--
.
Buscar
Bandas de la A-Z
Conciertos, agenda
Festival, agenda
Noticias
Fotos directo
IndyRock inicio


 
.

Foo Fighters
 

CONCRETE AND GOLD ES Nº1 EN EE.UU. Y OTROS DIEZ PAÍSES EL MEJOR DEBUT EN LA HISTORIA DE LA BANDA
LA GIRA ESTADOUNIDENSE COMIENZA EL 7 DE OCTUBRE CON EL FESTIVAL  CAL JAM 17

El noveno álbum de estudio de Foo Fighters, Concrete and Gold ha entrado en el Nº1 de la lista Billboard 200, con ventas que se acercan a las 130.000 copias en la primera semana desde su lanzamiento a través de Roswell Records/RCA Records el pasado 15 de septiembre.

El segundo álbum de FF en alcanzar el Nº1 en EE.UU. —el primero fue Wasting Light de 2011—Concrete and Gold ha registrado, por primera vez en la historia de la banda, los mejores números en ventas en otros países durante la primera semana. De momento, el álbum es Nº1 en un total de once países: Estados Unidos, Reino Unido (cuarto álbum No.1 de la banda en ese país), Australia (séptimo No.1 en Australia), Nueva Zelanda (su sexto No.1 en ese país), Canadá (tercer No.1 allí), Irlanda (primer No.1 desde 2002), Noruega, Austria, Grecia, Japón y Holanda; en los últimos tres territorios es el primer disco No.1 de Foo Fighters. Además, Concrete and Gold ha sido No.2 en Alemania, Suecia, Italia y Bélgica, No.3 en Finlandia y No.9 en Francia donde el álbum debutó en los charts de este país entrando directamente al Top 10.

Se esperan nuevos debuts en el No1 según se conozcan los números de ventas en otros países la próxima semana.

La llegada de Concrete and Gold viene anunciada más recientemente por “The Sky Is A Neighborhood,”  que visualmente ha tomado la forma de una mini epopeya caleidoscópica de ciencia ficción dirigida por Dave Grohl, tan impresionante como el himno que le dio vida.  La carrera hacia el lanzamiento de Concrete and Gold ha sido igualmente prometedora desde el principio, comenzando el 1 de junio con el lanzamiento sorpresa del hit No.1 en la Lista Billboard Mainstream Rock, “Run”. Con más de dos millones de visitas en YouTube en sus primeras 24 horas, “Run” se catapultó al Top 5 del Chart de vídeos de iTunes y la cima del chart 15 iTunes singles, convirtiéndose además en el primer single de la banda con las cifras más altas el día de su lanzamiento. Y ahora finalmente el disco de rock’n'roll más ambicioso está disponible para todos mientras lidera los charts de todo el mundo.

Como no podía ser de otra manera, la banda llevará Concrete and Gold a los escenarios de festivales y estadios de todo el mundo. La gira estadounidense arranca el 7 de octubre con el festival de la banda, Cal Jam 17 en el Parque Regional Glen Helen en San Bernardino (California): un espectáculo de rock’n'roll al 100% y de doce horas de duración, con la participación de Queens Of The Stone Age, Cage The Elephant, Liam Gallagher, The Kills, Royal Blood, Japandroids, Wolf Alice, Bob Mould, The Struts, Bully, Circa Waves, Babes in Toyland, Adia Victoria, Fireball Ministry, The Obsessed, Pinky Pinky, Starcrawler, White Reaper… con acampada, atracciones, parque acuático, un estudio de grabación móvil y mucho más. El viernes 6 de octubre por la noche, los campistas también podrán disfrutar de la banda Go-Go de Big Tony & Trouble Funk, cine al aire libre y mucho más.

Concrete and Gold fue escrito e interpretado por Foo Fighters, producido por Greg Kurstin y Foo Fighters, y mezclado por Darrell Thorp. Foo Fighters está compuesto por Dave Grohl, Taylor Hawkins, Nate Mendel, Chris Shiflett, Pat Smear y Rami Jaffee.
 

Concrete and Gold U.S. Tour 2017
OCTUBRE 7 – San Bernardino, CA – CAL JAM 17 @ Glen Helen Regional Park with Queens of the Stone Age, Cage The Elephant, Liam Gallagher, The Kills, Royal Blood, Japandroids, Wolf Alice, Bob Mould, The Struts, Bully, Circa Waves, Babes in Toyland, Adia Victoria, Fireball Ministry, The Obsessed, Pinky Pinky, Starcrawler, White Reaper, Big Tony & Trouble Funk y más
Resto de fechas consultar aquí https://foofighters.com/#tour



Comunicados de Dave
19 November 2015
Tonight, Let me begin with a preface to a letter I wrote a few weeks ago from my hotel room in Berlin while on our final tour for this album. I felt the need to write this foreword in light of the heartbreaking tragedies of Nov. 13th, as this project has now taken on an entirely different tone. As has everything, it seems...
The Saint Cecilia EP was put into motion back in October of this year as a celebration of life and music. The concept being that, as our world tour drew to a close this week, we wanted to share our love of both with you in return for everything you have given us.
Now, there is a new, hopeful intention that, even in the smallest way, perhaps these songs can bring a little light into this sometimes dark world. To remind us that music is life, and that hope and healing go hand in hand with song. That much can never be taken away.
To all who were affected by the atrocities in Paris, loved ones and friends, our hearts go out to you and your families. We will return and celebrate life and love with you once again someday with our music. As it should be done.
Dave Grohl

8 November 2015
Hey.
Thanks.
For real.
It was in Austin, Texas March 14th, 2013, at the last show of the “Sound City Players” when I was given a small, but very relevant and perhaps prophetic gift from my Sound City movie producers Jim Rota and John Ramsay. An empty journal, with a note that said something along the lines of, “Congratulations on everything Sound City.....now get to work on the next project!” It was the most beautiful way to end something that I wanted so badly to last forever: with a new beginning.
The basic concept of the Sonic Highways album and series was born right then and there, in a small backstage room surrounded by mountains of Lone Star beer and Stubbs BBQ. 8 songs, 8 cities, 8 studios, and a musical road trip of a lifetime. Removing the Foo Fighters from our comfort zone and challenging the process from top to bottom, it breathed new life into the band, and set us on a journey that unquestionably exceeded any of our simple expectations. And now it has led us here. To another beautiful ending.
So, where do I begin?
We owe it all to Mexico City.
Unbeknownst to them, the people who attended those two concerts back in December, 2013 at Foro Sol stadium helped fund the filming and recording of the bulk of the Sonic Highways project. They were the fuse that lit this little firecracker, baby. Without those gigs, many may have never heard the incredible and truly inspiring life stories of Buddy Guy, Steve Albini, Ian Mackaye, Tony Joe White, Zac Brown, Dolly Parton, Roky Erickson, Gary Clark Jr, Bruce Pavitt, Fred Drake, Terry Lickona, Joan Jett, Steve Rosenthal, Nora Guthrie......a list too long to share here. But, beyond giving our band the equivalent of a rock and roll university year abroad, they gave the entire world the most priceless gift: Inspiration. So....Gracias a todos, Mexico....we couldn’t have done it without you.
Before long, our rag tag crew of ne’er-do-wells was stumbling from city to city, coast to coast, taking in every drop (!) of 100 proof American culture we could squeeze. Dancing in a New Orleans second line parade, laying under the desert stars in Joshua Tree, walking the streets of Chicago in -30 degree weather...it was an American dream come true. Our only responsibility was to share it with you, and the brave people of HBO trusted us with that much. (very freely, I might add.) Blind faith? Perhaps. But, without Nina Rosenstein, we would not be the people who we are today. Looking back, she gave us something immeasurably generous: some of the greatest memories of our lives. These people and places that we experienced have filled our hearts...and ultimately our songs. So, thank you, Nina. We are yours. But, focused on the moment, we never in our wildest dreams could have imagined the whirlwind 23 months that lay ahead of us. We just put one foot in front of the other, and kept moving....
I must admit, I never looked at our schedule. I was too scared. I knew that this was it. This was the big one. There was talk of stadiums, and anniversaries, and TV shows. South Africa, Korea, Colombia. Letterman and Glastonbury. It all seemed too good to be true! But, as always, we kept our heads down and tried to appreciate every single moment as it fled. Because, you realize, none of this was ever supposed to happen. Ever. As we approached our twentieth anniversary, it was hard not to look back on all of those years and smile while shaking our heads in wonder and disbelief. From the Mike Watt van tour of 1995, to RFK stadium in Washington DC (my hometown gig) July 4th, 2015...those dots don’t necessarily connect in real life, you know? It still boggles the mind. But, the spoils of these blessings are not lost upon us. We count every last one.
Even the disasters.
A lucky break? Yeah, you could call it that. Gothenburg was a swift reminder that life is short, and that we’re all here to live it together, no matter what adversity you’re faced with. (Music! The perfect remedy!) Sure, weeks and weeks of shuffling around hotel rooms on my butt with a cast on my leg, trying to pack my suitcase alone before lobby call got pretty fucking stale pretty fucking quick. But, as always, I just put one foot in front of......well, the same one for a while there...
And then everything changed. The energy. The atmosphere. THE THRONE. I was no longer afraid to look at the schedule, I was glued to it. The challenge that we faced from there on out became more of a mission, or a dare, if you will. And it showed. Pat’s smile got even wider (an infallible barometer of all things), Chris’s solos got even faster (thank God someone knows what they’re doing up there), Nate’s stage moves more daring (I once noticed him just to the left of me) and Taylor’s drum set....well....it got pinker. But not without the help of scores of hardworking bad asses that some might call the Foo Fighters road crew (we like refer to them as family, in a very Manson Family kind of way...) They ultimately deserve the lion’s share of credit for keeping this old circus tent erect for the past 6 months. So, let’s all have a nice, warm diet Coke for them tonight. They’re the hardest working motherfuckers in the business. Cheers.
And so we trudged on. Any fatigue was met with an explosion of energy once the curtain went up. Any pain was met with the adrenaline of thousands of voices singing along. Every one of you kept us alive for a while there. One night, at a point where I felt like I was at the end of my rope, it came to me that these few hours we have together every night were something like a heavy blanket to retreat under. I could always rely on our time together to get me to the next stop. Again, and again. From Chicago to Cesena.
That being said....we’ve always been pretty good at knowing when to call it a day. You just....know. You get that feeling that, if you’re not careful, you’ll run out of bread crumbs to find your way home and be lost in the woods forever. It hit me a few months back, crept up on me and tapped me on the shoulder as if to say “Hey...don’t spend it all in one place, asshole.” A sobering reminder that all good things must come to an end. Of course...we could keep going. After all, we’d made it this far, right? What’s another 20 years?
Around that time we arrived in Austin, Texas for the Austin City Limits festival. A massive gig, two weekends and hundreds of acts, it was to be some of our final American performances for this album. There’s a certain bittersweet relief to that. On one hand, you’re carrying these monumental experiences under your wing as you anticipate life outside of a tour bus. On the other hand, you fear that the thrill and joy of sharing music with people all over the world will leave you like an empty shell when it’s gone. It becomes your everything. And that’s terrifying.
The Saint Cecilia Hotel, named after the patroness saint of music, is known as “A lush retreat from the world”. And, believe me, that it is! 14 rooms and a small bar, it’s tucked away in the trees within a bustling, Austin neighborhood. As our van pulled up in the wee hours of September 30th, 2015, I was struck with a rather impulsive idea: to record some songs on our days off to give to the world as a “thank you” for the last 2 years. Though there’s a world class recording studio just on the other side of the fence (Arlyn Studios, look it up.), the hotel manager, Jenny offered that we record in the hotel. A most generous, but unrealistic offer. Though, after rolling it around in my head a few times, it made perfect sense! Returning to the city where the entire Sonic Highways concept was born, loading in one last time to a room that was never designed to be a recording studio a la Sonic Highways, and making some music! Fate? Destiny? I was too tired to figure that kind of shit out, so I hit the sack, woke up the next morning and started making some calls...
By 6 pm the next day, the office was transformed into a control room and the bar was littered with microphones and cables. Amps were in the kitchen. Drums in front of the fireplace. Instant studio, courtesy of the legendary Kevin Szymanski! (Those fancy computer things are pretty convenient! More on that another time....) Margaritas were made, friends came to visit, the sun went down, and before long we started making enough noise to drive the neighbors to start drinking along with us. Riffs and ideas were thrown around, songs that were lost in the shuffle over the years, songs that were left unfinished. Like a musical retrospective, we were going through decades of songs no one has ever heard, pieces left on the cutting room floor from every album. Our own sonic scrapbook. (The Neverending Sigh is 20 years old! Was once called 7 corners for all you die hards out there...) Without the usual pressure or expectation of making an “album”, we sat happy and relaxed as we played. A virtual “This Is Your Life” of the Foo Fighters. It was so good, but again, bittersweet knowing that it was all soon coming to an end.
By midnight, the Preservation Hall Jazz Band had arrived, and the “session” turned into a full on party. Guitars were abandoned for horns and the room started swinging (spinning?). People danced between the cables and microphones, dancing behind the bar, strumming acoustic guitars on the patio. Danny Clinch did what Danny Clinch does, capturing the moments in his beautiful pictures between cocktails. Gary Clark Jr. sat on the patio in the candlelight, jamming along with friends from a couch. As the hours passed, the atmosphere had reached exactly what every recording experience should be: A celebration. “Always record! Always record!” said Jack Black in that infamous Tenacious D episode from years ago. Truer words have never been spoken. Because you just might miss something that you’ll never get back again. Moments that happen once in a lifetime. By the time that weekend was over, we had recorded 5 songs in that tiny room.
Weekend two was spent recording vocals and guitars in my bedroom, room 4. More friends, more margaritas, a fire in the fire pit. The most fabulous Cambria Harkey floated in, slinging her camera to insure that this wasn’t all just a dream. The porch was buzzing with activity as I did vocals in my bathroom, stepping in and out to listen to the previous takes. The coffee table became a pile of guitar pedals and scribbled lyrics, beer bottles and ashtrays. At one point, a familiar face walked in and said, “Dave.....it’s Ben Kweller.....” It had been years! Such a talented young man. We hugged, hit play to listen to the last vocal take, and he instinctively started singing the perfect harmony to my line. Without hesitation, I immediately said, “Get your ass in there and sing it right now.” So he picked up the coffee stained piece of hotel stationary with my lyrics penciled on it and banged out his part in two glorious takes. Always record, ladies and gentlemen. Always record. The night faded, friends and family scattered, and I fell asleep with my still glowing amp at the foot of my bed.
It was heartbreaking to leave that place, to say the least. I honestly feel like we left a piece of our band there as we were being torn away from it. The perfect unity of life, and love, and music is something that only comes around so often and in certain circumstances. When you feel it coming on, you have to take hold of it. That place and those people made it possible for our band to take one, big final breath before the curtain closes. Thankfully, we have evidence of this in these songs that we’re giving to you today. Thank you, Saint Cecilia. You made us feel right at home.
And, the music? Maybe these songs are the breadcrumbs that will help us find our way back when it’s time. We could use a nice wander through the woods right about now. Another empty journal, another tap on the shoulder...those things are never far behind. It’s what lies ahead in those woods that excites me now....
So tonight, as I sit in my Berlin hotel room on our final tour for this album, counting down the days until we return home, I can’t help but wonder when we will see each other again. Who knows? But, with everything Foo Fighter related, it will only be when it feels right. And that’s a feeling that’s easy to feel.
To each and every one of you that made the past few years the best our band has ever had, thank you. You have all given us so much, and we are eternally grateful.
For real.
One foot in front of the other....
Dave


Foo Fighters. Rock en estado puro
06/07/11- Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. Madrid.
Crónica por  Javier Alonso Juliá / IndyRock
Dave Grohl,  en el Palacio de los Deportes  Madrid en 2011
Foto: Ángel de Antonio / ABC / IDEAL 
El pasado 6 de Julio el Palacio de los Deportes quedó totalmente abducido por los sonidos que surgían del OVNI recién llegado desde Seattle. Casi diez años después de su última visita, Madrid esperaba mucho de la banda liderada por el capitán Dave Grohl. Con nueve discos de estudio en sus espaladas y el fantasma de Nirvana girando a su alrededor, Dave ha logrado superar muchas metas musicalmente hablando. 

Sobre las 22:00 de la noche y con el cartel de sold-out, se apagaron las luces y miles de fans estallaron de alegría al ver como los cinco visitantes – Dave Grohl (voz, guitarra), Nate Mendel (bajo), Taylor Hawkins (batería y coros), Chrish Shiflett (guitarra) y Pat Smear (guitarra)- aparecían en un escenario lleno de luces y pequeñas pantallas de led que bajaban y subían sin cesar. Una pasarela se adentraba hasta la mitad de la pista y allí acudió en numerosas ocasiones Dave Grohl para acercarse más a su público.

Comenzaron con dos temas de su nuevo trabajo “Wasting Light”, “Bridge Burning” y “Rope”. El sonido en estos primeros compases del concierto no fue el que todos esperábamos y sonaba demasiado empastado. Pero los Foo Fighters consiguieron con su experiencia y dotes musicales, dejarnos más que satisfechos.
Con Grohl corriendo por la pasarela llegó el primer temazo de la noche “The Pretender”, con el que el público no paró de saltar, cantar y disfrutar. El inicio lento te va enganchando poco a poco y la explosión llega con el subidón de guitarras. 

Con “My Hero” el público empieza a entrar en el Nirvana. Mr. Grohl queda totalmente alucinado al ver como las 18.000 personas cantan sus temas a la perfección. Al terminar el tema comenta emocionado ante el público que hacía diez años que no venían a España y pidió perdón por esta ausencia inexplicable para muchos de los que hemos crecido con esta banda. 
No podía faltar otro de los himnos de la banda, “Learn To Fly”, con el que nos hizo levantarnos de nuestros asientos. El sonido del concierto comenzó a mejorar notablemente y pudimos disfrutar de los Foo en todo su esplendor.

“White Limo” y “Arlandia” hicieron moverse al público al más estilo grunge. Se veía a pequeños grupos de espectadores girando en corrillos y dándose empujones unos con otros. Auténtica esencia remanente de la época más gloriosa de Dave Grohl junto a Nirvana.
“Break Out” sonó espectacular con un público totalmente entregado que hacía los coros a la perfección. Momento preciso para que Dave presente al supergrupo que ha hecho que los Foo Fighters lleguen a donde estén.

"Cold Day In The Sun" fue interpretada por Taylor Hawkins, para Grohl el mejor batería del mundo, claro está después de él. Un gran telón al más estilo añejo vistió el tema.
Siguieron cayendo más y más hits de la banda como "Long Road To Ruin" y "Stacked Actors". En los que pudimos ver todo tipo de solos de guitarra e incluso Chrish Shiflett se tiró al público. Un auténtico espectáculo de rock en el que como dijo Grohl no utilizan ordenadores, sino que lo hacen a la antigua usanza.

Tras los hits, llegaron temas de su nuevo disco como "Walk" y "Dear Rosemary".

"Monkey Wrench" volvió a levantar al público y lanzó a la marea humana a un final vertiginoso con "Let It Die", "These Days", "Best Of You", "Skns and Bones" y "All My Life", con la que Dave y los suyos se retiraban durante unos instantes al backstage.
En la oscuridad, se encendieron las pantallas y apareció Dave grabado por una cámara de visión nocturna, que con gestos preguntaba al público cuantos temas más quería escuchar. El acuerdo quedó en cinco temas. 

Salió Dave Grohl y se acercó al final de la pasarela para tocar ante las 18.000 almas, "Wheels". Le siguió "Times Like These" en la que en el final del tema se integró toda la banda para electrificar al máximo el final del show. 
"Young Man Blues" nos mostró el sonido más intenso, con solos de batería y piques de guitarra entre Dave y Chrish.
El final no podía ser mejor y nos trajo uno de los temas con el que hace dieciséis años dió comienzo esta banda. El público treintañero disfrutó al escuchar temas como "This Is Call” y la versión de Queen "Tie Your Mother Down". 

Con todo el público coreando "oe oe oe!!!", Dave Grohl no podía hacer otra cosa que rendirse a sus pies y dar las gracias por haber estado en la actuación. Nos regaló otro de los temas claves de esta gran banda, "Everlong", con el que cerraron un concierto de casi tres horas lleno de rock en estado puro y que esperemos podamos volver a disfrutar en años venideros.



Foo Fighters séptimo trabajo de estudio “Wasting Light”. 
Estas nuevas canciones de Foo Fighters han hecho que Dave Grohl  y el productor Butch Vig ser reúnan por primera vez en un estudio después de 20 años y seguro que serán parte del repertorio de su actuación  junto a un montón de los éxitos favoritos de los fans de la banda en sus más de 15 años de carrera.
El álbum de debut del grupo “Foo Fighters” , fue disco de platino y les estableció como portentos del rock allá por 1995, mientras que en 1997 el doble platino “The Colour & The Shape” demostró que eso no iba en broma, ganando el Grammy a mejor álbum de rock en 1999 con “There Is Nothing Left To Lose” (1999), siguiéndole  “One By One” en 2002 y el bipolar (duro y suave a la vez)  “In Your Honour” (2005), el acústico en directo “Skin + Bones” (2006), y el que les dio un tercer Grammy a mejor álbum de rock en el 2007 “Echoes, Silence, Patience & Grace”. 
Legiones de acérrimos fans del grupo aumentan año tras año llenando recintos como el Wembley Stadium L.A. Forum o Madison Square Garden mientras corean temazos como  The Pretender, Best of You, All My Life, Times Like These, Learn To Fly, Everlong, Monkeywrench y muchos más. 


Fotos concierto Barcelona - Razzmatazz - 13-12-02 
Produce: Iguapop
Fotos: MarceRock - IndyRock


Foo Fighters publica su nuevo álbum el 25 de septiembre de 2007 con un título tan sugestivo como Echoes, Silence, Patience and Grace. Es el sexto disco grabado en estudio de la banda estadounidense y el reencuentro con Gil Norton como productor desde que en 1997 trabajaron juntos en el álbum The Colour And The Shape, que consiguió dos Discos de Platino y que se reedita ahora remasterizado en una edición de lujo con seis temas extra para celebrar su décimo aniversario. 
El nuevo álbum Echoes, Silence, Patience and Grace ha recibido una calificación de cuatro estrellas en la revista Rolling Stone y los comentarios más favorables: "Gil Norton vuelve a hacerse cargo de una grabación donde todo brilla y suena alegre". Contiene 12 canciones: The Pretender, Let It Die, Erase/Replace, Long Road To Run, Come Alive, Stranger Things Have Happened, Cheer Up Boys (Your Make-Up Is Running), Summers End, Ballad Of The Beaconsfield Miners, Statues, But Honestly y Home. Es la continuación de la carrera de Foo Fighters, banda formada por Dave Grohl (que fue batería de Nirvana), Taylor Hawkins, Nate Mendel y Chris Shiflett, que no ha parado desde su anterior disco grabado en estudio, el doble platino In Your Honor, publicado en 2005. Tras su lanzamiento, Foo Fighters realizó una larga gira en grandes auditorios, a la que siguió en 2006 otra por teatros con arreglos acústicos que dieron origen a su álbum Skin And Bones, con un paréntesis para actuar en el Hyde Park de Londres ante 85.000 personas. 
Echoes, Silence, Patience and Grace es el regreso de Foo Fighters tras vender más de 13 millones de discos a lo largo de su carrera con cuatro premios Grammy, incluído el de Mejor Álbum Rock con dos discos consecutivos. Antes del lanzamiento de su nuevo álbum, la banda estadounidense sigue con los pies en el escenario y acaba de realizar en agosto una gira por Reino Unido, que continuará el próximo mes de noviembre. Son las presentaciones en directo de otro de los grandes álbumes de la banda estadounidense que mantiene la esencia de una música basada en guitarras, que camina al margen de las modas y que continúa lanzando grandes canciones. Como las 12 que contiene el álbum Echoes, Silence, Patience and Grace.

¿Quién iba a imaginar que David Grohl se iba a salir con la suya y conseguir que una banda surgida bajo el peso de las inevitables comparaciones con Nirvana llegase hasta donde está? ¿Alguien dudaba del éxito que podría conseguir el ex-guitarrista del grupo más importante de los 90 al encabezar su propia formación?
Pues para rebatir cualquier amago de incredulidad, Foo Fighters volverán a Barcelona con un nuevo disco, One by One, que todavía no ha visto la luz pero que estará a la venta a partir de octubre. Tras siete años desde su formación y con cuatro álbums de estudio, Foo Fighters han conseguido que el peso del espectro de Kurt Cobain no pueda con ellos y demostrar que hay vida más allá del grunge de Nirvana.
"One by one" es un disco de directo y, según afirma Grohl, "el mejor álbum que jamás hemos sacado". Más melódicos que en sus inicios pero no por ello menos enérgicos, los Foo Fighters de 2002 repiten formación -la definitiva, según Grohl-, con la que se presentarán ante el público barcelonés el próximo 13 de diciembre. Después de diversas bajas y deserciones, Dave Grohl, Nate Mendel, Taylor Hawkins y Chris Shiflett han conseguido consolidarse como banda, lo que aporta una mayor consistencia y rigurosidad a su nuevo disco, así como a sus actuaciones en directo, puras descargas de rock de calidad. 

Quizás dado su acercamiento al pop y al rock progresivo -aventura que define como un "reto"-, One by One es, para su líder, "un álbum distinto a todo lo que hemos hecho, pero sigue teniendo nuestras huella dactilares, nuestra marca registrada". ¿Qué mejor manera de comprobar si las palabras de Grohl son ciertas que asistir a uno de sus incendiarios conciertos?
Foo Fighters publica su nuevo álbum con un título tan sugestivo como Echoes, Silence, Patience and Grace. Es el sexto disco grabado en estudio de la banda estadounidense y el reencuentro con Gil Norton como productor desde que en 1997 trabajaron juntos en el álbum The Colour And The Shape, que consiguió dos Discos de Platino.El nuevo álbum Echoes, Silence, Patience and Grace está recibiendo las mejores críticas. La revista Rolling Stone le ha colgado cuatro estrellas y los comentarios más favorables: "Gil Norton vuelve a hacerse cargo de una grabación donde todo brilla y suena alegre". Contiene 12 canciones y es la continuación de la carrera de Foo Fighters, banda formada por Dave Grohl (que fue batería de Nirvana), Taylor Hawkins, Nate Mendel y Chris Shiflett, que no ha parado desde su anterior disco grabado en estudio, el doble platino In Your Honor, publicado en 2005. Tras su lanzamiento, Foo Fighters realizó una larga gira en grandes auditorios, a la que siguió en 2006 otra por teatros con arreglos acústicos que dieron origen a su álbum Skin And Bones, con un paréntesis para actuar en el Hyde Park de Londres ante 85.000 personas. Echoes, Silence, Patience and Grace es el regreso de Foo Fighters tras vender más de 13 millones de discos a lo largo de su carrera con cuatro premios Grammy, incluído el de Mejor Álbum Rock con dos discos consecutivos. Antes del lanzamiento de su nuevo álbum, la banda estadounidense sigue con los pies en el escenario y acaba de realizar una gira por Reino Unido, que continuará el próximo mes de noviembre. Son las presentaciones en directo de otro de los grandes álbumes de la banda estadounidense que mantiene la esencia de una música basada en guitarras, que camina al margen de las modas y que continúa lanzando grandes canciones que, según el productor Gil Norton, "se mueven en diferentes direcciones". 
Foo Fighters editan "Greatest Hits" en noviembre de 2009
Foo Fighters ha confirmado las canciones que incluye su álbum Greatest Hits que se publicará el 3 de noviembre de 2009. La edición estándar del disco incluye 16 canciones y la edición de lujo añade un DVD con una videografía selecta de la banda, videoclips clásicos y grabaciones en directo realizadas en el Wembley Stadium, Hyde Park y en teatros durante la gira acústica Skin + Bones. Esta edición de lujo también incluirá un libro de 28 páginas con fotografías inéditas que ilustran 15 años de la vida de Foo Fighters.
Además de la docena de canciones-himnos que han llevado a la banda a conseguir varios Grammy, discos multiplatino y llenos absolutos en sus conciertos, el álbum Greatest Hits contiene dos temas nuevos que sólo pueden encontrarse en esta antología: Wheels, el primer single, y Word Forward. Ambas fueron grabadas en exclusivamente para este disco en el estudio 606 de Foo Fighters con el productor Butch Vig. Con Wheels también se ha rodado un vídeo que se incluye en el DVD de la edición de lujo y que ha sido realizado por el director Sam Brown, que ya trabajó con Foo Fighters en The Pretender.
Greatest Hits cubre cada etapa de los 15 años de carrera de Foo Fighters, desde su aparición en 1995 con singles que ya son clásicos como This is a Call o Big Me, que impulsaron a la banda a conseguir varios Grammy y seis discos de platino. The Colour & The Shape alcanzó doble platino en 1997 con canciones como Monkeywrench, My Hero y Everlong, que en el álbum Greatest Hits aparece también en su versión acústica. 
Foo Fighters consiguió dos Grammy consecutivos al Mejor Álbum Rock con sus siguientes discos There Is Nothing Left To Lose (1999) y One By One (2002), de los que en este Greatest Hits se incluyen Learn To Fly, Breakout, All My Life y Times Like These. Del doble álbum eléctrico-acústico In Your Honor de 2005 que celebraba el 10º aniversario de la banda se ha elegido Best Of You y del íntimo acústico de 2006 Skin + Bones la canción homónima.
Greatest Hits se completa con The Pretender y Log Road To Ruin, extraídos del álbum de 2007 Echoes, Silence, Patience & Grace, que significó el tercer Grammy de Foo Fighters en la categoría de Mejor Álbum Rock y lanzó a la banda a la gira más extensa de su carrera, con dos conciertos seguidos en el Wembley Stadium de Londres a los que asistieron 165.000 personas. Estos conciertos fueron inmertalizados en el DVD Foo Fighters: Live At Wembley Stadium. 
Las canciones que aparecen en el álbum Foo Fighters: Greatest His son: All My Life, Best Of You, Everlong, The Pretender, My Hero, Learn To Fly, Times Like These, Monkeywrench, Big Me, Breakout, Long Road To Ruin, This is a Call, Skin and Bones, Wheels, Word Forward y Everlong (versión acústica).
FOO FIGHTERS  gira de 20 Aniversario 
En las dos décadas que han pasado desde que en 1995 se publicara su álbum de debut "Foo Fighters", Dave Grohl, Taylor Hawkins, Nate Mendel, Pat Smear y Chirs Shiflett, han crecido tanto como para ser considerados la última gran banda de rock americana de estadios, consiguiendo 11 Premios Grammy, 4 Brits Awards, 4 NME Awards y haber vendido más de 25 millones de discos, con himnos como 'Everlong', 'Monkey Wrench', 'My Hero', 'Learn To Fly','All My Life', 'Best Of You', 'The Pretender', 'Walk' y otros más. El último álbum del grupo "Sonic Highways", octavo de estudio y producido por Butch Vig y Foo Fighters, fue publicado mundialmente el pasado 10 de noviembre tras una larga espera desde que en 2011 publicaran el multipremiado "Wasting Light". 

"Sonic Highways" comparte título con la serie  documental de ocho episodios que Dave Grohl ha realizado para la cadena americana HBO y que ha sido descrita por el propio Grohl como una "carta de amor a la música americana y su historia". El DVD/Blue Ray de la serie ha sido publicado recientemente y ha entrado en el primer puesto de la lista de ventas en nueve países.

2015 lo comenzaban alzándose con un nuevo Brit Award como Mejor Banda Internacional y un segundo NME Award, inmersos en la masiva gira de estadios que les ha llevado a América del Sur, Australia y Nueva Zelanda, conviertiendo este tour como el mayor que el grupo ha realizado en sus 20 años de trayectoria. Para esta gira, el grupo tiene preparado un recorrido por los temas más importantes de su carrera y los ya clásicos de  "Sonic Highways", lo que supondrá la mejor celebración de esos 20 años junto a sus fans incondicionales.

Hablar de un concierto de FOO FIGHTERS es hablar de uno de los mejores directos a nivel planetario. Sus actuaciones son un claro homenaje al rock más vigoroso, intenso y poderoso. El concierto de Barcelona, el único confirmado en España para este 2015, es por lo tanto una cita ineludible para los amantes de este género y para los innumerables seguidores de la formación de Dave Grohl.


Foo Fighters ha confirmado el lanzamiento de su nuevo álbum – inicialmente para Otoño  de 2014  y el de una serie documental para HBO, aún sin título, donde se mostrará la odisea del proceso de grabación del disco. En la serie, dirigida por Dave Grohl, Foo Fighters explora el patrimonio musical y el tejido cultural de Chicago, Austin, Nashville, Los Ángeles, Seattle, Nueva Orleans, Washington DC y Nueva York, basándose en su propio trabajo en legendarios estudios de grabación y en el carácter único e histórico de cada localización.
En el nuevo álbum, el octavo de su carrera, cada canción ha sido grabada en una ciudad distinta, siempre junto a leyendas locales y con un procedimiento de composición de letras sin precedentes: Dave no dio los textos por cerrados hasta la última sesión, para poder inspirarse con las experiencias, entrevistas y personalidades que participaron en el proceso.

“La pasión de Dave por este proyecto es contagiosa, y su talento como músico y director de cine innegable”, ha afirmado Michael Lombardo, presidente de programación de HBO. “Estamos muy contentos de acompañarle a él y a Foo Fighters en este proceso, en esta mirada interior en la que examinan cómo la música local les ha inspirado en la creación de su propia música”.

La serie llega justo a continuación del aclamado debut del líder de FF como director con Sound City (2013), documental con el que logró un Grammy en el que ensalza el elemento humano en la música. La nueva serie es, en sus propias palabras, “una carta de amor a la historia de la música americana”. Los episodios profundizan en la identidad local, en cómo cada ciudad influye en sus músicos y en cómo estos, a su vez, inciden en el tejido cultural de esa ciudad. En última instancia, todo confluye en un vínculo común, sin importar género ni origen: hacer música y hacerlo a lo grande.

Las entrevistas de Grohl con esos artistas son parte fundamental del documental, junto a la creación del álbum y la química del líder de Foo Fighters con sus compañeros de banda, Taylor Hawkings, Nate Mendel, Chris Shiflett y Pat Smear. La pasión de Dave por sus canciones y por las que le inspiran activa el mismo intercambio entre músicos que hizo de Sound City un incontestable éxito de crítica y público.
La serie de Foo Fighters y HBO, que se estrenará en vísperas del 20 aniversario de la banda, pretende inspirar a la siguiente generación de jóvenes músicos.

El documental está dirigido por Dave Grohl para Roswell Films -una división del sello Roswell Records, creado por los propios Foo Fighters-, está producido en colaboración con James A. Rota y John Ramsay, y escrito por Mark Monroe y Dave Grohl.

www.foofighters.com



INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción


PROMOCIONADO







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



.




--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es