--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


 
.

The Quireboys
 

The Quireboys vuelven a España en 2018
Los británicos The Quireboys siguen trabajando de forma  incombustibles y vuelven un año después de su anterior visita a nuestros escenarios para presentarnos su nuevo trabajo discográfico llamado “White Trash Blues”.
Con más de treinta años en la carretera, The Quireboys, incombustibles sobre los escenarios vuelven a nuestro país, el que adoran en una gira que les llevará por cuatro ciudades, con un nuevo trabajo bajo el brazo, que presentarán a un público fiel a sus directos. Conciertos de The Quireboys donde podremos disfrutar de los temas de “White Trash Blues”, además de los clásicos de siempre de la formación británica.
“White Trash Blues”  vio la luz este pasado mes de Septiembre, publicado por Off Yer Rocka Recordings.
Como banda invitada, esta vez hemos elegido a los gallegos Pölisong, una autentica sorpresa dentro y fuera de los escenarios. Pölisong son una banda de Rock n’ Roll con mayúsculas, que van a sorprender a más de uno en esta gira con The Quireboys. Pölisong estarán presentando el directo los temas de su álbum “High”.

El tour de los chicos de Spike y compañía, los The Quireboys son las siguientes:
1 Mar – A Coruña – Forum Celticum
2 Mar - Oviedo – Sir Laurens
3 Mar – Vitoria – Urban Rock Concep
4 Mar - Madrid – Sala Caracol



 
 

19 noviembre 2009 Sala El Tren (Granada)
Organiza Riff Producciones
Crónica y Fotos Por Jesús S. -IndyRock
Yo sólo lo hago en mi moto por Enrique Novi


Los Quireboys son una banda especial, y nadie puede poner eso en duda. No levantan las pasiones del gran público, ni las de esa turba de advenedizos que suelen colgar el sold-out en cada show de los Stones o AC/DC,  pero todo el mundo que ha tenido la suerte de cruzarse con los Quireboys en su camino, les reconoce como banda de rock n´roll que, si te pillan cerca, no debes perderte. Tal vez porque suenen a muchas cosas grandes a la vez, porque personifiquen el rock n´roll de manera tan opulenta. Después de tantos años, Spike no tiene problema alguno de conciencia al respecto. En su día, el fenómeno grunge hizo saltar por los aires toda posibilidad de que una banda de este tipo pudiera salir adelante. Lo que vino a demostrar que las modas pueden herir, pero no matar. Un corazón rocanrolero como el de Spike tuvo agallas suficientes para bombear nueva sangre una vez más. Y él, impertérrito, mira atrás, y ve a sus ídolos, a Jagger, a Rod Stewart, y a los iconos del soul de los años 60. Y decide que la fiesta debe continuar.

Y así esta siendo en esta gira por nuestro país. El concierto de Granada ya venía precedido de alabanzas a los shows por el norte. Durante noventa minutos, Spike, pañuelo rojo en la cabeza y Alhambra Especial en mano,  reinó sobre las tablas de El Tren, ayudado por su mano derecha Guy Griffin. Conoce los trucos del negocio, como cantar, jugar con el micro, interactuar con el público. Eso y su voz ya ponen cualquier garito en pie. Si además le sumamos que el concierto no iba a ser sino la fiesta de cumpleaños de un clásico como “A bit of what you fancy” (veinte añitos contemplan a una obra atemporal), la diversión está asegurada.

Con esa obra maestra se ganaron el cielo en 1989. La clase de disco que hace que una tarde gris se convierta en un espléndido. Y en él se centraron, aunque previamente calentaron motores con algunos temas de otros discos (“Don´t bite the hand”, “·This is rock n roll”, “Mona Lisa smile”). Pero pronto Spike preguntó la hora, y ya sabíamos a qué se refería. Con “7 O´clock” abrieron ese tributo a su mejor obra, la cual tocaron en su integridad para regocijo de todos los que estábamos allí. Las intensas “Whippin´boy”, “Sweet Mary Anne”, “Roses & Rings”, o ese baladón que es “I don´t love you anymore”, las más arraigadas en la tradición Faces/Stones (“Long time comin´”, “Misled”), con una banda dándolo todo y el público coreando cada estribillo, llegando al final con “Take me home tonight” y dejando la ultrafestiva “Sex Party” como bis de lujo. En definitiva, se volvió a demostrar que los Quireboys son rock n´roll, y nada más. No conozco mayor cumplido posible. 


Yo sólo lo hago en mi moto 
por Enrique Novi - IndyRock
 
Chupas de cuero con calaveras estampadas, muñequeras jalonadas de tachuelas, cabelleras con sobredosis de acondicionador y botas de chúpame la punta. Este era el atuendo mayoritario frente al escenario. Sobre él, a toda esta parafernalia se sumaba la bandana de Spike y unas hebillas enormes coronando los paquetes marcados de lo que parecía un grupo de rock sureño capaz de comerse a sus propios padres. 
En realidad The Quireboys nunca fue una banda sureña, pues se formaron en Londres con miembros procedentes de Newcastle, de modo que la pinta de cruzar las carreteras polvorientas del Medio Oeste a lomos de sus motocicletas debían de proceder de las veleidades de un grupo de provincianos hartos del clima lluvioso de Inglaterra. De hecho, su origen les hizo ser conocidos en los Estados Unidos como The London Quireboys. Antes de eso el nombre que solían usar era el más atrevido de Queerboys, una denominación que alimentaba tal vez en demasía la ambigüedad sexual que cultivaban los grupos de una corriente llamada glam metal. Corría la segunda mitad de los 80 y lo que en tiempos había sido simplemente rock duro, había derivado en una amalgama de estilos variopintos, el más postizo de los cuales era este al que nos referimos. Para los grupos adscritos a él, los críticos con más mala uva inventaron el término hair metal, en referencia a sus cardadas cabelleras, a cuyo cuidado parecían dedicar más esfuerzo que a sus instrumentos. 
Y si hay una tribu que le dedica tiempo a practicar con sus instrumentos, esa es sin duda la de los metaleros. Sea como fuere, el caso es que The Quireboys vivieron su momento de gloria hace unos veinte años, entre los últimos ochenta y los primeros noventa. Entonces lograron colocar sus discos en las listas de ventas y se las prometían muy felices. Eran los tiempos en que Guns & Roses aparecían en las portadas de las revistas musicales, The Cult viraban hacia un estilo más canalla e incluso algún ex Quireboy se disponía a triunfar con Dogs D’Amour. Pero entonces se sucedieron dos circunstancias que les hicieron despertar del sueño. La primera fue que su gira norteamericana, minuciosamente planificada, coincidió con la aparición de unos  Black Crowes que se comieron literalmente el trozo de pastel que debía tocarles a ellos. 
La segunda, de mayor alcance, fue la aparición del grunge y el fenómeno Nirvana que acabó enterrando las aspiraciones de un sinfín de bandas que de la noche a la mañana habían perdido todo su atractivo para los jóvenes consumidores de rock. Desde entonces el grupo se ha disuelto y resucitado en varias ocasiones, la última de las cuales les ha traído hasta aquí. Para disfrute de los cada vez menos nostálgicos del rock que no se avergüenza de ser macarra. Fue seguramente su última oportunidad de poder corear Mayfair, There she goes again, 7 O’clock, Sex party o Sweet Marie Ann mientras su cantante original hacía juegos malabares con el pie de micro mientras movía su culo.
Bio y datos
Hay frases que no requieren mayor explicación, y cada vez que Spike, el cantante de Quireboys, se presenta ante la audiencia con la frase "We are The QuireboysS  and this is rock¹n¹roll" (Somos los QuireboysS y esto es rock'n'roll), todos los presentes saben a ciencia cierta el espectáculo que les espera. Durante quince años, The Quireboys han sido sinónimo de música hecha con el corazón, condimentada con suculentos riffs de guitarra, una contundente base rítmica y la carismática voz de su líder, en la más pura tradición de los Rolling Stones y Guns'N'Roses. The Quireboys, sin embargo, nunca han sentido la necesidad de emular a sus supuestos héroes; su originalidad y carisma a la hora de hacer rock les han aupado por méritos propios hasta un lugar privilegiado en la historia del rock.

Un año más tarde de su celebrada vuelta con el álbum en directo "100 % Live", The Quireboys están preparados para ofrecer a sus fans un nuevo disco de estudio, cuyo título, "Well Oiled", define claramente su contenido: una engrasada maquinaria que se pone en marcha con precisión a través de canciones como "Good To See You", "The Finer Stuff" o la intensa "Sweet As The Rain". Si la calidad de las canciones de Quireboys no te han convencido cuando llegues al último corte del álbum "Black Mariah", definitivamente estás en el lugar equivocado.

Desde hace 6 años, entre 1993 y1999, no hubo noticias acerca de la banda. Fornados en 1986, The Quireboys pronto descargaron la energía de su sleaze-rock por toda Europa. Dos singles editados por un sello independiente en Inglaterra consolidaron un creciente número de fans, que siguió subiendo a cada concierto. Cuando la mujer de Ozzy Osbourne, Sharon, fichó a la banda, ocurrió lo inevitable: su álbum de debut, "A Bit Of What You Fancy", se aupó directamente al número dos de las listas británicas y japonesas, un éxito increíble para una banda novel.

Durante trece semanas giraron sin parar por todo el mundo. Viajaron a los EEUU, donde tocaron en clubes con L. A. Guns, en grandes salas con Heart y en festivales como el Gathering of the Tribes junto a The Charlatans, Soundgarden, Cramps, Iggy Pop, The Cult... En medio de todo esto, tuvieron la oportunidad de abrir para los mismísimos Rolling Stones en JameOs Park, Newcastle (el concierto soñado de Spike), volviendo a su país para aparecer además en Donington Park con Whitesnake, Poison y Aerosmith. Y como colofón a ese fructífero año, 50.000 personas pudieron disfrutar de un memorable concierto junto a Bon Jovi, Cinderella y Skid Row, en la fiesta de fin de año del Tokyo Dome. 

El siguiente álbum, "Bitter, Sweet and Twisted", empezó a gestarse en Irlanda, donde Spike, Guy y Griff comenzaron a trabajar y grabar demos de nuevos temas. Por asuntos de trabajo del que sería el productor de este disco, Bob Rock ­que se encontraba trabajando en ese momento en el disco negro de Metallica- hubo que retrasar el comienzo de la grabación, que se realizó finalmente entre finales de 1991 y principios de 1992, en dos estudios de Vancouver, tres o cuatro de Londres, e incluso uno en Hawaii, todo ello gracias al gran apoyo que la compañía brindó a la banda. El álbum se editaría en 1993, tras el single de adelanto "Tramps and Thieves." 

Desafortunadamente para los intereses de The Quireboys, la escena musical había cambiado de la noche al día con el nacimiento del grunge. Incluso aunque los Quireboys no perteneceran a la corriente de grupos que se oponían a este nuevo movimiento, sufrieron sus efectos. Así, las ventas no fueron tan espectaculares como las de su álbum de debut, pero la banda alcanzó un gran éxito en Canadá, y continuaron siendo tan populares en directo como antes, girando por toda Europa, Japón y Canadá. Pero distintos problemas hicieron que la banda se separara tras esta gira. Un último coletazo hizo que Axl Rose todavía los reclamara para que abrieran para G¹N¹R en la gira escandinava y alemana de "Use Your Illusion", y los Quireboys sintieron que ésta era la mejor manera de hacer la reverencia final a su público y despedirse a lo grande.
 

Ahora la banda vuelve con su nuevo trabajo de estudio bajo el brazo, "Well Oiled", con nueve nuevas composiciones y una formación con tres miembros originales: Spike, el guitarrista Guy Griffin y el bajista Nigel Mogg, además de la inclusión del teclista Keith Weir, el guitarrista Paul Guerin y el batería Pip. 



http://www.quireboys.com/


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO



vídeopromoción 


PROMOCIONADO








VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine




.




--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es