--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
 
.
Wolfmother
Wolfmother nuevo disco Victorious 
 
WOLFMOTHER, LA BANDA GANADORA DE UN GRAMMY, LANZA VICTORIOUS EL 19 DE FEBRERO
ÁLBUM PRODUCIDO POR EL GANADOR DE VARIOS GRAMMY BRENDAN O’BRIEN  (PEARL JAM, AC/DC, CHRIS CORNELL, BRUCE SPRINGSTEEN)
WOLFMOTHER publica  VICTORIOUS (Universal Music Enterprises).
 

Recientemente Wolfmother se asociaba con la app Recolor para dar a los fans la oportunidad de crear su propia versión de la portada de VICTORIOUS. Las presentaciones de los fans pueden verse AQUÍ. Recolor ha sido creado por el desarrollador Sumoing.

Tras el disco de 2009 Cosmic Egg y el de 2014 New Crown, el tan esperado Victorious (Universal Music Enterprises) es un electrizante testamento de la amplitud y profundidad del talento del compositor, vocalista y guitarrista Andrew Stockdale. Grabado en los Henson Studios en Los Ángeles con el productor dos veces ganador de un Grammy Brendan O’Brien (Pearl Jam, Soundgarden, Bruce Springsteen), las canciones son inquietantes, ingeniosas e inflexibles y son de las mejores de la banda.

Stockdale empezó a trabajar con la grabación el pasado mes de enero en su estudio de Byron Bay en New South Wales, escribiendo para cada instrumento y adoptando el mismo enfoque creativo que usó con el debut de la banda de hace una década.

“En nuestros primeros años, yo tocaba la guitarra, el bajo y la batería, y después presentaba las ideas al grupo y trabajábamos en los arreglos juntos”, dice. “Pensé que estaría bien volver a hacer demos y tocar todos los instrumentos. Es una buena forma de hacerlo todo porque hace que el estilo sea más coherente.” 

Además de la voz, Stockdale toca la guitarra y el bajo y trajo a Josh Freese (Nine Inch Nails, Bruce Springsteen, A Perfect Circle) y Joey Waronker (Beck, Gnarls Barkley, REM) para compartir las funciones de batería. “Queríamos volver a ese sonido grandioso”, dice Stockdale. “El disco es una mezcla de energía garajera mezclada con una gran producción. Es salvaje, potente y” murmura, “perfecta para el escenario central de un festival”.

Cuando fue publicado en 2005, el debut de Wolfmother fue exactactamente lo que el rock & roll necesitaba: un carnoso, sabroso y gran resucitador del género que no solo se adentró en el panorama sino que lo hizo a lo grande.  Wolfmother obtuvo el disco de oro en Estados Unidos y el triple disco de platino en el hogar de la banda australiana. El single “Woman” llegó al top ten en las listas Hot Modern Rock Tracks Chart y ganó un Grammy a la “Mejor Actuación de Hard Rock”. Sus canciones se volvieron onmipresentes, apareciendo en algunas películas (Shrek, Jackass, The Hangover), video juegos (Need For Speed, MLB: The Show, Saints Row) y anuncios de televisión (Apple, Mitsubishi).  Rolling Stone lo denominó uno de los mejores álbumes del año, Q Magazine dijo de él que era “inmensamente divertido”, NME dijo que marca “las pautas necesarias de todo gran rock&roll” y lo llamó “totalmente emocionante”, y Pitchfork alabó las canciones por encontrar “un equilibrio entre un metal vintage y carnoso y otro con melodías crujientes”.

Liderado por el vocalista y guitarrista Andrew Stockdale, Wolfmother se ha ganado un extenso público, ha tocado en auditorios alrededor del mundo, en festivales como Coachella, Lollapalooza, Reading o Leeds, y han compartido escenario con iconos del rock como Aerosmith y AC/DC. Para su introducción en el Music Hall of Fame de UK, Led Zeppelin personalmente invitó a Wolfmother como su invitado (la banda mostró su aprecio con una versión de “Communication Breakdown”).

Diez años después de su llegada, Wolfmother han vuelto con lo que podríamos decir que es su mayor trabajo hasta la fecha. Con Victorious, Stockdale llega una vez más justo a tiempo: en una era dominada por descargas de canciones individuales, este es un álbum que merece la pena escuchar de principio a fin.


Biografía
Pitchfork alaba las canciones por encontrar “un equilibrio entre un metal vintage y carnoso y otro con melodías crujientes.” NME dice que marca “las pautas necesarias de todo gran rock&roll” y lo define como “totalmente emocionante,” y Q Magazine lo denomina “inmensamente divertido”. 

Cuando fue publicado en 2005, el debut de Wolfmother fue exactactamente lo que el rock & roll necesitaba: un carnoso, sabroso y gran resucitador del género que no solo se adentró en el panorama sino que lo hizo a lo grande. 

Wolfmother obtuvo el disco de oro en Estados Unidos y el triple disco de platino en el hogar de la banda australiana. El single “Woman” llegó al top ten en las listas Hot Modern Rock Tracks Chart y ganó un Grammy por “Best Hard Rock Performance.” Sus canciones se volvieron onmipresentes, apareciendo en películas (Shrek, Jackass, The Hangover), video juegos (Need For Speed, MLB: The Show, Saints Row) y anuncios de televisión (Apple, Mitsubishi). 

No es de extrañar que Rolling Stone los definiera como mejor álbum del año. 

Liderado por el vocalista y guitarrista Andrew Stockdale, Wolfmother ha conseguido un extenso público, ha tocado en auditorios alrededor del mundo, en festivales como Coachella, Lollapalooza y Reading y Leeds, y han compartido escenario con iconos del rock como Aerosmith y AC/DC. Para su introducción en el Music Hall of Fame de UK, Led Zeppelin personalmente invitó a Wolfmother como su invitado (la banda mostró su aprecio con una versión de “Communication Breakdown”).

Para muchos artistas, estos logros marcan la culminación de una carrera – si tienen suerte.

Pero diez años después de su llegada, Wolfmother han vuelto con lo que podríamos decir que es su mayor trabajo hasta la fecha. Con Victorious, Stockdale llega una vez más justo a tiempo: en una era dominada por descargas de canciones individuales, este es un álbum que merece la pena escuchar de principio a fin. Siguiendo el disco de 2009 Cosmic Egg y el de 2014 New Crown, el tan esperado Victorious (Universal Music Enterprises) es un electrizante testamento de la amplitud y profundidad del talento de Stockdale. Grabado en Henson Studios en Los Ángeles con el productor dos veces ganador de un Grammy Brendan O’Brien (Pearl Jam, Soundgarden, Bruce Springsteen), las canciones son provocativas, ingeniosas e inflexibles y son de las mejores de la banda.

Stockdale empezó a trabajar en la grabación el pasado mes de enero en su estudio de Byron Bay en New South Wales, escribiendo para cada instrumento y adoptando el mismo enfoque creativo que usó con el debut de la banda una década antes.

“En nuestros primeros años, yo tocaba la guitarra, el bajo y la batería, y después presentaba las ideas al grupo y trabajábamos en los arreglos juntos”, dice. “Pensé que estaría bien volver a hacer demos y tocar todos los instrumentos. Es una buena forma de hacerlo todo porque hace que el estilo sea más coherente.” 

Además de la voz, Stockdale toca la guitarra y el bajo y trajo a Josh Freese (Nine Inch Nails, Bruce Springsteen, A Perfect Circle) y Joey Waronker (Beck, Gnarls Barkley, REM) para compartir las funciones de batería. 

Sobre trabajar con O’Brien, Stockdale dice, “Hice la última grabación por mi cuenta, así que estuvo bien volver a trabajar con un productor que ayudara con los arreglos y tuviera la responsabilidad de mantener el sonido. Brendan es un productor muy musical, y entendía correctamente las canciones”. 

El primer single “Victorious” oscila entre un riff propulsor y una batería muy marcada que se adentra en un gigantesco gancho vocal. “Compré esta rara guitarra de metal de los ochenta”, afirma. “Parecía divertidísima y estuve tocando todos estos riffs durante 20 minutos, conectándolos con la batería. La letra salió de la nada. Era tan natural.”

El álbum se anuncia a sí mismo con “Love That You Give,” moderando un entusiasta y estridente riff con un estribillo con letras vibrantes. “Me tomé un par de copas y empecé a escribir,” dice. “Al final del día, ya estaba hecho. No cambió nada de la demo. El tema de las letras es ‘¿Cómo reaccionas ante la adversidad y las dificultades de la vida?’ Intentas ser proactivo y aportar algo positivo al mundo en vez de entrar en las agresiones, negatividad u odio de otros.”

Para el cinematográfico “Pretty Peggy,” él lo reduce todo a una guitarra acústica y un ritmo muy delicado.

Recuerda cómo lo demás se unió: “Había una gran tormenta llegando a Byron Bay. Todas las calles estaban inundadas, y dijeron a todos que se quedaran en casa, pero yo conduje hasta el estudio y empecé a escuchar todas esas canciones de Small Faces con Rod Stewart. Quería hacer algo optimista como eso”. 

Sobre “Gypsy Caravan,” Stockdale dice, “el título se refiere al estilo de vida fugaz. Cuando la gente acaba el instituto, quieren viajar alrededor del mundo. Cuando la gente se jubila, quiere hacer lo mismo. Las cosas están en constante movimiento. Hay una noción romántica de la vida musical, pero la pasión por los viajes es lo que nos une a todos”. 

FInalmente, Victorious está hecho para la carretera – ahí es donde Wolfmother ruge a la vida. “Queríamos volver a ese gran sonido,” dice Stockdale. 


Por Raúl Vegas - IndyRock
Primer concierto del 2010, y no podía comenzar mejor que con los Wolfmother. La banda australiana se presentó a principios de enero en Dublín, en el Olympia Theatre, en lo que sería el primer concierto de su reciente gira por Europa, tras la publicación de su último  disco “Cosmic Egg”. Una banda que por méritos propios se ha convertido en una de las más aclamadas, tanto por la crítica como por el público en estos últimos años. Desde que fuera publicado su  primer y larga duración, en el 2006,  Wolfmother ha llegado a ser comparado con los mismísimos Led Zeppeling,  por su sonido y calidad como banda. Y eso en los tiempos que corren es de agradecer. Porque últimamente parece que nos estábamos olvidando un poco de lo que representa una banda de Rock y el significado de Rock en su estado puro y duro.
Por todos estos pequenos detalles, y por tener la oportunidad de poder disfrutar del su nuevo material, hicieron que se colocara el cartel de “Sold Out” desde hacia un par de meses de la esperada fecha.

Estaba impaciente por ver la nueva formación de los Wolfmother tras la casi total reestructuración de la banda. Es inevitable preguntarse, qué es lo que ha podido suceder para que en una formación de tres miembros, dos de ellos hayan decido dejar la banda.  Según las declaraciones de un comunicado publicado por la banda fue que, por motivos internos o por motivos irreconciliables, Chris Ross y Myles Heskett  decidieran dejar la banda. La primera respuesta que me viene a la mente sería que el Ego, o el éxito que la banda alcanzado en estos años se haya apoderado de su “front man” Andrew Stockdale. Y según lo apreciado en el concierto, me da a mí, que éste podrçía haber sido el principal motivo. 

Acudieron puntuales a su cita en el Olympia Theatre de la capital irlandesa. Los primeros en entrar en el escenario fueron los nuevos componentes de la modificada formación. Y tras unos segundos, y mientras sus nuevos compañeros aclopaban sus instrumentos, Andrew saltó al escenario. Buenas noches Dublín y comiezan a sonar los primeros acordes de “Dimension”. Público emocionado y empiezan los primeros empujones. Fue un poco como una sensación extraña. Los que hemos tenido la opurtinidad de poder ver a esta poderosa banda en directo con anterioridad, estábamos un poco estrañados de ver la nueva formación en el escenario, prejuzgando con anterioridad,  y dejándonos llevar por esos recuerdos de la composición original.

Y según avanzaba el concierto, en el que los australianos comenzaron a presentarnos los temas de su último disco, como su nuevo single “Cosmic Egg”, y temas como “In the Castle” o “Cosmonaut”. Las  ganas por ver a la banda  en su pleno apojeo aumentaban por momentos cada vez más y más. Pero aquí el presente, presagiaba algo en el ambiente.  Esa extraña sensación de la que hablaba antes quizás. Pero nada más lejos de la realidad.  Un  pobre sonido en los restantes componentes del grupo y el  elevado sonido de la guitarra de Andrew, en la que muchos monentos del concierto llego a hacer pasar desapercibido al segundo quitarrista y a su bajista., con incluso muchos acoples durante canción y canción, hicieron todas esas expectativas desvanecerse. 
No hay que negar que son buenos músicos, muy buenos músicos, y que poseen un repertorio de muchísima calidad. Quedó demostrado con uno o dos temas de su último disco al más puro estilo de los queridísmos Black Sabbath, y con temas como “White Unicorn”, “Witchcraft”, y más que pueden llevar al éxtasis a toda una sala o incluso un estadio como asi ha sido, como “ Woman”, uno de los más aclamados en toda la noche. 

Y para despedirse, y después de desaparecer del escenario tras una hora escasa de concierto, y como guinda a lo que fue por paso por Dublín, tuvieron la delicadeza de terminar y deleitarnos con “The Joker And The Thief”, por petición popular. De nuevo con ese tema, volvieron a demostrarnos que esta banda tiene calidad y tiene temas poderosamente atrayentes.
Pero para el que aquí escribe, la actuación de esa noche, no estuvo a la altura de lo que la banda,  pienso,  puede llegar a dar. Por lo presenciado, me parece difícil que esta nueva formación llegue a ser lo que fue.
Seguramente me equivoque, y así lo espero, pero según lo vivido en Olympia Theatre, la sensación que se nos quedó a muchos de los alli presentes, fue deduda e incertidumbre, por lo que les puede deparar el futuro de esta nueva gira, y el futuro como banda.


Procedencia Australia 
Estilo Hard Rock
Formación
Andrew Stockdale (Vocals/Guitar)
Ian Peres (Bass/Keys)
Aidan Nemeth (Guitar)
Dave Atkins (Drums)


Wolfmother - Cosmic Egg 2009
Por Abel Guerola / IndyRock
Buenas noticias para los fan del rock duro clásico de toda la vida. Wolfmother, aquella banda australiana que tanto dio que hablar en 2006, está de vuelta con un segundo disco. ¿Novedades? Hay varias, siendo la principal que el batería y el bajista originales han sido sustituidos por dos nuevos miembros. Eso sí, los que sospechen que por esta razón el trío haya cambiado sustancialmente su sonido sólo tienen que poner el cd para que los temores desaparezcan rápidamente.
Los 4 primeros temas del álbum son 4 trallazos inapelables, que dejan claro que la mayores fuentes de inspiración del grupo siguen siendo, entre otras formaciones míticas, Black Sabbath y Led Zeppelin. A pesar de este evidente continuismo, si que hay ciertos mátices que evitan que, al menos parcialmente, “Cosmic Egg” sea un auto-plagio. 
En primer lugar, en esta ocasión el rock duro, casi heavy a veces, parece imponerse por momentos a la psicodelia. En esta evolución ha tenido mucho que ver la voz de Andrew Stockdale, que ha ganado en matices y en registros agudos. En segundo, la producción y los arreglos son más “profesionales”, cosa que gustará a algunos, pero que sin duda no convencerá a los muchos fans del sonido más deslabazado y garajero de su ópera prima. A pesar de esto y de que el disco se hace un poco cuesta arriba en su último cuarto, Wolfmother confirman que son una de las pocas bandas actuales que consigue hacer rock clásico de forma creíble y pasional evitando, casi siempre, caer en el cliché. 
WOLFMOTHER, LA BANDA GANADORA DE UN GRAMMY, ANUNCIA EL LANZAMIENTO DE SU PRÓXIMO ÁLBUM VICTORIOUS EL 19 DE FEBRERO de 2016
ÁLBUM PRODUCIDO POR EL GANADOR DE VARIOS GRAMMY BRENDAN O’BRIEN  (PEARL JAM, AC/DC, CHRIS CORNELL, BRUCE SPRINGSTEEN)

WOLFMOTHER anuncia que el próximo 19 de febrero lanzará su nuevo disco VICTORIOUS (Universal Music Enterprises). Fans de todo el mundo tuvieron un anticipo del álbum cuando Zane Lowe estrenó dos temas–  “Victorious” and “City Lights” –  en su show de radio en Beats 1 la semana pasada.

Los fans pueden conseguir ya “Victorious” y “City Lights” como descargas directas pinchando AQUÍ con el pre pedido de VICTORIOUS en iTunes. 
Tanto el pre pedido como el merchandising exclusivo también están disponibles en http://smarturl.it/wolfmotherstore.

Wolfmother apoyará VICTORIOUS con un inicio de gira por Norte América el 24 de febrero en First Avenue en Minneapolis. El 30 de noviembre, los fans que se hayan suscrito a las novedades de Wolfmother por email en www.wolfmother.com  recibirán un código especial para comprar entradas antes de que estén disponibles para el público. El 4 de diciembre salen a la venta las entradas para el público general. Para más información, visita www.wolfmother.com.

Recientemente Wolfmother se asociaba con la app Recolor para dar a los fans la oportunidad de crear su propia versión de la portada de VICTORIOUS. Las presentaciones de los fans pueden verse AQUÍ. Recolor ha sido creado por el desarrollador Sumoing.

Tras el disco de 2009 Cosmic Egg y el de 2014 New Crown, el tan esperado Victorious (Universal Music Enterprises) es un electrizante testamento de la amplitud y profundidad del talento del compositor, vocalista y guitarrista Andrew Stockdale. Grabado en los Henson Studios en Los Ángeles con el productor dos veces ganador de un Grammy Brendan O’Brien (Pearl Jam, Soundgarden, Bruce Springsteen), las canciones son inquietantes, ingeniosas e inflexibles y son de las mejores de la banda.

Stockdale empezó a trabajar con la grabación el pasado mes de enero en su estudio de Byron Bay en New South Wales, escribiendo para cada instrumento y adoptando el mismo enfoque creativo que usó con el debut de la banda de hace una década.

“En nuestros primeros años, yo tocaba la guitarra, el bajo y la batería, y después presentaba las ideas al grupo y trabajábamos en los arreglos juntos”, dice. “Pensé que estaría bien volver a hacer demos y tocar todos los instrumentos. Es una buena forma de hacerlo todo porque hace que el estilo sea más coherente.” 

Además de la voz, Stockdale toca la guitarra y el bajo y trajo a Josh Freese (Nine Inch Nails, Bruce Springsteen, A Perfect Circle) y Joey Waronker (Beck, Gnarls Barkley, REM) para compartir las funciones de batería. “Queríamos volver a ese sonido grandioso”, dice Stockdale. “El disco es una mezcla de energía garajera mezclada con una gran producción. Es salvaje, potente y” murmura, “perfecta para el escenario central de un festival”.

Cuando fue publicado en 2005, el debut de Wolfmother fue exactactamente lo que el rock & roll necesitaba: un carnoso, sabroso y gran resucitador del género que no solo se adentró en el panorama sino que lo hizo a lo grande.  Wolfmother obtuvo el disco de oro en Estados Unidos y el triple disco de platino en el hogar de la banda australiana. El single “Woman” llegó al top ten en las listas Hot Modern Rock Tracks Chart y ganó un Grammy a la “Mejor Actuación de Hard Rock”. Sus canciones se volvieron onmipresentes, apareciendo en algunas películas (Shrek, Jackass, The Hangover), video juegos (Need For Speed, MLB: The Show, Saints Row) y anuncios de televisión (Apple, Mitsubishi).  Rolling Stone lo denominó uno de los mejores álbumes del año, Q Magazine dijo de él que era “inmensamente divertido”, NME dijo que marca “las pautas necesarias de todo gran rock&roll” y lo llamó “totalmente emocionante”, y Pitchfork alabó las canciones por encontrar “un equilibrio entre un metal vintage y carnoso y otro con melodías crujientes”.

Liderado por el vocalista y guitarrista Andrew Stockdale, Wolfmother se ha ganado un extenso público, ha tocado en auditorios alrededor del mundo, en festivales como Coachella, Lollapalooza, Reading o Leeds, y han compartido escenario con iconos del rock como Aerosmith y AC/DC. Para su introducción en el Music Hall of Fame de UK, Led Zeppelin personalmente invitó a Wolfmother como su invitado (la banda mostró su aprecio con una versión de “Communication Breakdown”).

Diez años después de su llegada, Wolfmother han vuelto con lo que podríamos decir que es su mayor trabajo hasta la fecha. Con Victorious, Stockdale llega una vez más justo a tiempo: en una era dominada por descargas de canciones individuales, este es un álbum que merece la pena escuchar de principio a fin.

Bio
Pitchfork alaba las canciones por encontrar “un equilibrio entre un metal vintage y carnoso y otro con melodías crujientes.” NME dice que marca “las pautas necesarias de todo gran rock&roll” y lo define como “totalmente emocionante,” y Q Magazine lo denomina “inmensamente divertido”. 
Cuando fue publicado en 2005, el debut de Wolfmother fue exactactamente lo que el rock & roll necesitaba: un carnoso, sabroso y gran resucitador del género que no solo se adentró en el panorama sino que lo hizo a lo grande. 

Wolfmother obtuvo el disco de oro en Estados Unidos y el triple disco de platino en el hogar de la banda australiana. El single “Woman” llegó al top ten en las listas Hot Modern Rock Tracks Chart y ganó un Grammy por “Best Hard Rock Performance.” Sus canciones se volvieron onmipresentes, apareciendo en películas (Shrek, Jackass, The Hangover), video juegos (Need For Speed, MLB: The Show, Saints Row) y anuncios de televisión (Apple, Mitsubishi). 

No es de extrañar que Rolling Stone los definiera como mejor álbum del año. 

Liderado por el vocalista y guitarrista Andrew Stockdale, Wolfmother ha conseguido un extenso público, ha tocado en auditorios alrededor del mundo, en festivales como Coachella, Lollapalooza y Reading y Leeds, y han compartido escenario con iconos del rock como Aerosmith y AC/DC. Para su introducción en el Music Hall of Fame de UK, Led Zeppelin personalmente invitó a Wolfmother como su invitado (la banda mostró su aprecio con una versión de “Communication Breakdown”).

Para muchos artistas, estos logros marcan la culminación de una carrera – si tienen suerte.
Pero diez años después de su llegada, Wolfmother han vuelto con lo que podríamos decir que es su mayor trabajo hasta la fecha. Con Victorious, Stockdale llega una vez más justo a tiempo: en una era dominada por descargas de canciones individuales, este es un álbum que merece la pena escuchar de principio a fin. Siguiendo el disco de 2009 Cosmic Egg y el de 2014 New Crown, el tan esperado Victorious (Universal Music Enterprises) es un electrizante testamento de la amplitud y profundidad del talento de Stockdale. Grabado en Henson Studios en Los Ángeles con el productor dos veces ganador de un Grammy Brendan O’Brien (Pearl Jam, Soundgarden, Bruce Springsteen), las canciones son provocativas, ingeniosas e inflexibles y son de las mejores de la banda.

Stockdale empezó a trabajar en la grabación el pasado mes de enero en su estudio de Byron Bay en New South Wales, escribiendo para cada instrumento y adoptando el mismo enfoque creativo que usó con el debut de la banda una década antes.

“En nuestros primeros años, yo tocaba la guitarra, el bajo y la batería, y después presentaba las ideas al grupo y trabajábamos en los arreglos juntos”, dice. “Pensé que estaría bien volver a hacer demos y tocar todos los instrumentos. Es una buena forma de hacerlo todo porque hace que el estilo sea más coherente.” 

Además de la voz, Stockdale toca la guitarra y el bajo y trajo a Josh Freese (Nine Inch Nails, Bruce Springsteen, A Perfect Circle) y Joey Waronker (Beck, Gnarls Barkley, REM) para compartir las funciones de batería. 

Sobre trabajar con O’Brien, Stockdale dice, “Hice la última grabación por mi cuenta, así que estuvo bien volver a trabajar con un productor que ayudara con los arreglos y tuviera la responsabilidad de mantener el sonido. Brendan es un productor muy musical, y entendía correctamente las canciones”. 

El primer single “Victorious” oscila entre un riff propulsor y una batería muy marcada que se adentra en un gigantesco gancho vocal. “Compré esta rara guitarra de metal de los ochenta”, afirma. “Parecía divertidísima y estuve tocando todos estos riffs durante 20 minutos, conectándolos con la batería. La letra salió de la nada. Era tan natural.”

El álbum se anuncia a sí mismo con “Love That You Give,” moderando un entusiasta y estridente riff con un estribillo con letras vibrantes. “Me tomé un par de copas y empecé a escribir,” dice. “Al final del día, ya estaba hecho. No cambió nada de la demo. El tema de las letras es ‘¿Cómo reaccionas ante la adversidad y las dificultades de la vida?’ Intentas ser proactivo y aportar algo positivo al mundo en vez de entrar en las agresiones, negatividad u odio de otros.”

Para el cinematográfico “Pretty Peggy,” él lo reduce todo a una guitarra acústica y un ritmo muy delicado.

Recuerda cómo lo demás se unió: “Había una gran tormenta llegando a Byron Bay. Todas las calles estaban inundadas, y dijeron a todos que se quedaran en casa, pero yo conduje hasta el estudio y empecé a escuchar todas esas canciones de Small Faces con Rod Stewart. Quería hacer algo optimista como eso”. 

Sobre “Gypsy Caravan,” Stockdale dice, “el título se refiere al estilo de vida fugaz. Cuando la gente acaba el instituto, quieren viajar alrededor del mundo. Cuando la gente se jubila, quiere hacer lo mismo. Las cosas están en constante movimiento. Hay una noción romántica de la vida musical, pero la pasión por los viajes es lo que nos une a todos”. 

FInalmente, Victorious está hecho para la carretera – ahí es donde Wolfmother ruge a la vida. “Queríamos volver a ese gran sonido,” dice Stockdale. 



http://www.wolfmother.com/


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es