--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
Vinodelfin Entrevista por Cristina Consuegra 
en octubre de 2009
.

Vinodelfin
Planeta Tilde + Vinodelfín
20 marzo 2010 sala Sidecar Barcelona 
Crónica y fotos por Dunia Ibrahim - IndyRock


Vinodelfin
La noche del 20 de marzo la Sidecar de Barcelona fue escenario perfecto para presentar a un nuevo público 'Poleas', el primer EP de Planeta Tilde, un grupo que vió la luz en mayo de 2009 y que en a penas un año ya forma parte del panorama musical barcelonés. 
Para aquellos que no aún han oído hablar de Planeta Tilde decir que surgió de las cenizas del grupo Sea Natra, que tras grabar su 1º disco con Santi Garcia (Ultramarinos), naufraga y deja tres supervivientes: Mario Vélez, Joan Baltà y Mikel Palenzuela, que son “rescatados” por la voz de Mati Pando, con su  duende andaluz, con sus letras, con su música…devuelve la ilusión y cierra el círculo.



Planeta Tilde

Existía ya un pequeño proyecto acústico entre Mati y Mikel, y de ahí se parte para dar los primeros pasos y comenzar a andar. Pronto la música se vuelve más eléctrica, más intensa, con más matices y más elementos, y en unas semanas se conforma un set, tanto acústico, como eléctrico. Todo ello con la intención (y la necesidad) de echarse a la calle y recorrerse cada rincón, y local, de Barcelona. Esa es la filosofía de Planeta Tilde: tocar, sentir, y hacer sentir.

El concierto en la Sidecar?? Se marcaron un concierto acústico con un público espectante que escuchó atento y satisfecho los acordes de este cuarteto de musicazos. Y nadie quedó indiferente a las letras de sus canciones como 'El semáforo' o 'Ilustre espectador', en las que más de uno deseó saberse la letra para acompañar la voz de Mati Pando. Siguieron con temas como 'El invierno', 'Sin olor a motor' y 'Ayelen y Neoen'. Un repertorio corto pero muy intenso en el que Mati (cantante), Mikel (guitarra), Joan (bajo) y Mario (percusión) derrocharon muy buena música y muy buen 'feeling' a todos los que estábamos allí. Porque como ellos mismos dicen y antes se dijo: tocaron, sintieron y nos hicieron sentir.

Planeta Tilde dejó al público listo y con motores bien calientes para escuchar a Vinodelfín, una banda consolidada y muy respetada que llenó la sala con temas como 'Perfecto', 'Más que una duda', 'Dónde irán'. Era inevitable quedarse parado ante los temazos de Vinodelfín que, a pesar de pequeños problemas técnicos, inundaron toda la sala con sus ritmos melódicos y cargados de energía de la buena. La gente se entregó con 'Mariposas' y la banda demostró todo el tiempo que llevan tocando juntos mostrando al público la complicidad y comunicación que había entre ellos. Al final se marcaron 1 bis de 3 temazos: 'Barcos', 'El abismo' y 'Espejos'. Hasta la próxima Vinodelfín!! 
.
Planeta Tilde: www.myspace.com/planetatilde




 
Vinodelfin decidió cambiar de rumbo tras dejar atrás su paso por la multinacional Warner Music, una decisión sin duda acertada, especialmente para aquellos que todavía creen que la música debe ser algo más que un montón de cifras. Por ello, en septiembre de 2009 lanzaron “Seres únicos” de la mano de editArte, sello perteneciente a su agencia de management. 
Con este segundo trabajo, han logrado toda una osadía, alejarse de etiquetas y sonar tal como deben, a ellos mismos, a Vinodelfin. En estos tiempos tan obsesionados por la inmediatez de lo efímero, aprender a congelar lo accesorio, saber parar el tiempo, es algo que no siempre se consigue o asimila, sin embargo, cuando se escuchan los once temas guardados en “Seres únicos”  el entorno adquiere otra textura, otro sabor.
 “Reconocer” un tema de medios tiempos, con una melodía intensa (base electrónica y guitarra, simplemente) y una letra poderosa, junto a “Caballo Soy” y “Habrá salida” presentan buena parte del futuro de este grupo, canciones que se debaten entre la literatura más exquisita y la música destinada a oídos expertos, cansados del tráfico pesado que arrastran las grandes firmas.
“Seres únicos” es un trabajo intenso, profundo y reflexivo, con unas letras que van directas al estómago, un álbum que denota el buen hacer de los que están tras el nombre de Vinodelfin, cinco músicos con bagaje y experiencia (muchos de ellos han tocado o tocan en grupos de la escena barcelonesa) que decidieron tomar las riendas de su propia carrera discográfica con sabiduría y templanza. 
 

Entrevista por Cristina Consuegra - IndyRock


 IndyRock Tras escuchar “Seres únicos” se tiene la sensación de que Vinodelfin está inmerso en un proceso de búsqueda de un sonido propio, de un lugar propio. ¿Es esto así?
Marcos Andrés.- Puede que sí… Durante el proceso de elaboración del álbum, es algo que entre nosotros se había comentado, aunque sí debo decirte que no creo que haya sido deliberado ni pretendido. “Seres únicos” es el álbum con más cuerpo hasta la fecha. Es un trabajo muy ecléctico, en el cual hemos intentado abrir nuevos canales de composición, encontrar cierta variedad  que, en directo, nos diese más posibilidades. Además, la forma de trabajar ha sido distinta respecto al anterior trabajo, ya que “Seres únicos” es un álbum que ha sido muy trabajado en casa con los ordenadores, más cuidado, puede decirse que ha sido un álbum más mimado que el anterior. Con “Seres únicos” hemos intentado buscar la sonoridad perfecta y un estilo reconocible gracias a nuestras letras.

Hablando de letras. Vuestros temas son especialmente bellos y poderosos.  ¿Cómo componéis?
Cuando estamos inmersos en un nuevo trabajo, siembre buscamos en la experiencia personal propia, además, en mi caso es algo que llega solo. Soy una persona que siempre ha tenido facilidad para escribir, es una necesidad, me ayuda a ser consciente del suelo que pisamos, en las letras hay huellas de otros, es algo inevitable.

¿Cuál es la canción de “Seres únicos” que más se aproxima al estilo  que estáis buscando?
Bueno, creo que hay dos temas que definen a la perfección el momento musical en el que nos encontramos: “Reconocer” y “Caballo soy”. Son temas en los que melodía y letra han encajado a la perfección. “Reconocer” es un tema tremendamente elaborado, las bases electrónicas acompañan a la perfección a la guitarra, y ese conjunto sonoro empujan a mi voz, como un todo sonoro que ha funciona sin más, desde esa sencillez que esconde toda buena canción. En cuanto a las letras, yo estoy especialmente orgulloso de “Seres únicos” y “Mi inspiración”.

“Reconocer”, el sexto tema del álbum, es un tema imprescindible. ¿Cómo fue el proceso de elaboración?
Hay cuatro temas de “Seres únicos” que hemos hecho por parejas “Vaga mente”, “Nieve” “Habrá salida” y “Reconocer”. Siempre se intenta que todos participemos de las composiciones de los temas, ya que la mezcla de estilos, las aportaciones de cada uno de nosotros, nos enriquece como grupo. En el caso concreto de “Reconocer”, Alberto González (guitarra de Vinodelfin) me pasó la melodía para que trabajase con la letra. Yendo a un concierto en moto, se me ocurrió la letra de este tema. Las frases no terminaban de adaptarse a esa primera melodía, por lo tanto, hubo que modificarla. Desde mi punto de vista creo que quedó una canción con tintes flamencos, y  esa mezcla de planteamientos musicales entre Alberto y yo ha hecho que “Reconocer” sea una canción intensa, profunda. No sé si es el futuro de nuestro sonido, pero pienso que la clave está en esa fusión de estilos entre nosotros.

¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de vuestra actitud independiente en la industria discográfica? 
Bueno, nosotros editamos un álbum con Warner, siguiendo en consejo de nuestro manager en ese momento. Inicialmente, estábamos muy contentos, teníamos muchísimas expectativas depositadas en este trabajo y en la gran compañía que nos acogía, pero nada salió como esperábamos, sentíamos que el trato no era el correcto, que no se implicaban lo suficiente, teníamos que estar pendientes de que nuestro trabajo fuese cuidado como se merecía,…  No sé, fue una experiencia muy negativa. La industria discográfica, en la actualidad, no está nada interesada en lo artístico, sino en el producto “multiventas” inmediato, efímero, a corto plazo, y la música es algo que debe ser cuidado con mimo, cariño, cada trabajo discográfico debe reposar el tiempo que precise para ser un buen producto, y no el tiempo dictado por la industria.

Uno de mis temas favoritos del disco es “Habrá salida”. ¿Encontrará el ser humano, por fin, ese lugar común  (cito textualmente) “donde no nace el sol de la violencia”?
Estoy convencido de ello. Hay multitud de motivos para pensar de este modo. Es cierto que el ser humano hereda la violencia, pero también el ser humano reclama otros espacios donde la violencia no exista, donde sea repudiada. Venimos de lo salvaje, de lo primitivo, pero aunque el proceso ha sido, es, y será lento, la violencia está siendo desprendida del ser humano. A diario veo en muchas personas esta actitud, personas que repudian los símbolos y actos violentos.

¿Qué nos espera en el Fin?
El principio de algo. Si te refieres al fin como sinónimo de muerte, estoy convencido de que debe haber algo más, y si te refieres al fin como cese de un proceso, estoy absolutamente convencido de que tras el fin sólo puede haber algo esperanzador. No soy el tipo de persona que cree que el futuro siempre va a ser peor que el presente, sólo hay que echar la vista a atrás para darse cuenta de lo contrario. Hemos progresado como seres humanos, no me refiero al progreso tecnológico o científico, estoy convencido de que el ser humano tiene por delante un futuro prometedor, aunque pata llegara  éste haya que comenzar de nuevo, incluso varias veces.

¿Qué referentes musicales o literarios hay en “Seres únicos”?
¿Por qué las preguntas más sencillas son siempre las más complicadas? A ver, déjame pensar. Si empiezo con la literatura, te diré que entre las letras, hay restos de Borges, Cortazar, Lorca, Dostoievski,… Tuve una profesora en el colegio que nos dio una educación literaria exquisita, esto es algo que jamás podré agradecer lo suficiente. También me gusta mucho  Sándor Márai, especialmente, “La mujer justa”. En cuanto a la música, esto ya es más difícil de responder. Nosotros admiramos mucho a Coldplay, y ya se sabe que cuando admiras mucho a algún grupo, de forma inconsciente, tiendes a ese sonido, sobre todo en el uso que hacen de los teclados. Sin embargo, en Vinodelfin se esconde mucho más: la música de los noventa, hay tango, hay flamenco, está Radiohead, Pink floyd, Snow Patrol, U2, Elton John… Creo que en Vinodelfin hay mucha y buena música. Como anécdota te contaré que me suelen decir que canto como Fito Páez pero si te soy sincero, jamás lo he escuchado. Es curioso esto de las etiquetas, deberíamos preocuparnos más por escuchar que por oír la música para clasificarla
Octubre 2009


Vinodelfin se destapó en 2006 (después de varios años de carrera y proyectos) como una banda de pop rock capaz de combinar de manera original las sonoridades contemporáneas con una actitud independiente que abraza sus propias raíces e influencias sin complejos. Ajenos a cualquier moda, estos supervivientes de la música encuentran en su propio universo una base de exploración única que sin duda abre una brecha para el pop en castellano. Marcos Andrés (voz y guitarra) en su querencia por la música tradicional del sur, Fluren Ferrer (teclados) en su estudio, quasi laboratorio, donde comparte con muchas bandas amigas (Sidonie, Elefantes o Love of Lesbian) nuevas posibilidades dentro del pop rock. Mati (bajo) y Pablo (batería) abren otra amplia paleta musical al hilo de
Soda Stereo y Cerati en solitario, mientras que Alberto González (guitarra) indaga en la actual música británica liderada por Coldplay.
Con todo, llega ahora su momento. “Seres Únicos” es un pulido y hermoso trabajo discográfico con el que Vinodelfin encajan todas las piezas en un perfecto mosaico musical. Un ejercicio de estilo que contiene verdaderas gemas de pop avantgarde como “Caballo Soy” o “Reconocer”, donde encontramos bases rítmicas casi tribales, -muy en la línea de sus idolatrados Radiohead- con la particularidad (y genialidad) de acompañarla por una melodía vocal aflamencada. Todo además, aderezado siempre con letras que podrían resultar perfectamente extractos de un poemario.En directo, curtidos ya
en mil batallas, lidian por igual en salas acústicas que en grandes recintos, resultando siempre un concierto que aborda lo íntimo desde la épica más emocionante.
Escuchar “Seres Únicos” es descubrir la constante en Vinodelfin, que no es otra que la búsqueda del equilibrio, de sus diversos orígenes, influenciasy cualidades... ó como se diría entre algunos autores de la Generación del 27, un equilibrio entre la concepción romántica del arte -arrebato e inspiración- y la concepción clásica -esfuerzo riguroso, disciplina, perfección-, entre la pureza estética y la autenticidad humana, entre lo universal y lo español. Tal vez ahí resida la clave para mantenerse como adalides en el camino que separa el mainstream y la música independiente.
Así pues, tras un lanzamiento fugaz de “Seres Únicos” , Vinodelfin vuelven renovados, y ahora que se han desligado de Warner se sienten libres y con ganas de seguir hacia adelante, dispuestos a llevar su “Seres Únicos” a todos aquellos lugares donde no pudo llegar.
Octubre 2009

contactos
sello discográfico: www.editarte.es
art consulting & talent agency: www.asesorarte.es +34 902 26 26 40
management & booking: www.representarte.es info@representarte.es

www.vinodelfin.com



INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es