--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


 
.

Hope of the States
HOPE OF THE STATES se separan (septiembre 2006)
Tras anunciar que dejaban de ofrecer directos hace unos días, Hope Of The States han confirmado su separación definitiva como grupo. Los miembros de la banda han declarado sentirse muy orgullosos de su trayectoria y de todo lo que han hecho juntos, y quieren agradecer la ayuda de todos sus fans y de todo el mundo que les ha apoyado. HOTS nos dejan como legado sus dos excelentes trabajos, "The Lost Riots" (04) y "Left" (06), además de un buen puñado de singles que no olvidaremos fácilmente.www.sinnamonrecords.com/catalogo/albums_hopestates.html /www.hopeofthestates.co.uk
Música Épica.
por Antutxo Martinez
16-06-04 Moby Dick Club Madrid

Hay un momento en la película de 'El Hombre Tranquilo' (The Quiet Man) en la que uno de los personajes describe a John Wayne como 'Homérico. Impetuoso'. Salvando las diferencias, estos dos calificativos podrían aplicarse a la banda británica Hope of the States que  presentaron su primer trabajo 'Lost Riots' en el Moby Dick Club de Madrid, en un show case para prensa e invitados en el que lo peor corrió por parte del técnico de sonido, empeñado en echar por tierra el trabajo de los músicos.
La propia composición de la banda da una buena pista de lo que uno se va a encontrar. De primeras, es un grupo de dos guitarras, que emplean no tanto para ampliar las posibilidades sonoras como para ganar fuerza. Y en ese sentido funcionan perfectamente, porque desarrollan un directo cargado de electricidad, con muchísima fuerza y adrenalina. De segundas, el violín. No es común encontrarse un instrumento así en una banda de r'n'r. Y de nuevo le dan una utilización inteligente, porque en lugar de perderse en reminiscencias célticas o folks, dota a su música de un aire grandioso, épico, dramático como un salto desde un acantilado de las Highlands. La mejor muestra, The Black Amnesias, tema con el que abrieron su actuación y que está pidiendo un travelling aéreo sobre William Wallace y sus colegas dándose de garrotazos con el clan McMahon. Las imágenes que proyectaron no fueron precisamente esas, pero sí que había una paloma en blanco sobre negro coincidiendo con el protagonismo del violín.
Mención aparte merece este diseño de imagen, siempre en blanco y negro, muy granulado cuando convenía, pseudo industrial, con slogans en inglés, y que, en ocasiones, hacía referencia al impactante diseño del disco, con vísceras (impresionante el corazón latiendo) e ilustraciones que recuerdan a las clases de anatomía de hace tres siglos, colocadas sobre un pentagrama. Y muy bien pensadas para apoyar lo que estaba sonando en cada momento. Por ejemplo, mientras sonaba 66 Sleeps of Summer pasaron partes de un desfile con majorettes, algo que cuadra estupendamente con la batería. 
También sacaron su lado más poppie con 'Don't Go Pieces' y se acercaron a los Bunnymen o a los Electrafixion con 'The red The white The Back The Blue', con una voz que recordaba muchísimo al mejor Ian McCulloch, un tema potentísimo que trajo de nuevo al público al terreno en el que ellos mejor se mueven, una música creciente y desgarrada, un sonido compacto que se desvincula un poco de lo que viene siendo la escena Rock para alcanzar un sonido muy propio e interesante. En este terreno se desarrollan sus mejores canciones, 'Enemies/Friends' y Black Dollar Bills, aparte de la ya mencionada Black Amnesias.
Como les suele ocurrir a este tipo de propuestas, suenan mucho mejor sobre las tablas, donde alcanzan todo el potencial de su sonido apasionado. Ayer lo hicieron francamente bien, enérgicos y apocalípticos, grandiosos y eléctricos. Homéricos. 

Hope of the States "The Lost Riots"
Después de 'Black Dollar Bills' y 'The Red The White The Black The Blue' llega a nuestro país "The Lost Riots" (Sony/ Sinnamon Records, 04), el esperado debut de esta inesperada, sorprendente, interesante y asombrosa banda inglesa. Señoras y señores, con todos ustedes Hope of the States. 
En una época en la que la música pop ha sido procesada y empaquetada hasta el olvido y el rock ha sufrido una regresión hasta el punto en que prácticamente ha perdido su camino, Hope of the States están marcando una vía alternativa hacia adelante. Su álbum de debut no sigue las convenciones del rock. Hay canciones que escapan de los coros en favor de estructuras casi clásicas, ráfagas de ruido que de alguna forma coexisten con bellas y agridulces melodías, y muros de guitarra que se aúnan con trompetas y  cuerdas. Un disco épico que inevitablemente nos llevará a la búsqueda de comparaciones, desde oscuras bandas de noise hasta  compositores de bandas sonoras. Pero "The Lost Riots" (Sony/Sinnamon Records, 04) confirma que -en un año de gris easy-listening y canciones líricamente en bancarrota- Hope of the States son una banda que tiene algo que decir.
Hope of  the States se formaron en Chichester (UK) en diciembre de 2000. Sam, Ant y Jimi eran amigos desde hacía años. Paul Wilson tocaba el bajo en la antigua banda de Sam y Simon Jones era un colega de los de, cómo él mismo describe, "la escena de bebedores de Chischester". El violinista Mike Siddell -reclutado a través de un pequeño anuncio - era el único extraño, pero pronto se convirtió en uno más de un grupo cuya fuerte unión los convierte en un clan, siguiendo esa tradición de "nosotros contra el mundo" de bandas como The Clash o The Who. En palabras de Sam, el sentimiento de estar en una banda es el de "saber que te tumbarías en mitad del tráfico por tus amigos", un sentimiento que se hizo aun más fuerte al tener que enfrentarse a la trágica muerte de Jimi en enero de 2004.
Tomando su nombre de un escrito de Albert Deutsch referente al estado del sistema psiquiátrico de los Estados Unidos, Hope of the States optan por los uniformes militares en el escenario para ejemplificar la unidad de la banda así como para expresar, aunque sea de forma ambigua, la paradójica inhumanidad del trato del hombre hacia el hombre. "Odio utilizar la palabra, pero la desilusión tiene mucho que ver con ello", considera Sam. "No somos políticos según el sentido estricto de la palabra". Es una sensación ambigua y en cierta manera angustiante "no es algo que puedas ilustrar con un gráfico". Su música habla sobre algo más que los arquetipos del rock como sexo, drogas o rebelión. El sentimiento  inquieto de este colectivo ha estado acompañado con una emocionante atención al detalle que los separa del resto de bandas en estos tiempos de homogenización del pop.
Cuando apareció 'Black Dollar Bills' (Seeker/Sinnamon Records, 03), en un saco cosido a mano y con una duración de 7 minutos (una tradición compartida por el 'Blue Monday' de New Order y por 'The Blue Room' de The Orb), el mundo de la música centró su atención en ellos. 'Uno de los más extraordinarios debuts en años' fue la respuesta de The Sunday Times y el disco pronto agotó su edición limitada de dos mil copias.
Por aquel entonces la gente empezó a darse cuenta de que aquella música llena de rabia y belleza estaba hecha por una de las mejores bandas del Reino Unido.  Sus asombrosos directos, que Sam describe como 
'rock psycopático', estaban condimentados con imágenes de genocidio,  disturbios y disparos cortesía de los video jokeys Ed Emmerson y Matt Simmonds (aka Type 2 Error), miembros honoríficos de Hope of the States y responsables de los premiados videos de la banda así como del art-work de sus discos. "Queriamos ser algo más que unos tipos tocando las mismas canciones cada noche", nos cuenta Sam, "Queriamos un show. Queriamos que la gente saliese de los conciertos pensando, ¿qué demonios ha sido eso?".
En junio de 2003 Hope of the States firman por Sony y continúan con sus directos a lo largo de todo el verano reclutando miles de nuevos fans con sus actuaciones en los festivales de Glastounbury, Reading y Leeds y en sus primeras giras como cabezas de cartel que incluyen sold-outs en sus conciertos de Londres. El lanzamiento del single 'Ennemies/Friends' en octubre demostró lo lejos que había llegado la banda cuando, a pesar de la mínima presencia en radios, alcanzó el número 25 en los charts británicos. 
A partir de ese momento, la banda se centró en la grabación de lo que iba a ser "The Lost Riots". Escogieron al productor Ken Thomas, el hombre detrás de los islandeses Sigur Ros. Según Sam, "inmediatamente sonamos como nosotros mismos. Ken crea un ambiente en el que todo marcha. No estaba haciendo un disco con nosotros, nosotros lo estábamos haciendo con él. Te frena cuando hace falta, te empuja cuando necesitas que te empujen. No puedo imaginar hacer un disco con nadie más".
La banda y el productor, después de haber revuelto cielo y tierra para encontrar el entorno perfecto en el que grabar su disco, se instalaron en los remotos locales de Grouse Lodge Estudios en Irlanda. En ocho semanas, en las que Ant salió del estudio una sola vez, el grupo asumió que la 'claustrofobia positiva' que sentían allí encajaba perfectamente con la intensidad de su música. "Era en todo lo que pensábamos, veinticuatro horas al día, siete días a la semana. Si hubiésemos grabado en Londres hubiésemos estado distraídos con cualquier cosa".
Posteriormente, la banda se reubicó en los estudios Real World de Peter Gabriel. "El encierro en Irlanda había funcionado muy bien para la primera etapa y en ese momento estaba bien tener un poco más de luz", explica Sam. "Al tener más contacto con el mundo exterior, aparecieron nuevas ideas que beneficiaron al disco". Fue un tiempo emocionante en el que la banda se concentró en detalles de cuerdas, trompetas y demás llegando a obtener el sonido propio de Hope of the States. Un periodo extremadamente creativo que, desafortunadamente,  irá siempre ligado a la triste desaparición de Jimi, que se suicidó el 15 de enero de 2004.
El álbum contiene doce canciones intensas, reivindicativas, bellas y serenas. Canciones que a pesar de la oscuridad dejan entrever una sonrisa. Canciones que demuestran que el rock aún puede provocar, informar y emocionar enormemente. El tema central del álbum, 'Don't Go To Pieces', está teñido de dolor y la letra está inspirada en una conversación entre Sam y su padre. El intenso 'The Red The White The Black The Blue' habla sobre un mundo movido por los nacionalismos. Destacan cortes como el aparentemente feliz 'George Washington', o el inquietante 'Me Ves Y Sufres' que hace referencia a lo que la gente espera que sean como banda. 
Y ya sólo por esas canciones, Hope of the States merecen ser recordados como uno de los grandes debuts de este 2004.
Hope of  the States son Sam Herlihy (voz, piano, guitarra), Anthony Theaker (guitarra, piano, órgano), Mike Siddel (violin), Paul Wilson (bajo), Simon Jones (batería).
"Hope of the States are changing what a band can do and be. Coldplay recently said they where going to go away and reinvent the wheel. Hope of the States got there first" NME 9 sobre 10
"The Lost Riots' bridges the gap between radio-friendly indie and stirring instrumental post-rock.An amazing album" Time Out
"The most intense album of the year, transending anything.... United they stand. United they'll soar" The Fly 5 sobre 5
TÍTULO: "The Lost Riots"ARTISTA: Hope of the States
FECHA DE LANZAMIENTO: 8 junio de 2004

TRACKLISTING:1. The Black Amnesias2. Enemies/Friends3. 66 Sleepers To Summer4. Don´t Go To Pieces5. The Red The White The Black The Blue6. Black Dollar Bills7. George Washington8. Me Ves Y Sufres9. Sadness On My Back10. Nehemiah11. Goodhorsehymn12. 1776
TÍTULO: "Nehemiah" CDS 
FECHA DE LANZAMIENTO: 21 de septiembre de 2004
Segundo single extraído del exitoso álbum de debut de Hope Of The States, "The Lost Riots" (Sony/ Sinnamon Records, 04). Un single que toma el nombre del que es sin duda uno de los temas más brillantes del álbum, 'Nehemiah'. Junto a él, dos cortes inéditos 'Thee Seventies Song' y 'A Heart Can Stop A Bullet', en los que la banda británica navega a medio camino entre el post-rock y el pop melódico para ofrecer melodías épicas y emotivas. 
Hope Of The States no es un grupo como los otros. Con tan sólo un ep en el mercado, el magnífico 'Black Dollar Bills' (Seeker / Sinnamon Records, 04), se convirtieron en uno de los grupos más respetados por la crítica inglesa además de lograr reclutar una amplia formación de seguidores con sus siempre magníficos directos. La publicación de su primer álbum, "The Lots Riots" (Sony/ Sinnamon Records, 04) ha superado las más exigentes expectativas convirtiéndose en uno de los grupos revelación de la temporada.  Comprometidos y con un discurso muy personal, Hope Of The States tiene ese algo especial que distingue a los grandes.
Un grupo que tiene como uno de los rasgos distintivos su cuidado apartado visual siempre a cargo del colectivo Type2Error. Ellos son los responsables de las impactantes proyecciones que acompañan sus conciertos, del cuidadísimo diseño de su web, de todos sus videos y del artwork de todos sus discos. Como no podía ser de otra manera, ellos han sido también los encargados del innovador diseño del single. Una carátula en negro con el nombre en negativo que esconde una fotografía que tan sólo es visible al aplicar calor... De nuevo, un artwork que es una auténtica obra de arte, a la altura de lo que podemos encontrar en su interior.

Hope Of The States son una muestra del mejor pop-rock melancólico actual. Con un ojo puesto en Mogwai y el otro en U2, son capaces de aunar la intensidad de los pasajes instrumentales en la mejor línea del post-rock con poderosas líneas melódicas. Además, su aportación política e intelectual se plasma en sus directos con proyecciones reivindicativas, que toman un papel fundamental.
Debutaron  en nuestro país con el single "Black Dollar Bills" (Seeker/ Sinnamon Records, 03), tres canciones repletas de recursos orquestales y oscuras composiciones con las que lograron llamar la atención de sellos de todo el mundo. Tras fichar por Sony, tuvimos la oportunidad de redescubrirles con  "The Red The White The Black The Blue" (Sony/ Sinnamon Records, 04), adelanto de lo que sería su álbum de debut, "The Lost Riots" (Sony/ Sinnamon Records), publicado ese mismo año. Un disco épico en cuyas influencias encontrábamos desde oscuras bandas de noise hasta  compositores de bandas sonoras.
Hope Of The States se formaron en Chichester (UK) en diciembre de 2000. Sam, Ant y Jimi eran amigos desde hacía años. Paul Wilson tocaba el bajo en la antigua banda de Sam y Simon Jones era un colega que lo que él mismo describe como "la escena de bebedores de Chichester". El violinista Mike Siddell -reclutado a través de un pequeño anuncio -era el único extraño, pero pronto se convirtió en uno más de un grupo cuya fuerte unión los convierte en un clan, siguiendo esa tradición de "nosotros contra el mundo" de bandas como The Clash o The Who. En palabras de Sam, el sentimiento de estar en una banda es el de "saber que te tumbarías en mitad del tráfico por tus amigos", un sentimiento que se hizo aun más fuerte al tener que enfrentarse a la trágica muerte de Jimi en enero de 2004. Hope Of The States han teloneado a artistas como Starsailor, The Polyphonic Spree o The Sleepy Jackson. En junio de este año saldrá a la venta su esperado segundo álbum, "Left".
www.hopeofthestates.com

www.sinnamonrecords.com



INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es