VÍDEOS EN INDYROCK TV
Vídeos de directo, entrevistas, acústicos... Estrenos y premier. Grabaciones de producción propia, ofrecidas por los grupos, productoras y salas para la difusión de sus trabajos, a IndyRock TV, TELEIDEAL, ideal.es

.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 

Jean Paul, entrevista + directo
27-10-07 Planta Baja, Granada
07-11-08 Sala El tren Granada + Vetusta Morla
17 abril 2009 Planta Baja, Granada
3 septiembre 2009 Conciertos Plaza de las Culturas Caja Granada, Granada
.
Jean Paul
Presentación del disco "Manqué", sala Planta Baja - 5 noviembre de 2011
Fotos y fotogalería: Merche S. Calle / IndyRock
Crónica: Adoptivos - Por Manuel C. Ferrón / IndyRock



Adoptivos
Por Manuel C. Ferrón / IndyRock
Dos talentosos músicos que en los últimos años han adoptado a Granada como patria ocuparon el sábado el escenario de una sala Planta Baja menos concurrida de lo que la ocasión merecía para cantarnos y contarnos sus mundos.

Con Música callada, soledad sonora,  canción titulada con versos del Cántico espiritual de San Juan de la Cruz  en cuya letra, salpicada de versos del citado San Juan y de Santa Teresa de Jesús, se encierra buena parte del ideario de la banda, comenzó el concierto de Jean Paul, una exploración cadenciosa y armoniosa de la zona espiritual más íntima y reservada de Raúl Bernal, un músico polivalente que con acierto y sabiduría pone el lenguaje, verbal y musical, al servicio de los temas que vertebran su discurso, construido mediante la acertada combinación de chanson francesa, folk-rock anglosajón, y bolero agridulce, en una búsqueda de indicios y señales de algo en lo que creer gobernada por el escepticismo, la ironía, cierto misticismo y un inequívoco apego hacia los universos de artistas como Leonard Cohen o Serge Gainsbourg que completa o, sólo según reaccionarias consideraciones, estigmatiza el de Bernal.

Celosamente arropado por la sobria y más que eficaz banda que componen Popi González, Víctor Sánchez, Isaac Zafra y Marcos Muñiz, Raúl Bernal interpretó un repertorio compuesto por una selección de canciones de Breve historia universal, su LP de 2009, y todas las de su nuevo disco, Manqué, contando, como sucedió en la grabación del mismo, con la colaboración de Alfonso Alcalá al contrabajo en el Bolero de siempre estaré sucio y, en La multitud, con la voz de Luis Arronte, notable y sensible cantautor de voz exquisita, afín a  músicos como Nick Drake o Mark Kozelek, que abrió el concierto con un repertorio en el que recreó algunas composiciones de su disco Sólo Ida, como las excelentes La llamada, o Ciencia Ficción, y presentó nuevas canciones que piden a gritos ser grabadas y publicadas cuanto antes, como la estupenda Cuarto menguante, un descarnado retrato de los tiempos que corren en esta ciudad, madre a veces amantísima, a veces dañina, de sus hijos.
Propios o adoptivos.


"Manqué" - Noviembre 2011
Con Breve Historia Universal, su disco de 2009,Jean Paul sorprendió a propios y extraños por su propuesta inquietante y enigmática, tan desgarradora como sugerente, guiada por la voz espectral y las letras heridas de Raúl Bernal. Ahora, consolidados como una de las apuestas más firmes y personales de la escena local, presentan Manqué, un nuevo trabajo artesanal, disponible solo en vinilo con una tirada limitada a las 300 copias, que además de evidenciar su alergia al boato del indie, vuelve a encontrar un territorio común entre el country crepuscular y la chanson francesa. En él se desenvuelven a través de unas canciones que surgen de algún inhóspito lugar entre el estómago y el cerebro, entre el raciocinio y la locura, los pensamientos positivos y la bilis, la reflexión y el arrebato. El lugar en el que Dylan juega a las cartas con Serge Gainsbourg, la taberna donde Calexicose emborracha con Aznavour, el tren de mercancías que comparten Bill Callahan y Jacques Brel, la cama donde cohabitan Gram Parsons y Vincent Delerm. Y demuestran que el grupo formado por los habituales músicos de acompañamiento de José Ignacio Lapido, unos forajidos fuera de su entorno, son capaces de destilar country-rock diletante de genuino sabor americano, pero cantado en español.


Matt Epp + Jean Paul 
viernes 16 de abril 2010 Sala Planta Baja Granda
Trotamundos y letraheridos
por Enrique Novi - IndyRock
El viernes por la noche, sobre el escueto escenario de Planta Baja coincidieron, entre las dos bandas que anunciaba el cartel, unas buenas dosis de devoción y unas cuantas más de talento. Es sabido que cuando unas y otras se juntan suelen suceder cosas interesantes. En realidad, la mitad de los implicados hacían doblete y participaban de ambas propuestas. Aquí va la explicación: Jean Paul ya son más o menos conocidos por estos pagos. 
El proyecto se generó en el seno de la banda que suele acompañar a José Ignacio Lapido, con su teclista Raúl Bernal como impulsor e ideólogo, y en torno a él unos músicos excelentes, dotados para el matiz e involucrados con su ideario. Y este no es otro que el que con forma de country crepuscular glosa el desencanto de los que buscan sensaciones verdaderas hasta padecer las consecuencias, en una figura definida por el propio Lapido como la del letraherido. Por su parte Matt Epp es un grandullón y fotogénico trotamundos canadiense, criado musicalmente a la sombra del cancionero dylanita y de todo lo que vino después de él, que es casi todo. 

Un buen día de invierno el trovador se puso en contacto con el letrista agridulce. Había escuchado su trabajo y estaba decidido a agarrar el petate y cruzar el Atlántico, como el aventurero atrevido que parece ser. La conexión fue inmediata y el flechazo instantáneo. Unos ensayos después, algunas cervezas y varios devaneos en tono acústico en el garito que ejerce de anfitrión para todos ellos, y estaban listos para presentarse ante una gran audiencia. La noche anterior, abriendo para Chuck Prophet en el Isidoro Máiquez, les había servido de banco de pruebas. 

Al día siguiente, sin el agarrotamiento que provoca en casi todos la aplastante gravedad y el suntuoso silencio del oscuro teatro, se volcaron y disfrutaron sacando lo que había quedado dentro una noche antes. Para sorpresa de la mayoría, Jean Paul abrió fuego. Las canciones conocidas de su primer álbum se alternaron con alguna que otra novedad por la que se entrevén los buenos versos que esperan plasmarse en el segundo. El grupo se mostró sobrio y compacto, acoplado y maduro para dar una buena sesión de música. Terminado el repertorio, algunos de ellos -el expresivo Víctor Sánchez con la eléctrica, el conciso Paco Solana al bajo y Raúl Bernal sobre un teclado en cuyas teclas dejó impregnada su sangre en un arrebato de entusiasmo final, más el dinamismo de Antonio Lomas (Lori Meyers) a la batería- se unieron a Matt Epp para arropar una actuación entusiasta y poderosa en la que dejó constancia de su hermosa voz y del genuino amor que pone en sus composiciones. 
Pasada la medianoche todos bajaron del escenario satisfechos del resultado de una actuación en la que se encontraron la vocación y el talento.


3 septiembre 2009 Conciertos Plaza de las Culturas Caja Granada, Granada
Fotos: J. E. Gómez / Merche S. Calle © IndyRock 



17 abril 2009 Planta Baja, Granada
Fotos: J. E. Gómez / Merche S. Calle © IndyRock



07-11-08 Sala El tren Granada + Vetusta Morla
Fotos: J. E. Gómez / Merche S. Calle © IndyRock
Crónica : Es la personalidad, estúpido - por Enrique Novi -IndyRock




Palabras mayores
A modo de presentación del primer disco de Jean Paul. 
Por José Ignacio Lapido
En los tiempos que corren, el que se pone a componer y ensayar canciones, luego graba un disco con ellas y finalmente lo autoedita sólo puede ser dos cosas: un filántropo o un inconsciente. “¿Quién me habrá mandado a mí meterme en esto?”, es la pregunta que después de haber completado el proceso no nos dejará dormir. Lo cierto es que cada cierto tiempo, por algo somos animales de costumbres fijas, volvemos a hacerlo: composición, ensayo, grabación, edición, promoción, gira… Lo que no nos mata nos hace más fuertes. Debe ser eso.

En el caso que nos ocupa, Jean Paul, el delito tiene una agravante: ¡es la primera vez! Y no puede decirse que lo hayan hecho sin conocimiento de causa. Tenían en mí el perfecto espejo en el que no mirarse. Aún así han dado el paso, ese que separa el atrevimiento de la imprudencia, y se han lanzado al vacío: composición, ensayo, grabación… Benditos sean.Me atrevo a poner por escrito estos pensamientos circulares porque los músicos de Jean Paul forman parte de mi vida desde hace años. Ellos sabrán perdonarme. Al primero que conocí fue a Popi González; tocó la batería en mi primer álbum en solitario allá por el año 99 del siglo pasado. Luego coincidí con Isaac Zafra; él fue el técnico de sonido que registró la primera canción que grabé después de dejar a los Cero. El siguiente en cruzarse en mi camino fue Víctor Sánchez, que se pasó por el estudio a grabar unos coros y un slide en el año 2002 y desde entonces no se ha ido. Raúl Bernal llegó exiliado de Murcia en 2005 y yo le di, en la medida de mis modestas posibilidades, asilo político en Granada. Paco Solana me prestó una vez su guitarra acústica y se quedó a tocar el bajo en mi banda. A Marcos es al único que no conocía personalmente. Mejor para él.Os preguntaréis por qué unos individuos, ni demasiado jóvenes ni demasiado viejos  sino todo lo contrario, con estudios, experiencia sobre los escenarios, sentido del humor, vicios confesables y de trato agradable llegan a esto. Es como el buscador de oro que baja al río y encuentra una pepita. 

El siguiente paso que dará es ir a un joyero a que se la tase, y después, si tiene la fortuna y la habilidad de encontrar más, las venderá o las fundirá para hacerse un anillo o un lingote, quién sabe. Algo parecido pasa en música. Estás en tu casa, coges la guitarra porque no tienes nada mejor que hacer, enlazas unos acordes, sacas una melodía, luego le pones letra y algo te dice que eso no está nada mal. Se la llevas a los demás al local y ese boceto, con el esfuerzo y las aportaciones de todos, se convierte en una gran canción. ¿Cómo vas a dejar de grabarla? Imagino que eso es lo que ha ocurrido con Jean Paul, y algún día habrá que agradecerles el glorioso atrevimiento de empeñarse en que el resto del mundo conozca su música.Cuando Raúl Bernal, el impulsor de esta historia, llegó a Granada vino con una maqueta y con unos folios fotocopiados de relatos cortos escritos por él. Primeras impresiones: “Qué voz tiene este tío” y “coño, escribe bien”. A partir de ahí, su talento, su dedicación y el azar  hicieron que lo que podría haber sido otra historia más de bellos perdedores haya acabado en lo que hoy tenéis en vuestras manos: Breve Historia Universal. Palabras mayores.
Mi diagnóstico es claro: Raúl es un letraherido. Le pasa lo que ya escribió hace mucho otro Jean Paul, en este caso Sartre: “como cualquier soñador, ha confundido el desencanto con la verdad”.  Apuesto a que cuenta sus amaneceres por capítulos: de Cortázar, de Pessoa, de Kerouac, de Bukowski… Estos autores y otros como ellos han dejado un poso agridulce en sus textos, que más que poemas musicados son prosa poética de alto octanaje con un pie en el realismo más o menos sucio y otro en la ensoñación más o menos imposible. Además es músico -¡de carrera!-. Un músico que ha sabido rodearse de una banda capaz de dotar a sus composiciones de un impecable acompañamiento electro-acústico de ecos añejos.

Lo sé, lo sé. Los que vais a leer esto necesitáis referencias, ¿os valdría una receta? En una coctelera echáis a partes iguales un poco de Mark Lanegan, The Band, Eels y Leonard Cohen; unas gotitas de Nick Drake, limaduras de chanson francesa y de country crepuscular, luego lo agitáis todo con la prestancia de una banda de rock con todas las de la ley y servís bien frío y a su volumen correspondiente. Ahí están Jean Paul, listos para ser degustados.
Sólo espero que, como me ha pasado a mí, encontréis el momento y las claves para disfrutar de estas canciones arrebatadas que poseen la rara clarividencia que da el insomnio, nacidas en un punto intermedio entre las entrañas y el cerebro. No digo más, dejemos que suene la música. Quizá sea desencantada pero es de verdad.


Jean Paul  Breve Historia Universal  Barthevy Records 2009
por Diego Soto- Indyrock
Elegancia y buen hacer en un, a veces country, a veces rock y en otras, canción de autor, describen este breve espacio para narrar lo que siente, dice y piensa Raúl Bernal y compañía, sobre la Breve Historia Universal, bajo la que se esconde una calmada, fresca y cuidada obra de grandes músicos y excepcional director. La lírica, una vez más agradecidamente elaborada, se presenta como el cuerpo cuyas extremidades son la calidad que atesoran. Desde las guitarras, en muchos de los compases venidas del Blues, hasta inclusiones de armónica o teclados muy limpias. 
La voz es otro de los atractivos del disco. El hablar sobre la reflexión de los días más espesos, el narrar historias del paso del tener al quedarse sin el aspirar o hablar sobre el fin de la existencia, son el principal hilo conductor. Esto es reflejado en temas como 'Viéndolas Venir', 'Mejores Días' y 'Fin'. 
Las referencias cinematográficas así como musicales son una constante. Algo que inunda al receptor en la sensación de que esta Breve Historia Universal, sea  una auténtica banda sonora. De hecho, en algunos de ellos, el mismo Tarantino elegiría cualquiera de estas para sus filmes.
En 'Breve Historia Universal' o 'Menagerie', el protagonismo se bifurca. Por un lado, hacia el sentimiento del violín y, en la segunda,  hacia la calidez y preciosa voz solista femenina, que sin exagerar, parece el mejor antídoto para la enfermedad del estrés. Es decir, un buen regalo de una de las bandas más originales del momento, con ya asentados toques de madurez y refinada puesta en escena. Enhorabuena. 


27-10-07 Planta Baja, Granada
Fotos: J. E. Gómez / Merche S. Calle © IndyRock / Video: J. E. Gómez


 



27-10-2007 Sala Planta Baja
Por Juan Enrique Gómez / IndyRock
Viaje interior
A pesar de que corren buenos tiempos para la música indie, hay una enorme sequía creativa. Asistimos a un panorama en el que las fórmulas se repiten en un inteminable ejercicio de clonación. Por este motivo no es fácil encontrar propuestas que vayan más allá de los convencionalismos y que profundicen en sentimientos y viviencias con un marcado carácter poético y con creaciones musicales de alto nivel. Lo ha hecho un grupo granadino, Jean Paul, que no es más que el proyecto en solitario (uno de ellos) del teclista de la banda de José Ignacio Lapido, a quien se han unido otros miembros de esa banda (excepto Lapido), con Víctor Sánchez, Popi González, Paco Solana, Azahara e Isaac. Todo un grupo que ofrecía una verdadera lección de buen gusto y saber hacer en el escenario, a pesar de que en el Planta Baja ofrecían su primer concierto como Jean Paul. 

Sonidos a caballo entre el folk fronterizo, la canción de autor norteamericana y el pop más fresco e intimista.
Raúl Bernal ha deja aun lado los teclados, al menos en el directo, para coger la guitarra acústica y convertirse en un perfecto dúo con uno de los mejores guitarristas de rock de este país, Víctor Sánchez. Sorprende el inicio del concierto, con sonidos country y latinos, muy cerca del universo Caléxico. Es sólo una forma de abrir la puerta a la esfera poética de Bernal, cercana a Leonard Cohen, e incluso a Kerouac. 

El set de Jean Paul es un recorrido por atmósferas densas, donde una voz muy personal, a veces bronca, otras cargada de seducción, desgrana historias con marcadas inflexiones de guitarra eléctrica en las que Víctor juega al jazz y no se olvida del rock para crear impresionantes crescendos en los que resulta imprescindible el juego rítmico que imprime la batería de Popi. Las composiciones de Jean Paul ofrecen intensidades que están apoyadas por la segunda voz de Zahara, y la acústica y armónica de Paco Solana.
Dejan muy claro, se aprecia desde la primera nota, que todos ellos son músicos curtidos en centenares de conciertos, en estilos que forman un todo para llegar a la expresiva personalidad de Jean Paul. Raúl Bernal ha pasado recientemente desde la expresión teatral y retro de Kenedy, al rock clásico y de autor de Lapido. José Ignacio aparecía en el escenario del Planta Baja para apoyar a sus músicos y amigos con su Gibson SG, en un tema en el que la guitarra de Víctor daba paso, ofrecía el protagonismo, al 'maestro'.
Jean Paul, es ahora un nombre a tener en cuenta, una esperanza que nos indica que hay una salida a la mediocridad imperante en el universo indie.



Formación
Raúl Bernal: música, textos, voz, guitarra acústica, guitarra eléctrica, piano, rhodes.
Paco Solana: bajo, guitarra acústica
Víctor Sánchez: guitarra eléctrica.
Popi González: batería, percusión

Colaboraciones
Zahara: coros 
Allfreedom: armónica 
Resina: Guitarra española 
Isaac: guitarra eléctrica 



Estilo Canción popular melodramática
Procedencia Granada

http://www.myspace.com/jeanpauljoue

PROMOCIONADO


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción



PROMOCIÓN INDYROCK
¿Quieres que te conozcan en el sector musical?
Promociónate en INDYROCK

    Te ofrecemos la plataforma de IndyRock para promocionar tus eventos, grupos, discos, salas y tus productos mediante el sistema de páginas informativas y espacios esponsorizados. La forma más eficaz y rápida de dar a conocer tu oferta en el sector musical, con tarifas especiales. Contacta con nosotros AQUI


VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine




Raúl Bernal, poeta
Por Juan Enrique Gómez / IndyRock

Era una tarde de lluvia y misterio, propicia para ejercicios de busqueda interior, ni más ni menos que lo que cabría esperar para conocer una faceta más (ni nueva ni oculta) de uno de los grandes creadores artísticos que hacen de Granada una extraña ciudad. Raúl Bernal, daba un paso adelante para mostrar al mundo su poesía. Raúl, el pianista que llegó de Murcia empeñado en formar parte de la banda y las canciones de José Ignacio Lapido, presentaba su ópera prima poética, al menos impresa, su primer poemario bajo el título "Y mientras Roma Ardía", donde él mismo reconoce exponer demasiadas cosas íntimas, tanto que le da vergüenza, proque como él escribe, a los hombres sabios les gusta andar con la mirada baja, sin hacerse notar. 

Pero el universo de Raúl Bernal, que ya sorprendió cuando lanzó su faceta de compositor y creo la banda Jean Paul, nunca está en silencio. La expresión en forma de poesía es algo inherente a su personalidad, con ese aire de oscuridad, misticismo y timidez que le envuelve. 'Y mientras Roma ardía' es la esencia de Raúl Bernal. Un libro especialmente cuidado en sus detalles por la editorial Bandadeeditores, que a pesar de crisis, no solo económicas, decidía lanzarse adelante y publicar los sentimientos de un creador que  recupera y hace suya la vieja máxima de Gabriel Celaya: La poesía es un arma cargada de futuro.

Raúl Bernal presentó su libro en Granada, en la Residencia Universtiaria, Corrala de Santiago, en el Realejo, y para ello contó con la colaboración de su amigo y admirado, José Ignacio Lapido, a quien un día le escribío para convencerle que de que él y sus canciones necesitaban un pianista... y le convenció.

La información sobre el libro en:
http://bandaaparteeditores.blogspot.com.es/



Jean Paul, entrevista + directo
Entrevista  y Directo en Planta Baja / Evasión / Teleideal -programa completo
Invitados en el concierto de presentación de "Manqué" en Planta Baja, Luis Arronte y Alfonso Alcalá


.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es