--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


Duran Duran en la House of Blues (sep 00)

por Joe McGaha
Auge y decadencia
.

Duran Duran

Duran Duran – All you need is now 2010
por Abel Guerola - IndyRock
La reacción que puede provocar en un fan de Duran Duran escuchar un disco como “All you need is now” son las ganas de exclamar un sonoro “¡Ya era hora!”. Parece que ha sido necesario que quede atrás la década en la que cada dos días surgía una banda que los reconocía como influencia directa, mientras ellos seguían una trayectoria un tanto errática, para que Simon Le Bon y los suyos entreguen, por fin, un nuevo disco de estudio a la altura de sus grandes clásicos. Es más, en muchos foros y revistas ya se habla de que nos encontramos ante su mejor disco desde 1984 y, aunque suene muy exagerado, probablemente lleven razón.

A los de Birminghan les ha bastado con nueve canciones y cuarenta minutos cortos de música para recuperar gran parte de la credibilidad perdida después de bastantes años de obras irregulares. Al mismo tiempo, el nuevo álbum de los británicos es un puñetazo de autoridad en la mesa que pone en su sitio a tanto músico contemporáneo que ha hecho fortuna a base de saquear su legado con la mitad del talento del que ellos demostraron en sus mejores días. 

“All you need is now” puede ser considerado, de hecho, como una puesta al día creíble y lograda de su sonido, o incluso como un “Rio”, su gran obra maestra de 1982, versión 2011. Y es que no es necesario rascar mucho para descubrir que “Blame the machines” recuerda a la propia canción “Rio”, “Leave a light on” a “Save a Prayer”, “Runaway Runaway” a “Hungry Like the wolf”, y así se podría seguir hasta encontrar fácilmente media docena de ejemplos. Lo sorprendente es que, por una vez, las comparaciones no son odiosas, ya que “All you need is now” es una colección de canciones brillante, sólida, prácticamente sin relleno y que acierta a la hora de intercalar los  momentos bailables con otros más atmosféricos y oscuros. 

Trabajar con el productor Mark Ronson ha sido una gran idea, ya que salta a la vista que ha sido uno de los grandes responsables de que la banda haya logrado al fin modernizarse sin perder su esencia. Con las guitarras de Andy Taylor, único miembro original que falta, ya todo hubiera sido perfecto. Aún así, “All you need is now” es una gran noticia y una grata sorresa para los fans de una banda de la que ya muy pocos esperaban un disco así a estas alturas. 


Duran Duran edita Red Carpet Massacre 
El 20 de noviembre de 2007, Duran Duran publica su nuevo álbum Red Carpet Massacre, con los miembros originales John Taylor, Roger Taylor, Nick Rhodes y SimonLeBon al frente de la banda. En las 12 canciones de Red Carpet Massacre, Duran Duran ha colaborado con los productores Timbaland, Jimmy Douglass y Nate "Danja" Hills, así como con Justin Timberlake, fan de la banda británica. Al mismo tiempo, Duran Duran también está trabajando en una película, en un libro de cómics, en el documental Looking for Sushi (On Tour with Duran Duran) y en la creación de un parque temático virtual en Second Life. 
El primer single del álbum es la canción Falling Down, en la que interviene Justin Timberlake como compositor y productor. Timberlake también realiza las mismas funciones en otras tres canciones del álbum: Nite-Runner, Skin Divers y Zoom In. Señalada como una de las primeras producciones en solitario de Justin Timberlake, Falling Down fue grabada en un fin de semana en Elbow Blueport Studio de Manchester. Creyendo que Duran Duran necesitaba una canción épica, al estilo de su gran éxito Ordinary World, para redondear el álbum, Timberlake retó a la banda para grabar una balada en medio tiempo que no sólo gustase a su ejército de fans, sino que conquistase a un nuevo público en todo el mundo. Con una letra conmovedora y una excelente melodía, Falling Down es una de las piezas angulares de Red Carpet Massacre. "Cuando fui a visitar a Justin a uno de sus conciertos", dice Simon LeBon, "preguntó si podía escuchar lo que estábamos grabando y me dijo: "Necesitáis un nuevo Ordinary World para redondear el álbum. Es una de mis canciones favoritas desde que tenía 14 años, cuando era un loco del pop". "Se creó un profundo entendimiento", continúa LeBon, "porque todo lo que va, vuelve". 
Red Carpet Massacre es la continuación de la carrera de Duran Duran, que comenzó en 1981 y que ha vendido más de 70 millones de discos, alcanzando los primeros lugares en las listas de éxitos todo el mundo. Duran Duran ha conseguido 18 discos multiplatino; ha ganado dos premios Grammy; escribió la única canción para la serie James Bond que fue nº1 en Estados Unidos (A View to a Kill); ha recibido numerosos premios MTV, Ivor Novello, Q Magazine... Son algunos de los hitos que han marcado la vida de una banda pionera en muchas cosas. Duran Duran fue la primera en utilizar vídeos en directo en sus conciertos, en tocar en Suráfrica tras el apartheid, en colgar una canción en Internet para descarga de pago, en grabar un vídeo en cinco formatos diferentes, en emitir vía satélite una actuación y una firma de discos, en utilizar tecnología de "aumento de la realidad" en un concierto con efectos visuales en 2D y 3D, en crear una grabación total de vídeo y audio con una panorámica de 360º y 102 canales... Ahora vuelve con su álbum Red Carpet Massacre y la canción Falling Down como primer single. Duran Duran, como nuevo. 
 VIDEOCLIP "FALLING DOWN":
http://mfile.akamai.com/6070/rm/bmgsp.download.akamai.com/6070/video/v_duran_duran_falling_down.rm
Astronaut Tour. Cronicas y Fotos
Madrid Sala La Riviera 22-5-05
Birmingham, UK St.Andrew´s Football Ground 28-5-05 (+ The Bravery y Daniel Bedingfield)
Duran Duran 
"Es gratificante saber que somos influencia para otras bandas"
Barcelona, 20 may 2005. (COLPISA, Paco Soto) / Ideal-IndyRock 
Duran Duran fue uno de los grupos británicos de 'new age' que más destacó en la década de los 80 y uno de los impulsores más decisivos del nuevo romanticismo musical junto a bandas como Spandau Ballet y The Human League. Originarios de Birmingham, Simon Lebon, John, Andy y Roger Taylor y Nick Rhodes se han vuelto a unir después de 18 años y regresan durante tres días a los escenarios españoles para presentar un nuevo disco, 'Astronaut', el decimocuarto de su carrera.

-¿Se publica 'Astronaut' tras muchos años sin trabajar juntos. ¿Cómo es éste álbum?
- Nick Rhodes: ?Nos ha llevado bastante tiempo realizarlo. Empezamos las primeras grabaciones en 2001. Lo hicimos en diferentes sesiones y llegamos a componer entre 30 y 40 temas, de los cuales hicimos una rigurosa selección, para que se ajustaran a los 12 que hay. Están colocados en un orden concreto y hemos querido que fueran de la máxima calidad. Hemos querido igualar lo que fueron nuestros tres primeros lanzamientos discográficos y creo que lo hemos conseguido. 
- ¿Ha funcionado bien el reencuentro?
- Por supuesto que sí. Nos fuimos al sur de Francia y nos encerramos los cinco en una casa. Estaban con nosotros el productor y el técnico. La experiencia nos demostró que teníamos ganas de trabajar juntos otra vez y que funcionábamos. 
- ¿Cómo es el disco desde el punto de vista estrictamente musical?
- Robert Taylor: De alguna forma ha sido un reto para todos, porque hemos recuperado nuestro estilo de nuevos románticos de siempre y también la química que había entre nosotros. Los cinco miembros originarios de Duran Duran tenían cada uno de ellos una sensibilidad diferente, una manera de tocar y de expresarse, pero en conjunto conseguían un trabajo muy homogéneo. Volver a reunirnos y hacer este disco ha sido una aventura muy estimulante. 
- De todos modos, la química personal no se había roto.
- Por supuesto que no. Somos amigos y cinco profesionales de la música muy unidos. Nunca hemos estado enfrentados ni ha habido ningún tipo de discusión. Entonces, con este último álbum, seguimos con lo que habíamos hecho antes, con esta mezcla de influencias, de música de baile, con el rock, el funk y, sobre todo, con la música electrónica. Hemos plasmado todas estas influencias en el último trabajo. No hemos permanecido aislados durante años ni metidos en una caverna. En el álbum aparecen elementos de las nuevas tendencias musicales, como la música hip hop, o las nuevas tecnologías y los nuevos conceptos de la música de baile. 
- ¿Son muy exigentes?
- Por supuesto que sí. Somos nuestros principales críticos y ejercemos un duro control de calidad. Si algo no le gusta a uno de nosotros no se hace, aunque los otros cuatro estemos de acuerdo. 
­Duran Duran ha sido fuente de inspiración para muchos grupos..
­Nuestras composiciones perduran a lo largo de los años, incluso las que compusimos hace muchísimo tiempo. Independientemente de la estética que hayamos podido tener en un momento determinado, el maquillaje, los vídeos, la ropa, el contenido de lo que hacemos, nuestra música y nuestras canciones no han muerto. 
­Es muy gratificante para nosotros saber que hemos influido en otras bandas musicales. Cuando debutamos, en la década de los 80, había una creatividad extraordinaria, con grupos tan poderosos como U2, Talking Heads, The Smiths, Depeche Mode y nosotros. Creo que los años 90, todo esto se perdió un poco, pero ahora la creatividad ha vuelto a irrumpir con fuerza. 
­¿Qué diferencias musicales hay entre lo que se hacía en los años 80 y ahora?
­ En el ámbito de la industria ha habido un cambio muy importante. Antes, las discográficas dejaban más libertad creativa. En cambio, a partir de los años 90, las compañías sólo se preocupan por las ventas y no demasiado por la calidad artística, por aparecer en las listas de éxito, en la televisión, y los artistas ven mermados sus beneficios y su capacidad creadora. La proyección mediática es más importante que la calidad artística. Muchos artistas que tienen calidad se ven marginados del circuito comercial por la industria discográfica. Hace 20 años, habían 10 o 12 compañías multinacionales y ahora hay 4 o 5. 
­Duran Duran era el grupo favorito de Lady Di. ¿Qué representó para vosotros este apoyo?
­La princesa Diana era fantástica y muy querida en el Reino Unido. Nos reunimos con ella en varias ocasiones. La verdad es que fue muy bonito poderla conocer y nos sentimos muy felices cuando declaró que éramos su banda favorita. Por eso sufrimos mucho cuando murió. 
­¿Están satisfechos de la gira? ¿Cómo reacciona el público?
­Estamos muy contentos, porque cada concierto se convierte en una auténtica fiesta masiva. La gente se vuelva loca, el público reacciona muy bien. Después de 20 años seguimos teniendo a muchos seguidores y admiradores. 
­Supongo que serán personas pasan de los 40 años...
­En absoluto. Nuestros conciertos se llenan de gente de 40 o 45 años, pero también de un público mucho más joven. Es muy gratificante. 
­¿Qué opinan de España y de su música?
­España es el país de la fiesta. Por eso estamos tan contentos de iniciar nuestra gira en España, en Barcelona. Esta ciudad es fantástica, el clima es espléndido y el público, maravilloso. Es la primera vez que los cinco tocamos juntos en Barcelona. No conocemos demasiado bien el panorama musical español, pero pensamos que tiene una característica y es la música de baile, la música de discoteca. Aún recordamos, en los años 80, discotecas como Amnesia o Ku. Esta música ha ejercido mucha influencia sobre nosotros. 


La vuelta al pop hedonista e inocuo de los 80
Primer concierto de la gira española 2005
Por Vern Bueno / Efe / Ideal-IndyRock ( Barcelona, 20 mayo 2005 
El grupo británico Duran Duran, uno de los máximos exponentes de la New Wave y del pop más comercial de la década de los 80, han iniciado esta noche su gira española en la Sala Razzmatazz de Barcelona, donde han ofrecido un show plagado de hits tan entretenidos como anclados en otra era. 
Tras un paréntesis de casi 20 años, la formación original de Duran Duran (Simon LeBon, John Taylor, Andy Taylor, Roger Taylor y Nick Rhodes), que lideró la etapa más gloriosa de la banda a inicios de los años 80, se ha reencontrado en los albores del nuevo siglo para grabar un álbum, el mediocre Astronaut (2004), e iniciar una exitosa gira de reunión que ahora les ha llevado a nuestro país. 
El éxito de convocatoria, sin embargo, no se ha producido esta noche en Barcelona. En el último momento se decidió cambiar el Pavellón de Vall d'Hebrón, que en principio debía acoger el concierto, por una más pequeña sala Razzmatazz, que ha presentado una entrada digna pero ni de lejos parecida a los llenos que han registrado los de Birmingham a su paso reciente por Estados Unidos. 
Duran Duran han aparecido puntuales sobre el escenario y han iniciado el concierto con Sunrise, el primer single de Astronaut, con un sonido potente y compacto que no han abandonado en toda la actuación. 
LeBon, poderoso en la voz durante toda la noche y con una estudiada pose de "rockstar", ha asumido todo el protagonismo, mientras que el resto de la banda se ha mantenido en un discreto segundo plano, con una sobria puesta de escena en la que sólo destacaba un juego de luces algo pasado de moda. 
Astronaut, el disco que presentan en esta gira, es un álbum capaz de engañar a los menos precavidos, con singles resultones y una producción apañada, pero que puede provocar el sonrojo cuando intenta adaptar el sonido de la banda a los nuevos tiempos, y una muestra clara de lo trasnochada que resulta la propuesta de Duran Duran en la actualidad. 
Pero al público que ha llenado la sala (treinta y muchos años de media, algunos ataviados como si estuvieran en plena era disco), le importa bien poco el último álbum, probablemente tan poco como a la propia banda, porque saben que es tan sólo una excusa para salir de gira y rememorar viejos tiempos. 
La sensación de "deja-vu" ha empezado a planear sobre la sala ya en la segunda canción: "Hungry like a wolf", uno de los múltiples éxitos de la banda, basado en la infalible combinación de pop-funk y riffs metálicos que aupó a Duran Duran en lo más alto de las listas de ventas de medio mundo. 
Uno tras otro han ido cayendo la mayoría de sus hits (Come Undone, Reflex, Save a Prayer, Wild Boys, entre otras), punteados de vez en cuando por alguna anecdótica canción de su último álbum. 
Un cancionero entretenido y bailable, pero envejecido y de un vacío desolador, que no resiste comparación con el de grupos como New Order, Human League o Depeche Mode, con quienes Duran Duran compartieron escena en su momento. 
La hora y media de concierto (cerrada con un bis en el que Simon LeBon ha aparecido con una bufanda del Futbol Club Barcelona), no han valido para eliminar la imagen algo inocua y efectista que ha ofrecido siempre este grupo, mucho más preocupado por el estilo y los trucos del éxito que por escribir canciones que intenten calar hondo. 
Duran Duran son uno de los iconos de los 80. Escribieron la banda sonora de una era frívola, posmoderna, que valoraba más la imagen que la sustancia, y construyeron a su alrededor (gracias al auge de MTV y los videoclips), una imagen hedonista, de lujo, glamour y despreocupada sofisticación yuppie. 
La segunda parada de la gira de Duran Duran por nuestro país será mañana sábado, 21 de mayo, en Murcia, en el Parque Almansa de San Javier, mientras que el domingo 22 actúan en la sala La Riviera de Madrid. 

.
fotos: archivo IDEAL


Duran Duran ha confirmado su próxima visita a España para el mes de mayo 2005, como parte de su nueva gira mundial, "Astronaut". Tras el éxito rotundo de la gira por Estados Unidos, Duran Duran, con los 5 miembros originales (Simon LeBon, John Taylor, Andy Taylor, Roger Taylor y Nick Rhodes) ha confirmado ya sus conciertos en Europa. La gira, que pasará por 16 países y tendrá lugar durante un periodo de dos meses, contará con una amplia selección de los hits de toda su carrera.
"Astronaut" llegará a España los días 20 y 22 de mayo. El viernes 20 de mayo podremos ver a Duran Duran en el Pavelló Vall d'Hebron de Barcelona y el domingo 22 de mayo en La Riviera de Madrid. Estos dos conciertos serán los primeros que, desde su reencuentro, Duran Duran ofrecen en nuestro país con la formación original.
Las entradas para los conciertos de Barcelona y Madrid se pondrán a la venta el martes 5 de abril para los miembros del club de fans, y a partir del miércoles 6 de abril para el público general.
Los miembros de DuranDuranMusic.com (club de fans oficial del grupo) tendrán acceso exclusivo a la venta anticipada durante el martes 5 de abril a través de su web oficial. Los cinco miembros fundadores de Duran Duran, juntos de nuevo desde 2002, regresan tras un paréntesis de 18 años, con nuevo álbum y una gira imprescindible.  Desde su reencuentro, el grupo ha ocupado los puestos más altos de las listas de éxitos, además de agotar las entradas para cada uno de los conciertos que han ofrecido en Gran Bretaña, Estados Unidos, Japón y Australia. Como reconocimiento a su éxito continuo, en los dos últimos años también han recibido premios a su carrera de manos de MTV, The BPI (British Phonography Industry), Q Magazine y los Ondas.
Duran Duran, Astronaut
Por Jesús S. (jesse9565@yahoo.es) - IndyRock
LOS ANTECEDENTES
Duran Duran  han vuelto. Aunque, siendo justos, cabe decir que nunca se habían ido. Hace cuatro años pudisteis leer en esta misma web los últimos intentos de una banda que lo había sido todo, por sobrevivir en tiempos de olvido y ostracismo. Ciertamente, a finales de la década pasada, los que 20 años atrás habían sido bautizados por la siempre exagerada prensa británica como los "Fab Five", andaban mendigando una posición en el mundo de la música que al menos no empequeñeciese la leyenda de jóvenes guapos y exitosos forjada en la década de los 80 a base de modelos, yates, cocaína y, ciertamente, buenas canciones. Y a pesar de que un buen número de incondicionales aun les seguía en 1999, y de que buena parte de las nuevas bandas del momento les citaran como referencia, su status era cada vez menor, y sus discos apenas se distribuían. Descendiendo a los infiernos en lo creativo y en lo comercial, la situación no parecía tener vuelta de hoja, con sólo dos miembros originales en sus filas, precisamente los menos talentosos;  Simon Le Bon y Nick Rodhes cayeron en la cuenta de que la única salida posible, no por más digna pero sí por la mayor probabilidad de  éxito, era la de convencer a sus ex compañeros Roger, Andy y John Taylor, de la vuelta a la banda en su formato de quinteto, dándole definitiva puerta al fiel Warren Cucurullo, que se había hecho cargo de las guitarras del grupo desde el lejano "Notorious" (1.986). Y como quiera que los tres disidentes tampoco andaban muy boyantes con sus vidas artísticas paralelas, el encuentro, la negociación y las rencillas pendientes se resolvieron en cuestión de horas, sentados en torno a una mesa en la que quedó claro que existía aun química entre ellos, y que era el momento de retomar las cosas por donde se habían dejado en 1985. Alentados además por una industria en la que lo ochentero vuelve a tener tirón, y jugando la carta ganadora de la reformación que tan buen éxito le había dado a otras bandas (Blondie, sin ir más lejos), los cinco de Birminghan comenzaron a componer, a medio camino entre Francia, Inglaterra y Estados Únidos, sus primeros temas juntos desde mediados de los 80. Ya el año pasado, con una veintena de composiciones en su libreto, decidieron ponerse a prueba a sí mismos como banda de directo (algo que les dio mucha credibilidad en el pasado) y organizan una pequeña gira por Japón y los States, con buen éxito de público, y en los cuales ya tocan nuevos temas como "What happens tomorrow", "Virus" y "Still breathing". A la vuelta de la gira, y ya metidos en estudio, comienzan a circular por internet las primeras demos del que será su cuarto disco con la formación clásica, undécimo de su discografía. Trabajan con productores como Don Gilmore y Dallas Austin, pertenecientes a la generación del más comercial r´n´b y del nu-metal, dos tejedores de éxitos que han trabajado con gente tan dispar como Justin Tinberlake, Linkin Park o Pearl Jam. Es un golpe de efecto decisivo el contar con ellos si se quiere poner al día el sonido de una banda cuyos hits del pasado huelen por todos lados a sintetizadores y bases eighties.  En un guiño a su historia, cuentan también con la colaboración de Nile Rodgers (productor de hits como "Wild Boys", "A view to a kill" y "Notorious"). Por tanto, la expectación entre sus fans comienza a crecer. Nadie sabe a priori como será el resultado final, ya que las demos poco dicen en cuanto al tipo de producción que finalmente llevará el disco. 

   Con todo en esta situación, queda aun lo más importante por perfilar. ¿Qué compañía sacará el disco?. Interesante y elemental duda, amigos. Tras un final forzado y por la puerta de atrás con Capitol, la banda no quiere confiar el esperado retorno en manos de cualquier disquera que no garantice unas cifras de distribución y promoción justas. Finalmente, tras varias reuniones, se llega a un acuerdo con Sony, que no sólo lanzará el nuevo álbum sino también las futuras grabaciones de la banda. Estamos a comienzos de 2004 y las cosas comienzan a ir bien; lanzamientos paralelos en DVD, cajas recopilatorias, nuevo merchandising, etc...todo hace augurar un retorno por todo lo alto, coronado con diversos premios a su trayectoria. Su presencia en los mass-media comienza a volver a los niveles de 1983, cualquier sitio a donde van, cualquier nuevo rumor acerca del disco dispara los teletipos de los medios musicales de todo el mundo. Con el disco ya finiquitado, y a la espera de las mezclas finales, la banda se embarca en una gira por su país, exitosa donde las haya, y teniendo que alargar en cinco noches sus shows en el londinense Wembley Arena, debido a la demanda de tickets...¿nostalgia? ¿oportunismo? ¿moda? Cualquiera que sea la razón, el hecho es que Duran Duran han vuelto por donde solían, a nivel comercial masivo. 

   En verano de este año, se da a conocer el título y fecha de edición del nuevo album. "Astronaut", Otoño de 2004. Comienzan entonces las labores pre-promocionales: establecer contactos con las principales emisoras de cada país, concertar portadas de prestigiosas revistas, elección del primer single que será radiado hasta la saciedad...a finales de verano se produce el lanzamiento oficial de "Sunrise", un tema conocido por los fans a través de las grabaciones de los shows  de 2003. Un hit bailable y pegadizo, mediocre pero certero. En definitiva, un "The Reflex" de segunda categoría, pero suficiente para dar pistoletazo de salida a la nueva etapa de la banda, acompañado de un clip grabado entre Ibiza, Los Pirineos, Londres y Los Angeles, que está siendo emitido a todas horas por las emtivís de todo el globo. 

EL DISCO

Si por algo se caracteriza una banda con mas de dos décadas de carrera a sus espaldas, y que además, como es el caso, ha sido fenómeno social en una época muy determinada, es por la heterogeneidad de su público más fiel. Sencillamente, hacer un retrato robot del seguidor medio de los cinco de Birminghan es prácticamente imposible: las chicas que les jaleaban hace 20 años serán ahora seguramente señoras burguesas madres de familia. En 1993 arrancaron otro buen puñado de fans de la era grunge con su hit "Ordinay world"; muchos rockeros de pro tampoco se ruborizan lo más mínimo reconociendo que siempre han visto en ellos a una banda especial. Así, hoy en día, es difícil saber a quien puede ir dirigido su producto; y es más difícil aun saber que puede esperar de ellos cualquiera de los anteriormente citados grupos de fans. Lo que sí que tengo claro, es que con "Astronaut", Duran Duran van directos a por el éxito que ya alcanzaran hace tanto años, y siguiendo un esquema muy parecido. Estamos ante un disco difícil de valorar de primeras, dependiendo de lo que uno espere de cinco tipos cuarentones que hacen algo que ha sido etiquetado de muy diversos modos a lo largo del tiempo. Cada miembro, hijo se su padre y de su madre, tiene personalidad propia, y la mezcla de los cinco es difícil de alambicar. En teoría, el resultado debiera haber sido un disco que, independientemente de la calidad de las composiciones, hubiera oscilado entre la faceta más arty de la banda (encabezada por Nick Rodhes y Le Bon, no en vano responsables del vanguardismo prematuro de la banda en mitad de los 80, que confluyó en el experimental proyecto Arcadia), y la más rockera, liderada por Andy y John Taylor, dos tipos que en los últimos tiempos han jugado sus cartas en el lado más salvaje del negocio (el primero, un genio de las seis cuerdas en solitario y como productor de Rod Stewart y Thunder, el segundo junto a Duff McKagan, Matt Sorum y Steve Jones  a bordo del incendiario bólido que fueron Neurotic Outsiders) y que en teoría iban a volver a revitalizar el sonido de la banda, atenuando la faceta más popera de los anteriores. En este estado de cosas, lo más comprensible hubiera sido apostar por un disco cercano al interesante pop-rock de clásicos como "Hungry like the wolf" o "Careless memories". Pero no, señores, al final la cosa ha quedado mucho más alejada de esto último de lo que parece a simple vista. Es "Astronaut" un disco variado, que muestra a una banda sacando un sonido excelente, pero más inclinada a intentar hacerse un hueco entre alumnos aventajados de máxima actualidad como Franz Ferdinand o Scisors Sisters que a mostrarse más carnales y desgarrados. Producción lujosa, pero truculenta, teniendo en cuenta el peso que la faceta rockera de la banda podría haber tenido. Efectivamente, el bueno de Andy Taylor se deja caer con algunos riffs puntuales, pero es la excepción a la regla. Y la regla es: Nick Rodhes acaparando demasiado protagonismo con los teclados, demasiadas texturas y truquitos que dejan el verdadero potencial del grupo (insisto, guitarras y base rítmica) realmente dañadas. Aun así, el disco se deja oír, suena contemporáneo y adulto, y contiene algunas gemas que cada cual podrá descubrir en privado, pero en un vistazo general parece quedarse en un buen intento de recuperar el viejo talento. Lo mejor, sin duda, el tema título y cortes como "What happens tomorrow" y "Nice", que hacen que la nota media suba de aprobado raspadito a bien, algo que, oídos los discos anteriores a la esperada reunión no es poco. Al fin y al cabo, "Astronaut" es el motivo para tenerlos de vuelta, y yo que siempre he creído en ellos como banda de calidad sólo puedo pedir que les sigan yendo bien las cosas. Además es en directo (esencial el visionado del dvd en vivo de sus poderosos shows de Wembley que acompaña al disco en edición de lujo) donde volverán a demostrar que realmente pocas bandas de pop-rock han sobrevivido tan bien como ellos lo han hecho, le pese a quien le pese. En definitiva, un digno retorno, y aunque muchos esperábamos más de ellos, no seré yo quien le ponga peros a estas alturas del cuento.
Auge y decadencia
Por Jesus S.. - IndyRock
Me sorprendió bastante ver en esta gloriosa web la reseña de un concierto de Duran Duran que hizo el amigo Joe...¿Duran Duran en una web de rock en el 2.000?...definitivamente!!!. 
Tengo un sobrino de 19 años que una vez, viendo un clip de DD en la MTV me dijo: "Yo pensaba que Duran Duran era un grupo español"...esto nos da un primer dato: DD no son muy conocidos por las nuevas generaciones, ni conocen su importancia capital en el engranaje de la músca rock. Sus conexiones así lo indican: Sex Pistols, Guns N´Roses, Lou Reed, Pink Floyd, Korn, Hole... Tal vez, tú que estes leyendo esto pienses que de dónde coño se saca este eso de que Duran Duran han tenido importancia en el mundo del rock. 
Como no pretendo hacer una selecta biografía, sino que prefiero ir al grano, dedico las siguientes lineas a los escépticos:
1. Duran Duran y el post punk. Cuando Duran Duran se subieron por primera vez en un escenario corría 1977, el punk inglés estaba en pleno apogeo. Tras la caída del punk, inmersos en los 80, se aprecian claras reminiscencias punk en la música de DD: el primer Lp de la banda ("Duran Duran", 1981) refleja esto mejor que nada: producción bastante underground mezclada con pop y moda. Un coctel explosivo: riffs de guitarra ("Anyone out there"), lipstick, ropa hortera y videos alucinógenos ("Careless memories"). 
2. La obra maestra del pop. El disco más jodidamente perfecto de los primeros 80: "Rio" (1982), una auténtica obra magna con temazos que les abrirían las puertas de los States: "Hungry like the wolf", "New Religion", "The chauffeur"...la producción es perfecta y los video clips se ven en medio mundo. 
3. El glamour. El exito de "Rio" se ve superado con "Seven and the ragged tigger", una obra menor pero que pegó fuerte con temas como "The reflex" o "Union of the snake". Llega el éxito masivo, llegan los yates, las novias modelos, la histeria de las quinceañeras.El mejor tema es sin duda "New moon on monday", y el guitarrista, Andy Taylor empieza ha desmelenarse en canciones como "Of crime and passion".
4. La era de las greñas. 1984-1985 El heavy metal triunfa en medio mundo y Andy (que es el principal compositor del grupo) decide dejarse el pelo sucio y largo. Simon Le Bon le sigue los pasos. Es 1984 y el Arena Tour arrasa decenas de ciudades desde Canadá a Australia, desde Tokyo hasta París. El testimonio sonoro es "Arena". El que oiga ese disco y diga que no hay rock hay dentro o está sordo o ha perdido el sentido: todos los viejos temas se endurecen: Andy ha tomado las riendas, y Telecaster en ristre sorprende con riffs agresivos y solos a lo Scorpions. Ojo, que incluso aparece en la portada del Kerrang!. 
5. Cinco que ya no lo son. 1986-1990 A partir de la transmutación metálica de Andy, el grupo se desmembra. Andy se larga a NYC con John Taylor, reclutan a Robert Palmer y a Tony Thompson (Chic) y se meten en los Power Station Studios. Graban 8 temas impresionantes llenos de rock con un toque funk. Se hacen llamar igual que los míticos estudios. A la producción está Bernard Edwards (Chic otra vez). El plástico es un exito en USA, con temazos como "Some like it hot" y versiones como el "Get it on" de Marc Bolan...Andy sigue demostrando su categoría como guitarrista, John Taylor y Tony Thompson componen una sección rítmica perfecta, y Palmer lo cubre todo con su carismática voz. Andy ya no volverá con Duran Duran salvo en dos ocasiones: grabación del bonito tema "A view to a kill", y actuación en el Live Aid. Inicia carrera en solitario: primero con un album potente en la linea de Power Station, más tarde con un album de versiones definitivamente hard ("Dangerous") con temas de AC/DC, Montrose, Thin Lizzy, Stones etc. Produce a Rod Stewart ("Out of order"), y a Thunder (banda curiosamente similar en su sonido a los Bad Company, uno de los grupos favoritos de Andy). Por otro lado, la facción más pop de DD crean Arcadia, un proyecto de sonido mucho más vanguardista y europeo. Graban entre París y Londres "So red the rose", con colaboraciones de Sting y David Gilmour (Pink Floyd). A la vuelta de estos proyectos el grupo ya no vuelve a juntarse: Roger Taylor abandona para retirarse del negocio. A Andy ya nadie le va a hacer cortar sus metaleras melenas: adios al maquillaje y a los dias de laca y éxito. Quedan Le Bon, John Taylor y Nick Rhodes y graban "Notorious" con Nile Rodgers (Chic por tercera vez!) a la producción. Es el último gran disco de DD. A partir de ahí la historia es otra. 
6. Decade of deacadence Tras "Notorious", la decadencia de la bande es evidente: malos discos, falta de creatividad, aunque en directo siguen siendo grandes. "Big thing" es simplemente correcto. En su gira pasan por la Costa del Sol y llenan la Plaza de Toros de Málaga, excelente concierto.El siguiente album, "Liberty", es malo con narices y ni salen de gira. En 1993 dan con un filón: "The wedding album" es su disco más vendido y con el single "Ordinary world" a la cabeza vuelven al primer plano de la escena. Ya han incorporado a un nuevo guitarrista fijo: Warren Cucurullo (barroco donde los haya). La MTV vuelve a pones sus ojos en ellos y graban un excelente "Unplugged", a la altura de los mejores (Aerosmith, Pearl Jam , Alice in chains y KISS). 
7. Duran Duran + Guns N´ Roses + Sex Pistols = Neurotic Outsiders Bueno, estamos en 1994 y John comienza a tener serios problemas con la cocaina que le llevan a un sonado divorcio, tanto en lo personal como en lo artístico. Con DD su último album es "Thank you", un excelente recorrido por las influencias de la banda: versiones de Iggy Pop ("Success"), The Doors ("Crystal ship"), Lou Reed ("Perfect day", en palabras del propio neoyorquno, la mejor versión hecha jamás de un tema suyo)... John se traslada a vivir a L.A. Con sus colegas de juerga Steve Jones (Sex Pistols), Duff y Matt Sorum (GN´R) forman Neurotic Outsiders, una banda que comienza como una reunión de amigos y que acaba en un sólido disco de punk rock. Con Steve y Duff a las guitarras, John al bajo y Matt a la batería, con las voces repartidas entre los tres primeros, con temas tan potentes como "Always wrong", "Angelina", "Jerk"...un pedazo de disco en definitiva. 
8. Medazza...que? Por su parte Le Bon y cia. siguen buscando un sonido que nunca llega: "Medazzaland" aparece en 1997 y sólo es distribuido en medio mundo por problemas con su sello Capitol. De todas formas, no había nada que perderse, quitando un par de buenos temas ("Out of my mind", "So long suicide"). Paralelamente, Andy vuelve a rescatar a Power Station, esta vez sin John y sin éxito (en lo comercial). John comienza su carrera en solitario, primero de la mano de Steve Jones ("Feelings are good and other lies"...gran disco), y más tarde formando banda propia: Terroristen, con los que permanece hasta hoy. Esperemos una gloriosa reunión de los Neurotic Outsiders. 
9. El 2.000 Este año ha significado en retorno de DD con nuevo disco: "Pop trash": probablemente lo peor que han hecho jamás. Es duro para un fan de toda la vida decir algo así, pero lo evidente no se puede negar: medio disco es un intento de recuperar el sonido del bombazo "Ordinary world", con un Le Bon muy pesado con su lamentable medio falsete. La otra mitad del disco, algo más contundente, se pierde en banalidades sonoras, versos que no cuadran...decepcionante en definitiva. Sólo salvaría de la quema un buen tema como "When Mars meets Venus", pero incluso este parece un calco de los primeros Nine Inch Nails. 
10. DD como influencia. Coutney Love coge el micro en mitad del "Unplugged" de Hole: "Esta es la mejor canción jamás escrita, que la mayoría de la gente pretende no conocer". Empieza a sonar "Hungry like the wolf". Es sólo un ejemplo de loo que DD han siginificado para muchos de los que ahora rondamos la treintena. Tienen además dos discos de tributo, especialmente el grabado por bandas punk y ska como Goldfinger, Reel Big Fish, Deftones. Otros artistas actuales que crecieron con ellos, los reconocen sin ningún tipo de sonrojo. Jonathan Davies, cantante de Korn los sitúa como su banda favorita de todos los tiempos. Smashing Pumpkins versionean en directo el contundente "Night boat" de su primer disco. Coal Chamber también los reconocen como influencia. En definitiva, tarde o temprano les tenía que llegar el reconocimiento. 
Esperemos que algún dia, aunque nadie se acuerde ya de ellos, los cinco teenagers que empezaron su andadura en Birminghan vuelvan a reunirse y graben una fantástica continuación de "Rio". 
Andy, please, vuelve y pon algo de orden!!! 70 millones de discos vendidos deben valer la pena.
APÉNDICE: Top Ten Canciones DD

   1. New Religion. 
   2. The chauffeur
   3. New moon on monday.
   4. Skin trade
   5. Anyone out there
   6. A view to a kill
   7. Last chance on the stairway
   8. Late bar
   9. To the shore
   10. Ordinary world
Duran Duran en la House of Blues (sep 00)
por Joe McGaha - IndyRock
Cuando pienso en los años "80, hay varios grupos que vienen a la mente inmediatamente. Uno de ellos seria Duran Duran. Desde su comienzo, Duran Duran era un simbolo para la Inglaterra de esa epoca. Su aspecto, su musica, su imagen, todo nos dice "pop de los "80".
De verdad, cuando mi novia Katie me aviso de que iban a tocar en la House of Blues (la Casa de los Blues en Hollywood), yo no esperaba mucho. Hay un monton de grupos de los "80 que estan tocando de nuevo, y la mayoria de ellos no tienen ni el brillo ni el misterio de ayer (a lo mejor es porque estan tocando por falta de dinero, no por el amor de la musica). Pero Katie se animo tanto, y pense,¿porque no?.
El show comenzo a las nueve, y nosotros llegabamos justamente a las nueve y cinco minutos. Yo no sabia que todavia habian tantos fans--!La House of Blues estaba completamente llena! Lo que me gusta mas de ese teatro es que es bastante pequeno para poder ver la actuacion desde cualquier lado"nosotros estabamos al lado izquierdo, junto al bar. 
Tocaban muchas de las canciones mas conocidas como "When You Come Undone", "Barbarella", y "Girls On Film", y unas de otros grupos, como la cancion rap "White Lines" (yo no sabia que habian grabado esa cancion tambien). El show era tremendo, Simon Le Bon hablaba con el publico, conto chistes, y bailo como un loco. Tocaban sin parar hasta las once y cuarto " un buen tiempo para cualquier grupo. Terminaron con "Rio", pero hicieron dos "encores" con "Notorious", y "All She Wants Is". De verdad me impresiono muchisimo. Espero que sigan tocando hasta que sean viejitos (como los Rolling Stones), cada vez que vengan a Los Angeles, ahi estaremos.
Para mas informacion sobre Duran Duran en la red:
http://www.duranduran.com 
Para mas informacion sobre The House of Blues en la red:

http://www.hob.com


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es