--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


 
.

Lali Puna
"Faking the Books" Morr Music 2004
por Juan Gallardo - IndyRock
El preciosismo y la delicadeza del último disco de Lali Puna raya lo sublime. Con un nivel de experimentación en cada canción comparable al Kid A de Radiohead, Faking the Books supera a este en belleza y ensoñación. Tengo que escuchar más música porque a buena parte de las canciones de Faking the Books no les encuentro precedente, si me apuras y salvando las distancias me atrevo a decir que pueden ser la versión electrónica de esta década de Yo la Tengo. Guitarras: sí que las hay, en los lugares precisos y en los momentos exactos. Música que más que sonar se sueña, porque parece que salga de ti mismo.. Desde el Post de Björk no me había encontrado con una electrónica tan humana, tan al servicio y en plena conexión con las harmonías de cada canción. De hecho me parece que Faking the Books es el camino que Björk no llega a encontrar. Lali Puna han logrado ese milagro que se da en raras ocasiones, el milagro de que todo encaje a la perfección, el clásico instantáneo. Ojalá creen escuela.
Sala Sol (Madrid) 12 Marzo 2005
Por Daniel Cabezas / IndyRock
Fotos: Meri Gil Atienza / IndyRock



Aforo completo, casi agobiante, para ver al cuarteto alemán Lali Puna en la madrileña sala Sol. Los de Munich visitaban Madrid para presentar el material de su tercer disco "Faking the Books", que ha acaparado la atención de los medios y cautivado a la crítica. Su propuesta, definida hasta la saciedad como indietrónica (una etiqueta que la propia banda rechaza y que alberga a grupos tan dispares como The Postal Service o Dntel), ha pasado por una evolución que les ha llevado en su último disco a un mayor uso de las guitarras y los sonidos analógicos, sin denostar la base electrónica que impregna todas sus composiciones. 
 Una vez que todos conseguimos entrar, Lali Puna (sin telonero alguno) salieron al escenario de manera puntual para repasar su repertorio. Los primeros compases del concierto estuvieron dedicados a su nuevo álbum, con la inicial y reposada "Faking the Books". La cosa se fue animando poco a poco con temas más movidos como "Call 1-800 Fear" y la expléndida "Micronomic". En temas como "Grin and bear" o "Left Handed" es donde se aprecia la vertiente más pop de la banda, con bellas y melancólicas melodías. Por lo general y salvo alguna excepción, no alargaron demasiado los temas, por lo que resultó ser un setlist bastante dinámico y bien escogido. 
 Christian Heiss, Dj, se mostraba más activo que el resto del grupo,  haciendo disfrutar al máximo a un público situado a muy pocos centímetros de su mesa de mezclas, sus sintetizadores y su portátil. La susurrante voz de la coreana Valerie Trebeljahr, también al mando de los teclados, se escuchaba a la perfección desde cualquier rincón del local. Y la contundente base rítmica, resultante de la fusión del omnipresente bajo de Markus Acher y la batería con la otra mitad electrónica de la banda, creaba una atmósfera envolvente de sonido casi perfecto. 
 El cenit del concierto se alcanzó con la celebrada "B-Movie", un curioso homenaje al cine de serie B. La temática política tampoco falta en sus letras. De hecho, la propia vocalista hablaba en una reciente entrevista de la relación del título del disco ("Dándole la vuelta a los libros") con la manipulación de los votos de Florida en la primera elección de Bush Jr. 
 No faltó el repaso a temas de "Scary World Theory" y "Tridecorder", sus dos primeros discos, que fueron muy bien acogidos por sus fans más antiguos. 
 Tras un par de bises y continuos agradecimientos en castellano, Lali Puna dieron por finalizado un concierto que dejó buen sabor de boca, por lo interesante y novedoso de su propuesta y  por la calidad demostrada en su ejecución. Para la próxima ocasión una sala más grande, por favor.

Biografia
Desde su fundación en 1998 la agrupación alemana de Munich Lali Puna se ha erigido como una de las propuestas más frescas y subyugantes del espectro musical actual. Dueños de un singular sonido que mezcla la electrónica con gentiles melodias pop y ritmos repetitivos de carácter hipnótico, su música ha sido ubicada por público y crítica entre lo más interesante del electro-pop y la indietrónica, término acuñado para referirse a las propuestas que fusionan las formas del rock independiente (indie-rock) con la electrónica del presente. 
Tras la disolución de L.B.Page, una banda conformada por mujeres, la vocalista y teclista Valerie Trebeljahr decidió darle vida a Lali Puna, inicialmente entendido como un proyecto solista. Sin embargo, por la naturaleza de sus ideas decidió buscar la colaboración de algunos nombres de relevancia dentro de la nueva escena musical alemana. El primero de ellos fue Markus Acher (de The Notwist y Tied & Tickled Trio), con quien grabó el single Snooze (1998) con apenas un grabador de 4 pistas. Para el momento, Acher compartía vivienda con Thomas Morr, el alma motora del sello Morr Music, un imprescindible reducto para una gran cantidad de nuevos talentos dentro y fuera de Alemania, la mayoría de ellos compartiendo una estética similar en cuanto a la fusión del pop con la electrónica. Unos pocos meses meses despues se unieron el teclista Florian Zimmer y el baterista Christoph Brandner (tambien de Tied & Tickled Trio), dándole vida al disco Tridecoder (1999), un cohesivo intento que delineó claramente el exquisito sonido que ha identificado a Lali Puna durante más de un lustro y que ayudó a que el cuarteto se presentara en escenarios tan distantes y disímiles como Bratislava, San Francisco, Moscú y el Festival Sónar de Barcelona, España. 
Dos años después del debut, Lali Puna edita Scary World Theory (2001) un trabajo aún más logrado y exitoso que el anterior que contiene diez cristalinas piezas, entre ellas Don´t Think, Loedawn y la especialmente emotiva Nin-Com-Pop. Trebeljahr ha sido comparada frecuentemente con Laeticia Sadier (Stereolab), una influencia que, sin embargo, es cada vez más difusa. Las referencias en el sonido de Lali Puna
Si al principio el peso principal de su sonido lo llevaban los intrumentos electrónicos, en este nuevo disco, son las guitarras y baterías las que se apoderan del protagonismo, eso sin abandonar del todo su apego por el Morr Sound y el distintivo sello ensoñador del grupo encarnado en la voz de Trebeljahr. Al contrario del proceso vivido por Radiohead, Lali Puna ha viajado de la electrónica al rock, siempre tratando de mantener el equilibrio entre ambos mundos, enmarcando su espíritu aventurero dentro del vasto, complejo y rico panorama del postrock. Piezas como Call 1-800-FEAR, Micronomic o B-Movie poseen una inusitada fuerza, sin perder la belleza de las melodias de sus primeros esfuerzos. Geography-5 es un tema de corte experimental, mientras Crawling by Numbers y Alienation mantienen el vínculo con el reciente pasado del grupo. Uno de los puntos álgidos del disco es Left Handed, una pieza explosiva que representa una notable ruptura sin por ello perder personalidad. Quizás ellos lo ignoren, pero en España cuentan con una fiel legión de seguidores. 
 Informacion remitida por www.fabricadechocolate.com

http://www.lalipuna.de/flash/index.html


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es