--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
 
.

Tony Zenet 
Festival Tendencias
jueves 8 de agosto 2013 Auditorio José Martín Recuerda, Salobreña, Granada

Crónicas de seducción
por Enrique Novi - IndyRock
Fotos Cristina Bustos - Ideal

Decíamos ayer que el Festival Tendencias, en su afán por mantenerse fiel a la idea de presentar a cada artista en el espacio adecuado a su propuesta, muestra un respeto de otros tiempos hacia el hecho del directo que es muy de agradecer y que lo diferencia de otros certámenes con vocación masiva. Y si la noche anterior el Auditorio Municipal mostró su idoneidad para la música de Corcobado, el jueves se quedó pequeño para la de Zenet, un artista en progresión que gracias el boca a boca aumenta día a día el número de seguidores, y que agotó el papel con varios días de antelación. 

A ambos se les califica con la etiqueta de crooner, pero si bien la apuesta de riesgo de Corcobado es extrema, y su magnetismo, que atrae y repele a partes iguales, obliga a tomar partido, a favor o en contra pero siempre inmune a la indiferencia, la de Zenet en cambio se antoja más amable y, siendo tan personal como la del madrileño, más domesticada. Y así, como el yin y el yang, mientras el uno remueve las vísceras a las que no apelan las canciones de amor, con un repertorio en gran parte prestado, el otro se decanta por el clasicismo y con menos audacia pero igual eficacia aunque algo efectista, glosa las verdades y las mentiras del corazón, los secretos y las evidencias del amor con otro que suena clásico sin serlo, pues la suya es música de toda la vida que no se había hecho hasta ahora, como rezaba la hoja de promoción de su álbum de debut.

El jueves se presentó acompañado por un cuarteto de guitarra, contrabajo, batería y trompeta, que le aportó un sonido más escorado hacia el jazz que en otras ocasiones, y durante cerca de dos horas regaló a un entregado patio de butacas una selección de temas de sus tres álbumes, la mayor parte de ellos composiciones de Javier Laguna, al que Zenet apeló durante el concierto. Comenzó con ¿Cómo será? y Sé que estás pensando en mí, ambas de su último disco, “La menor explicación” (El Volcán, 2012). Los arreglos de aroma jazzy de club parisino de postguerra, a la manera de Django Reinhart y Strephan Grapelli, dieron paso a Ella era mala, una mezcla de tango, copla y cha-cha-chá y a No lo dudes, que hace lo propio con la bossa y el bolero. 

Coqueto y dicharachero, Toni Zenet pidió con algo de guasa al respetable que se olvidara de grabar y se dedicara mejor a disfrutar del directo. Llegaron entonces los primeros rescates de su debut, con la fusión de estilos de Estela y una muy celebrada Un beso de esos, para continuar desgranando las canciones de su disco más reciente, Tranquila, con aire de tango arrabalero, Contigo, un tema susurrado a lo Chet Baker, el pseudo chotis Por debajo de Madrid, y de nuevo entre el tango y el bolero con Échame el humo a la cara. Volvió a sonar más jazz con los arreglos de ¿Quién sabe? y Me gustas, entre las que se coló Amaneció sin querer. Con el público entregado, atacó la recta final de su actuación con Dientes de rata y Fue por casualidad, que sirvieron para el lucimiento de su solvente banda, a la que finalmente presentó. Para el inevitable bis guardó la que seguramente más fans esperaban, la sentida Soñar contigo.



La Menor Explicación  (El VolcánMúsica, noviembre 2012) es una crónica sentimental de 10 canciones transformada en una comedia romántica con final feliz. Este nuevo trabajo del crooner andaluz ZENET cierra una trilogía personal, vital y musical que comenzó con el inconmensurable “Los Mares de China” y continuó con el no menos transcendental “Todas las Calles”, y donde continua con este viaje musical que permite esta vez bucear entre las cuerdas de Django Reinhardt, las teclas de Bola de nieve y la respiración de Chet Baker entre otros, sin dejar de ser ZENET.
“La Menor Explicación”, otro disco repleto de canciones excepcionales a las que se sumarán en su nuevo espectáculo un repaso por su grandes éxitos. En solo cuatro años, ZENET ha conseguido tener un estilo propio y enamorar a un público cada vez más exigente y de todas las edades. Su secreto: buscar, escarbar, jugar en diversos estilos –del fado, al tango, el jazz, el swing o la copla- para absorberlos y crear el sonido zenetiano.

jueves 29 de octubre 2009 Sala BoogaClub Granada
Melodía de arrabal
por Enrique Novi - IndyRock
También de Lola Flores dijeron aquello tan célebre de “no canta, no baila; no se la pierdan”. Y salvando las distancias, esta artista chiquituso y coquetuelo tiene arte suficiente para trascender algunas de sus limitaciones. Si el nombre de Tony Zenet aún no le dice nada, no tendrá vd. que esperar mucho para que le vaya siendo familiar. Con un solo álbum en circulación, Los mares de China (El volcán, 2008), un atuendo a la vez elegante y canalla, de seductor algo picarón, siempre coronado por su juguetón sombrero, este malagueño se posiciona para dar el gran salto con una peculiar propuesta, en la que confluyen de forma promiscua la distinción del jazz de club, la guasa del flamenco de taberna costera, el dramatismo de los amores tormentosos que describen los boleros y el tono chulesco y arrastrado de los tangos de arrabal. Todo eso y una forma muy personal de decir las historias tiene Tony Zenet. Con una gran banda detrás o con un sencillo acompañamiento de guitarra, como la noche del jueves. Y al parecer funciona, pues de la nada y a través de esos vasos comunicantes de efectividad infalible que es el boca a oreja, de un tiempo a esta parte los locales donde actúa se llenan sin hacer demasiado ruido mediático. Un hecho que se viene repitiendo en cada una de las ciudades por donde pasea su directo. Y en estos tiempos de cambios y de vaivenes para la industria musical esto no puede ser sino un buen síntoma de que en Zenet no importa tanto de donde viene como hacia donde va, que parece que será un lugar muy alto. Su actuación del jueves fue seguida con respeto y entusiasmo, casi con devoción, por la concurrencia, y al gesto Tony corresponde con agradecimiento y desnudando su alma ante el público. Demuestra tener dotes de showman pero a pesar de ello su discurso se recibe con una naturalidad incontestable. Tal vez porque se antoja genuino y absolutamente desprovisto de impostura o afectación. De modo que cuando nos cuenta sus avatares en el mundillo, los caminos que hubo de transitar para llegar hasta aquí esta noche, lo hace con sencillez y honestidad. Así sus constantes circunloquios se vuelven parte del show, pero el espectador nunca tiene la sensación de que el tipo ha venido aquí a hablar de su libro. Al contrario, con sus vaciles de andar por casa seduce al personal y se lo mete en el bolsillo como un prestidigitador. Y como todo buen mago, echa mano del humor par conseguirlo. “Estoy harto de oír hablar de la crisis. Para los que somos pobres no es nada nuevo y ladrones siempre ha habido”, comenzó diciendo. Y a partir de ahí fue deshojando los temas de su álbum con ese deje suyo, más andaluz que flamenco, de crooner castizo en los que las letras de Javier Laguna se mezclan con las referencias a Pío Baroja o a Edith Piaf. Soñar contigo, En el mismo lado de la cama o Dientes de rata suenan a clásicos sin serlo. Como él mismo dice, es música de toda la vida que no se había hecho hasta ahora.


http://www.zenetelvolcan.com/ 



INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es