--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
.
Hooverphonic
POP TRAS 325 LÍNEAS 
por Iñaki LÓPEZ DE EGUÍLAZ - IndyRock
08.10.01 SALA: Arena (MADRID)
PROMOTORA: Iguapop 

Vaya por delante que en opinión del que arriba figura Hooverphonic es un grupo sobrevalorado y administrador de unas dosis musicales de aburrimiento que rayan en lo exasperante. Sonrojan a propios y extraños cuando dan el beneplácito a comparaciones con Massive Attack o Portishead y apadrinan el trip-hop como itinerario musical, cuando transitan un pop rebajado de tono y de edulcorado sentimiento. Pero si algo es irreprochable a Hooverphonic es su generosidad, no mostrada precisamente en sus tres discos, sino en la puesta en escena que de ellos hacen cuando sus micros se apoyan en tablas. 

Y prueba de ello fue el concierto que dieron en la madrileña sala Arena, porque programada en principio para una hora la sesión se prolongó a lo largo de tres bises repartidos en cinco temas y media hora más, que daban crédito a este grupo ante un público entregado. Sin embargo, a Hooverphonic hay que mirarlo desde el caleidoscopio que sugiere la voz de ese encanto de mujer que es Geike Arnaert y que encima de un escenario hace a uno abstraerse del discutible espectro musical de su banda para dejarse enredar por sus cuerdas vocales.

De ese modo temas como "Mad about you" o "Barabas" quedaron enaltecidos en la solvente voz de esa rubia belga que ha llevado a "The Magnificent Tree" al olimpo de las ventas, con la inestimable ayuda, todo sea dicho, de los anuncios de televisión tras cuyas 325 líneas parecen haber quedado encerrados. Y precisamente a la mente de más de uno venía el flash-back de una marca de carburantes cuando avanzaba la intro de "Eden", un carburante que posiblemente moviera el par de coches que se deslizan entre los compases de "Jackie Cane" y "Mad about you" en sendos espacios publicitarios, ésta última representada por segunda vez, casi a capella con el único acompañamiento del piano, dando carpetazo a hora y media de concierto. 



BIOGRAFIA
Geike Arnaert - voz 
Alex Callier - programador, guitarra, teclados 
Raymond Geerts - guitarra
¿Los Tres Magníficos?
Pensemos en qué hace genial a la música. La originalidad. La visión. La pasión. Una voz distinta. La capacidad y energía para conmover, suscitar emociones en el oyente. Partiendo de todos esos estándares, Hooverphonic surge como una gran banda. Muchos grupos de países pequeños no tienen un sonido único. Son calcomanías de los grandes grupos americanos y británicos. Así, podemos escuchar a una segunda copia alemana de Radiohead o una tercera copia boliviana de U2. Por otra parte, resulta muy difícil comparar a los belgas Hooverphonic con cualquier otro, y eso es buena señal. ¿Una inicial? ¿Trip-hop? Las etiquetas pronto se quedaron cortas. Desde la primera palabra, el sonido celestial de Hooverphonic parecía proceder de otro universo. Era único, diferente, sutilmente exótico. Sin duda eso explica que su intrigante música sea tan popular entre los directores de cine que buscan enriquecer sus escenas principales con un sonido distinto, extraordinario y evocador. 
En principio, Hooverphonic se llamaba simplemente Hoover, un nombre que había que cambiar porque la banda averiguó que había otros grupos con el mismo nombre. Los primeros esfuerzos de Hooverphonic están influenciados por sus héroes musicales de entonces: compositores de bandas sonoras como Angelo Badalamenti, grupos de pop atmosférico como Portishead y Massive Attack. El primer paso lo dieron cuando Alex y Raymond se dieron cuenta de que las vocalistas femeninas eran el mejor medio conductor para su música encantadora , mejor que las masculinas. Inhaler fue la primera canción que grabaron y que les hizo darse cuenta de que habían encontrado su nicho. Las siguientes maquetas despertaron el interés de al menos 5 de las principales compañías discográficas. Sony Music se ganó la confianza de la banda, y se editó el Nuevo Sonido Estereofónico Espectacular en 1997 con Liesje Sadonius como vocalista. Roland Harrington (Bjork, Simply Red, Soul II Soul) lo mezcló. Wicky se convirtió en éxito de radio en muchos países. 
El siguiente éxito fue cortesía del supervisor musical de Bernardo Bertolucci que insistió en utilizar Wicky en la película Belleza Robada con Liv Tyler como protagonista. Wicky contenía una versión de guitarra del clásico de Isaac Hayes "Walk on By".
Por aquella época, el estresante programa de la gira fue demasiado para la cantante Liesje y abandonó el grupo. Siguieron siendo amigos y Liesje siguió colaborando en otros temas posteriores como Club Montepulciano. Más tarde ese mismo año, Hooverphonic hizo una gira por Norteamérica de 7 semanas, como teloneros de Fiona Apple. Para su sorpresa, la banda observó que un segmento de la audiencia había ido al concierto por ellos. Era muy halagador al igual que la entusiasta reseña que escribió sobre ellos Greil Marcus en Interview. Un disco brillante que te hace escucharlo una y otra vez o cuando la revista británica The Face lo declaró como perfecto para los días lluviosos de otoño. Hooverphonic se las arregla para abarcar influencias mundiales desde el trip-hop hasta la salsa. 
Todo esto dio a Hooverphonic y a Sonymusic la suficiente seguridad como para contratar a Mark Plati, que había trabajado anteriormente en discos de David Bowie y The Cure, para producir su segundo album, Blue Wonder Power Milk (no hay ningún significado oculto, a Alex le gustaba simplemente cómo sonaban esas palabras). El disco fue dirigido por Bob Ludwig Springsteen en Portland, Maine. De acuerdo con la banda y los críticos, BWPM era un nuevo sonido estereofónico espectacular con menos versiones y mejores canciones. La banda también amplió el surtido de instrumentos añadiendo detalles cruciales por doquier y empleando violines, cuernos franceses, laúdes, mandolinas y tambores espectrales. BMPW se grabó en Bélgica y Nueva York (Battery Studios y Philip Glass Studios). Entre la grabación y la edición la banda realizó una gira por Europa, teloneando a sus almas gemelas los Massive Attack. También grabaron una versión inédita de Shake the Disease para el disco tributo de los Depeche Mode. A todo esto le siguió una gira triple con los Moloko y el DJ Kid Loco de Francia. Hooverphonic también salió de gira con el artista nominado a los Grammy Duncan Sheik y actuaron por segunda vez en la conferencia de CMJ. El reconocimiento llegó en forma del Premio al Mejor Video por Eden en el festival No Dance Film & Multimedia de Utah. Todo ese duro trabajo tuvo como recompensa su primera gira por América como artistas principales, creando gran conmoción en cada ciudad en la que tocaban. En Europa hicieron de teloneros para Divine Comedy en España y actuaron como artistas principales en la mayoría de los demás países. Hooverphonic también actuó en muchos de los grandes festivales de verano como el Roskilde Palco y Werchter. Poco después, el miembro fundador de la banda Frank Duchêne decidió abandonar el grupo.
Alex Callier es el programador del grupo, bajo y principal letrista. Más importante, también es un visionario que pronto se dio cuenta del potencial internacional de producir la música original y evocadora que él oía en su cabeza, una ambición que podía ser deducida de pequeños actos como gastarse el dinero para la comida en un sampler y un ordenador, mientras era un estudiante sin un duro. 
Cuando se le preguntaba cuáles habían sido sus principales influencias musicales, Alex solía decir simplemente, la colección de discos de mi padre. Aparentemente, Callier padre escuchaba música en casa todo el tiempo, familiarizando a su retoño con diversos talentos como Miles Davis y Dizzy Gillespie, Sly & the Family Stone, bossa nova brasileña, cantautores franceses como Serge Gainsbourg y pop clásico de bandas como los Beatles. Además, Alex descubrió las tendencias e inspiraciones de grupos alternativos de los 80 como The Smiths, New Order, Cocteau Twins, David Sylvian y The Pixies. También declara la pintura como influencia, a menudo las canciones se estructuran como los colores. No tiene conciencia de las tendencias y esa actitud junto a su afortunada combinación de melodías antiguas con sonidos y ritmos casi futuristas confiere a Hooverphonic una calidad intemporal. Su objetivo, siempre, es elaborar grandes temas de pop que tengan una atmósfera prominente y distintiva. La combinación de melodías accesibles y ritmos nostálgicos es algo que muy raramente se oye en la música pop contemporánea.
Por su parte, Alex compuso la música para la película belga Shades con Mickey Rourke como protagonista. Tanto Geike como Raymond colaboraron en la banda sonora que incluía una versión del clásico de Dave Berry "This strange effect". Al final, la banda sonora tuvo más aceptación que la película. Alex sigue viviendo en Bélgica, en una casa del estilo de los años 30 y con una decoración al estilo de los 50 lo que garantiza al visitante accidental un dolor de cabeza asegurado. 
La señorita Geike Arnaert es el arma secreta de Hooverphonic. Como Liz Fraser en los Cocteau Twins o Tracey Horn en Massive Attack, la voz frágil pero intensa de Geike se adapta perfectamente a los temas poco ortodoxos e hipnotizantes de Hooverphonic. Su evocadora voz, casi de otro mundo, es como la de una sirena que invita al oyente a visitar tierras inexploradas. Es el tipo de musa por la que un pintor o un escritor matarían y el misterio y el sentido de la ocasión que rezuman de sus cuerdas vocales eleva la música a un plano superior. En contraste con su voz y aspecto frágil, es una valiente que ya estaba de gira y grabando con la banda al mes de su primer ensayo. 
La voz sensual, romántica y de media noche de Geike no es una pose o un ademán. En la realidad, también es una romántica incurable, a menudo la describen palabras como soñadora, sentimental, antigua y sensible. Los componentes clave de su vida son la belleza, la confianza y la calidez. Le encantan las historias orales que sus abuelos le enseñaron, adora la naturaleza, los viajes, aprender y las cosas simples y antiguas. En cuanto a la música, adora a Joni Mitchell, Massive Attack, Sneaker Pimps y Jeff Buckley y se quedó impresionada con el carisma de David Bowie cuando le vio en concierto. A nivel culinario, le encanta el olor de un buen restaurante italiano. 
Guitarrista y miembro fundador de la banda, Raymond Geerts, empezó su carrera musical como el miembro clave de varios grupos clandestinos, como todo músico sabe la mejor manera de aprender música pop. Es un guitarrista moderno en el sentido de que sus toques inventivos y bien alternados siempre dan apoyo a los temas. Nunca son frecuentes los solos con Raymond. La presencia de Raymond también es prueba del hecho que Hooverphonic siempre ha sentido preferencia por los instrumentos reales y artesanales con respecto a los electrónicos. Incluso al principio, nunca elaborábamos nuestras canciones con samples, sino de la otra forma. Junto con Alex, Raymond presta mucha atención a los detalles. El duo utiliza una serie de efectos especiales de su cosecha que van desde la respiración ampliada, los sonidos de la vida diaria hasta los micrófonos chocando contra la madera. Raymond también colaboró a nivel instrumental en la banda sonora de Shades, que grabó junto a Alex bajo el pseudónimo de Dan and The Electros.
No es una coincidencia que en una carrera relativamente breve Hooverphonic haya aparecido en un extenso número de créditos de películas y telefilms; como las películas casi todos los temas de Hooverphonic son ricos en visuales y atmosféricos. Es como si sus temas fueran la atalaya de la película adecuada; como si exigieran un hecho en el que florecer; un eclipse solar, fuegos artificiales, las Olimpiadas, cualquier cosa más grande que la vida. Cada tema de Hooverphonic es como una banda sonora en miniatura para una película imaginaria todavía por hacer o que existe en un universo paralelo. Quizá la mayor hazaña de Hooverphonic sea combinar esta cualidad más grande que la vida con la sutileza y la modestia hallada en sus temas. Incluso a un nivel sinfónico pleno, un tema de Hooverphonic nunca llega al punto de ser rimbombate o pomposo. Por eso no nos sorprende que el líder de la banda, Alex Callier, sea alumno de la escuela cinematográfica RITCS en Bruselas, ya que en principio se embarcó en una carrera como ingeniero de sonido paa la televisión nacional belga. 
En Belleza Robada, nos decepcionó que Mazzy Star pusiera música a la principal escena sexual de Liv Tyler, de modo que me sentí complacido cuando en The Real Blonde utilizaron nuestro tema Inhaler como música de fondo para la fantasía sexual del protagonista principal, sonríe Alex, y aprovecho para mencionar que nuestro guitarrista Raymond quiere que haga saber a los directores cinematográficos que está disponible como doble para escenas de ese tipo. En la exitosa "Sé lo que hicistéis el último verano" la música de Hooverphonic es la banda sonora de un asesinato. En la segunda parte sé que Eden se escucha en su totalidad mientras que la mayoría de temas pop que se utilizan en las bandas sonoras sólo se oyen unos segundos. Me imagino que a Wes Craven y a Steven Sonderberg realmente les gusta nuestra música, comenta Alex. Los directores de anuncios también se dieron cuenta de la calidad transcendental y atractiva de la música de Hooverphonic y por eso temas como Wicky y Battersea acabaron formando parte de anuncios como Moet&Chandon y Jaguar. Otros temas inesperados y poco ortodoxos de Hooverphonic sirvieron para poner música a episodios de Nikita y Los Vigilantes de la Playa. No somos snobs musicales, afirma Alex, no creo que Vigilantes de la Playa sea inferior a nosotros mientras trate nuestra música con respeto.
Los nuevos productos visuales de Hooverphonic son obra de Philip André (que trabajó en el vídeo de All Saints "Under the Bridge" y anteriormente había filmado el vídeo de Hooverphonic "This strange Effect") que ha dirigido el vídeo "Mad About You" grabado en Londres. No trata de una historia de amor corriente, el clip es una versión de la antigua historia de La Bella y la Bestia donde aparece Geike en un loft oscuro y retirado, envuelta en una relación peculiar con una criatura que parece un híbrido entre una planta, un animal y un alien.
El nuevo disco contiene instrumentos tan diversos como chelos, violas, trompetas, un coro de niños, y el enigmático Theremin. 
Información y fotos remitida por Iguapop
www.hooverphonic.com


 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es