--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS



Elefantes + Bunbury

 
 
 
 
 
 
 

Crónicas


Bunbury, web especial en IndyRock
.

Elefantes

ELEFANTES estrena el esperado single de su próximo álbum junto a su vídeo "CADA VEZ"
Su nuevo trabajo saldrá a la venta a principios de 2018
"Cada vez" es el primer single del esperado nuevo disco de Elefantes que verá la luz a principios de 2018. El video clip está dirigido por Ignacio Bernal de la productora Dosis y la dirección de arte corre a cargo de Miguel Frago.

Luces y sombras que planean sobre la banda, sobre bodegones y acciones que nos hablan del paso del tiempo, del azar y del devenir de la vida.
Un acertado equilibrio entre el pasado y la modernidad, con base rítmica muy contemporánea, guitarra de 12 cuerdas y la voz de Shuarma en estremecedores tonos más bajos de lo habitual, acompañada por unos preciosos arreglos de cuerdas.

En esta ocasión Elefantes nos hablan del destino, del devenir de la vida, de la creencia de que todo tiene su porqué y de la oportunidad que tenemos para decidir hacia donde encaminamos nuestros pasos.
Haz click en la imagen para ver el vídeo

Renovadores de la canción española desde una perspectiva única y personal, con este nuevo trabajo la banda vuelve a posicionarse como el referente musical nacional de mayor espectro, fusionando palos variados que van desde el pop hasta el flamenco, pasando por la canción melódica y el rock. Esta vez la banda ha preparado un trabajo de carácter conceptual que versa sobre las decisiones que tomamos a lo largo de las veinticuatro horas del día, conteniendo todos los rasgos de Elefantes como músicos de raza, combinando elegancia y arrebato, distinción y furor, pero añadiendo en esta ocasión la influencia del pop español de los años sesenta. Para la producción han contado de nuevo con Santos & Fluren, consiguiendo un sonido tradicional y moderno que contextualiza al grupo como compañeros generacionales de Love of Lesbian y Sidonie sin abandonar su condición de herederos de bandas históricas como Radio Futura y El Último de la Fila.

ELEFANTES 
09.12 Palacio de los Deportes TORREVIEJA (ALICANTE) 
18-19.05 SEVILLA - INTERESTELAR. 
8-9.06 VALENCIA - FESTIVAL DE LES ARTS.



Shuarma
viernes 5 de marzo 2010 Sala Planta Baja Granada
La buena crisis
por Enrique Novi - IndyRock
Hace casi cuatro años que, tras siete álbumes publicados en once años, Los Elefantes se despidieron en un concierto en la sala el Tren, para que su carrera diera paso a la de su líder, el cantante Shuarma. Desde entonces han cambiado algunas cosas y otras por el contrario muy poco. Entre las segundas está el tono meloso y edulcorado del pop que factura el catalán y que a pesar de su intento por arrimarse al mundo indie, apenas difiere del que practicaba al frente de su banda, un grupo que dejaba todo el peso de sus directos al presuntamente carismático frontman de rubia cabellera y mirada profunda. Su aspecto algo canalla, sin embargo, no logra soslayar esa manera suya de entonar, más cercana a los cantantes melódicos de los setenta que los alternativos de los noventa, tanto al frente de Elefantes como en solitario. Eso es lo que menos ha cambiado, por suerte para sus seguidores e infelizmente para aquellos que no soportan sus afectadas maneras. Las cosas que son diferentes a como eran hace cuatro o cinco años son unas cuantas más. En vida Los Elefantes nunca tuvieron el pudor de ocultar su querencia por la música comercial, y ellos mismos se definían como un grupo con aspiraciones comerciales, una prueba de valentía en el proceloso mundillo del pop nacional. Y seguramente hubo, entre otras, intenciones comerciales cuando decidieron dar carpetazo al proyecto para dedicarse a la producción y dejar que fuera Shuarma en solitario el que explotara el camino recorrido hasta entonces. Con lo que seguramente no contaban era con el advenimiento de la crisis. Y como esta igual sirve para un roto que para un descosido, no es gratuito que en los textos promocionales que acompañan el lanzamiento de El poder de lo frágil, el disco que venía a presentar la noche del viernes y segundo de su cuenta, se haga mención expresa a ella. Desde luego, tanto como las dificultades, influye en su incidencia la actitud con la que se afrontan, y en este sentido ya debía venir avisado de que las cosas han cambiado a peor en estos años de transición entre el grupo y el artista bajo su propio nombre. Pero a pesar de todo, pasar de convocar a 500 personas en una sala mediana a reunir apenas 150 en una pequeña debe ser duro de asumir. Se puede aducir que sus pretensiones han cambiado, y para apoyar el argumento se hace hincapié en el productor del álbum, el mismo de Sidonie o Love of Lesbian (dos bandas catalanas que capitanean el mundo independiente), pero en su directo siguen ocupando un espacio preferencial los antiguos éxitos de Elefantes para desmentirlo. Así que visto lo visto lo más destacable fue la entrega con que se ofreció a los menguantes incondicionales que mantienen la fe en sus canciones.
SHUARMA EL PODER DE LO FRÁGIL
SINGLE DE ADELANTO: “OTRA RÁFAGA DE LUZ”
BUNBURY: “Shuarma vuelve, más reflexivo, para ofrecernos una nueva colección de canciones definitivas de rock, desde el Mediterráneo”.
LEIVA (PEREZA): “Talento al servicio de la canción. Emociona y araña. ‘Por esta vez’ hace pupa desde la primera escucha. EL PODER DE LO FRÁGIL suena de verdad y hace compañía”.
LOQUILLO: “Shuarma en EL PODER DE LO FRÁGIL escribe el guión de su personaje definitivo”.
Quién es más fuerte, ¿el que nunca se siente débil o el que acepta su fragilidad?
En esta época, con nuestro país sumido en una profunda crisis económica y en la que la música pasa uno de sus peores momentos, SHUARMA apuesta por la valentía, la contundencia y la rotunda energía del rock. Porque los verdaderos artistas se crecen frente a las dificultades y Shuarma es uno de ellos. 
En lugar de dejar que pase el temporal, el artista catalán sale a pecho descubierto para enfrentarse a la tormenta sin miedo al fracaso, porque sabe que quien actúa desde el corazón poco puede perder.
El poder de lo frágil es el segundo y esperado disco en solitario del músico barcelonés después de su experiencia mediterránea de Universo, y donde Shuarma deja claro que vuelve a la ciudad, a lo urbano, a lo ambiguo y a lo camaleónico que le dio la fama y también sus mejores composiciones. Vuelven las guitarras eléctricas, los estribillos contundentes y a las descargas de energía que empezábamos a echar demasiado de menos. Una vuelta al concepto primitivo y urgente del rock de uno de los ‘front-man’ más reconocibles, carismáticos y originales de nuestro país.
Un disco valiente, nocturno y extremadamente elegante a, en el que Shuarma deja claro que no pretende hacer concesiones artísticas para sonar en las radio formulas ni gustar a todo el mundo, sino presentar una propuesta musical personal y única, además de expresarse frente al mundo que le ha tocado vivir. Y lo hace con brillantes textos que son declaraciones de principios sin pudor ni prejuicios, abordando temas tan diferentes como el amor, la muerte, o la critica social.
El poder de lo frágil contiene 12 canciones que han sido escritas, ensayadas, grabadas y mezcladas  integramente en Barcelona, producidas por el propio Shuarma y The Blind Joes (Sidonie o Love of Lesbian), y en las que encontramos un sonido de banda rocosa, peleona y absolutamente contundente.
Celebremos entonces la vuelta de un imprescindible en el rock en España.

ELEFANTES se despide en 2006
Queridos amigos y compañeros de viaje: Nos cuesta dar esta noticia, pero tenemos que comunicaros que Elefantes como grupo se disuelve. Después de 10 años de carrera, 7 discos en el mercado, más de 55 canciones compuestas, muchos conciertos, muchos viajes, todo ello realizado con muchísima ilusión y muchísimo cariño,  ponemos punto final a nuestra carrera porque como grupo ya no tenemos nada más que decir. Afortunadamente nuestra relación personal sigue siendo muy buena y por eso la disolución se lleva a cabo de una forma cordial y amigable.
Agradecer en profundidad a todos aquellos que han compartido esta aventura con nosotros y a todos aquellos que nos han demostrado tanto cariño, e informaros de que cada uno de nosotros tiene planes de continuar en la música.
Shuarma comienza su carrera en solitario. Julio Cascan alternará las tareas de productor con su carrera como músico. Jordi Ramiro continuará con sus clases de percusión, y Hugo está a punto de abrir su propio estudio de grabación en Barcelona, además de ultimar las canciones para su nuevo proyecto.
A modo de despedida, vamos a realizar una gira entre los meses de Febrero y Abril, y vamos a grabar un DVD y un disco en directo.
Muchas gracias a todos por vuestra atención.
Shuarma, Julio, Jordi, Hugo.
Somos nubes blancas"
 Decíamos ayer que crecer no es lo mismo que madurar. Que para crecer sólo hace falta tiempo y que madurar exige implicación.  Que para algunos significa asumir sus limitaciones y que para Elefantes, por el contrario, consiste en regresar al futuro del pop español con un título de resonancias budistas, "Somos nubes blancas" (Emi, 05), metáfora de un punto de partida filosófico que nos recuerda que nada es perdurable, que todo pasa y que la felicidad estriba en asumir que únicamente existen el aquí y el ahora.
No cabe duda de que el cuarteto barcelonés está en paz consigo y con lo que les rodea. Diez años después, Jordi (batería), Julio (bajo), Hugo (guitarra) y Shuarma (voz) han encontrado su propia voz, esa brújula que les permite explorar un universo iluminado a base de chispazos de romanticismo y mechas de literatura arrebatada. Canciones como "Azul", "Me falta el aliento",  "Tan difícil como amar" o "Qué yo no lo sabía" mostraban orgullosas su sofisticación de arrabal, traficando emociones desde un enclave prácticamente inédito ¿Quién reivindicaba a Bambino en plena tensión pre-milenio? Ahí estaban Elefantes versionando "Se me va" en "Azul" (Emi, 00), un falso debut para una música urgente, directa y, por supuesto, llena de verdad. Mercancías peligrosas -el amor, el desdén, los celos- que ellos moldeaban con mano maestra también en "La forma de mover tus manos" (Emi, 03), una inmersión en las entrañas de un sonido ya definitivamente propio. Y ahora, entre la inmediatez de uno y la profundidad del otro -ambos, todo sea dicho, en la frontera del disco de oro-, entregan "Somos nubes blancas", la prueba de que hay que tener cuidado con lo que se sueña porque puede acabar cumpliéndose.
Con una secuencia inaugural difícilmente superable, el cuarto álbum de Elefantes no sólo dice con elocuencia de su enorme potencial sino que, para regocijo de unos fans que, a día de hoy son multitud, lo ratifica. El rock con nervios, uñas y dientes del movimiento de apertura, el pop devoto y carnal de  "Mi estrella" y, sobre todo, una de las mejores primeras estrofas de lo que llevamos de siglo XXI, la de "Abre más ancho el camino" ("Mira dos veces antes de saltar / no vaya  ser que tu cuerpo precioso se rompa en pedazos pequeños / y los pisemos después al andar / si  quieres cambiar tu destino / en este mundo tan anodino / coge fuerte tu copa de vino /y abre más ancho el camino"), se convierten en puente de plata para "Al Olvido", single de anticipo y uno de esos temas que, por sí mismos, justifican una carrera.  "Todo cuanto he aprendido / si ha de hacerme tanto daño / lo que guardo en el cajón / se lo regalo al olvido", reza el estribillo. Si estuviéramos hablando de literatura, sería una novela de iniciación, un "El guardián entre el centeno", un "Diario de un ladrón". Pero hablamos de música, de la grandeza del pop y de su capacidad para hacernos sentir íntimo algo que ya jamás nos será ajeno.
Podríamos referirnos quizás a la producción de Joe Dworniak (Radio Futura, Jarabe de Palo, etc), a la relajada atmósfera de la grabación en un recoleto estudio de Barcelona, a las mezclas en Londres. Pero no, no es eso.  "Dime si tú te vas" y esas palmas traicioneras, "Me llega información" y su eco (musical) a los ochenta y  (lírico) al milagro de la comunicación, "La vida", crooning a corazón abierto a la altura de los verdaderamente grandes, muestran a un grupo en plenitud. Acabado el proyecto Bushido y principiado uno nuevo, La Media Luna, que comparte con su mujer, Shuarma  compone y canta  pero el tremendo paso de gigante -en las melodías y, sobre todo, en las letras- que supone "Somos nubes blancas"  necesitaba del extraordinario impulso creativo de Jordi, Julio y Hugo. Y también del tuyo, que tienes que pintarlas de plata antes de que escampe.

Elefantes
23 abril 2005 Madrid
Por Antutxo Martinez - IndyRock
A pesar de lo que se pueda creer, soy de la opinión de que cuando uno se enfrenta a un concierto desde este lado del negocio musical tiene que dejar de lado sus gustos personales y valorar el trabajo de los demás. Esto es un arma de doble filo, porque es relativamente sencillo cargar las tintas contra los que, en el fondo, no están presentes. Es mucho más honesto fijarse a los que verdaderamente entienden del tema, que no dejan de ser los fans, los que se dejan la pasta y eligen un concierto en lugar de un buen número de cervezas, por ejemplo, o la peli de marras, o cualquier otra cosa. Y desde ahí empezar a mirar, con sentido crítico, cuidado, que fan a veces suena a fanático y con todo el invento mediático el nivel de exigencia se encuentra por los suelos. 
Desde este punto de vista es en el escenario donde se juegan los músicos los cuartos, aunque sepamos todos que está muy lejos de ser así y, en lo que a mí respecta, sobre las tablas lo mismo da que te llames Mark Knopfler, por poner un ejemplo, que Josh Rouse. No hay crédito, ni talones en blanco a ningún nombre.
En lo que a mí respecta, y esto es una opinión,  el panorama del pop lo es bastante desolador en este país como para tener que hacer distinciones en beneficio de un estilo que puede caracterizarse por la frescura y la sencillez. Y se encuentra en conversaciones manejando términos como 'canción melódica' en contraposición al citado 'pop', porque no son los músicos que se apuntan al último los culpables de Bisbal y similares. O de otra manera, Elefantes hacen pop, y digo esto como un cumplido. Un pop que lo mismo no es muy fresquito, pero que sí se trata de una apuesta seria por el estilo, y eso es de respetar. Y, desde luego, que se parece a Coldplay lo mismo que un huevo a una castaña, por más que lo lea por tordas partes. Desde que irrumpieron en esto del showbiz de la mano de Bunbury se han ido forjando un camino propio y personal, una manera de entender la música, que les caracteriza y les hace diferentes, en el sentido de que han encontrado su propio sonido sin que todas las canciones les suenen alo mismo. Y eso es de valorar, más en este país. Otra cosa es que te gusten o no, y para gustos hay colores. O grupos.
Esto en abstracto, pero en concreto están los conciertos. La música en vivo. Aunque para el escenario también hay trucos, el salto siempre tiene su riesgo, no hay productor, por más que este sea muy acertado (Joe Dworniak), y son solo los músicos, a veces en guerra contra el sonido, la sala, los precios. También en esto sacan nota los barceloneses. Utilizan sus armas con soltura y eso es algo que siempre se agradece, no se dejan al azar, saltan con la cosa pensada, que es el primer paso para hacer las cosas bien. Se manejan con el carisma de Shuarma, bien arropado por el resto de la banda, cargándose el peso del directo en sus movimientos. Y funciona. Por eso 'Somos nubes blancas' suena tan bien en directo, tirando y soltando, que decía un amigo, concediendo los respiros adecuados al público, levantándolo cuando conviene, llevándoselo en volandas hacia algún sitio donde está su propia manera de entender la música. Seguro que ya lo he dicho antes, pero la magia de un directo consiste en eso. Elefantes la consigue. El resto son opiniones, que son gratis. Las letras extrañas, con las que se puede ser muy crítico, (por más que se diga 'Tu mejor canción' tiene una letra muy floja, y no es la única), los sonidos, los recorridos musicales, las propuestas. Lo mismo no debería decir esto, pero nunca me he comprado un disco de Elefantes, ni creo que lo vaya a hacer. Mis tiros van por otro lado. Pero en Aqualung se lucieron. Y una cosa poco tiene que ver con lo otra. 


Somos nubes blancas (emi) 2005
Aunque ya había regresado al futuro con "Azul" (Emi,00) y "La forma de mover tus manos" (Emi,02), el pop español escucha en "Somos nubes blancas" la brillante intensidad de su presente. Y es que el nuevo álbum de Elefantes impone como el de su definitiva consagración: una exploración de la condición humana que nos recuerda lo necesarias que la música y la poesía son para nuestras vidas. Producido por Joe Dworniak (Radio Futura, Jarabe de Palo, etc), está lleno de motivos con forma de canciones para considerar al cuarteto barcelonés mucho más que la franquicia española de los británicos Coldplay. En voz de uno de los cantantes más personales, carismáticos y magnéticos de nuestro país, "Al Olvido", "Somos nubes blancas" o "Abre más ancho el camino" suenan a esa gloria que tantas veces se persigue y casi nunca se alcanza. 
ELEFANTES: azul + acústico Publicará "Azul" en acústico en marzo. Shuarma, Jordi, Julio y Hugo están trabajando en las maquetas de las canciones del que será su tercer álbum. Pero antes Elefantes reeditará "Azul" (2000) con un disco adicional que contendrá 10 de los temas del original en formato acústico. Por otra parte, ese mismo disco se venderá también por separado en un digipack. Su nombre: "Azul + Acústico". Los temas: "azul", "me he vuelto a a equivocar", "si / no", "cuéntame", "si no te siento", "se me escapa el tiempo", "se me va", "piedad", "desde aquí" y "me gustaría poder hacerte feliz" cobran una nueva dimensión, una vibración inédita y sorprendente al ser desnudadas y abordadas en formato acústico como si de temas distintos se tratara. El propio grupo parece reinventarse a sí mismo en este formato, en el que los afortunados que los hemos disfrutado hemos reconocido a un grupo sincero e intenso como pocas veces se puede escuchar. En suma: un auténtico lujo que podremos disfrutar a partir del 4 de marzo de 2002

            EleFanteS: "La forma de mover tus manos y otros paisajes"
Se reedita ahora este brillante disco ("La forma de mover tus manos") con un hermano uterino acompañándole en el mismo lecho,  en formato doble cd, con nada menos que 12 canciones extras (todas contenidas en el segundo de los cds aquí presentes). 
Tenemos 2 canciones con ANTONIO VEGA de "Que yo no lo sabía", un lujo que ha venido sonando insistentemente en la radio, junto con otra canción de los extintos NACHA POP también en colaboración con ANTONIO, nada menos que "Lucha de gigantes" (auténtico delicatessen, oiga) . 
Además de 5 canciones nuevas, Poco a poco, Cada parte de ti (en dos versiones diferentes), Para que sirven las cosas,  Luz, Perro bambi
Y también disfrutaremos de 4 versiones diferentes de temas del disco: Quedémonos juntitos, Cerca de mí, Por verte pasar, Me falta el aliento,  aquí recreadas en versiones alternativas a las que ya figuraban en el disco madre "La forma de mover tus manos". Por supuesto, nada gratuito en los tratamientos diferenciados de estas canciones, con momentos de superlativa intensidad, de escalofrío inevitable aún en las pieles más curtidas. 
Ni que decir tiene que esta reedición supone un paso importantísimo en su carrera hacia el reconocimiento como una de las formaciones más originales e innovadoras del panorama de pop y rock en España y sin duda va a ser un disco importante para el pop español. 
ELEFANTES,  un grupo que se degusta cada vez con renovadas ganas.
noviembre 2003
Granada Planta Baja 09-03-01

Por Miguel Carrasco para IndyRock

Su mirada, no Azul, sino oscura, siniestra, inundó el mínimo escenario de la sala Planta Baja. Una sola luz dejaba entrever el rostro de Shourma, el líder de los barceloneses Elefantes. E inmediatamente después, la música. 

Todo fue Azul y el quinteto catalán comenzó a desgranar una a una las 13 canciones de su tercer trabajo, acompañadas de dos muestras de sus anteriores trabajos, menos conocidos fuera de circuitos regionales.
Un sonido limpio y una voz personal dominaron el concierto, que si de algo pecó fue de breve. Apenas una hora y quince minutos que supieron a poco al numeroso público que llenaba la sala granadina.
Desde los primeros acordes Shourma se convirtió en protagonista absoluto del concierto. Animal del escenario, el líder de Elefantes se mostró atrapado en tan breve espacio, si bien mostró buena parte de su talento para hacer de un concierto algo más que una sucesión de canciones.
El resto del grupo asumía, conscientes, un segundo plano, mientras ejecutaba de forma precisa y con oficio los temas, a medio camino entre el pop más setentero y la música española de siempre, bajo la sempiterna influencia de su mentor y productor de Azul, Enrique Bunbury. Las comparaciones entre Elefantes y el último Bunbury son inevitables. La voz, la forma de interpretar los temas y las canciones, compuestas en su totalidad por Shourma, recuerdan al cantautor zaragozano, lo que marca, para bien o para mal, un primer acercamiento a Elefantes. No obstante, unas influencias flamencas más marcadas, unas melodías más mediterráneas y las letras dan a Elefantes personalidad propia.
El concierto transcurrió, de este modo, entre los regustos a años 70 de «Piedad» y los ritmos del pop más actual de «Sí/no» o «Me he vuelto a equivocar». Pero sin lugar a dudas, uno de los momentos más destacados fue la versión de la canción de Bambino «Se me va», incluida en el último trabajo de Elefantes y versionada anteriormente por el pseudogrupo sevillano Siempre Así. En las manos del grupo barcelonés, el tema de Bambiono cobra aires diferentes, alejados de su originaria intención, para adentrarse en territorios nuevos e interesantes.
Los dos temas de trabajos anteriores, muy aplaudidos por el público asistente, se hallan indudablemente en los dominios del rock más tradicinal, con momentos duros y sin concesiones, de calidad y muy diferente al resto del repertorio, aunque de agradecer por lo que de diferente y de evolución personal y profesional de la banda demuestran.
El público, que acudió a Planta Baja con invitación, sorprendió agradablemente al grupo barcelonés con una entrega desde los inicios y el conocimiento de su trabajo. Y a ellos respondió Elefantes con un concierto serio de principio a fin y que sirve como presentación de Azul, quizá uno de los mejores trabajos de este año del pop  español.


Elefantes vuelven 
El  18 de marzo de 2014, Elefantes publicaba su nuevo álbum "EL RINOCERONTE" tras ocho años de inactividad y alcanzaba los puestos más altos de la lista de ventas en su primera semana de lanzamiento. Ahora sus fans podrán disfrutar de este nuevo trabajo en directo los días 24 (soldout) y 25 de abril (últimas entradas) en la sala Joy Eslava de Madrid. 

http://www.elefantes.net/

INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción 









VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine




.




--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es