--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


Henry Fonda Music Box Theater, March 25, 2005
.

Marianne Faithfull

23/03/07. Círculo de Bellas Artes. Madrid.
Fotos y crónica Javier Alonso Juliá y Marina Sanz Domínguez - IndyRock



Marianne Faithfull llegó por fin a Madrid con la gira "Songs of Innocence". Tras recuperarse de un cáncer de pecho, regresa a los escenarios para dar todo lo mejor de sí. Su carrera ha quedado siempre ensombrecida por su relación con Mick Jagger, pero ella ha sabido como salir a flote y parece que su enfermedad le ha hecho crecerse y seguir luchando por la vida.
Muchos fueron los que se acercaron al Salón de Baile del Círculo de Bellas Artes, para disfrutar de un concierto enclavado dentro del ciclo Cabaret Círculo. Señalar que la edad media de los asistentes rondaba los 40 y muchas caras conocidas se pasearon por la sala.
Con quince minutos de retraso sobre la hora prevista Marianne Faithfull aparecía sobre el escenario acompañada de tres músicos Joe Cang a la percusión y al bajo, Daniel Mintseris al teclado y un nuevo guitarrista, Ken Rose, ya que Barry Reynolds tuvo  que abandonar la gira por enfermedad.
La actuación se pudo ver afectada por un fuerte catarro que venía arrastrando Marianne, pero supo como seducir a un público totalmente expectante. El agua y el té la ayudaron a recuperarse en varios momentos difíciles.
Su voz rota volvió a levantar pasiones entre sus más acérrimos seguidores. Tema tras tema los asistentes recordaron grandes momentos de la dilatada carrera de esta musa en  la que muchos artistas se han fijado.

"No Regrets", "Guilt" y "Without Blame" de Roger Waters, fueron los primeros temas en sonar. A este le siguieron "Spike Driver Blues" y "Marathon Kiss". Antes de comenzar cada tema, los presentó y comentó varios detalles sobre ellos e incluso en ocasiones charló con el público.

De su último álbum "Befote the Poison", en el que contó con contribuciones de varios artistas, disfrutamos de "No chile Of Mine" de PJ Harvey y "Crazy Love" de Nick Cave.

Tras estos comenzó el repaso a sus temas de siempre, como "Time Square" y "Something Better", éste último no lo interpretaba en directo desde 1968, para el mítico "Rock And Roll Circus". La sala llegó a su momento de esplendor con el gran tema "Broken English", al que le siguió "Why D'ya Do It?".

Pero el tema que todo el mundo esperaba no podía tardar en llegar y así fue, "As Tears Go By" escrita por Mick Jagger y Keith Richards volvió a sonar con todo su esplendor, haciendo saltar alguna que otra lagrimilla entre el público, que estaba realmente emocionado.
También Marianne emocinada, daba las gracias a todo el público asistente y se despedía. Pero los aplausos y vítores cautivaron a la cantante, que volvió a subirse al escenario para terminar la noche con "Don't Forget" de Harry Nilson.

Así terminó este gran concierto que quedará en la memoria de todos los presentes. Difícil será volver a disfrutar de esta artista en un lugar tan especial como el Salón de Baile y en un formato tan exclusivo. 


Henry Fonda Music Box Theater, March 25, 2005
Por Joe McGaha - IndyRock

Si no sabes quien es Marianne Faithfull, no importa, lo importante es saber quien "era". En el Londres de los años 60, , ella era la chica. Tuvo un gran éxito con la canción "As Tears Go By", el primer tema que Mick Jagger y Keith Richards escribieron juntos, y se hizo novia de Mick Jagger. Adquirió mala reputación cuando los policías ingleses cerraron una fiesta cargada de drogas de los Rolling Stones. Ella estaba desnuda en la fiesta, y la noticia salió en todos los periódicos. Fue una magnífica publicidad para los Rolling Stones, dándoles más de la imagen rebelde que querían obtener, pero muy negativa parala carrera de Marianne, y comenzó su declive. A finales de los 60, se convirtió en adicta a la heroína, viviendo en las calles. Volvió al escenario en los 70, y dejó de pincharse. Su voz hoy día está un poco más dura, pero con tanta personalidad, que se vuelve irresistible. Vale, basta con la lección de la historia del Rock and Roll por hoy.

Bueno.al concierto en el Henry Fonda Music Box Theater. En primer lugar, quiero decir que hasta ahora, no sabía nada del teatro.pero me encanta. Es un cine (por lo visto) que se ha convertido en un club muy íntimo. El ambiente de afuera es igual al de cualquier cine, pero por dentro, es fantástico. Parece algo de una película.un ambiente muy clásico. 

El show empezó con Fernando Saunders (el bajo de Marianne Faithfull) y Derek Nakamoto (teclados, pero solamente para ese duo.ella tenía otro teclista en el show), que cantó unas cuantas canciónes muy bonitas. Se nota que el Sr. Saunders es un músico con mucho talento, pero me parece que necesita a un buen letrista (la mayoría de sus canciónes tenían muy pocas letras, y se repetían bastante). La música era fantástica, y me encanta su voz.

Después del Sr. Saunders, Marianne Faithfull subió al escenario, y el público se volvió completamente loco. Los fans de la Sra. Faithfull son de los más fieles, y más generosos que he visto. Se sentía la energía en la sala por la excitación de todos ellos. 

La primera canción que cantó era "Trouble In Mind" de la película del mismo nombre (del '85.si no conocéis esa película, también os la recomiendo) . Ella tiene tanta energía, pero a la vez, está tan relajada en sus actuaciónes que no le da vergüenza llevar un libreto al escenario para poder leer las letras de vez en cuando si se le olvidan. Al público les daba igual. Yo temía que hubiese algún problema, porque ella parecía estar confundida algunas veces durante el show, pero todo salió bien, y el hecho de demostrarnos su fragilidad nos hizo quererla aún más. "Trouble In Mind" es una canción Blues, y la canta muy bien. De ahí, cambió de estilo un poco, cantando "Falling From Grace", una canción más Rock que nada. Luego, cantó "Mystery of Love".una canción muy bonita y tierna, y después "The Ballad of Lucy Jordan" que me encantó. Esa canción (si no la conocéis) es sobre una mujer que tiene lo que parece ser un "crisis de mitad de vida", en que se da cuenta que ".a la edad de 37 años, se dió cuenta que nunca conduciría por Paris con en viento tíbio en su pelo". Maravilloso. Cada canción que canta tiene su propia personalidad. Ella explicó que no está pasando ideas o creencias al público, sino contando una historia. 

Filmaron esta actuación para un DVD.tendré que comprármelo cuando sale. De vez en cuando, una chica salía del lado del escenario para monerle un poquito más de maquillage. Ella dijo al público "caballos sudan, mujeres brillan". Nos habló bastante entre canciónes, y cantó todas los temas que yo esperaba, y también los de su nuevo c.d., Before the Poison. Cantó la canción que le hizo famosa, "As Tears Go By" con la misma ternura de hace 42 años. También cantó otra canción que ella escribió para los Rolling Stones."Sister Morphine". vaya un show. Total, era el mejor concierto al que he asistído hace mucho tiempo. Sus fans casi subieron al escenario, y por la última parte del concierto, casi todo el mundo estaba de pié, queriendo aún más. !Viva Marianne Faithfull! 

Para más información sobre Marianne Faithfull en la red (en inglés):
http://www.anti.com/artist.php?id=23 


Cuarenta y siete años de carrera creativa y siendo una figura pública, y Marianne Faithfull sigue siendo una de las artistas más singulares, cautivadoras y extraordinarias que el Reino Unido ha parido. En esos 47 años su voz ha crecido, desde la inocente e ingenua interpretación de su single debut “As Tears Go By’ (1964, la primera canción compuesta por Mick Jagger y Keith Richards) hasta su incomparable, profunda y desgarradora forma de interpretar la música, además de convertirse en una excelente y tremendamente emotiva compositora –como muestra claramente hoy en día con este, su vigésimo tercer disco en solitario, el impresionante ‘Horses And High Heels’.

 

 

Grabado en Nueva Orleans, rodeada de excepcionales músicos locales, el disco incluye ocho versiones y cuatro canciones originales coescritas por Marianne; cuatro canciones que abarcan el virtuosismo de la guitarra de John Porter, músico/productor y amigo bien conocido por sus trabajos con Roxy Music, Eric Clapton y The Smiths. El disco también incluye una canción, con letra compuesta especialmente para ella, del irlandés Frank McGuiness (la evocadora ‘The Old House’), dos cameos a la guitarra de otro gran amigo, Lou Reed, además de cameos adicionales de Dr. John y Wayne Kramer de los MC5. Exquisitamente producido por el viejo colaborador Hal Willner, el alquimista de sonidos responsable del exitoso ‘Easy Come, Easy Go’ (2009), en el cual desplegaba una sublime colección de versiones y duetos con personajes a los que a Marianne le gusta llamar amigos, desde Keith Richards y Jarvis Cocker a Rufus Wainwright y Nick Cave. Dos años más tarde, ‘Horses And High Heels’ explota un pasaje vital lleno de creatividad de una mujer adentrada en los 60 más inspirada y resplandeciente de lo que jamás haya estado. ‘Horses And High Heels’ se grabó en el barrio francés de Nueva Orleans durante los meses de septiembre y octubre de 2010 y recoge un amplio espectro de deslumbrantes músicos de la prestigiosa escena de la ciudad. Despliega el abanico del soul, blues, folk, country, jazz-pop, todos ellos aderezados con su contundente voz y cautivadoramente influida por, quizás, la rara y singular combinación del jazz, la música clásica y los malévolos Grinderman de Nick Cave. En el apartado de las versiones, encontramos de nuevo a una Marianne y un Hal demostrando que tienen un don especial para encontrar bellas, inesperadas y, a menudo escandalosamente olvidadas canciones, tan dramáticas como diversas.

Por otro lado, sus cuatro canciones originales son toda una revelación: la “folky” ‘Why Did We Have To Part?’, una elegía al final de una larga relación, “No podía resistirme a una canción de ruptura sentimental –la herida ya está curada”; el Hammond inmerso en un remolino de ‘Prussian Blue’ (un repaso a su vida en París), el ritmo forzoso y teñido de folk celta de ‘Horses And High Heels’ (“se trata de mi, mirando desde mi ventana en París e Irlanda) y la alegre ‘Eternity’ en la que se incluyen grabaciones programadas del sabroso Arabian-jazz de la grabación de Brian Jones en Marruecos con los Master Musicians of Jajouka (disco de 1968, ‘Brian Jones Presents: The Pipes of Pan at Jajouka’). “Se trata de estilos muy distintos para mi, mucho más rítmicos, convirtiéndose en un disco moderno que, en absoluto, mira al pasado. Todas las canciones tratan del presente, ¿sabes?”. 

En 2011, va a girar por todo el mundo, quizás se adentre en algunas actuaciones más próximas al recital de sus amados sonetos shakesperianos y, acaba de rodar recientemente ‘Belle du Seigneur’ (que no se estrenará hasta 2012), la adaptación al inglés de la épica historia de amor de Albert Cohen, interpretando el papel de Mariette, una ama de casa, junto a Jonathan Rhys Meyers y Natalia Vodianova. No cabe duda así de que, en el corazón de ‘Horses And High Heels’, se encuentra el sonidos de una alegría universal y sofisticada – un disco tan rico, dramático y artísticamente liberador como su propia vida extraordinaria. 




INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción








VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es