--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS



.

Eels
EELS publicarán en marzo de 2015  “Royal Albert Hall”, grabación del concierto que ofrecieron en el recinto londinense en 2014. Se publicará en doble CD+DVD y en triple vinilo+DVD. 
Abril 2013 Dublin Olympia Theater
Crónica Raúl Vegas - IndyRock
Fotos de David - Mc Clelland

Arrancó la gira Europea de presentación del último trabajo de “Mark Oliver”, más conocido como Mr. E y su banda, los Eels. Dublín fue elegida esta vez como una de las ciudades para la  presentación de su último trabajo “Wonderful, Glorious”, que recaerá en ciudades españolas a finales del mes abril. Un nuevo trabajo de este peculiar prolífico personaje, que está siendo reconocido por casi toda la crítica internacional, como uno de los mejores trabajos publicados hasta la fecha. Un trabajo, que podríamos entender como una continuación a la trilogía de los tres últimos álbumes publicados, “Hombre Lobo”, “End Times”, y “Tomorrow Morning”.

Eels no habían vuelto a tocar en Dublín desde el 2009 como concierto único. Lo hicieron en el 2010 como parte del cartel del “Electric Picnic” Festival  de ese mismo año. Lo que lo hacía ser uno de los conciertos esperados de este año, y que se vio obligado a prolongarse por dos fechas, ya que las entradas para el primer día llegaron a agotarse en tan solo unas horas. Y al igual que sucediera el primer día, para la segunda fecha, también se volvieron a vender todas las localidades del Olympia Theater (lugar escogido con mucho acierto por parte de la promotora). 

Estábamos expectantes de ver cómo nos sorprendería esta vez el señor E. Este polivalente músico-compositor, conocido por sus excentricidades (las diferentes caracterizaciones de sus personajes reflejadas en sus relatos musicales) y sus estados de ánimo. Estábamos a la espera de ver como quedarían plasmadas en el escenario tras la publicación de este nuevo trabajo,  y de ver que ocurriría esta vez. 

 Aparecieron uno por uno en el escenario, ataviados en un chándal de la marca Adidas como si se tratara de un equipo de baloncesto, esperando a que su gran capitán apareciera en escena para ofrecer otro gran recital. 
 Iniciaron el show con “Bombs Away”, que al igual que en su último trabajo, sirvió de inicio para esta nueva aventura musical. Todo estaba bien organizado, el sonido era perfecto, todos tenían bien aprendido su papel, y cada uno estaba en su posición .Nada más había que seguir el guion. 

 La velada continuo con el segundo tema que abre el álbum, “Kinda Fuzzy”, un tema muy pegadizo al estilo electro Eels que tan bien le resulta a E, y al que nos tiene acostumbrados,  llevándonos a explorar diferente estilos musicales, demostrándonos again, las buenas aptitudes que tiene a la hora de componer. Seguidamente “Stick Together”, también de su último trabajo, sirvió para un pequeño cambio en el guion que no afectaría al resultado final, el “Oh Well” de los Fleetwood Mac, una  de las versiones más contundentes y poderosas que he podido disfrutar de este tema, que junto a temas como el “Tremendous Dynamite”, Prizefighter”, y “Souljacker I” sirvieron para hacer reaccionar al público y como de una bofetada se tratara , sirviera para hacerles prepararse para una noche de Rock. 

 El sonido era contundente, limpio y directo, se podía denotar una actitud más positiva de E, como si un nuevo día o una nueva aventura le esperara. Y lo demostró con las pequeñas interrupciones  que realizo a lo largo del concierto, pidiendo a cada uno de los miembros de su equipo , ja,ja.. que se acercaran de uno en uno a abrazarle, hasta donde se había situado en el escenario, felicitándoles por sus “buenas maneras”, entre canción y canción.           La noche tuvo momentos para todo, momentos relajados como “Fresh Feelings”, “The sound of Fear”, el “Turna round”, de su último álbum, y otra vez, una versión de otro clásico, el “Itchycoo Park” de los Small Faces acompañado por los bailecitos de los allí presentes.

En las dos veladas desgranaron gran cantidad de los temas de su último disco, e incluso repitieron una escenificación de una entrega de votos, en una especie de altar simulado entre E, y su fiel compañero Cheap, con el que lleva trabajando 10 años.  Un compromiso que quedo sellado con el saludo secreto de los Eels (ya no tanto secreto como afirmo el batería), para reafirmar su relación. Y en la que, en la segunda velada volvieron a repetir, pero esta vez, acompañados por un gaitero irlandés como si de una boda tradicional irlandesa se tratara. Momento en el que los demás componentes de las banda utilizaron para  entonar el “Go Cheap” a revoluciones ramonianas, para homenajear al ahora sí, guitarrista oficial de los Eels. 
 Sonaron seguidamente los primeros acordes de la que es posiblemente la canción más contundente, rabiosa y que mejor representa la vida de este luchador nato, que tan bien sabe canalizar a través de sus composiciones musicales, “Souljacker, Part I”, para posteriormente  enlazarlo con el tema que da título a su último trabajo, y el que llevaría a la banda a un pequeño receso tras una hora y media de concierto, el “Wondereful, Glorious” ( posiblemente el mejor tema de su último trabajo). 

Tras unos minutos y tras el clamor del público, los Eels reaparecieron en el escenario para regalarnos otras dos sorpresitas, un tema que aparece en el la edición deluxe, del último disco, “I’m  Your Brave Little Soldier” y un meddley del “My Beloved Monster/  Mr E’s Beatiful Blues”. Saludos al público, el público del teatro en pie con los cinco miembros de la banda haciendo un corrillo y felicitándose unos a otros tras esta brillante representación. 
  Parecía que todo terminaría  aquí, pero…… había más. No contentos, y tras el gran clamor del público, y tras haberse despedido por segunda vez, de nuevo saltaron al escenario para agradecer a la afición irlandesa su cariño con otro par de temas. “Fresh Blood”, secundado por un brillante juego de luces tenues en rojo sangre con flases parpadeantes blancos y los aullidos del público, y “Climbing to the Moon”, fueron las canciones más acompañas  por las voces de los allí presentes en el Olympia Theater de Dublín. 
Dos veladas que finalizaron tras casi dos horas de poderoso directo y  perfecta ejecución de sonido, en las que fueron intercambiando muchos de los temas de sus últimos tres trabajos básicamente, y donde el público llego a echar de menos algunos de los temas más conocidos de anteriores trabajos. 

Y cuando las luces de escenario se habían encendido, cuando la mitad de los asistentes habían abandonado el teatro, y los de seguridad nos estaban  invitando a dejar el lugar, “E” y los suyos  asaltaron  por tercera vez el escenario, llevándonos a un éxtasis y estupor generalizado  a los que allí todavía permanecíamos.  Otras dos canciones, que alternaron con “Dog Face Boy” y “Peach Blossom”. Y el tema que regularmente utilizan para animarse a sí mismos y seguir Rockeando el mundo, el “Go Eels!, poniendo así, el broche de oro a este guion llevado a la perfección. 



UN 'FREAK' ROCKERO
Por Rafa Quílez - Efe - Ideal
Un auténtico 'freak', una persona como se conocenpocas, un tipo capaz de sustituir al grupo telonero por un mimo, prohibir que se fume durante el concierto o añadir tres canciones cuando más de media sala había desfilado y las luces estaban encendidas. Es E., el líder de Eels.
El grupo norteamericano, que llenó la sala Bikini de Barcelona y convocó a más de 500 personas, según la promotora Iguapop, en un concierto marcado por el endurecimiento de su sonido, totalmente escorado hacia el rock gracias a la presencia en la banda del guitarrista británico y productor John Parish.
Mark Oliver Everett, E., a la voz y guitarra, Kool G. Murger al bajo, la guitarra y los teclados, Butch a la batería y Parish a la guitarra solista ofrecieron casi dos horas de rock intenso y emocional en el que repasaron material de sus cinco discos.
Sonaron así, "Going to your funeral", "Elizabeth on the bathroom floor", una versión de Missy Elliott -"Get your freak on"-, "Dog faced boy", "That's not really funny", "Daisies of the galaxy", "Bus stop boxer", "Souljacker part 1", "My reversed monster" -nueva acepción de la original "My beloved monster"-, "Climbing to the moon" o "Woman driving, man sleeping".
Fue entonces el momento de casi quince minutos de tormenta eléctrica con "Not ready yet", todo un guiño a la audiencia: si hay algún grupo que ya está preparado para el rock and roll moderno, ése es precisamente Eels, que ya había cautivado al público, que seguía al pie de la letra la instrucción de no fumar, con "Bus stop boxer".
Un público que había asistido atónito al cambio de telonero previsto, el grupo madrileño Dwomo, por el mimo Basilio, contratado a última hora por la promotora Iguapop ante la negativa de E. a aceptar que nadie suba al escenario tocando un instrumento antes que él, otra de sus marcianadas.
La parte final fue, si cabe, más escalofriante, con nuevas revisiones, siempre al filo del ruidismo, de "Fresh feeling", "Souljacker part 2", "What is this note?" Y "I like birds".
En el primer bis, "World of shit", "Cancer for the cure" y "Mr. E's beautiful blues", y en el segundo, la inédita "Sad clown", una composición a medias entre E. y Butch, tocado a esas alturas con un sombrero Stetson blanco, "3 speed" y "I write the B-Sides".
El público empezó a desfilar, las luces se encendieron, sonó la música del pinchadiscos residente de Bikini y unas 200 personas se quedaron en la sala reclamando algún bis más.
Diez minutos después, Butch apareció de nuevo y, solo con su batería, cantó e interpretó "Novocaine fot the soul".
El público entendió entonces que aquello había acabado, pero un centenar de personas, aún con luces encendidas y música de ambiente, reclamó de nuevo otro bis, y cinco minutos después, toda la banda volvió al escenario para ofrecer dos piezas más: "Friendly ghost" y "Wittness". 

EL PROYECTO DE MARK OLIVER EVERETT
Eels (Anguilas) es el proyecto personal de Mark Oliver Everett, conocido como E., un multiinstrumentista camaleónico y atormentado, casi depresivo, que busca siempre la mejor instrumentación para cada canción, recorriendo a un sinfín de sonidos.
El grupo, que debutó en España en abril de 1997, abandonó en su tercer disco, "Daisies of the Galaxy", la tristeza depresiva de sus dos anteriores obras, "Beautiful Freak" y "Electro-shock blues", marcadas por el suicidio de su hermana y la muerte de su madre tras una larga enfermedad.
Equiparables a Los Secretos por su capacidad para componer excelentes canciones de rock a partir de la melancolía, Eels se fundó después de que E., que había editado dos discos en solitario entre 1992 y 1994 -"A man called E" y "Broken toy shop"-, se liberase del contrato que le ligaba a Polydor para montar su propia banda junto a su antiguo batería, Jonathan "Butch" Norton, y al multiinstrumentista Tommy Walters.
El grupo fue uno de los primeros fichajes de la discográfica Dreamworks, creada por una serie de magnates del mundo cultural entre los que figuraba Steven Spielberg.
Canciones como "Novocaine for the soul", "Susan's house" o "Not ready yet" figuraban en su primer álbum, "Beautiful freak", al que siguió, en 1998, "Electro-shock blues", posiblemente uno de los álbumes más desgarradores de la década y que no se presentó en directo en España, como su antecesor, al suspenderse la gira por la muerte de su progenitora.
Tras un tercer disco más radiante y que indicaba que, por fin, empezaba a salir el sol para E., Eels puso a la venta el año pasado su cuarta obra, "Oh what a beautiful morning", que se podía adquirir únicamente en su página web (www.eelstheband.com) y que recogía en directo la gira mundial de la Eels Orchestra 2000 y la gira en solitario de E. con Fiona Apple.
Lisa Germano, David Hlebo, Steve Crum, Orest Balaban, Probyn Gregory y Butch acompañaron a E. en la Eels Orchestra 2000 para interpretar piezas como "Oh what a beautiful morning", "Abortion in the sky", "It's a motherfucker", "Ant farm", "Feeling good", "Vice president Fruitley", "Hot and cold" o "Something is sacred".
El pasado mes de septiembre Eels publicó su quinta obra, "Souljacker", donde E. aparece con una nueva imagen, semejante a 'Unabomber', y en el que contó con John Parish (PJ Harvey, Dominique A.) como coproductor de un disco en el que también participaron el bajista Adam Siegel, el guitarrista Joe Gore o Butch.
Se trata de un disco más rockero y denso, desnudo de arreglos, con reminiscencias bíblicas, 'freaks', fantasmas, bellos durmientes, 'samplers' de sus propias canciones y toques de folk en canciones como "Dog faced boy", "Fresh feeling", "Friendly ghost", "Teenage witch", "World of shit" o las dos partes de "Souljacker".
En directo, Eels acostumbra a incluir canciones inéditas o desperdigadas por recopilatorios y sencillos como "Animal", "Bad news", "Dog's life", "Fucker", "Funeral parlor", "Manchester girl", "Stepmother" o "Thirteen", así como versiones de "Altar boy" (Rickie Lee Jones), "Dead Flowers" (Rolling Stones), "Livin' Life" (Daniel Johnston), "Open the door" (Magnapop), "If I was your girlfriend" (Prince) o "Damn I wish I was your lover" (Sophie B. Hawkins).
Eels edita  BLINKING LIGHTS and others revelations
Mr. E es de esos que si no tuviera manos, haría música con los pies. Al menos, esa es a la conclusión que uno llega después de escuchar su nuevo disco: la última demostración de talento de E y la prueba irrefutable de que a veces un disco doble es la mejor forma de expresar todo lo que uno lleva dentro, sin dejarse nada.
En sus palabras, estos dos discos hablan de "Dios y todas las cuestiones relacionadas con el tema de Dios. También trata de cómo aferrarme a los jirones que quedan de mi cordura y del cielo azul que sale al día siguiente de una terrible tormenta," añade, "es una carta de amor a la vida misma, en toda su hermosa y horrible gloria."
El álbum está lleno de instrumentación poco habitual, así como de notables estrellas invitadas. Una canción ("Last Time We Spoke") presenta al perro de caza de Everett, Bobby, Jr., haciendo un solitario solo. Unas cuantas canciones después, el fan y colaborador de eels, Tom Waits grita un solo - literalmente-- ("Going Fetal"). Más tarde, el guitarrista de R.E.M., Peter Buck (haciendo su segunda aparición en un disco de eels) toca el dobro, la guitarra y el bajo (en la canción co-escrita por Buck, "To Lick Your Boots"), y en un álbum que hace uso del arpa en varias de sus canciones, es interesante saber que el rey del arpa del rock & roll, John Sebastian de The Lovin' Spoonful, hace una rara aparición tocando el arpa en una canción ("Dusk: A Peach In The Orchard," co-escrita por Sebastian).
Un casero álbum épico, BLINKING LIGHTS es un reflejo imaginativo y emocional de la condición humana, grabado principalmente en el apartamento de Everett en Los Angeles durante un período de varios años. En sus dos discos se dan cita canciones sobre la fidelidad, la responsabilidad, la madurez, la dignidad, las decepciones, la comodidad, la esperanza y la renovación. Es el disco más personal de eels desde ELECTRO-SHOCK BLUES, en 1998. Aquel álbum trataba del casi simultáneo suicidio de la hermana de Everett con la enfermedad terminal de su madre, desde su punto de vista personal. Este nuevo álbum le sorprende luchando con los demonios familiares, habla de cómo los efectos de las tragedias del pasado se convierten en algo personal en la vida adulta, a veces atrevidamente autobiográfico, y otras veces construido alrededor de las historias de otros.
"Después del éxito comercial de BEAUTIFUL FREAK (1996), tomé una decisión. Todo parecía ser una experiencia vacía, estar en ese mundo de lo que es ser cool y popular, representaba todo lo que yo odiaba y ahora me estaba convirtiendo en parte de ello. Me odiaba a mí mismo más de lo que lo había hecho nunca. Y estaba aprendiendo grandes lecciones sobre los que realmente importa de esas tragedias que estaban ocurriendo. Necesitaba ir a algún sitio más profundo. Si alguno de los discos vendían menos, no me importaba."
"La familia con la que crecí había desaparecido por completo en 1998. Tuve que enfrentarme a ello mientras hacía ELECTRO-SHOCK BLUES. Pero es algo que nunca va a cambiar y sus implicaciones son demasiado poderosas en mi vida," dice. Y la "maldición" no acabó en 1998: la prima de Everett, Jennifer era una de las pasajeras del avión que se estrelló en el Pentágono el 11 de Septiembre de 2001. "Hay una especie de sonido fantasmal en BLINKING LIGHTS," dice Everett, "tal vez porque vivo con un grupo de fantasmas.


EELS, tras el que se encuentra el genio creativo de Mark Oliver Everett actuará además de en la Sala Bikini de Barcelona, en LA RIVIERA de Madrid el próximo 18 de septiembre del 2010.
Su dilatada carrera comenzó con aquel “Beautiful Freak” de 1996 y ahora nos presentarán su nuevo y fabuloso trabajo  “End Times” (Vagrant/Nuevos medios/2010) 
En "End Times" ha quitado ornamento y electricidad a sus melodías y ha grabado en un cuatro pistas casi confesiones sobres sus vivencias en los últimos tiempos, en su mayoría sobre su divorcio. "End Times" vuelve a recoger las influencias de sus héroes, Neil Young, Tom Waits o Van Morrison y es que, como bien dice la cubierta de su autobiografía, E es un estoico sin parecer virtuoso; las canciones parecen fluir sin ningún esfuerzo. Este podía ser uno de los mejores discos sobre una ruptura que se han hecho y las críticas foráneas ya se han apresurado a calificarlo como "Obra de arte"
(Mojo) o “Un disco dolorosamente brillante” (Q Mag).
Los desgarradores temas como el "That look you give that guy" o la tremenda "Fresh Blood", han dejado paso a  las bellísimas melodías de "Little Bird" o "In My Younger Days".
 Para rematar la frenética espiral de noticias hay que señalar las súper ventas de su autobiografía "Cosas que los nietos deberían saber" cuya edición española se publicó finalizando el año pasado y que ha sido encumbrada por medios especializados (Rock de Lux) como una de las lecturas obligadas. Uno de los conciertos más esperados, justo a la vuelta del verano.
www.eelstheband.com


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine




Dcode Festival 2011
Fotos y crónica Marina Sanz Domínguez y Javier Alonso Juliá.
.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es