--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
 
.

Social Distortion
Dublin 27 Agosto 2012 Sala The Academy
Crónica por Raúl Vegas - IndyRock
Fotos Aled Owen-Thomas


Parece ser que el señor Mike Ness no se rinde, y nos ha vuelto a demostrar que todavía le quedan fuerzas para dar guerra. Y es que la presentación de su último álbum, "Hard Times And Nursery Rhymes", editado a principios del 2011, les ha atrapado en una gira de más de un año, con constantes idas y venidas por tierras Europeas y Americanas. Pasando por festivales como el de Reading y Leeds al igual que  otros tantos bolos por Holanda y  Alemania. 
 Por fin y después de 33 años de andadura musical, ésta ha sido la primera vez que la banda de Orange County pisaba tierras Irlandesas. Para la afición Irlandesa, igual que para el aquí presente, ha sido una larga espera. 
Tengo que reconocer que no he tenido la suerte de poder seguir a esta banda como otros compañeros de batallas, y visto lo acontecido la semana pasada, tengo que confesar que me arrepiento de no haber intentado haber hecho ese esfuerzo con anterioridad. Pero la espera, como comentaba antes, ha merecido la pena. 

El lugar elegido fue la sala The Academy, una sala para unas mil personas, lo que nos permitió disfrutar aún más de la presencia y el carisma de uno de los personajes más carismáticos de la escena del Punk Rock. Poder tenerlo tan cerca, ha sido una experiencia tremendamente agradable y reconfortante, porque no todos los días se disfruta de la actuación de un artista con tanto carácter y tanta esencia en un escenario.  Sobre todo en estos últimos tiempos, toda una lección de “manners”.
 Desde sus comienzos y hasta la fecha, ha ido evolucionando, y ha sabido digerir, triturar y macerar todos los estilos musicales que le han influido. Como ha reconocido tantas veces, ha sabido mamar de sus comienzos, la energía y rapidez de los Ramones, el Rock embaucador de los Rolling Stones, y el estilismo musical a la hora de componer, de su admirado Johnny Cash.
La música de los Social Distortion ha ido evolucionando y mejorado con el paso de los años, al igual que un buen vino, mezclando esas raíces musicales de Blues y Country  americanas, con los comienzos de su etapa Punk. Y mirando alrededor, se puede observar que todavía mantienen muchos fans de aquella época de sus inicios, al igual que toda una nueva masa de, digamos, jóvenes fans.

Mike fue el último en tomar el escenario, y como es lo habitual, fue el que recogió la mayor ovación y los aplausos más cálidos por parte de la afición. Una cálida bienvenida por parte de una audiencia que ha esperado mucho tiempo para ver a esta poderosa banda. El solo hecho de acercarse al micro y enfundarse la guitarra, parecen hacer detener el tiempo por un instante, algo que solo está al alcance de ciertos artistas, con un don o un algo especial. 

Arrancaron con gusto con “I Was Wrong” del album “White Light, White Heat, White Trash”, seguida de “So far Away”. A continuación  enlazaron con “Back Luck” (mala suerte no haberles podido ver con anterioridad, me recriminaba), mientras, curiosamente Mike se disculpaba  por todo el tiempo que han tardado en pasar por tierras Irlandesas. 
“Sick Boy” poderosos riffs de guitarra y la inconfundible voz de Mr Ness atacando el micro con poderío y decisión. Todo un carácter.

Con un 1,2,3 al más puro estilo ramoniano…despachan el single “Machine Gun Blues” de su último disco “Hard Times and Nursery Rhymes”, donde se denotan las bases de esa primera etapa más punk de rabia y acelerados riffs de guitarra. Continuando esa línea nos ofrecieron una versión impecable del “Telling Them” enlazada con el “Cool Feelings” de su álbum “Heaven and Hell”. 
Para estas alturas de la actuación Mike ya estaba más que suelto y entre colegas…. Momento que utilizo para confesarse y abrirnos su corazoncito. Las canciones de Mike siempre se han caracterizado  por ser bastante autobiográficas. “Story of My Life” desató  la locura en un tornado en medio del The Academy, momento en el que tengo que confesar que definitivamente Socialdistorsionaron a este ateo.Chapo Mr Ness.
Después del “Sometimes I Do” parecía que dejarían el escenario, tras casi verse interrumpidos por los aplausos de la afición Irlandesa, y es que no era para menos, después de más de 30 años de historia y andadura musical, era normal que los allí presentes demostraran su entusiasmo y admiración por esta tremenda banda con una gran ovación. 

Tras un breve descanso, no demoraron su vuelta al escenario para regalarnos otros cuantos clásicos. “Rich For the Sky”, “Dear Lover”, “Ball and Chain”, fueron los temas elegidos para finalizar el repertorio de los Social, y Mike aprovechando esa línea autobiográfica dejó otro recadito para todos aquellos que hablan de los demás para esconder sus temores, ahí va eso, “el que ríe el ultimo ríe mejor”, sirvió de preludio para el “Far for Behind”, lleno de rabia y rencor. 
Como punto final y guinda del pastel, dos temitas de su admirado Cash. “Folsom Prison Blues” y como no, “Ring of Fire”, sirvieron para rendirme definitivamente ante uno de los personajes más carismáticos de la escena Punk Rock Mundial y como colofón para una noche tremendamente gratificante.

 Y antes de despedirme, permítanme que haga una pequeña reflexión sobre alguna de las bandas Mainstream de los últimos años, como………, Well, mejor no voy a dar nombres, para no herir la sensibilidad de nadie. 
Ja! Señores, todavía os queda mucho, pero mucho que aprender………


SOCIAL DISTORTION cumple con la papeleta en la Sala Razzmatazz
Sala Razzmatazz, Barcelona (05/06/09)
por Raül Ruiz - IndyRock
Fotos SANTI HELLBILLY CLUB

 Con una exactitud casi matemática, donde apenas existieron minutos de retraso en las actuaciones de las bandas, THE DURANGO RIOT se encargó de abrir la velada ante un público escaso. Precio poco justo, pero muy común, el que suelen pagar los grupos teloneros cuyas actuaciones se programan en horarios complicados, ya sea por que se solapan con las jornadas laborales del público asistente, o coinciden con eventos deportivos, horarios de cenas, etc. Tras ellos, los veteranos SEX MUSEUM contribuyeron a aumentar un poco esa asistencia. Pese a que durante los primeros temas el sonido no fue demasiado bueno, el técnico de sonido se aplicó durante la parte final del bolo permitiendo que la formación exprimiera su calidad y savoir faire. Catorce años de historia les conceden el cartel de grupo referente dentro del territorio estatal, donde su evolución hacia el hard-rock setentero les ha llevado a compartir escenario con una de las bandas que ha formado parte de la banda sonora de su existencia. Seguro que durante sus primeros años de andadura por Malasaña, si alguien les hubiese dicho que en el futuro compartirían escenario con SOCIAL DISTORTION, se hubiesen echado a reír entonando un unísono “Ojalá”. 
 El momento cumbre de la noche llegó cuando el reloj había rebasado la franja horaria de las 22:00. En aquel momento, la sala registraba una entrada cerca del 80% de su capacidad. A pie de escenario, un cúmulo de veteranos rockeros compartían sudor y expectación con generaciones más precoces, entremezclándose, de igual manera, diferentes estéticas y maneras de entender la música. Rockers, motoras, punks, psychos, red skins… formaban una fotografía patrón del eclecticismo urbano que ha acunado desde siempre el grupo californiano.
 El directo de SOCIAL DISTORTION arrancó de una manera enérgica y, casi, sin concesiones. Tras abrir con ‘Don’t Drag Me Down’, la banda de Mike Ness, enlazó de una manera, casi Ramoniana, su versión del ‘Ring Of Fire’. 2 únicos temas fueron suficientes para que, a pie de escenario, ya se viesen volar sobre las cabezas, los cuerpos de aquellos más osados que ceden su integridad física a los caprichosos brazos del resto de espectadores. Para cuando los norteamericanos interpretaban ‘Highway 101’, Mike transmitía su sufrimiento ante el insufrible calor de la sala, escupiendo de manera indiscriminada e intermitente sobre diferentes partes del escenario. Hasta el quinto tema no llegó el esperado saludo de agradecimiento: “Buenas Noches”, mientras que sus saltos rasgando la guitarra se hicieron esperar hasta el séptimo. Después, uno de sus himnos: ‘Sick Boy’.  Sin alcanzar la hora de actuación, SD se despide del escenario después de ‘Sometimes I Do’.
 Tras el escenario se escuchan acordes de guitarra que anuncian el incipiente BIS. En él, Mike anuncia que no hubiese existido un Sid Vicious sin un Hank Williams; y, tras sus palabras, su homenaje al artista: ‘Alone and Forsaken’, al que siguen un par de temas, donde chirría algún acorde despistado. 
 Cuando el quinteto desaparece nuevamente del escenario, una avalancha de vasos vacíos impactan sobre la superficie del escenario y, lamentablemente, sobre las primeras filas de asistentes. En realidad el concierto estaba sabiendo a poco; el repertorio había sido muy escaso para todo lo que la banda podía ofrecer, y la actitud no era más que pura pose conformista para cubrir el expediente. De ahí el enfado de aquellos que habían pagado unos 30€ por ver a una formación que no acababa de responder a las expectativas generadas. SD tienen demasiadas tablas en los circuitos musicales para saber que, pese a la rutina y el cansancio, uno debe respetar a aquellos que alimentan su leyenda. Por ello no es de extrañar que, cuando las luces se encendieron, sonó Tom Petty, y los pipas comenzaron a desmontar el escenario, se originase aquella lluvia de polímero. A partir de ahí señales entre los diferentes miembros asistentes: unos que preguntan, otros que dudan, alguien que pide que vuelvan… hasta que al final llega la señal indicando “Una más”, y los pipas se retiran mientras el público sigue vociferando y decorando el espacio de plástico transparente. SD volvió y lo hizo para despedirse con ‘Story Of My Life’ y ‘Ball And Chain’. Tras esto, el adiós definitivo.
 Concierto de puro trámite donde, si bien se disfrutó del repertorio ofrecido, faltaron elementos imprescindibles en acontecimientos de este tipo, donde la gente aguarda encontrar ese feedback entre ellos y las formaciones históricas que se niegan a convertirse en solamente historia… o regresan de ella. 


Social Distortion es una de las bandas pioneras de la explosión punk-rock estadounidense de la década de los 80. El grupo, fundado en 1978, en Orange County, California, está formado actualmente por Mike Ness (cantante y guitarra solista, único miembro original de la banda), Jonny Wickersham (guitarra rítmica), Brent Harding (bajo) y Charlie Quintana (batería). 


http://www.socialdistortion.com/


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es