--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
 
.

Combichrist
11-07-08 Sala Salamandra  (L´Hospitalet de LLobregat) Barcelona + Invadersfrommars
Crónica: Ainhoa García - IndyRock
Fotos: Iñaki Campos "Pinhead"- IndyRock


Hace unos meses nos preguntábamos, el porque una banda como HOCICO no pasaba de una media entrada discreta en la sala Salamandra 2 de Hospitalet (La excusa de que el concierto coincidía con el de Clan of Ximox podría ser aceptada.), por parte del personal, ya que no parece normal, y viendo que no hay publico suficiente para ambas, incluirlas en un mismo día y en diferentes sitios..
Pero amigos este viernes ya no había excusas; Comienzo de fin de semana, veranito ya en ciernes, y encima un grupo del status de COMBICHRIST en la ciudad condal, y todo fue como un mal dejavu, poco mas de 200 personas (Persona arriba, persona abajo). ¿Qué excusa se pondrá ahora?, ¿El calor de verano?, ¿Las vacaciones?.
Yo llego a estas conclusiones en forma de pregunta.
 ¿No será esta "supuesta escena", (y me refiero a nuestro país), la que se fija mas en quien viste las faldas mas cortas, quien muestra mejor tipito, quien usa las botas mas altas, y se olvida por un momento de la música en si misma?, ¿Tal vez estemos ante una "escena" pseudo gótica pomposa de fin de semana, que solo se preocupa en lucir su ultimo modelito comprado en las tiendas mas chic de la ciudad , en algún catalogo por Internet, en los locales mas moda, en vez de acudir, como debería ser lo mas normal, a un evento como este u otros que vendrán? o simplemente.

¿Combichrist no tiene tanto publico, y los organizadores fallaron a la hora de la localización del evento, el cual debería haberse celebrado en una sala de menor aforo?...

 Estas y muchas preguntas, me vienen a la cabeza tras el concierto del viernes en Salamandra, pero para la amplia mayoría de ellas, no hallare una respuesta coherente. De todos es sabido que nuestro país es muy especial. Por lo tanto dejemos preguntas sin respuesta y centrémonos en lo que de verdad importa.

Nuestra llegada al recinto, nos trajo una imagen desalentadora, muy poca gente en los alrededores y un promotor con el móvil en la oreja, andando de aquí para allá.
La verdad que da mala espina. 

¿Cancelación? Esa palabra surgió de nuestras bocas tras ver el panorama. Tal vez fiándonos de la información de la propia Web de la sala (La cual decía que el concierto comenzaría a las 9) acudimos demasiado pronto, aun así el sentimiento de "Aquí vamos a estar 4 gatos", era lo que representaba aquella situación vivida (que posteriormente fue lo que paso..). 

Esperaríamos entonces la hora del mismo, tal vez la cosa cambiaria.

Trascurrido este tiempo, el ambiente seguía siendo semi-desértico (Quizás la gente se reservaba para el grupo "gordo" y es por ello, que los alrededores parecían mas una ciudad fantasma.)

Habiendo escuchado a los teloneros a través de myspace, no albergábamos ninguna esperanza sobre su actuación, pero siendo la primera vez que les escuchábamos en directo había que darles una oportunidad, y así lo hicimos.

La música cesa, la gente se agolpa en la zona más próxima al escenario, y el cuarteto se presenta al poco personal presente. Su puesta en escena, así como su música, nos pareció de lo mas anodino y aburrido, solo eclipsado por algunos momentos de un cantante que parecía haberse perdido en el tiempo de la llamada "ruta del bacalao" y a golpe de "Venga fiesta, marcha", intentaba subir de temperatura un ambiente, que para entonces era bastante frió, y solo amigos o conocidos del combo, disfrutaban de sus acciones. 
Primeramente a nivel de sonido, solo pudimos escuchar los samplers y las bases, así como las voces, nos dimos cuenta de que había una guitarra, porque uno de sus miembros la llevaba puesta, ya que o parecía de atrezzo o aquello simplemente no se oía. Me resulto interesante la percusión electrónica, sobre todo la forma de afrontar cada golpe, aun así, tres cuartos de lo mismo, NO SE OIA!

Yo personalmente no veía el momento en que dejaran el escenario, pero esto cada vez se iba alargando mas en el tiempo, y llegaron a estar encima de las tablas, cerca de 40 minutos, acabando con cover de un clásico de Depeche Mode, el cual, ya no se si era por la desidia, o simplemente porque no había entrado en la dinámica de una banda sin fuerza escénica, la cual permanecía casi por completo estática, cuando un estilo como este, demanda fuerza, demanda dinamismo, y salvo el cantante en ocasiones, o la percusión, el resto era.

Necesitaba y con urgencia un refrigerio y respirar, ya que la banda me había dejado casi en una especie de catatonia, que solo iba a ser superada por los verdaderos protagonistas de la noche.

Tuvimos que esperar un buen rato, para que esa pantalla, a modo de telón, subiera y pudiéramos ser sorprendidos por la banda de origen escandinavo.

Muchos eran los curiosos que, intentan ver que ocurría detrás. 
Y la hora llego.El telón subió, y el propio Joe, seguido del teclista y un extasiado Andy (Lo digo por su estado anímico, no porque se hubiera metido algo, de lo cual no tengo la menor idea), tomaron literalmente la sala y entonces SI empezó la fiesta, de la cual hablaba el cantante de los Invaders.

Salieron a comerse literalmente a un público, (el cual no necesitaba mucho, visto lo que había acontecido hasta entonces), para que en una comunión total, rendir pleitesía, hacia todo lo que venia procedente desde el propio escenario.
 Una de las preguntas que nos surgía, era si vendrían como quinteto, o simplemente como trío o cuarteto, como ha ocurrido en otras ocasiones. Tal vez nuestra esperanza de un concierto puro espectáculo, con estandartes, banderas, y un look mas marcial, como hemos visto en ciertos videos por Internet, será para otras latitudes del planeta tierra, aun así su puesta en escena fue explosiva, con un Laplegua, de un lado al otro del escenario, en una total entrega durante todo el set del trío. 
Pero quizás, y perdónenme las féminas, el protagonista fue Joe Pletz (Emigrate, KMFDM, Hanzel und Gretyl, Wednesday 13. entre otros) el cual es un espectáculo en si mismo, el cual nos dio una lección magistral de cómo tocar su batería y creando en ello una simbiosis con parte del publico (Me incluyo) fuera de lo común. Platos, caja y timbales, fueron maltratados, golpeados, vilipendiados, al gusto del amigo, el cual mientras golpeaba todas y cada una, de las partes de su pequeño kit, nos deleitaba con aspavientos continuos, gestos de todo tipo, vamos
¡PURO ESPECTACULO CIRCENSE!
Mientras próximo a el, y quizás en el anominato (El equipo de luces, se olvido un poco del amigo), se encontraba una parte muy importante en esta banda y que vive a la sombra del protagonismo del propio Andy y en este caso de Jon, pero que sin el, mucha de la música.Z-marr marcaba el ritmo a seguir con un teclado, en una plataforma especial, la cual le daba total libertad para hacer movimientos que en otra ocasión hubiera sido imposible, vamos que parecía que tenia de soporte, eso que los boxeadores utilizan para entrenar, je, je

Los temas mas clásicos, fueron sonando, uno tras otros, y el ambiente subió por momentos, con momentos álgidos en "Eletrohead", "Get your body Beat" , "This is my rifle", o el nuevo single "Sent to Destroy", incluso pudimos ver algo más de gente, (los cuales decidieron venir a última hora), aun así ver la sala de esa forma, era algo desolador. Pero en vez de bajar la intensidad, yo creo que la subieron y su actuación estuvo llena de dinamismo, de movimiento, lo cual le falto a los teloneros (Que es lo que realmente demanda una música así, ya que técnicamente no tiene su punto fuerte, y la puesta en escena es muy importante).

Alguna fan desbocada, a esas alturas, se vio recompensada con un baño en forma de botellón de agua, que el propio Andy, vertió por completo sobre su cuerpo, la cual asistió a tal acción, con más entusiasmo que otra cosa...
Andy no paraba en su afán de conexión total con su publico, y al mas puro estilo "1-2, 1-2" realizaba un trayecto (Casi calcado), de un lado al otro del escenario dejándose la piel en cada instante, mientras tanto sus compañeros, no le iban a la zaga y con sus correspondientes instrumentos hacían lo propio.

Hasta que llego, el momento de marchar. Bueno al menos unos instantes, para refrigerarse, secarse el sudor y ante el clamor de la gente volver de manera triunfal. Fueron dos veces las que vimos a la banda dejar el escenario, y otros tantos bises donde el bombazo total de la noche fue "Blut Royal" con un publico entregado al 100%, y que no paraba de bailar al son que marcaba la banda, para estos momentos ya en pleno éxtasis. Musical.

Hubo varias partes del concierto donde Laplegua, menciono "DEMONIX", y es que normalmente ese es el lugar donde acaban los conciertos de electro, EBM o gótico que pasan por Salamandra, imagino que allí se encontrarían todos los "mencionados2 en la primera parte del reportaje.

El feeling de fiesta siguió y siguió hasta que la banda, tomo la dirección del camerino, no sin antes saludar a todos los allí presentes, lanzar baquetas al publico, y en fin, las típicas cosas de final de show, con uno de los platos de la batería el cual al mas puro estilo "Rockstar", acabo desparramado por el suelo, como quizás los pensamientos de un organizador, el cual pensaba que con un show de esta magnitud conseguiría traer a mas publico, que el que verdaderamente acudió a la llamada de la banda.


Fundado en 2003 como un proyecto paralelo, COMBICHRIST pronto se convirtió en la creación más importante de LaPlegua (la voz y alma de Combichrist).
Tras el éxito de sus discos "Everybody Hates You" y "What the Fuck is Wrong with You People?" Combichrist acompañó a Rammstein en su gira 09/10 con lo que la popularidad de la banda aumentó enormemente. 
Con su EP "Get you body beat" alcanzaron el Top 10 Dance Singles de Billboard y en 2007 comenzarían un extenso tour que les llevó a tocar por todo el mundo. Aunque siempre ha mantenido diversos proyectos paralelos, la fama e influencia alcanzada con Combichrist no tiene rival. 
Sobre su último disco "Making Monsters": "He escrito sobre mis monstruos personales, es un disco extremadamente honesto" asegura LaPlegua; "está lleno de lujuria, odio, dolor y rabia". En su única visita a nuestro país tendremos la oportunidad de disfrutar de un directo típicamente de festival, un repaso completo a toda su discografía. 
Con "Making Monsters" hombre y bestia se combinan creando algo mucho mayor, una música envuelta en una fuerza malévola que te arrastrará hasta el final. Esta vez, no hay rendición.


www.combichrist.com


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es