--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


 AV Music Festival 2002 - Fuengirola agosto 2002
Fotos
.

Bebel Gilberto
27 -10-04 sala La Riviera Madrid
por Antutxo Martinez Ariza - IndyRock
Fotos: Ricardo López © IndyRock 




 Si esto no fuera una revista de música, y yo un poco más gafotas, la cosa sería lanzarse a analizar el hecho de que sean las compañías de telefonía las que se dediquen ahora a esto de los conciertos. Cuando yo era pequeño, a los jóvenes nos vendían refrescos a través de la música y ahora nos venden móviles, lo que no deja de ser un salto cuántico en lo que se refiere a hábitos de consumo. Un salto que no deja de dar que pensar, por cierto, en cómo cambian las cosas y el país este que nos ha tocado en suerte, en el que los niños de 11 años cambian el tobogán por la Playstation, te hablan de modelos de blue toone y me miran como a un extraterrestre cuando ven mi anticuadísimo modelo de hace dos años que, por cierto, me encontré en un taxi al lado de una estampita de San Escrivá de Balaguer.
 Pero las cosas son como son, y no como deberían ser, y el caso es que los gurús de Movistar decidieron empezar el invento este del 'Mes de música' nada menos que con Bebel Gilberto, y en la Riviera , que es donde suelen hacer estas cosas, aprovechando que caían chuzos de punta sobre el suelo de Madrid y hacía un frío que poco tiene que ver con la cálida voz de la hija de Joao Gilberto. Además, la fiesta empezaba con Wagon Cookie, que se dejaron la banda en casa y se vistieron de Djs para ir introduciendo a la gente en la fiesta de después. Eso de que sea un pincha el telonero yo no lo había visto nunca (soy un ignorante, Dios me perdone), y me van a disculpar que no me extienda sobre el tema, pero es que ahora mismo me parece que criticar una sesión es como hacerlo sobre una conferencia. Además ya les estoy dando la brasa a los jefazos de indyrock para que me manden el día 15 a la Sala Arena, y dar buena cuenta de su concierto. Sólo dos cosas: pinchaban con CD, y el vinilo es algo entrañable para mí, y que no paré de bailar, dejándome el frío y las ocho horas de oficina en la misma puerta de la sala. Se ganaron a la gente, aunque estaba más bien despistada, entre las mesas de la terraza interior, el inevitable puesto de discos y el deambular a las barras en busca de cervezas. 
 Mientras daba cuenta de mi dosis de cafeína, caía en la cuenta de que ya fui a ver a Bebel cuando presentó su 'Tanto Tempo' en Madrid hace ¿cuánto? ¿tres años? Y en que las sensaciones en ese momento fueron encontradas, un concierto hermoso como una estatua de hielo, lo que está muy bien si vienes de Laponia, pero que queda raro si eres brasileño. También que los Djs me habían dejado con ganas de bailar y la verdad es que, escuchando los dos estupendos trabajos de la Gilberto no parecía que fuera a ser el caso. La conclusión de esta reflexión fue que tengo tendencia pasarme de listo, que cuando saltaron al escenario con 'Simplesmente', aquello prometía muchas cosas buenas a pesar de que los treintañeros, que eran abrumadora mayoría, estaban casi todos en otra cosa (y eso que no había mucha gente, ni de lejos se llenó la sala). La primera en la frente, desde luego, se dejó de ese sonido estudiadísimo y poco espontáneo y se vistió de Brasil y todo lo que hace que este país sea un lugar de música vibrante.
 Aunque la verdad es que nos costó a todos un poco entrar en el concierto, la versión más sambera de 'Sem Contençao' me pilló a contrapié con su ritmo sincopado, muestra válida de lo que se venía nos encima. Con Bebel controlándolo todo y un sonido que a veces dejó bastante que desear, sin dejar que nada de lo que ocurría en el escenario cayese en el azar, se calzó el traje de Diva del baile, dejando el derroche de sentimientos para el estudio, que esto es un concierto y la gente quiere pasarlo bien. Aunque hubo sus momentos tiernos, 'Samba e Amor' y 'Every day you've been away', con Pedro Baby a la guitarra, detalles acústicos para recuperar el aliento y darse abrazos. Muy guitarrista (que no guitarrero), el Baby, aportando energía necesaria en las revisiones de 'Aguanju' o 'August Day Song', que hicieron callar a los más impertinentes (que luego eran los que más aplaudían, cosas que ocurren, aunque ni escuchaban ni dejaban escuchar), muy elegante el teclista, muy lindos los vientos, trepidantes la batería y la percusión, que suplían la falta de un bajo oficial a golpe de groove. Tremendo 'So nice', trepidante 'Bananeira', extraña selección de temas, mucho más pendientes del primer trabajo (tocaron casi todas las canciones) que del que presentaban. 
 Y cuando uno se lo pasa bien, las cosas ocurren deprisa, así que para cuando quise darme cuenta había quemado 25000 calorías de baile y calor en la sala, y se lanzaban los músicos a una intro medio psicodélica que daba paso a la más bailona versión de 'Close your eyes', subiendo para explotar en una marea de aplausos y la sensación de haber estado en el sitio correcto en el momento adecuado. Afuera seguía la lluvia, el anuncio del invierno, la sonrisa en la cara y la convicción de que estos de Movistar no engañan a nadie. Con el dinero que nos estafan en las llamadas o esas máquinas tragaperras que llaman cabinas bien podrían haber dado el concierto gratis. Pero el capitalismo, claro.


Bebel Gilberto: Un verano con clase.
por Antutxo Martinez
Fue hace ya cuatro años que Bebel Gilberto grabó su primer disco, una joya pequeña y necesaria que descubría que la hija de uno de los iconos de la bossa nova era capaz de brillar con luz propia. Mucho ha demorado el lanzamiento de este segundo disco (si obviamos el Tanto Tempo remixes, que llegó en 2001). Decía mi abuela que uno de los secretos de la cocina consistía en que los comensales estuvieran convenientemente hambrientos, para que todo les supiera más rico. Y estos cuatro años han sido tiempo de sobra para que se fuera creando ese apetito por la voz cálida de Bebel y sus íntimos paisajes. Debe ser por eso que el disco nos sabe tan bien.
Bebel tiene la extraña capacidad de acariciar con la voz, y genera todo su trabajo alrededor de esta característica. Si en Tanto Tempo se acercaba a lo que se ha venido a llamar nova bossa nova, con gran protagonismo de las programaciones,  el sonido electrónico cuidadosamente utilizado (el productor era Suba) y en la revisión de ciertos clásicos de la música brasileña (Samba da Bençao, Summer song), en este último trabajo opta más por las composiciones originales (no siempre de la propia Bebel) y el sonido jazz que tanta tradición tiene en Brasil desde tiempos de Stan Getz. Sigue con las versiones, aunque de un modo mucho más comedido. De hecho, el tema que abre el disco es una canción de Caetano Veloso, versionado por Os mutantes y puesto en la voz de Bebel. 
Pero da prioridad a las colaboraciones, que son de lujo. Dos de los temas son de Carlinhos Brown (Aganju y Jubitucaba) y Every day you've been away la firman Daniel Jobim y Pedro Baby. Todo esto bajo la supervisión de Marius de Vries  que cuida la voz y el trabajo de la menor de los Gilberto dándole ese aire de abrazo que tan bien le queda a base de sutiles arreglos de cuerda y alguna flauta travesera. Sólo Cada Beijo recuerda a los caminos que abrió en el primer disco. También es en el que más se notan las programaciones.
El resultado es una colección de canciones que muestran que el segundo álbum de un artista no es tan complicado cuando éste sabe lo que quiere decir. Dulce sin ser empalagoso, sofisticado y elegante, cálido como la puesta de sol en Salvador do Bahía, aderezado con letras melancólicas y de ausencia, de esa forma tan brasileña de estar triste sin hacer dramas, y seguir disfrutando con la música. No te va a hacer bailar, porque no lo pretende, pero que va a ser la banda sonora perfecta para cuando baje el sol en la playa, y llegue el momento de mirar a los ojos a quien se siente frente a ti. Un plato para degustar en compañía selecta, al que la mayor crítica que se le puede hacer es que los doce temas sólo ocupen algo menos de media hora. Se queda uno con ganas de repetir. 
Bio
El nombre suena como una caricia suave y esta vez la voz de este ángel brasileño es más soñadora y relajante - incluso más sentida - que nunca. Sus canciones siguen siendo elaboradas y siguen apuntando directas al corazón; la mayoría de ellas han sido compuestas o coescritas por ella misma. Por supuesto, aún hay groove y bossa nova, además de una abundancia de ritmos pausados. Aún sigue cruzando los límites entre sonidos dance y tradicionales de una forma muy elegante, pero este disco, orgullosamente homónimo, tiene algo más, quizás más confianza. Una madurez, una curiosidad, nacida de la experiencia - de ignorar y superar expectativas. Bebel Gilberto ya no es la princesa del boom de la música brasileña; ahora es su reina.
"Quiero enseñarle al mundo que la música brasileña no es sólo 'La Chica de Ipanema'," dijo ella una vez, y la verdad es que ha hecho eso y más. Lanzado en el año 2000 por el sello independiente europeo Crammed a través de su división Ziriguiboom, su disco de debut, TANTO TEMPO, fue más que un fenómeno; un éxito de la crítica de sofisticación sutil que sigue siendo uno de los discos de más éxito de la música brasileña en todo el mundo. Exploró una cultura, volvió a definir un género, demostró que Bebel era una maestra de ritmos 'cool' y de colaboraciones de talla. Bill Clinton dijo que era uno de sus discos favoritos. Todo tipo de personas, desde David Bowie, pasando por Janet Jackson y llegando hasta Pedro Almodóvar, se declararon fans. El diseñador Francisco Rodríguez la llamó su musa. El fotógrafo Mario Testino le hizo un retrato. Además, el disco de remezclas que le siguió reforzó su reputación como artista que se atreve con los riesgos.
http://www.bebelgilberto.com/


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es