VÍDEOS EN INDYROCK TV
Video directo de Josh Rouse en el Loop Festival, 
Granada 12 noviembre de 2011

--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


Madrid, Jueves 29 de enero 2009 Sala el Sol
Josh Rouse + Aaron Thomas
Madrid. Sala Joy Eslava 22-11-07

11-11-06 Bikini, Barcelona
.

Josh Rouse
Josh Rouse and The Long Vacations
12-11-2011 sala Industrial Copera, Granada
IV Loop Festival + Josh Rouse, Walter Daniels & Guadalupe Plata.....
Fotos Merche S. Calle



 




Madrid, Jueves 29 de enero 2009 Sala el Sol
por Rafa Carazo - IndyRock
Fotos Aurelio Rodriguez - IndyRock



 

Josh Rouse ha encontrado su filón en España. Novia española (Paz Suay), largas temporadas en el levante español, un importante número de seguidores (bien merecidos por supuesto, pero obtenidos por esta cercanía) y conciertos por la geografía peninsular. Lo del jueves sin embargo rozó la decepción.

La Sala el Sol cumple, como ellos mismos promocionan, "treinta tacos" y a lo largo de todos y cada uno de ellos se ha puesto de manifiesto que sus características no son un sonido exquisito ni una visibilidad para relajarse disfrutando de los músicos. No, para eso hay otras salas o incluso teatros. La Sala el Sol es actitud, es carácter y es parafernalia. Es underground y horarios desproporcionados (todos los espectáculos comienzan una vez rebasadas la once y media de la noche). Es trasgresión en definitiva. Y Josh Rouse, acompañado del magnífico Raül Fernández (Refree, busquen sus discos, son una delicia), salió al escenario a cantar sus tonadillas en formato acústico, con el único apoyo de dos guitarras, un teclado y una armónica para empezar y acabar aburriendo de solemnidad. Menos mal que tiene buenísimas canciones que defender porque si no el resultado hubiera sido realmente catastrófico.

El público madrileño, que aplaude aunque le echen aceite hirviendo en la cara, celebró canciones como "Quiet town", "Winter In The Hamptons" y "1972"ejecutadas de manera decepcionante. Ante la poca gracia que se desprende de un concierto tan íntimo en escenario y horario tan poco apropiados hay que destacar la interpretación de "Saturday" y de las canciones que se quedaron para los bises, "Slaveship" y la obra maestra que es "Sad eyes". 

Obviaremos, para no hacer más sangre, las dos canciones en castellano y exhortamos para que el próximo concierto sea con banda al completo, como aquel magnífico show (con tracklist prácticamente idéntico) que ofreció en la sala Joy Eslava en noviembre de 2007.



Josh Rouse + Aaron Thomas
Madrid. Sala Joy Eslava
Jueves 22 de noviembre de 2007
Crónica Rafa Carazo - IndyRock
Fotos Aurelio Rodriguez- IndyRock



Noviembre es, ha sido y (esperemos) será el mes de los conciertos. Sólo esta semana en Madrid actuan: Love of lesbian , Delorean, Limousine, Jose Gonzalez, Devendra Banhart, Explosion in the sky y Spoon. Entre tanto nombre, pujando por un poco de protagonismo y buscando que sus respectivos discos trasciendan y que queden más cercanos en la memoria de los críticos y aficionados para estar presentes en las listas de lo mejor del año, asoma la cabeza nuestro americano más cercano: Josh Rouse. Sí es de Nebraska pero que no nos nieguen que no es un poco valenciano. Él también tiene disco que presentar en este 2007. Vino a defender "Country Mouse City House" (y también el ep "She´s sapanish i´m american" grabado junto a su novia Paz Suay), postulando su candidatura a las listas de todos los presentes con un concierto impecable, limpio e intachable. Sin embargo, su última obra no está a la altura de su mejor álbum hasta el momento "Nashville" (Rykodisc, 2005). Centrémonos en el directo y dejemos de lado el estudio.

Antes le tocó el turno a Aaron Thomas que presentó las canciones de su álbum de debut "Follow the elephants" y para el deleite del público más puntual vino acompañado de una banda compuesta de bajo, contrabajo y batería, banda que le acompaña en sus conciertos por la capital. Este australiano residente en Madrid tiene muy claro el camino que conduce hacia el público. Aquí hay presente y futuro.

Josh Rouse es un cantautor de raices al uso. Cálida voz y cálidos tiempos arropados por un envoltorio musical clásico, formal e incluso anticuado. De espaldas a la modernidad de cara a la solvencia. Un clasicismo que se agradece en estos tiempos de continua búsqueda de la transgresión con resultados raramente satisfactorios. Un clasicismo que se transmite incluso a través del vestuario (todos de traje). Y como todo concierto clásico fue de menos a más, con dos partes claramente diferenciadas y con un punto de inflexión: el cambio de la guitarra eléctrica a la acústica. 

Primera parte. El Josh Rouse eléctrico interpretó canciones del "Country House City Mouse" ("pilgrim", "god please let me go back", "snowy", "sweetie") intercalando algunos temas de sus anteriores obras como "Saturday", "love vibration", o un "quiet town" dedicado a la levantina localidad de Altea donde Josh Rouse residía. Fueron momentos flojos, sin alardes, con ritmos de batería anodinos y escasas aportaciones de su bajista. Sólo se salvó el acompañamiento del Roland y alguna que otra filigrana vocal de Josh. De no ser por "come back", "hollywood bass player" y "his majesty rides", que rompieron con la tónica general, el concierto rozaba lo insípido. 

Segunda parte. El sheriff a la acústica. Dejando de lado su último trabajo la recta final del concierto se volcó en "Nashville" (2005) y los resultados fueron mucho más satisfactorios. Comenzó con "Carolina", para seguir con "my love has gone" y su contagiante ritmo de armónica, "why wont you tell me" y "it´s look like love". Todo sabor.

E insinstimos, fue tanto de menos a más que el bis prácticamente ensombreció el resto. Salió Josh sólo a la guitarra (acústica por supuesto) para tocar "winter in the hamptons", una interpretación escalofriante, apareció la banda para deslumbrar con "it´s the nightime" e hicieron bailar a la abarrotada sala con "slaveship".

Pero lo del segundo bis merece un párrafo aparte. Un único tema. Una bendición caída del cielo. "Sad eyes" o como demostrar clase por cada uno de los poros. No hubo esquina de la joy eslava que no se sobrecogiera. Con un Roland haciendo de piano de cola. Con un ramalazo a los mejores Wilco. Con todo. Fue uno de los mejores momentos de todos y cada uno de los conciertos de esta felizmente sobrecargada semana.


11-11-06 Bikini, Barcelona
crónica y fotos por Luis Rodrigo Alvarez - IndyRock


Si no me equivoco, ésta era la tercera vez que Josh Rouse actuaba en Barcelona. La anterior fue hace dos Primavera Sound, y la primera fue hace unos tres años, un acústico en la sala Razzmatazz 3 en la presentación de su disco "1972". Esta vez, el músico ya casi español optó por salir a escena con una cómoda y apañada banda de tan solo tres músicos, incluyéndole a él. Este formato le permitía interpretar sus temas con solvencia pero sin la plenitud que esperábamos los que habíamos oído que se iba a traer una banda al completo. Algunos temas sonaron demasiado crudos y sin matices, con un Josh Rouse interpretando partes de guitarra, teclados o viento con su propia voz, cosa bastante encantadora pero también algo decepcionante.
Y creo que hasta aquí llega todo lo malo que se puede decir de este concierto, porque en todos los demás aspectos fue una actuación memorable. Al cantautor se le veía feliz y al público, entregado desde el primer momento. Vamos, que se creó un feedback de buenas vibraciones que hizo que Rouse llegase a alargar la actuación aún ante la negativa del personal de la sala. El repertorio fue un repaso bastante equitativo de sus tres últimos y mejores discos además de un par de canciones nuevas que el público recibió con euforia ("¡Esto es un hit!", gritaron). Muy emotivo fue el momento en que Rouse hizo subir a su novia Paz Suay a cantar unos unos cuantos temas a dos voces, pero el punto álgido del concierto llegó hacia el final del primer set, con el telonero y un roadie en el escenario uniéndose a la banda para interpretar "It's the nightime", un tema que vale toda una carrera.
Los que estuvimos el sábado en la Sala Bikini de Barcelona podemos considerarnos afortunados. Vimos a uno de los mejores cantautores pop de la actualidad en su mejor momento, aunque un artista de la talla de Josh Rouse nos debe algo más que este concierto remolón y despreocupado. Cuando se decida y venga con una banda como Dios manda, creedme, ése va a ser el concierto de nuestras vidas. 

http://www.joshrouse.com/

PROMOCIONADO


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



 
.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es