--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 

25/10/08. Palacio de los Deportes. Madrid
 crónica y fotos
.

Queen
Queen + Adam Lambert
Domingo 22 de mayo de 2016 Palau Sant Jordi Barcelona

Live Nation Barcelona anuncia QUEEN + Adam Lambert, único concierto en España, sólo visitará una ciudad y será Barcelona. Las entradas saldrán a la venta el próximo 5 de enero a las 10:00h.

Apareciendo por primera vez juntos en la final de American Idol 2009, seguido de una actuación en los MTV Music Awards, Adam Lambert rápidamente se convirtió en miembro fijo de Queen, y con la banda realizó varios conciertos y espectáculos en televisión en 2012 y 2013, seguido por un total de 24 espectáculos agotados en la gira por Estados Unidos en 2014.

A finales del 2014 Queen + Adam Lambert recibieron el premio de Banda del Año en los décimos premios anuales de Classic Rock & Roll of Honour, además de ser votados como Mejor banda en directo del año en el Ultimate Classic Rock’s.

Queen + Adam Lambert cerraron 2014 con un estilo espectacular cuando fueron invitados a actuar en un concierto exclusivo en la Víspera de Año Nuevo en Londres, cerca del icónico Big Ben, para una emisión en directo en la BBC One TV. El concierto de Queen + Adam Lambert en el Big Ben tuvo lugar mientras el reloj marcaba medianoche para perlo en 2015 y continuar después de los espectaculares y mundialmente conocidos fuegos artificiales desplegados a lo largo del río Támesis. El especial fue visto por un total de 12 millones de personas y a lo largo de las siguientes 24h ‘Adam Lambert’ fue una de las búsquedas más realizadas en Google en el Reino Unido con más de medio millón de búsquedas de su nombre.

A principios de 2015 Queen + Adam Lambert retornaron a los escenarios con 26 conciertos con las entradas agotadas en 10 países de todo Reino Unido y Europa, llevando su aclamado espectáculo por Francia, Austria, Países Bajos, Alemania, Italia, Dinamarca, Suiza, República Checa y Polonia. Cuando la banda terminó su gira europea el 27 de Febrero de 2015 en Sheffield, Reino Unido, habían dado un total de 67 conciertos con las entradas agotadas alrededor del mundo en menos de un año, obteniendo críticas buenísimas en todo el mundo: “¿Que si nos hicieron bailar?  Oh, sí!” (New York Daily News).
 

Más recientemente, fueron invitados a regresar a Brasil en el festival Rock in Río como cabezas de cartel el 18 de Septiembre de 2015 abriendo la noche treinta años después de la actuación de Queen abriendo y cerrando el evento inaugural del festival en 1985.

 Queen + Adam Lambert hicieron la mayor parte de su gira por el hemisferio sur y reservaron una gira de seis fechas en tres países latinoamericanos: Brasil, Argentina y Chile, tocando en seis estadios. La gira agotó las entradas en un tiempo récord y Queen – esta vez liderado por Adam Lambert- hicieron un retorno triunfal al continente, el cual en los ochenta les proporcionó el concierto más multitudinario jamás logrado: sus dos actuaciones en el Rock in Río de 1985 tuvieron una audiencia total de más de medio millón de personas, la audiencia pagada más grande de la historia.
 

Queen:
Con una carrera de más de 40 años, Queen ha acumulado una lista impresionante de vendas, premios, y la introducción al salón de la fama, que es insuperable. Las ventas de discos en cientos de millones de unidades, incluyendo una cadena sin precedentes de álbumes número uno y sencillos en lo alto de las listas han puesto a Queen en el top ten de ventas en iTunes de todos los tiempos, además de siete premios Ivon Novello, un premio de icono Global por MTV, dos canciones consagradas en el Grammy Salón de la Fama -“We will rock you” y “We are the champions”- que también se mantienen entre las canciones más reproducidas en los eventos deportivos y estadios deportivos de todo el mundo, hacen a Queen una de las bandas más honradas. Queen también ha logrado la distinción de ser el primer artista en vender más de seis millones de copias de un álbum en el Reino Unido con su Greatest Hits, que también logró el récord de más de 1422 semanas en la lista británica de álbumes. Las estadísticas muestran que en uno de cada tres hogares británicos ahora posee una copia de la colección de grandes éxitos original de la banda, lanzado originalmente a finales de 1981. A pesar de la trágica pérdida de su cantante y talento único, Freddie Mercury, Queen siguen siendo una de las bandas de rock que más venden de la historia del pop, capaz de reclamar uno de los catálogos de canciones más perdurables de todos los tiempos, incluyendo “Bohemian Rhapsody”, “Another One Bites the Dust”, “Crazy Little Thing Called Love”, “Radio Ga Ga”, “Killer Queen”, “Fat Bottomed Girls”, “Bicycle Race”, canciones que formaron el telón de fondo de la vida de generaciones de seguidores de todas las edades. Con su excelente arte creando canciones, virtuosidad musical y un colosal espectáculo en sus actuaciones, Queen -Brian May, Freddie Mercury, Roger Taylor and John Deacon-  capturaron corazones y conquistaron las listas como ninguna otra banda en la historia, un legado que sigue viviendo  a través del trabajo y conciertos de May y Taylor, ahora junto a Adam Lambert.

Adam Lambert:
El álbum debut de Adam Lambert For Your Entretaiment le valió una nominación a los premios Grammy a la mejor interpretación vocal de pop masculino y golpeó con un éxito mundial con “Whataya Want From Me”. Su segundo álbum Trespassing, debutó en el número en las listas de Billboard. En 2013, Adam apareció como estrella invitada en la famosa serie de televisión, GLEE y como vocalista en el álbum de Avicii ‘True’. Adam lanzó su tercer álbum muy esperado, ‘The Original High’ este verano, que entró en el número 3 de las listas en todo el mundo, y alcanzó más de 2,5 millones de ventas.  El single ‘Ghost Town’ ha tenido más de 100 millones de streams en todo el mundo incluyendo 37 millones de visitas de su vídeo. Acaba de anunciar su nuevo single “Another Lonely Night”.
Entradas a la venta a través de www.livenation.es, ticketmaster y El Corte Inglés.
 


Queen - A Night At The Odeon - Hammersmith 1975
Multi Formatos a la venta el 20 de noviembre
 “La banda británica más majestuosa espera tu presencia […]”
Melody Maker, Diciembre 1975
 

Veinticuatro de diciembre de 1975. Sala Hammersmith Odeon, Londres. Sobre el escenario de esta legendaria sala, los cuatro miembros de Queen están a punto de terminar un concierto extraordinario, transmitido en directo por la televisión de la BBC y llevando a un nuevo pico el año más excitante de sus carreras hasta la fecha – uno que les ha llevado desde Reino Unido hasta América o Japón, sellando su transición de ambiciosa banda a la mayor y mejor banda de una era.

Cuarenta años más tarde, este espectacular concierto vuelve a conquistar al mundo de nuevo. El próximo 20 de noviembre sale a la venta Queen - A Night At The Odeon - Hammersmith 1975 en diversos formatos (CD, DVD, SD Blu-Ray, 2 LP vinyl, Super Deluxe Box Set y digital). Aparte del legendario concierto, este lanzamiento incluye bonus especiales para los fans de la banda.

“Este concierto fue muy especial porque por primera vez tocamos un concierto que se emitió en televisión en su totalidad…El programa de Navidad”, dice Brian May. “La calidad, después de la labor de búsqueda y recuperación en el terreno digital, es increíble. Y la energía que desprende es impresionante”.

Incluye 15 temas de sus primeros visionarios álbumes además de versiones de cuatro clásicos del rock’n’roll.

Su reciente single “Bohemian Rhapsody” – considerado como uno de los temas más revolucionarios del Pop – estaba a mitad de su periplo de 9 semanas consecutivas siendo número 1 absoluto en las listas de éxitos de Reino Unido. Su cuarto álbum, A Night At The Opera (el disco más caro de hacer de la historia en aquel momento), con su gran visión, consiguió sentar a la banda en el banquillo de los tops del Rock (solo tres días después del concierto, A Night At The Opera alcanzó el top de las listas de álbumes más vendidos). 
 

El concierto de Nochebuena  fue el climax de las 26 fechas de ‘Queen Invite You To A Night At The Opera Tour’, que había comenzado a mediados de noviembre y que había visto a la banda tocar cuatro noches en la misma sala un mes antes. La revista Melody Maker había descrito la gira con estas palabras: “La banda británica más majestuosa espera tu presencia”, y las críticas de los shows anteriores habían sido eufóricas. “Queen y su música, presentación, producción – todo en ellos dice que son la banda más importante que hayas escuchado en tu vida” decía la revista de rock Sounds. “En vez de simplemente caminar por los trillados caminos de la gloria Pop, han creado sus propios caminos”, añadía The Sun.

Cuando llegaron a esa nochebuena, la banda era imparable. No se había reparado en gastos, desde el espectacular show de luces hasta el tremendo grand piano blanco Bechstein que había sido alquilado especialmente para esta ocasión. Tampoco la banda había dejado de lado el tema del vestuario. Freddie Mercury vistió dos monos diferentes de satén  - uno blanco y otro negro – durante la actuación, diseñados por Wendy deSmet siguiendo las instrucciones del cantante. Para hacer juego, Freddie se pintó las uñas de su mano izquierda de negro, mientras que Brian May llevaba las suyas (por aquel entonces ya era su marca) de blanco.

Pero a pesar del vestuario, cada concierto de Queen se centraba pura y simplemente en la actuación -  y este no fue la excepción. El repertorio, elegido de los álbumes Queen, Queen II, Sheer Heart Attack y el triunfante A Night At The Opera, mostraba cada faceta de la banda, desde el hard rock adornado de “Keep Yourself Alive” y “Seven Seas Of Rhye” hasta la grandeza barroca de “The March Of The Black Queen”, desde el sonido heavy metal de “Ogre Battle” y el hit “Killer Queen”. Fue además la gira en la que descubrieron la legendaria canción “Bohemian Rhapsody” con un recibimiento eufórico.

Freddie Mercury y Brian May eran el yin y el yang a la hora de liderar el escenario, mientras que Roger y John demostraban que eran una de las secciones rítmicas más geniales de la era. Para cuando ya habían completado un medley con canciones de Elvis, Connie Francis, Gene Vincent y Shirley Bassey, tenían en la platea a 5.000 almas totalmente entregadas. 

Décadas antes de que la palabra ‘multimedia’ se convirtiera en la palabra de moda, el show de Navidad se convirtió en más que un concierto. Fue transmitido en estéreo por la radio BBC 1 de forma simultánea a la transmisión de la televisión (BBC 2) (el presentador y encargado de presentar a la banda fue Bob Harris). Afortunadamente, a pesar de que las cámaras de televisión se apagaron antes de que la banda volviera para el segundo bis, y consecuentemente, no tenemos material en vídeo de “Seven Seas Of Rhye” y “See What A Fool I’ve Been” – el equipo de audio sí continuó grabando con lo que aparecen en el CD y en el formato LP.

Como resultado, el show ha sido pirateado durante años, apareciendo bajo títulos tales como Command Performance, Rhapsody In Red, Christmas At The Beeb, Cardiac Arrest and Halfpence.

Con la edición de A Night At The Odeon, por fin se publica y coloca en el pedestal que se merece a esta grabación. Incluye una nueva mezcla del audio en estéreo y en sonido 5.1 surround, además de una restauración pasmosa de las imágenes en vídeo.

Las versiones en DVD y SD Blu-Ray incluyen aparte del audio y las imágenes del concierto, dos bonus especiales - 'Looking Back At The Odeon’, un documental nuevo de 22 minutos de duración que incluye nuevas entrevistas con Brian May y Roger Taylor así como al presentador Bob Harris hablando sobre el concierto, e imágenes raramente vistas de Live At The Budokan – Japan 1975, incluyendo tres canciones (Now I'm Here, Killer Queen and In The Lap Of The Gods… Revisited) grabadas durante su legendario tour por Asia.

Bob Harris cuenta de aquella noche: “La Nochebuena de 1975 fue un momento importante para la televisión y para Queen. La banda estaba en modo fiesta aquella noche y no es de extrañar. Ya habían pasado la mayor parte del mes siendo número uno de las listas de singles y con el sensacional vídeo de ‘Bohemian Rhapsody’ que de forma instantánea redefinió la presentación de la música en la televisión. Estaban en la cima de su poder. Me vestí con sombrero de copa y levita para saludarles y presentarles antes de que dieran uno de los mejores conciertos que haya visto. Fue una noche espectacular, pero algo más. Fue el momento preciso en que Queen se convirtieron en superestrellas”.

La caja Super Deluxe también incluye una grabación nunca antes oída de los ensayos – nada que nadie fuera de la propia banda hubiera sabido hasta ahora.

Queen - A Night At The Odeon - Hammersmith 1975 

Formatos disponibles:

CD/DVD/SD Blu-ray/CD+DVD/CD+SD Blu-ray/2LP/Super Deluxe Box Set/Digital 


25/10/08. Palacio de los Deportes. Madrid
Crónica Javier Alonso Juliá - IndyRock

Fotos EFE / Ideal

El sábado 25 de octubre fue uno de los días más esperados por miles de fans de una de las bandas más grandes de la historia del rock. Estamos hablando de Queen, la banda del desaparecido Freddy Mercury, que ya en 2005 salió de gira, renacida por Brian May y Roger Taylor, pero a la que no se ha querido unir John Deacon. Como cantante decidieron llevar a Paul Rodgers (Bad Company y Free). Claro está que su voz no es la misma que la de Freddy, pero hay que decir que lo hace realmente bien a su manera. En esta ocasión la banda ha salido de gira para presentar lo que será su próximo álbum de estudio "The Cosmos Rock". 

Las inmediaciones del Palacio de los Deportes auguraban un lleno casi completo, y así fue cuando uno veía desde los palcos, el estado del recinto. El escenario se introducía en la pista para hacer las delicias de un público que esperaba emocionado la salida al escenario de su banda. 

Como buenos ingleses, salieron puntuales a su cita. Un escenario lleno de luces y una pantalla gigante (también repleta de focos) acompañaron a la banda en una noche llena de grandes temas, sorpresas, luz y color.

El espectáculo comenzó con una intro instrumental y en las pantallas se podía ver una tormenta que acabó en una sucesión de planetas y cuerpos celestiales (tendría algo que ver el reciente doctorado de Brian May en Astrofísica?) que cada vez iban aumentando de velocidad, hasta que comenzaron los acordes de "Hammer To Fall" y saltaron al escenario Roger Taylor, Brian May y Paul Rodgers acompañados por un teclista, guitarra y bajo. Mientras cada uno tomaba su posición en el escenario, el público estallaba en una gran ovación que fue recibida por la banda con gestos de admiración. Realmente impresionante la actitud del público que llevó en volandas a Brian y los suyos durante las más de dos horas de concierto.

Tras este gran comienzo pudimos darnos cuenta de que Paul Rodgers, no es Freddy, pero sabe como darle su toque personal a los temas de una banda que con la desaparición de su cantante nunca podrá volver a ser lo que era. El revival de bandas de los 70, 80 y 90 parece haberse puesto de moda en los últimos años. Claro está que varios de los componentes que las formaban, nos dejaron hace tiempo o no han querido revivir aquellos momentos de gloria, pero para los que no tuvimos la oportunidad de vivir en directo los temas que ya forman parte de la historia de la música, es algo mágico. 

La fiesta continuó con "Tie Your Mother Down" y "Fat Bottomed Girls", en el que el público se lo pasó en grande y estuvo la mayor parte del tiempo subiendo los brazos otra vez al son de la música. Paul se acercó al público por la rampa, mientras Brian desarrollaba un solo de quitarse el sombrero.

Un reloj en la pantalla y un pistolero decoraron el siguiente tema, "Another One Bites The Dust", al que le siguieron "I Want It All" y "I Want To Break Free", en los que el público estuvo excepcional, casi no hizo falta que Paul cantara, porque se cantaron las dos canciones enteritas.
Tras el subidón, decidieron interpretar dos de los nuevos temas "C-lebrity" y "Surfs Up.Schools Out", en los que las luces sorprendieron por sus movimientos en todas las direcciones. En "Surfs Up. Schools Out", PAul nos deleitó con su armónica. 

Fue entonces cuando le tocó el turno a un tema del anterior grupo de Paul Rodgers, "Seagull", tema de Bad Company. Con una acústica en mano, Paul hizo revivir su yo verdadero.
 

Le tocó el turno a Brian May, que sentado en la pasarela y con su guitarra de 12 cuerdas, peguntó en castellano "¿Quieren cantar conmigo. para Freddie?", a lo que el público contestó con el corazón en un puño, varias lagrimas se derramaron cuando Brian interpretó "Love Of My Life". El público cantó junto a éste el tema, impresionante ver como 15.000 voces lograban emocionar a Brian May que acabó llorando.

El show continuó con "39", con Roger Taylor al bombo y Brian a la guitarra acústica. Pero tras un parón, se unieron a ellos Jaime Moses (guitarra), Spike Edney (acordeón) y Danny Miranda (contrabajo).
Se quedó Roger acompañado de Danny Miranda, para delitarnos con un solo de percusión sobre el contrabajo, en el que pudimos escuchar fragmentos de  "Under Pressure" y "Another One Bites the Dust". Finalmente se quedó solo Roger al que poco a poco le fueron colocando la batería al completo mientras no paraba de realizar un solo magistral.

Terminado el solo, se unió el resto de la banda, pero en esta ocasión cantó Roger los dos siguientes temas "I'm in Love With My Car" y "A kina Of Magic", en el que el recinto se llenó de luces en todas la direcciones posibles.

El siguiente tema fue un regalo para España, "Las Palabras de Amor" (The Words Of Love), con el que se metieron totalmente al público en el bolsillo.

Continuando en la pasarela, de nuevo con Paul Rodgers, interpretaron "Say it's Not True". De vuelta al escenario principal, le tocó de nuevo el turno a Paul con el tema "Bad Company" de la banda del mismo nombre que el lideraba. 
"We Relieve", nuevo tema, redujo la velocidad del show para volvernos a introducir en una recta final frenética y emocionante.
Con un Brian May haciendo volar sus dedos sobre el mástil de la guitarra, mientras el humo le rodeaba, el público observaba atento esperando otro tema mítico de la banda.
De repente en la pantalla un ojo nos observaba, pero no era un ojo cualquiera era el de Freddy. La siguiente imagen, un puño levantado desató la histeria. El tema que pudimos escuchar mientras pasaban las imágenes fue "Bijou". Mucha gente del público no pudo reprimir las lágrimas, que se secaban con las banderas del Reino Unido que portaban.
El siguiente tema fue "Last Horizon", de la época en solitario de Brian May. Un gran bola de discoteca bajó el techo y se posó sobre éste, iluminando todo el recinto.

El final se acercaba y los temas estrella de la banda estaban por llegar. El primero de ellos "Radio Gaga", en el que todo el público dio palmas al son de la música. "Crazy Little Love" y "The Show Must Go On" fueron un complemento perfecto, aunque la apoteosis estaba por llegar.

De nuevo las imágenes de Freddy consiguieron que el Palacio se llenara de fuertes emociones. En esas imágenes Freddy solo con su piano en Wembley, nos introdujo en uno de los momentos más emocionantes de la noche. Todo el público cantó de manera sublime "Bohemian Rhapsody" que ya ha quedado para los anales de la historia de la música.
Toda la banda al completo se juntó frente al público para dar las gracias con las manos en el corazón, ciertamente emocionados.

El bis no tardó en comenzar y para empezar eligieron otro de los nuevos temas, "Cosmos Rockin". De nuevo Paul Rodgers tuvo su momento de gloria con uno de los temas más famosos al frente de Free, "All Right Now".
Como no, el final no podía acabar de otra manera, "We Will Rock You" y "We Are The Champions" nos dejaron sin aliento y con ganas de escuchar más y más temas de Queen. Pero tras más de dos horas el show terminó con el grupo unido frente al público dando las gracias en repetidas ocasiones y aplaudiendo a un público entregadísimo desde el inicio, de fondo sonaba "God Save The Queen".


Queen reedita sus 5 primeros discos en su 40 aniversario
En 2011 se celebra el 40 aniversario de Queen. El 22 de marzo saldrán a la venta las reediciones de los cinco primeros discos de Queen – uno de los catálogos más influyentes y excitantes de todos los tiempos más el recopilatorio Deep Cuts, Volumen I formado por las denominadas “joyas ocultas”, temas incluidos en esos primeros 5 álbumes, que no llegaron a obtener el reconocimiento que merecían. Grabados en la vorágine de la escena musical londinense de principios de los años 70. 

Queen crearon una banda sonora única y revolucionaria que sigue siendo influyente a nivel global en la actualidad. Teatrales, imaginativos, distintos, melódicos e impredecibles, tenían un sonido y una imagen propios.  Junto a sus contemporáneos Led Zep y David Bowie, Queen crearon el standard en el rock británico de los 70 y se convirtieron en una de las bandas de Rock & Roll más excitantes, glamurosas y totales de todos los tiempos, influyendo directamente a toda una serie de artistas contemporáneos, desde Foo Fighters y Axl Rose, hasta Lady Gaga y Katy Perry.

 “Queen”, “Queen II”, “Sheer Heart Attack”, “A Night At The Opera” y “A Day At The Races” han sido especialmente remasterizados y cada uno de ellos será editado en formato CD standard así como en edición deluxe de 2 CDs en la que se incluirá contenido adicional. Cada álbum deluxe será editado en iTunes con temas extra, notas adicionales de las carátulas, fotos nunca antes vistas y vídeos. Los álbumes preparan el terreno para el inicio de las celebraciones dispuestas con motivo del 40 aniversario de la banda, entre las que destaca la exposición global Stormtroopers In Stilettos, cuya inauguración se realizó el pasado 25 de febrero en Londres.

Desde el puro rock de “Queen”, pasando por los himnos majestuosos de “A Day At The Races”, los cinco primeros discos ponen de relieve el variado talento, la ambición musical y el éxito, ya global, de una banda compuesta por algunos de los mejores compositores, músicos y artistas de todos los tiempos.

‘Queen’, del que Dave Grohl ha dicho recientemente que es su disco favorito de todos los tiempos, fue grabado en el mismo estudio en el que David Bowie grabó Ziggy Stardust. Como no tenían dinero, el disco se grabó en los descansos del de Bowie, así que Queen lo grabó literalmente a las 3 de la madrugada, cuando Bowie se iba a dormir. ‘Queen’ es su álbum más heavy, influenciado por The Who, Hendrix y Led Zep, y contiene algunas de sus canciones más duras, y también algunas de las más imaginativas. Como todos los discos siguientes de Queen, ninguna canción suena igual y hay momentos de luz y sombra, el grupo tomándote el pelo un momento con una nana para después reventarte la cabeza casi literalmente.

‘Queen II’ es el verdadero principio de Queen tal como los conocemos. Es la primera vez que escuchamos los overdubs multi capa, las armonías, los variados estilos musicales (baladas, folk, blues, trash metal, pop y rock, está todo ahí). También incluye su primer single de éxito ‘Seven Seas of Rhye’, que desembocó en la primera de muchas actuaciones icónicas en el Top of the Pops. La banda grabó “Queen II” en 1973 en tan sólo un mes antes de su publicación en 1974. La portada muestra una foto hecha por el legendario fotógrafo Mick Rock e inspirada en un retrato de Marlene Dietrich. La imagen fue recreada más tarde en el revolucionario vídeo de Bohemian Rhapsody.

‘Sheer Heart Attack’, el disco favorito de Queen de Roger Taylor, fue editado en 1974 y alcanzó el número 2 en Reino Unido. Antes de esto, Queen era considerada mayormente como una banda de heavy rock, pero este álbum experimentaba con una variedad enorme de géneros musicales, incluido el music hall, el heavy metal, baladas y el ragtime. Este es el momento en el que Queen comenzaron a alejarse de las tendencias progresivas de sus primeros dos discos para llegar a un estilo de canciones más afín a la radio, algo que queda ilustrado en ‘Killer Queen’, que fue su mayor éxito hasta la fecha, alcanzando el número 2 en las listas de Reino Unido. También llegó al número 12 en el Billboard norteamericano, el primero de muchos por venir. La canción, que habla de una señorita de compañía de altos vuelos, incluye el solo de guitarra del que Brian May está más orgulloso y le ganó a Freddie su primer premio Ivor Novello.

‘A Night at the Opera’, llamado así por una película de los Hermanos Marx, es generalmente aclamado como uno de los grandes discos de todos los tiempos. Excepcional a todos los niveles, musicalmente, artísticamente y líricamente, Queen recogió los elementos más fuertes de sus dos discos previos para crear la combinación ganadora definitiva. El disco más caro jamás grabado en aquel tiempo, ofrecía rock, opera, heavy metal, romance, baladas, pop, sci-fi folk, music hall, ‘trad jazz’ e incluso el Himno Nacional. El álbum incluye la que quizá sea la canción de rock más famosa de todos los tiempos, ‘Bohemian Rhapsody’ que fue número uno durante catorce semanas, fue votada como Canción del Milenio, se convirtió en la única canción en la historia en alcanzar el número 1 en navidades dos veces y vendió un millón de copias en dos ocasiones distintas. Queen también grabaron la primera promo pop oficial con ‘Bohemian Rhapsody’ ya que estaban de gira y no podían asistir al programa Top of The Pops, y este vídeo abrió el camino para la MTV y VH1.

En 1976, Queen volvieron al estudio para grabar ‘A Day At The Races’, que fue escrito y grabado por Queen en su momento más feliz, estando en la cresta de la ola y adorando cada segundo de todo ello. El álbum es una pieza musical de alegría contagiosa, llena de amor, optimismo y rock & roll del bueno. Como ‘A Night at the Opera’, volvió a coger su título de una película de los Hermanos Marx, y su portada es similar a la de “A Night at the Opera”, una variación del mismo emblema de Queen. Alcanzó el número uno de las listas británicas y en él se incluyen clásicos como ‘Tie Your Mother Down’, la composición favorita de Freddie Mercury ‘Somebody To Love’ y ‘Good Old-Fashioned Lover Boy’.

‘Deep Cuts’ (1973-1976) reúne joyas de los primeros 5 álbumes de la banda, seleccionados por Brian May y Roger Taylor. Queen nunca fue una banda de singles, era una banda de álbumes. Solo cuando el trabajo estaba finalizado elegían tres o cuatro canciones que pensaban más representativas del álbum y podían tener mayor exposición en radio, es decir, las más comerciales. Como consecuencia, muchas fantásticas canciones de Queen nunca llegaron a la audiencia que se merecían.
‘Deep Cuts’ Es una oportunidad para el oyente ocasional de escuchar lo mejor de Queen, algunos de estos temas son realmente los mejores. ‘Stone Cold Crazy’, ‘Lily of The Valley’ y ‘March of The Black Queen,’ son posiblemente las mejores canciones grabadas por Queen. Así que olvida a los Queen de la radio, dejando eso aparte, abre tu mente y escucha a los REALES Queen.
http://www.queenonline.com/


http://www.queenonline.com/



INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es