante: suelen ser solistas, yen cuanto a los de mi generación son pocos los que siguen y puedan vivir de la música. Hay muchos proyectos alternativos, lo cual provoca que haya mucha variedad, pero en suma el contexto para la creación no es el mejor. Y creo que no es un fenómeno exclusivo de Francia, que sucede en todos lados. 
Por ejemplo, ahora se venden muchos menos discos que antes (aunque en España la situación es mucho peor) y la opinión general es que los artistas se dan más al directo; pero el problema es que no hay más salas que antes, con muchos más grupos que antes y más espectadores. Así que, al final, la posibilidad de hacer una gira larga no es tan normal. Yo soy muy afortunado porque puedo dar muchos conciertos, pero conozco gente con proyectos muy interesantes y que podían ir de gira fácilmente hace cinco años, y ahora en cambio no. Y no es que creativamente sean menos atractivos, es simplemente que hay demasiadas cosas y muy pocos espacios.

Usted logra algo fascinante en nuestro país. Muchos de los que seguimos su música desde el principio no hablamos francés, pero somos capaces de emocionarnos con su música, de sentirla, casi acariciarla. ¿Cómo lo consigue?
Tardé en descubrir esto. Es cierto. La gente se pregunta por qué se produce ese fenómeno. En mi opinión, los españoles no viven la música de la misma manera que los franceses. Los franceses, aparte de la letra, consideran la música como “ah, bueno, sí, la música…”. Para ellos, la música es secundaria. Mientras que en España hay una mayor sensibilidad por la música, sin necesidad de la letra. Y yo procuro trabajar ese aspecto a la música, así que puede que sea por eso… Además, es posible que mi voz tenga algo de trágico, y España es un país trágico (risas). De verdad, creo que hay una especie de gusto por el drama –de forma soterrada, porque por la calle no tiene uno la impresión de que la gente sea triste-; pero ese gusto que percibo puede repercutir en mi voz, y la gente lo recibe directamente. Es una hipótesis, ¿eh?

¿Qué hay tuyo y qué hay de otros en tu música?
Buena pregunta… Es una mezcla de ambos, es como que, de joven, yo tenía miedo de la vida, y la música llegó para cogerme de la mano y decirme “no tengas miedo”. Así que he puesto en la música todo lo que me daba miedo para deshacerme de ello: la música como catarsis. De manera que en todo lo que hago estoy yo presente, porque la música me permite realizar esa catarsis, y no es una música que me haya venido de forma abstracta, claro: la influencia de Jacques Brel y Léo Ferré durante mi infancia, además de los títulos de crédito de las series de la tele… Es algo que me llegaba directamente, era para mí. Y es gracioso, porque esa música de principios de los setenta era mucho más triste y de acordes más bajos que hoy en día, donde todo es mucho más alegre, más agresivo. Incluso la música de los dibujos animados, toda esa música era muy triste, así que eso representó un papel en mi actual gusto por las melodías oscuras. Y la música de los demás está presente en todo lo que hago, es el parásito (en el buen sentido del término) perpetuo, porque me paso la vida nutriéndome de la música de los demás para regenerarme. Así que no es que mi música venga de la nada, no nace del ansia de crear sino más bien de los celos de la música de los demás. Es como el motor: “¿Quién ha hecho esto?” y me siento ‘agredido’ por la música de los demás, y eso es lo que me inspira. 

Usted entiende el español, de hecho tiene algunos títulos como “Hasta que el cuerpo aguante” o “Antonia”; y en su ensayo Un bon chanteur mort (París, La machine à cailloux, 2008) define la lengua francesa como “una maldición fonética”. ¿Nunca ha sentido la necesidad de componer algo en español?
¡No! (risas). Sí, bueno, alguna que otra vez lo he pensado pero nunca lo he hecho. Además, está la historia del acento: en una canción como Hasta que el cuerpo aguante ahora llego a España y me digo “ay ay ay, ahora estoy en España, voy a tener que pronunciar esto… Se van a reír todos de mí”. Claro, al final no es el caso pero uno no puede obviar su lengua natural, y para sonar auténtico en una canción es necesario que uno se sienta cómodo con la lengua que está usando. Así que el hecho de cantar en español o en inglés es más bien un ejercicio de estilo, pero no hay en ello esa “verdad” que yo estoy buscando (sí, la palabra es un poco fuerte…). Y si uso otra lengua, me desvinculo de aquello que persigo. Y por eso no lo he hecho nunca. 


Domninique A en el Teatro CajaGranada

03-06-04 Planta Baja Granada
Organiza Musica es Amor /Fip Producciones / Producciones Satisfaxion
Fotos Merche S Calle © IndyRock 

Dominique A Sus comentarios sobre "L'attirance" (la atracción). 
Lo que me atrae ("m'attire") actualmente es acabar mi nuevo disco y poderlo escuchar sin estar disgustado.

"Portsmouth", como "Tarifa", son efectivamente canciones ligadas a viajes. Son canciones escritas por Françoise. A ella le gusta mucho que las canciones le evoquen imágenes muy precisas, recuerdos muy fuertes.

A veces se dice "Partir, pour mieux revenir". Comparto, la idea que para vivir algo importante en un lugar, es necesario haber estado allí y no volver salvo si la ocasión se presenta o si es verdaderamente un buen momento.

¿Trip-hop acústico? No soy yo quién tiene que decidir la definición o el género de mis canciones. Por el lado fílmico, está bien, me gusta, ya que las imágenes que crea una canción son esenciales para mí. Por otro lado, es curioso, ya que de un tiempo a esta parte he recibido numerosas proposiciones para hacer música para películas.

Es verdad, hoy en día la melodía me interesa menos que cuando hice "La Mémoire Neuve". Mis gustos son menos "pop" que antes y tengo tendencia a  repetirme cuando hago canciones muy melódicas. Ahora lo que más me interesa es la atmósfera de una canción.



 
Las canciones desnudas
por Paco Camero Mesa- IndyRock
Sala Weekend (Sevilla)  16 de diciembre de 2001 
Organización: Green UFOs
Tras la edición en España de su último disco, "Auguri" (Labels-Green UFOs, 2001), posiblemente el mejor de su repertorio hasta la fecha, Dominique A se presentó en Sevilla a pecho descubierto ante unas 300 personas. Con los únicos recursos de su arrolladora voz, un par de guitarras y algunos samples, el francés interpretó ciertos temas de su última entrega con más contundencia y fuerza que sus respectivas versiones registradas en estudio, como por ejemplo las fabulosas "Oublie", "En secret", "Antonia" y "Je t´ai toujours aimée", entre otras. Sólo alguien con la solvencia y la presencia de este magnífico músico sería capaz de salir solo a un escenario y hacerse dueño de él de la manera que lo hizo.
Durante su actuación Dominique A exhibió su elenco de argumentos artísticos: canciones con reminiscencias de una chanson francesa previamente redefinida por él mismo, estructuras sencillas pero perfectas (el ideal pop), destellos eléctricos cercanos al rock, actitud folk y vocación de cantautor (faceta ésta visible en la profundidad de sus letras). Todo ello, unido a las soberbias interpretaciones vocales de sus temas. La canción "Pour la peau" en directo es una buena muestra de una personal e inconfundible manera de cantar en la que los claroscuros emocionales de los textos se hacen presentes en su voz, entre otros medios, a través de su escalofriante vibrato. 
En la amplia colección de canciones que manejó el galo durante el concierto (de casi dos horas), aparecieron versiones que vinieron a mostrar otra parte de su amplia personalidad musical: su gusto por el romanticismo y la melancolía. La delicada "How beautiful you are" de The Magnetic Fields y "Bagatelle", esa joya que nos ha regalado Yann Tiersen en su último disco y que probablemente será una de las canciones más hermosas de este año, brillaron por encima de las demás.
En definitiva, con la ayuda de un puñado de preciosos acordes de guitarra y la contundencia de su voz, Dominique A demostró que es posible desnudar unas magníficas canciones para brindarlas al público despojadas de cualquier arreglo y en estado puro; que en su caso no sólo es posible, sino que es enriquecedor mostrar desnudos sus fragmentos de emociones en forma de canciones íntimas, humanas.
Cuando Dominique A entra en el estudio para grabar lo que será su quinto álbum, es en un estado de espíritu sereno...
Sale, por tanto, de un disco difícil, " Remué " (1999), en el cual llegó muy lejos en nivel de introspección. " Estoy contento de haberlo hecho ", reconoce hoy día, " pero no podía ir más allá por ese lado. Consideraba el hecho de no cantar como un ejercicio de estilo pero, ya en el escenario, interpretaba los trozos uno o dos tonos más altos. No podemos luchar mucho tiempo contra lo que es natural en nosotros ". Esta voz, la que hacía bailar el Twenty-Two Bar (" La Mémoire Neuve ", 1995), y cantar a los pájaros bajo el viento helado (" La Fossette ", 1991), desde luego va a volver a sonar de nuevo en los confines de su cocina -su lugar de ensayo favorito-, donde Dominique comienza a sentar las bases de sus nuevas canciones dejándose acompañar por la guitarra. El " clic " se produce en estudio, durante la grabación de " Bagatelle ", una de las cimas de " L'Absente ", último álbum de su amigo Yann Tiersen. Delante del micro, el cantante se deja llevar, reencontrándose con el placer de darse volumen (" Arrullarse ", dice con una sonrisa). Reconciliado con su voz, escribe. A veces una canción cada dos días. Vuelto de nuevo músico al lado de Françoiz Breut, después de haber compuesto al completo el primer álbum de ésta, " Françoiz Breut " (1997), y la mayor parte del segundo " Vingt à Trente Mille Jours " (2000), y de haberla acompañado hasta ahora a lo largo de la gira. Después, se encuentra de nuevo sentado en su fregadero, con ganas de ir a lo esencial. Darle privilegio a la fórmula guitarra/voz, y ser fiel a este precepto a la hora de la grabación. Una etapa que, por el placer de dejarse dirigir, no certificará solo. Después de haber pensado en él para la mezcla del segundo disco de Françoiz, es al productor John Parish (conocido sobre todo por su colaboración con PJ Harvey, pero también músico de Goldfrapp o Giant Sand) a quien Dominique llama para proponerle la co-realización de su nuevo disco. El sentido entre los dos hombres reposa sobre un acuerdo desde el principio, aquel por el cual Parish no escucharía ninguna maqueta antes de comenzar con el proyecto, quedando sólo como enlace la carrera anterior de A. Menos de un mes será necesario para esconder bajo banda magnética los trozos que hoy componen " Auguri " (" Mis mejores deseos " en italiano). La grabación toma forma en dos tiempos, en el País de Gales. Detrás de la mesa, Parish y su ingeniero de sonido (Head). Al otro lado de la pecera, Dominique acompañado por Sacha Toorop, su batería. Dos ingleses y dos francófonos, y en la cabeza un disco espontáneo y directo, para el cual las primeras tomas son usualmente las buenas. Y, al final, varias sorpresas, como la participación de Parish también como músico (bajo y guitarras) en todas las canciones, y el refuerzo del guitarrista Olivier Mellano (Mobiil) en algunos títulos. Pero la mayor sorpresa será la de encontrarse con Dominique de nuevo en registros tan variados : tenso (" Evacuez "), pero también leve (" Ses Yeux Brûlent "), travieso (" Les Chanteurs Sont Mes Amis "), jovial (" En Secret "), poeta (" Les Hommes Entre Eux "), sensual (" Le Commerce de L'Eau "), frontal (" Pour la Peau ")... En una palabra : sin complejos. Un artista capaz de retomar a los belgas Polyphonic Size (" Je T'ai Toujours Aimée ") y a Dalida (" Les Enfants du Pirée ", la canción del film " Jamais le Dimanche ") no tiene que probar nada, excepto dejarse llevar por sus apetencias, siendo éste el mejor motor para avanzar. Diez años después de la salida de su primer disco, Dominique A tiene aún sed de adrenalina y de imprevisto : no esperábamos menos de este francotirador definitivamente enfadado con cualquier ortodoxia y que, si está hoy contento de poder escucharse cantando, ha decidido gritarlo alto y fuerte. Y qué bien le hace.
"Auguri" está distribuido en exclusiva en España por GREEN UFOS. Mas información en www.greenufos.com
Discografía 
"La Fossette" cd (Lithium, 1992) 
"Si Je Connais Harry" cd (Lithium, 1993) 
"La Mémoire Neuve" cd (Lithium, 1995)
"L'attirance" mini cd (The Affection Series de OVNI / Acuarela, 1998)
"Remué" cd (Lithium, 1999)
Además de su discografía oficial, la carrera de DOMINIQUE A está salpicada de colaboraciones y canciones para discos recopilatorios que la hacen si cabe aún más interesante. Además de los dos discos escritos para su (ya ex) compañera sentimental y cantante en muchos de sus temas, Françoiz Breut (al completo el primero de ellos, y en parte y producción el segundo), ha realizado una excelente versión del "Teenage Kicks" de Undertones para el álbum homenaje "Punkadelia", un excelente tema inédito que recuerda fuertemente a PJ Harvey, llamado "Empty White Blues" y recogido en el recopilatorio de Lithium "12 Inédits", un dueto con Stephen Merrit de The Magnetic Fields para el segundo álbum del proyecto paralelo de éste, The 6ths, otro dueto con The Little Rabbits para el álbum recopilatorio "Comme un Seul Homme", un tema en el recopilatorio "Montecarlo" de Elefant Records, las dos canciones, una compuesta e interpretada, otra sólo interpretada, para el álbum "Le phare" de Yann Tiersen, y la inmensa voz en la no menos grandiosa "Bagatelle" en "L'Absente", el último trabajo de su amigo bretón. Reúnelas y tendrás un álbum de rarezas de una calidad asombrosa.
Detalles:
- "La Mémoire Neuve" fue seleccionado para el puesto nº 109 dentro de los 200 mejores CDs de los años noventa, según ROCKDELUX.
- "Remué" fue seleccionado en la posición nº 12 dentro de las listas de lo mejor del año 1999 por ROCKDELUX, así como en el número 8, ese mismo año, por los lectores de la revista.
- De DOMINIQUE A se han publicado entrevistas, artículos, o críticas (siempre con excelencias) de sus discos o sus conciertos en publicaciones especializadas como Rockdelux, Ruta 66, Mondosonoro, aB, Ciclo, AVUI (y su sección Rock&Classic), Efe Eme, La Tienda de Ruidos, Zazoo, Individu Ocult o Fiber (la revista oficial del Festival Internacional de Benicàssim), diarios y publicaciones generalistas como El País, El País de las Tentaciones, AVUI (en general y en su suplemento Rock&Classic), Diario de Sevilla, ABC, Evasión, Diario de Levante, Gaceta Universitaria, El Periódico de Catalunya, o fanzines y revistas dedicados a la música, al cómic u otras expresiones artísticas como Sidsel, So Young (en el que los lectores eligieron a "La Mèmoire Neuve" como el 23er álbum más importante del segundo lustro de los noventa), El Batracio Amarillo, Víbora...
- DOMINIQUE A ha actuado en el Festival Internacional de Benicàssim en las ediciones de 1996 y de 1999, y también en las fiestas de presentación de dicho festival en 2000 (dentro de una mini gira estatal que pasó por Madrid, Valencia y Barcelona). En el año 1997 participó en el festival Barcelona Acció Musical (BAM) de Barcelona. En 1999 presentó "Remué" en el Ciclo de Rock en el Teatro Central de Sevilla, y también en El Mercat De Vic, así como en las fiestas de Gijón. Al margen de eso, compartió una gira nacional en 1996 con los también franceses Diabologum.
- A lo largo de su carrera, DOMINIQUE A ha sonado en Siglo 21, Disco Grande, Diario Pop, Bulevar, Fluido Rosa, El Ambigú, Flor de Pasión,. todos ellos programas de Radio 3, en Viaje a los Sueños Polares de Cadena 40 (antes en Cadena 100), así como en numerosas otras emisoras como Canal Sur, Radio L'Horta (Valencia), Radio Euskadi, Radio Ciutat de Badalona, Catalunya Cultura, Onda Regional de Murcia, EMA (Andalucia),., así como en numerosos programas locales como El Otro Lado del Telescopio, Batahola (Madrid), Indi-Ferente (Granada), Cadena 100 Lugo, y un largo etcétera.
- "Con la inmejorable ayuda del sampler y un talento que un día de estos va a acabar zampándoselo, Dominique A lidia con el Tom Waits de "Bone Machine", traza preciosas melodías sobre un fondo de constelaciones de ruido, se impregna de atmósferas arabescas e improvisa líneas melódicas para un hipotético (e imposible) nuevo film de Truffaut". (Marc Piñol en RDL 163 sobre "Remué").
- "¿Cabe la audiencia del Festival de Benicàssim en un bolsillo? En el de Dominique A, sí. Al paladín de la "nouvelle chanson française" le ha costado tres discos perfeccionar un encantamiento digno de Houdini. En "La Mémoire Neuve" hallarán la fórmula: una parte de Jacques Brel, dos de actitud lo-fi, una cucharadita de folk de cámara y toda la poesía que puedan imaginarse". (Gerardo Sanz en RDL 12/96, sobre "La Mémoire Neuve").

- "Dominique sabe qué hacer con su vida. Y cómo conmover. Qué decir. Cómo reir. A quién seducir. Con quien reir". Elena Cabrera, en FIBER 2000).

L´attirance
La fructífera unión de dos compañías independientes españolas, la sevillana OVNI y la madrileña Acuarela, hace posible una edición exclusiva del mini-elepé de 5 canciones "L´attirance" del compositor afincado en París, Dominique Ané, una de las indiscutibles figuras del pop europeo de este fin de siglo.
Dominique A sorprendió a todo el mundo cuando allá por 1992 presentó en sociedad su primer disco "La Fossette",un Lp autoproducido en un aparato casero de grabación en cuatro pistas,en que demostraba hasta donde puede llegar un músico con talento utilizando unos elementos tan sencillos como esenciales unidos a su personal voz.
Sus dos siguientes trabajos de larga duración, el también casero y obsesivo "Si je connais Harry"(1993) y el soberbio "La mémoire neuve"(1995) , ambos en Lithium, proporcionaron al público francés una nueva y casi definitiva razón para creer en la posibilidad de una digna cosecha propia. 
Pero a pesar de ser alabado por la crítica y de ver como las ventas de sus discos y la asistencia a sus memorables conciertos se encuentran ya a un nivel suficientemente proporcionado con su valía, Dominique A no se ha dejado llevar por la senda de la autocomplacencia, haciendo gala siempre de una ejemplar modestia y laboriosidad en su trabajo:
"Me irrita la gente que siempre hace el mismo disco. Pienso que hay demasiados discos y que cuando uno tiene la oportunidad de grabar algo tiene el deber de trabajar para proponer cosas nuevas. Personalmente, creo que siempre estoy escribiendo la misma canción y que mi trabajo consiste en conseguir que la gente piense que es muy diferente".
Pues bien, este "L´attirance", en que ha sido acompañado de nuevo por Françoiz Breut, supone el cuarto capítulo en su intensa historia, donde la melancolía y la desazón pasean a sus anchas de la mano de cinco canciones a lo largo de veinte minutos imprescindibles.
Al igual que en sus anteriores obras, el compositor francés procura llevar a cabo una interpretación moderna de referencias reconocibles que van desde el pop más oscuro y sinuoso a la tradicional canción de autor de su país, las tonalidades más tropicales y latinas de la música del periodo de entreguerras. 
Todo ello convenientemente mezclado en una coctelera que irradia independencia y eclecticismo. El cruce imposible entre Billie Holiday, Tindersticks, Jacques Brel,Tricky y los Smiths más densos.
En "L´attirance" podemos comprobar como las canciones han sido escritas con un ojo en la letra y otro en la partitura. Canciones llenas de sentido, composiciones plenas cuyas consonancias internas se hacen inaccesibles para casi todos. La madurez de Dominique, ya alcanzada en su tercer albúm, adquiere en este disco una nueva formulación: multitud de caminos por recorrer, recuperación de una parte de la infancia, la que duda, la que hace preguntas y juega.
No se podría entender el vigor de la actual escena francesa sin la destacada figura de Dominique A. Preguntar a Autor de Lucie, Mendelson, Bertrand Betsch,su compañera Francoiz Breut o Diabologum y reconocerán en él un ejemplo y una fuente de inspiración que hoy nos deslumbra con "L´attirance", su última y más hermosa entrega.

Habló de un año sabático en el 2003, de tomarse un descanso tras la salida del libro disco « Le détour » y de tomarse tiempo para imaginarse la continuación. Regularmente, dio noticias bajo la forma de boletines de inactividad publicados en una web dedicada a él (www.commentcertainsvivent.com): los libros que leía, los discos que cautivaban su atención. Los recuerdos que se le venían a la memoria, el humor del momento. Pero se guardaba bien hablar de lo esencial. Un nuevo álbum en gestación, diferente, más ambicioso. Un álbum para el cual DOMINIQUE A ha querido trabajar con un productor cabriolés. Después del inglés John Parish en « Auguri » (Labels, 2001), se ha dirigido hacia el francófono Jean Lamoot (Noir Désir, Bashung, Zebda...). Jean Lamoot es el complice de una cierta « imprudencia » que el cantante ha querido cometer : aquella que consisete en trabajar con el realizador de una obra en negro que continúa fascinándole. (*)

Más allá de la anécdota, el reencuentro entre los dos hombres parecía inevitable. Uno buscaba por una vez aparecer lo menos posible en su disco, el otro proponía poner a su servicio los telentos de los que tiene la costumbre de rodearse : los arreglistas Arnaud Devos y Jean-Louis Solans, pero también el batería Martyn Barker (Joseph Arthur, Billy Bragg...) y el bajista Simon Edwards (Talk Talk, Beth Gibbons...). Un ensayo tuvo lugar en el verano del 2003, con seis canciones que DOMINIQUE había ya elaborado mucho en su versión demo. Y desde la primera escucha de « Dobranoc », supo que había encontrado el equipo que lo sacaría de un cierto sistematismo a nivel de los arreglos. La edición de « Le détour » ha venido a cerrar una forma de funcionar : hoy, el ex « cantande del susurro » desea colaborar con músicos provenientes de otro medio que no es el suyo, de otra cultura. Romper con la sobriedad y la moderación, convertirse en espectador atento de un disco en gestación, el suyo propio, del cual ha tenido problemas para reconocerlo a la primera escucha.

Una vez puestas las bases, la grabación progresa rápidamente. Doce canciones, cuyas cuerdas y vientos se han realizado en Bulgaria, grabadas en tres meses. Otras tres, en un espíritu más cercano al directo, han completado el conjunto: como respiros en medio de un álbum de una densidad inédita. Y es que nunca, salvo posiblemente en sus colaboraciones con Yann Tiersen, las canciones de DOMINIQUE A habían conocido una amplitud semejante. Haciendo gala de una gran audacia, DOMINIQUE A decidió abandonarlas a las manos de arreglistas ambiciosos: pero a la escucha del esultado, nadie se atreverá a reprocharselo ya que sus composiciones están acariciadas por estos arreglos. Estamos casi ante un nuevo A: menos austero, más luminoso. Impulsado por una nueva inspiración, va a sorprender a más de uno. Es quizás su primer disco de hombre. De una manera bastante irónica, ha sido bautizado. « Tout sera comme avant », de la misma forma que « Remué », pone al día la discografía de este artista.

Todo surgió como un malentendido: el año sabático se consagró a la escritura. Páginas manuscritas con boli bic donde nacían canciones. De acuerdo, el bic no importa demasiado, pero tampoco las canciones. Allí también, DOMINIQUE A decidió ir más lejos: hay en « Tout sera comme avant » una de sus letras más intimas (« Le fils d'un enfant »), una de las más sorprendentes (« L'inuktitut »), una de las más cinematográficas (« Bowling ») y la más dulcemente irónica (« La retraite à Miami ») de su carrera. Él mismo lo confiesa: un disco como este no hubiera sido posible hace 5 años. Además, DOMINIQUE se ha tomado la confianza de dar a una selección de escritores contemporaneos a los que él aprecia (Richard Morgiève, Olivier Adam, Brigitte Giraud, Chloé Delaume.) los títulos de sus nuevas composiciones a fin de que estos inventen otras hisotiras. Después de haber sido a menudo inspirado por la literatura, él les hace este ofrecimiento hoy. El resultado, igualmente titulado « Tout sera comme avant », se publica el mismo día que el álbum

Más de diez años después de la aparición de « La fossette », Dominique A ha sabido conservar este gusto por el riesgo y esta sed por lo nuevo, lo inédito, que hacen de él un artista de una trayectoria singular y apasionante, confiando sus canciones a orfebres que se han apropiado de éstas gracias a una interpretación serena. Un A mayúsculo se convierte en la referencia para una generación de escritores.
(*) « L'imprudence » es un álbum del artista francés Alain Bashung, producido por Jean Lamoot.
"Tout Sera Comme Avant" está distribuido en exclusiva en España por GREEN UFOS


2012 ha sido el año de DOMINIQUE A. A una cuidada reedición de sus siete primeros álbumes se añadió en primavera el lanzamiento de "Vers Les Lueurs", su más personal y sorprendente trabajo hasta la fecha. Simultáneamente, DOMINIQUE A se embarcó en una ambiciosa gira con un abrumador espectáculo donde interpretaba al completo su debut "La Fossette" para a los pocos minutos y con músicos diferentes tocar las nuevas canciones de "Vers Les Lueurs", acompañado además por un quinteto de vientos. Este espéctaculo se presentó en el Théâtre de la Ville de París los días 26 y 27 de Enero y llegó en exclusiva a España de la mano del festival Primavera Sound el 2 de Junio. Algo había de especial en este 2012 en el que DOMINIQUE A puso tanto empeño: Cumplía 20 años de carrera.

http://www.commentcertainsvivent.com/

 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción








VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine




VIDEO DIRECTO  2004 Imágenes del concierto 
en Planta Baja en 2004 para IndyRock y Teleideal
Ver video
.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es