--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
 
.
Festival 2 + 2 =
 
13 y 14 de ABRIL / 4 y 5 de mayo 2012 Sala ABRAXAS  Palma de Mallorca
Fotos: Gracia Fornieles - IndyRock
Crónicas: Maggie O'Connel - IndyRock


4 mayo y 5 de mayo 2012 Sala ABRAXAS  Palma de Mallorca
The King in the North 
by Maggie O'Connel - IndyRock
Fotos Gracia Fornieles - IndyRock
Son casi las 21h. del viernes 4 de la era 2+2= y conduzco a toda velocidad en dirección contraria a la sala donde tendrá lugar el festival.
A lo largo de la semana no se habla de otra cosa que de los recortes del Gobierno, el ecocidio de los caciques de Campos a la playa des Trenc y el spoiler vía Facebook de Toni Pla (organizador del 2+2=) anunciando la vuelta del mitiquísimo festival Isladencanta. 40putes.com, que no ofreció cobertura al 2+2= montado por Pla, publica la noticia casi en exclusiva a lo largo de la semana enhttp://www.40putes.com/2012/04/30/toni-pla-vol-ressuscitar-el-festival-isladencanta/ y parece que el interés que no despertó en la Madame ver a Toni "mago suplente" Pla en el alienado 2+2=, lo despierta ahora la alineación Isladencanta. 

En cualquier caso, no es por eso que conduzco a toda velocidad en dirección contraria al 2+2=. Llego tarde al teatro de Lloseta. Son and the Holly Ghosts presentan la vuelta a casa de Maika Makowski y llego tarde. Para cuando entro la cosa ya está en marcha. Más de 200 personas delante de unos Son que suenan de lujo me asaltan con una pregunta inmediata: ¿quién coño hay en el 2+2=?

Me cuesta 40km más de gasolina darme cuenta de que el público fiel al 2+2= es muy muy joven, por lo menos esa noche, y que la sala no apunta al lleno absoluto. Llega la primera cerveza y los We Are Scientist ya están en el escenario. A los de California les da igual si la sala está medio llena o medio vacía. Abren el riego de sus amplificadores y la noche de Abraxas se ilumina con una constelación de acoples punk, notas fugaces y estribillos pop. Keith Murray acaba el concierto desde el centro de la platea, rodeado de dos o tres docenas de fans que hacen con él lo que más le gusta: corear en vivo las letras de sus canciones.


La Habitación Roja / We are Scientists

20 minutos después son casi las 12 de la noche, hora de sintonizar con FM Belfast para el tercer concierto de la jornada. Alguien me cuenta que los noruegos son muy del gusto de los que se mueven en la órbita Cultura Club; me dice que no es la primera vez que Pla los trae a la isla y, no sin cierta mueca risueña, me advierte de que será un concierto divertido. Pasados los días, la advertencia se queda bastante corta. El grupo no suena de lujo y no acaba de ejecutar a la perfección ninguno de sus temas; pero lo cierto es que a nadie parece importarle. Su baraja de versiones de los 80 y los 90 tiene figuras de todos los palos y, una tras otra, la banda lanza a la platea bazas ganadoras e incontestables. El público baila, salta y corea con ellos. A mi izquierda, una rubia de las tantas grita con los ojos alucinados un estribillo de MC Hammer mientras, a mi derecha, otra lame el antebrazo de un tipo que transpira metanfetamina, sales e hidratos de carbono. El público ha entrado en barrena. El control, la estabilidad y el equilibrio son peronajes de otra película. Suena Killin in the name, Fight for your rights, Scatman... para gustos colores y cuando los noruegos se han retirado entre obaciones, en la platea, los unos miran a los otros preguntándose qué vendrá después de todo esto.

La respuesta que todos buscan es Delorentos, que presentan su nuevo álbum You Can Make Sound. Posiblemente, Delorentos tienen mejores canciones que FM Belfast (como mínimo canciones propias); posiblemente, tocan mejor que FM Belfast; pero, posiblemente, todo lo que los asistentes a la noche del viernes 4 recuerden será que el concierto de FM Belfast fue un pajote de los buenos, que les costó la reserva de sus fuerzas llegar a casa y que no saben a ciencia cierta cómo terminó la noche en Abraxas. Casi mejor que así sea.

En la tarde del sábado, una pareja de gallegos y una niponoberlinesa caminan sobre las cintas transportadoras del aeropuerto de Son Sant Joan, aproximándose paso a paso un paso más a su destino: asistir al último concierto del tour europeo de Kakkmaddafakka. Y allí estoy yo, con ellos en la fila del 2+2= y sin saber demasiado bien qué pinta Miró en todo esto.

Los que necesitaron reparar su corazón o tomar nota para futuros percances no pasaron por alto el concierto de Yani como. Otros, tristemente los muchos, esperaron en la terraza la hora de los kAkk. Con la sala llena, los noruegos saltan al escenario en jugada ensallada y la lían en lo que tarda en arrancar su primer tema de la noche: Touching. Diez segundos y los que se olvidaron de ellos en las listas de lo mejor de 2011 se llevan las manos a la cabeza. Para unos son demasiado jóvenes; para otros, demasiado guapos; para casi todos, demasiado rubios... Algo parecido se podría decir de sus canciones: todas rubias, todas jóvenes y hermosas.

No es ninguna sorpresa que los kakk puedan ir soltando temazo tras temazo desde Restless a Heidelberg, Self-Esteem, Is She o Heidelberg. El disco ya lo conociamos. Lo que no muchos esperaban es que los noruegos tocaran de una manera tan fresca, tan viva, tan creyendo en lo que se hace y tan haciendo aquello en lo que se cree. 


Kakkmaddafakka / Grises

El setlist de la gira se repite punto por punto hasta que, en mitad de Heidelberg, la banda se detiene al unísono. Eso no estaba en el guión. Por un instante nadie sabe lo que está pasando. Todos en el escenario se mueve a cámara superlenta. Como si de Messi en la repetición de la jugada se tratase, Axel y Jonas se lanzan el uno contra el otro para chocar las manos, 5, 6, 7 segundos y aún alcanzan; el brazo de Päl, 9, 10 segundos, ha vuelto la vista hacia el batería. 11, 12, el batería saluda al bajo, Axel y Jonas finalmente chocan las manos y todos lanzan al unísono la vuelta al final de Heidelberg. La cosa está que arde y la sala entera come canciones en la palma de sus manos.

Nadie quería que aquello acabará, pero acabó. Por el camino, los noruegos se dejaron sobre el escenario la práctica totalidad de su atuendo y de su repertorio. En calzoncillos, con las baquetas o el arco en la mano, se dan la mano sobre el escenario y se felicitan por el concierto mientras la ovación y los aplausos perduran. Saludan al público como los actores de una obra teatral y desaparecen. Me acerco al escenario. Aún hay gotarrones de sudor en el suelo. Poco a poco la madera absorve el sudor. Una cosa está clara. Los Kakkmaddafakka no han tenido que recurrir a simulacros para tocar como si esa noche se acabase la gira y mañana tuvieran que volver a casa.
Con la experiencia de la noche anterior, tengo la certeza de que a La habitación roja le va a costar sangre que la cosa no decaiga.

Apenas 15 minutos después ya se han subido al escenario y la terraza se vacía en cuestión de segundos. El público responde, pero está claro que sus canciones ya no despiertan las emociones de antaño. Le pregunto a wolcatalà què le está pareciendo el concierto y me responde con un entonado -es anacrónico, anacrónico y claustrofóbico. A través de los grandes ventanales de la sala vemos a los Kakk tomando algo en la terraza y convenimos ir a hablar con ellos. Una última mirada al escenario me convence. 

En la barra de la terraza, alguien intenta convencer a uno de los organizadores de que la han cagado con el orden de los conciertos, que las noches han ido de más a menos... Pasamos de largo y asaltamos a Jonas Nielsen -teclista de los Kakk. Le felicitamos por el concierto y le lavamos un poco la cara diciéndole que ha sido como ver a los Beach Boys en los sesenta, cumplido que recibe con gusto. Nos cuenta que no está del todo satisfecho del sonido de su primer disco y filosofa sobre la música como un niño con zapatos nuevos.

La terraza está cada vez más llena. En la sala tocan Grises entre una falta evidente de aforo. Unos se marchan, otros charlan en el exterior, para casi todos el plato principal está servido y la crítica al orden de las actuacciones adquiere cada vez más razón. Mientras tanto, el twitter del SOS hecha chispas y en dos de cada tres conversaciones alguien se muerde las uñas valorando la parte de verdad que habrá en la resurección de Isladencanta.

La cosa se alarga hasta las 6. Sale el Sol y Abraxas cierra puertas. Jonas Nielsen camina casi de la mano del runer de la organización hacia el coche que le llevará al aeropuerto. Como un niño prodigio después de ganar una competición de Matemáticas, Jonas se descalza la mochila y sube al coche. Horas más tarde, un avión despega hacia el Norte.
 



13 y 14 de ABRIL 2012
by Maggie O'Connel - IndyRock
Fotos Gracia Fornieles - IndyRock



Tormenta sónica
13 y 14 de ABRIL 2012
Crónica por Maggie O'Connel - IndyRock

Son las cinco de la tarde de un viernes 13, a priori noche de terror, y en un pueblo del norte alguien me pregunta si voy al festival de los Kakkmaddafakka. Explico que sí, que es un festival que montan los del Cultura Club en la sala Abraxas en dos fines de semana no consutivos y que los KK no vienen hasta el primer fin de semana de mayo. Mi interlocutor me informa de que se va a desplazar desde Formentera para ver a los noruegos y la verdad es que no me extraña. Son el cabeza de cartel, extraoficial pero incuestinable, de un festival que, antes de abrir sus puertas, ya es criticado por una evidente desproporción entre precio y producto. Al otro lado del Mediterráneo, dicen, por 60 euros (precio del abono para el 2+2=), el SOS de Murcia ofrece a Pulp, a los Flaming Lips y a Nacho Vegas. Casi nada.

El plus de insularidad del 2+2= es lo primero que uno nota cuando entra por la puerta. Los UNI_FORM acaban de empezar su concierto. La terraza está vacía y la sala no alcanza la media entrada. Una pena porque el grupo no suena nada mal. Es el primer grupo de Tsunami (discográfica de djAmable) que toca este fin de semana y los Interpol se quedarían con los ojos como platos al ver hasta que punto 4 chavales portugueses son capaces de mimetizar las luces y las sombras del power pop que los ha hecho célebres. Miro a mi alrededor. El aforo está bastante tranquilo para lo power de la propuesta portuguesa y cuando llego a la barra entiendo porqué. Cubatas con dos dedos de alcohol a 7e y cervezas a 3,50e. Así no es fácil deshinibirse.

Algo más allá llegaron los LAYABOUTS quienes, canción a canción, se metieron en el bolsillo a los pocos fieles del rock noventero ¿Cómo se llaman estos? -pregunta alguien en primera fila. Layabouts -contesta otro -Gigolo Aunts? -No! Layabouts. -Ah! Me molan. A mi también, pienso. Suenan de puta madre y  en los compases finales del concierto tienen al aforo comiento en la palma de su rock psiconaútico y oscuro. Cuando acaba el concierto las chicas de Jagermaster saltan a la pista y la noche sube un peldaño. El aforo no aumenta, pero la cosa empieza a parecerse a un festival. Saltan los botones de los gritos y las risas. En la barra exterior alguien felicita a Toni Pla, responsable de gran parte del cartel, y éste parece tomarselo un poco mal, como si la felicitación fuera con sarna o segundas intenciones. Gracias -contesta, serio y mirando hacia otra parte. Toni sabe que el 2+2= está muy lejos de aquel Isladencanta 2001 por el que todo el mundo le recuerda.

Minutos más tarde, Catpeople encuentra su público entre los asiduos al Cultura Club y, después de ellos, el plato fuerte de la noche: KAV, el nuevo proyecto musical de Kav Shadu (ex-happy monday). La noche sube otro peldaño, pero, a pesar de que el escenario lanza cohetes desde primera hora, en la pista, la cosa no explota. Da la sensación de que el indie y el Paseo Marítimo se dan de hostias y que, mientras transcurre todo, una colchonería aguarda en la terraza la orgía de los Kakkamaddafakka.

Pasadas las 3 a.m. aún hay quien paga entradas para ver la sessión de los dj's, pero con cuentagotas. Tacones de aguja y minifaldas suben las escaleras de Abraxas para asistir a las sesiones de Crystal Fighterss y dj Amable. Otros, después de cinco horas de conciertos, reservan fuerzas para el día de mañana. Y no está de más porque en el día de mañana, después de los grupos de Tsunami (My Dear Flotsam y Norton) se planta en el escenario uno de los grupos más en forma del panorama español: Triángulo de Amor Bizarro. Los gallegos han aprovechado la ruta aérea más económica para llegar a Mallorca. Lo hacen vía Berlín, después de haber actuado en la capital alemana el miércoles. Es el grupo del fin de semana y eso queda claro desde el primer minuto. Hay ansiedad en las primeras filas y, aunque el concierto arranca con problemas de sonido (Isa pide menos voz en su micro y más en el de Rodrigo) la cosa despega al instante y como por arte de magia. En cuestión de minutos todo son saltos y cabezas de lado a lado. Parece que los de La Coruña saben los que nos gusta y nos lo practican con un arte ceremonial. El concierto se hace corto, la gente pide más, pero los Triángulo no reaparecen.

El resto de la noche es algo disperso. Los chicos de CHINESE CHRISTMAS CARDS hacen su papel; pero después de la tormenta sónica que acaba de vivir la sala, su propuesta resulta un tanto inofensiva. Lo mismo sucede después con KITSUNE dj, sus remixes parecen transfugas personajes de otra película. A muchos les gustaría que llegase ya la hora de Virginia Díaz, la chica de 180º. En la terraza se sigue hablando de los KK, de Paulita de Papa Topo, de las chicas de Jagermaister y de otro grupo de Tsunami no invitado al cartel del 2+2=: los mallorquines Last Dandies. Todos ellos son temas interesantes y la gente, a esa hora, los trata con una gracia que esta hora soy incapaz de reproducir. Tampoco me preocupa dejarlo por ahora fuera de la ecuación 2+2= Parafraseando la canción de Chucho, lo mejor del festival aún está por ocurrir.




INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



Layabouts
Fotogalería y crónica del primer fin de semana del Festival 2x2 
Cartel 2x2
Viernes 4 de mayo
We are Scientists / Delorentos / Gaoler’s Daughter / Daniless DJ / Sammy Jo Scissor Sisters Tour DJ 

Sábado 5 de mayo


Kakkmaddafakka / Yani Como / La Habitación Roja / Grises / London Guns / DJ Kerman

13 abril


UNI_FORM
LAYABOUTS
CATPEOPLE
KAV
crystal fighters dj's
dj amable

14 de abril


MY DEAR FOTSAM
NORTON
TRIÁNGULO
CHINESE CHRISTMAS CARDS
KITSUNE dj
180º Virginia Díaz

FM Belfast
.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es