<div id=" fb-root"="">

1997 * 2017   #20 Aniversario

INDYROCK Magazine

Elefantes

ELEFANTES

PRESENTACIÓN 'LA PRIMERA LUZ DEL DÍA'

"Un showcase para dar a conocer las canciones del açlabum con el que la banda inicia 2018" ....  

CRÓNICA Y FOTOS: ARMANDO BOHÓRQUEZ

PATROCINADO

INDYROCK





UN CUENTO OPTIMISTA

ELEFANTES, PRESENTACIÓN DEL DISCO 'LA PRIMERA LUZ DEL DÍA'

Madrid, Warner Music 1 febrero 2018
Warner Music - 1 febrero.

Crónica y fotos por ARMANDO BOHÓRQUEZ * INDYROCK
'La primera luz del día' es la frase que da nombre a la nueva producción musical de Elefantes, banda fundada en 1994 y que cuenta ya con 6 discos de estudio.
Sus integrantes: Shuarma (Voz), Jordi Ramiro (batería), Julio Cascán (bajo) y Hugo Toscano (Guitarra) lanzarán el 16 de Febrero un disco conceptual que describe un trayecto, una aventura. Un cuento que comienza optimista mientras amanece con “la primera luz del día”, pero que se va enriqueciendo en emociones mientras nos pasea por sus 12 temas llenos de drama, amor y esperanza; siempre introspectivos. Todo esto se expresa a través de arreglos impecables, instrumentación precisa y letras que se roban nuestra atención. Demostrando total control mientras juegan con música etérea, pop y flamenco nunca carente de energía. Definitivamente una producción muy bien lograda que dará mucho de qué hablar.

El día primero de febrero tuvimos el placer de asistir a la escucha en primicia y posterior show case acústico donde esta consolidada banda demostró el perfecto dominio del mensaje de este disco grabado en los Blind Studios de Barcelona y que augura presentaciones inolvidables para este año. Nuestra recomendación es que no se lo pierdan.




vídeopromoción


PUBLICIDAD




NUEVOS CONCEPTOS

Tras veintitrés años de carrera y seis discos de  estudio, Elefantes presentan su nueva obra: La primera luz del día. Renovadores de la canción española desde una perspectiva  única y personal, con este nuevo trabajo la banda vuelve a posicionarse como el referente musical nacional de mayor espectro, fusionando palos  variados que van desde el pop hasta el flamenco, pasando por la canciónmelódica y el rock. Esta vez la banda ha preparado un trabajo de  carácter conceptual que versa sobre las decisiones que tomamos alo largo de las veinticuatro horas del día, conteniendo todos los  rasgos de Elefantes como músicos de raza, combinando elegancia yarrebato, distinción y furor, pero añadiendo en esta ocasión  la influencia del pop español de los años sesenta. Para laproducción han contado de nuevo con Fluren &amp; Santos, consiguiendo  un sonido tradicional y moderno que contextualiza al grupo como compañerosgeneracionales de Love of Lesbian y Sidonie sin abandonar su condición  de herederos de bandas históricas como Radio Futura y El Último de la Fila. 

La primera luz del día es un disco rico en matices, con mensajesde calado y cuidada instrumentación, pero sobre todo es un disco  que desborda energía. Tras una exitosa reciente gira por teatroscon la que recorrieron España y visitaron México, Elefantes  se encerraron en los Blind Studios de Barcelona para capturar en estasdoce nuevas canciones la brutal retroalimentación con su público,  cerrando una obra sin fisuras unitaria en su conjunto.

ELEFANTES

Formación
Shuarma (voz)
Jordi Ramiro, batería
Julio Cascán, bajo
Hugo Toscano, guitarra
Procedencia Barcelona

DISCOGRAFÍA

La primera luz del día, 2018
Nueve canciones de amor y una de esperanza, 2016
El rinoceronte, 2014
Gracias, 2006
Somos nubes blancas, 2005
La forma de mover tus manos… y otros paisajes, 2004
La forma de mover tus manos, 2003
En acústico, 2001
Azul, 2000
El hombre pez, 1998
Elefantes, 1996
www.elefantes.net
 

PUBLICIDAD





SHUARMA * LA BUENA CRISIS

Planta Baja, 5 marzo 2010
Por ENRIQUE NOVI * INDYROCK
Hace casi cuatro años que, tras siete álbumes publicados en once años, Los Elefantes se despidieron en un concierto en la sala el Tren, para que su carrera diera paso a la de su líder, el cantante Shuarma. Desde entonces han cambiado algunas cosas y otras por el contrario muy poco. Entre las segundas está el tono meloso y edulcorado del pop que factura el catalán y que a pesar de su intento por arrimarse al mundo indie, apenas difiere del que practicaba al frente de su banda, un grupo que dejaba todo el peso de sus directos al presuntamente carismático frontman de rubia cabellera y mirada profunda. Su aspecto algo canalla, sin embargo, no logra soslayar esa manera suya de entonar, más cercana a los cantantes melódicos de los setenta que los alternativos de los noventa, tanto al frente de Elefantes como en solitario. Eso es lo que menos ha cambiado, por suerte para sus seguidores e infelizmente para aquellos que no soportan sus afectadas maneras. Las cosas que son diferentes a como eran hace cuatro o cinco años son unas cuantas más.

En vida Los Elefantes nunca tuvieron el pudor de ocultar su querencia por la música comercial, y ellos mismos se definían como un grupo con aspiraciones comerciales, una prueba de valentía en el proceloso mundillo del pop nacional. Y seguramente hubo, entre otras, intenciones comerciales cuando decidieron dar carpetazo al proyecto para dedicarse a la producción y dejar que fuera Shuarma en solitario el que explotara el camino recorrido hasta entonces. Con lo que seguramente no contaban era con el advenimiento de la crisis. Y como esta igual sirve para un roto que para un descosido, no es gratuito que en los textos promocionales que acompañan el lanzamiento de El poder de lo frágil, el disco que venía a presentar la noche del viernes y segundo de su cuenta, se haga mención expresa a ella. Desde luego, tanto como las dificultades, influye en su incidencia la actitud con la que se afrontan, y en este sentido ya debía venir avisado de que las cosas han cambiado a peor en estos años de transición entre el grupo y el artista bajo su propio nombre. Pero a pesar de todo, pasar de convocar a 500 personas en una sala mediana a reunir apenas 150 en una pequeña debe ser duro de asumir.

Se puede aducir que sus pretensiones han cambiado, y para apoyar el argumento se hace hincapié en el productor del álbum, el mismo de Sidonie o Love of Lesbian (dos bandas catalanas que capitanean el mundo independiente), pero en su directo siguen ocupando un espacio preferencial los antiguos éxitos de Elefantes para desmentirlo. Así que visto lo visto lo más destacable fue la entrega con que se ofreció a los menguantes incondicionales que mantienen la fe en sus canciones.

UNA APUESTA DE POP SERIO

Elefantes 23 abril 2005 Madrid
Por Antutxo Martinez - IndyRock
A pesar de lo que se pueda creer, soy de la opinión de que cuando uno se enfrenta a un concierto desde este lado del negocio musical tiene que dejar de lado sus gustos personales y valorar el trabajo de los demás. Esto es un arma de doble filo, porque es relativamente sencillo cargar las tintas contra los que, en el fondo, no están presentes. Es mucho más honesto fijarse a los que verdaderamente entienden del tema, que no dejan de ser los fans, los que se dejan la pasta y eligen un concierto en lugar de un buen número de cervezas, por ejemplo, o la peli de marras, o cualquier otra cosa. Y desde ahí empezar a mirar, con sentido crítico, cuidado, que fan a veces suena a fanático y con todo el invento mediático el nivel de exigencia se encuentra por los suelos. Desde este punto de vista es en el escenario donde se juegan los músicos los cuartos, aunque sepamos todos que está muy lejos de ser así y, en lo que a mí respecta, sobre las tablas lo mismo da que te llames Mark Knopfler, por poner un ejemplo, que Josh Rouse. No hay crédito, ni talones en blanco a ningún nombre. En lo que a mí respecta, y esto es una opinión, el panorama del pop lo es bastante desolador en este país como para tener que hacer distinciones en beneficio de un estilo que puede caracterizarse por la frescura y la sencillez. Y se encuentra en conversaciones manejando términos como 'canción melódica' en contraposición al citado 'pop', porque no son los músicos que se apuntan al último los culpables de Bisbal y similares. O de otra manera,

Elefantes hacen pop, y digo esto como un cumplido. Un pop que lo mismo no es muy fresquito, pero que sí se trata de una apuesta seria por el estilo, y eso es de respetar. Y, desde luego, que se parece a Coldplay lo mismo que un huevo a una castaña, por más que lo lea por tordas partes. Desde que irrumpieron en esto del showbiz de la mano de Bunbury se han ido forjando un camino propio y personal, una manera de entender la música, que les caracteriza y les hace diferentes, en el sentido de que han encontrado su propio sonido sin que todas las canciones les suenen alo mismo. Y eso es de valorar, más en este país. Otra cosa es que te gusten o no, y para gustos hay colores. O grupos. Esto en abstracto, pero en concreto están los conciertos. La música en vivo. Aunque para el escenario también hay trucos, el salto siempre tiene su riesgo, no hay productor, por más que este sea muy acertado (Joe Dworniak), y son solo los músicos, a veces en guerra contra el sonido, la sala, los precios. También en esto sacan nota los barceloneses. Utilizan sus armas con soltura y eso es algo que siempre se agradece, no se dejan al azar, saltan con la cosa pensada, que es el primer paso para hacer las cosas bien.

Se manejan con el carisma de Shuarma, bien arropado por el resto de la banda, cargándose el peso del directo en sus movimientos. Y funciona. Por eso 'Somos nubes blancas' suena tan bien en directo, tirando y soltando, que decía un amigo, concediendo los respiros adecuados al público, levantándolo cuando conviene, llevándoselo en volandas hacia algún sitio donde está su propia manera de entender la música. Seguro que ya lo he dicho antes, pero la magia de un directo consiste en eso. Elefantes la consigue. El resto son opiniones, que son gratis. Las letras extrañas, con las que se puede ser muy crítico, (por más que se diga 'Tu mejor canción' tiene una letra muy floja, y no es la única), los sonidos, los recorridos musicales, las propuestas. Lo mismo no debería decir esto, pero nunca me he comprado un disco de Elefantes, ni creo que lo vaya a hacer. Mis tiros van por otro lado. Pero en Aqualung se lucieron. Y una cosa poco tiene que ver con lo otra.

LA MIRADA SINIESTRA

Granada Planta Baja 09-03-01
Por Miguel Carrasco para IndyRock
Su mirada, no azul, sino oscura, siniestra, inundó el mínimo escenario de la sala Planta Baja. Una sola luz dejaba entrever el rostro de Shourma, el líder de los barceloneses Elefantes. E inmediatamente después, la música. Todo fue Azul y el quinteto catalán comenzó a desgranar una a una las 13 canciones de su tercer trabajo, acompañadas de dos muestras de sus anteriores trabajos, menos conocidos fuera de circuitos regionales. Un sonido limpio y una voz personal dominaron el concierto, que si de algo pecó fue de breve. Apenas una hora y quince minutos que supieron a poco al numeroso público que llenaba la sala granadina. Desde los primeros acordes Shourma se convirtió en protagonista absoluto del concierto. Animal del escenario, el líder de Elefantes se mostró atrapado en tan breve espacio, si bien mostró buena parte de su talento para hacer de un concierto algo más que una sucesión de canciones. El resto del grupo asumía, conscientes, un segundo plano, mientras ejecutaba de forma precisa y con oficio los temas, a medio camino entre el pop más setentero y la música española de siempre, bajo la sempiterna influencia de su mentor y productor de Azul, Enrique Bunbury.

Las comparaciones entre Elefantes y el último Bunbury son inevitables. La voz, la forma de interpretar los temas y las canciones, compuestas en su totalidad por Shourma, recuerdan al cantautor zaragozano, lo que marca, para bien o para mal, un primer acercamiento a Elefantes. No obstante, unas influencias flamencas más marcadas, unas melodías más mediterráneas y las letras dan a Elefantes personalidad propia. El concierto transcurrió, de este modo, entre los regustos a años 70 de «Piedad» y los ritmos del pop más actual de «Sí/no» o «Me he vuelto a equivocar». Pero sin lugar a dudas, uno de los momentos más destacados fue la versión de la canción de Bambino «Se me va», incluida en el último trabajo de Elefantes y versionada anteriormente por el pseudogrupo sevillano Siempre Así. En las manos del grupo barcelonés, el tema de Bambiono cobra aires diferentes, alejados de su originaria intención, para adentrarse en territorios nuevos e interesantes. Los dos temas de trabajos anteriores, muy aplaudidos por el público asistente, se hallan indudablemente en los dominios del rock más tradicinal, con momentos duros y sin concesiones, de calidad y muy diferente al resto del repertorio, aunque de agradecer por lo que de diferente y de evolución personal y profesional de la banda demuestran. El público, que acudió a Planta Baja con invitación, sorprendió agradablemente al grupo barcelonés con una entrega desde los inicios y el conocimiento de su trabajo. Y a ellos respondió Elefantes con un concierto serio de principio a fin y que sirve como presentación de Azul, quizá uno de los mejores trabajos de este año del pop español.


www.elefantes.net



PROMOCIONADO

 






VIDEOCOLECCIÓN


20 Aniversario * Joyas de IndyRock

VÍDEOS + EDITORIAL: 'Pioneros en la era de las redes' (Leer artículo y + vídeos)
Grabaciones de directo de grupos que marcaron las pautas de la música alternativa a lo largo de dos décadas. (Vídeocolección)

PROMOCIONADO





AGENDA DE FESTIVALES

Eventos, citas por meses...:

LOS GRANDES FESTIVALES Y EVENTOS


PROMOCIONADO






INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES

Los datos que necesitas conocer sobre:

Productoras Estudios
Locales de ensayo 
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

NOTICIAS DE ROCK LATINO 
INDYROCK * INICIO


PROMOCIONATE EN INDYROCK
¿Quieres dar a conocer tu trabajo?


Te ofrecemos la plataforma de IndyRock para promocionar tus eventos, grupos, discos, salas y tus productos mediante el sistema de páginas informativas y espacios esponsorizados. Si eres músico, empresario musical... es la forma más eficaz y rápida de dar a conocer tu oferta, con tarifas especiales. Contacta con nosotros


PATROCINADO