--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


Los conciertos
Londres, Reino Unido
Lugar: Hyde Park.
Grupos: Coldplay, Elton John, Madonna, Paul McCartney, Pink Floyd, REM, Robbie Williams, Sting, U2, Annie Lennox, Bob Geldof, Dido, The Killers, Keane, Mariah Carey, Snoop Dogg, Stereophonics, Travis, UB40.
Cornualles, Reino Unido
Lugar: The Eden Arena.
Grupos: Angelique Kidjo, Maryam Mursal, Salif Keita, Tinariwen.
Filadelfia, Estados Unidos
Lugar: Museo del Arte.
Grupos: Bon Jovi, Destiny's Child, Jay-Z, Will Smith, Maroon 5, Stevie Wonder, Alicia Keys, Dave Matthews Band, Def Leppard, Linkink Park, Sara McLachlan.
Toronto, Canadá
Lugar: Parque Place.
Grupos: Deep Purple, Motley Crue, Bryan Adams, Our Lady Peace, Sam Roberts, Gordon Lightfoot, DMC, Barenaked Ladies, Dan Aykroyd.
Berlín, Alemania
Lugar: El Ángel de la Victoria.
Grupos: A-ha, Audioslave, Crosby Stills & Nash, Faithless, Tracy Chapman, Green Day, Roxy Music, Die Toten Hosen.
Moscú, Rusia
Lugar: Plaza Roja.
Grupos: Bravo, Pet Shop Boys, B-2, Moral Code X, Spleen, Valey Sutkin, Red Elvises, Agata Kristy, Jungo, Linda, Aliona Sviridova, Garik Sukachev.
Roma, Italia
Lugar: Circo Máximo.
Grupos: Laura Pausini, Jovanotti, Faith Hill, Duran Duran, Noa, Velvet, Negrita, Pino Daniele, Claudio Baglioni, Francesco De Gregori, Negramaro, Gemelli Diversi.
París, Francia
Lugar: Palacio de Versalles.
Grupos: Andrea Bocelli, Zucchero, Jamiroquai, Craig David, The Cure, Johnny Hallyday, Sheryl Crow, Placebo, Yannick Noah, Shakira.
Tokio, Japón
Lugar: Makuhari Messe.
Grupos: Def Tech, Dreams Come True, Good Charlotte, Bjork, Rize, McFly.
Johanesburgo, Suráfrica
Lugar: Plaza Mary Fitzgerald.
Grupos: 4Peace Ensemble, Jabu Khanyle and Bayete, Lindiwe, Mahotella Queens, Malaika, Zola.
Edimburgo, Reino Unido
(6 de julio) Lugar: Estadio Murrayfield.
Grupos: Annie Lennox, The Corrs, Travis, Natasha Bedingfield, Texas, Youssou N'Dour, Bob Geldof, Ronan Keating, Proclaimers y Snow Patrol.
.

Live 8

 Bob Geldof / Dave Gilmour of Pink Floyd en Londres / Neil Young en Toronto

Dido en Versalles / Motley Crue en Toronto / Chester Bennington de Linkin Park en Philadelphia

Paul McCartney / Sting / en Londres

Slash de Velvet Revolver / Deep Purple / Londres


Live 8 en Berlín
Por Paola Alvarez Peregrina 
Fotos ldg_b 
El 2 de julio de 2005 pasará sin duda a la historia de la música. Diez conciertos en diez ciudades distintas y más de 160 artistas entre los que se encuentran algunos de los más grandes de nuestros tiempos... no puede ser de otra manera. Aunque el leit motiv del "Live 8" no era hacer historia de la música sino de la solidaridad y el apoyo a Africa, la gran mayoría de los asistentes estaba mucho más preocupada por la distancia a la que  iban a poder ver a sus ídolos que por lo que pueda pasar en los próximos días en las reuniones del G8. 


El evento del día tuvo lugar en Londres. En Hyde Park, y ante más de 200.000 personas, estrellas de la talla de Paul McCartney, Elton John, REM, U2, Coldplay o Madonna cantaron sus éxitos y pidieron justicia a los grandes representantes del mundo. Al mismo tiempo, o casi (las diferencias horarias no perdonan), Berlín, Roma, París, Moscú, Tokio, Filadelfia, Johannesburgo y Barrie celebraban sus fiestas contra la pobreza alternando las actuaciones de otros grandes de la música con conexiones en directo con las estrellas de Londres. Todo un espectáculo mundial organizado por el músico Bob Geldof cuando se cumplen 20 años del Live Aids, el otro mítico concierto de semejantes dimensiones celebrado en 1985 y organizado por él mismo. El décimo concierto, que se celebró en la localidad inglesa de Cornualles y suponía una crítica contra la organización de Geldof, fue el único que contó con músicos africanos y estuvo organizado por Peter Gabriel.

Los que os presentamos esta crónica tuvimos el placer de estar entre los 110.000 y 150.000 asistentes de Berlín. El concierto alemán, uno de los más ninguneados por no contar con muchas estrellas de talla internacional, supuso todo un acontecimiento y llenó la ciudad de música y buen rollo. El cartel de Berlín estaba plagado de estrellas muy alemanas, los míticos genios del punk rock nacional, Die Toten Hosen, los grupos de moda como Wir sind Helden o Silbermond, y otros clásicos como los puretas rockeros de BAP o el aclamado cantante Herbert Grönermeyer. Es comprensible que desde fuera no pareciese muy interesante, pero yo imagino un concierto similar en nuestro país y me sentiría casi ofendida si no se contase con la presencia de nuestros míticos como Rosendo, Los Suaves o Los Reincidentes (que, por cierto, versionan de maravilla uno de los mayores éxitos de Die Toten Hosen). Vamos, que por mí...chapó! 

A las dos en punto, con puntualidad alemana, empezó el concierto bajo la Columna de la Victoria situada en el Tiergarten. Die Toten Hosen eran los encargados de abrir el evento, algo que no gustó mucho a algunos de sus fans que habrían preferido verlos "más calentitos", pero que, desde luego, fue la forma ideal de hacer saltar a los presentes desde el inicio. Tres canciones era lo que podía cantar cada uno y así lo hicieron.  Tras ellos Wir sind Helden, los poperos de moda en Alemania y empiezan las conexiones con Hyde Park. En Berlín también vemos a Bono y McCartney y saludamos al público de Hyde Park a través de las pantallas que primero nos enseñan que ellos son muchos y después que nosotros también. 

La fiesta está servida y, para los que no somos demasiado expertos en grupos alemanes, empieza la tensa espera hasta la llegada de dos de los grandes. Audioslave y Green Day debían tocar seguidos y empezar a las 15:30, pero a las 16:00 aún suena la música de BAP y se distingue a una buena parte del público con ganas de que acabe. Unos por estar sentados en el suelo hablando de lo humano y lo divino, otros, simplemente, por sus camisetas de los grupos esperados. 

Al fin llega el momento... Audioslave sale al escenario con mucha fuerza, aunque su primer tema no consigue mover demasiado al público. El silencio...leves aplausos...y a tirar de clásicos. Chris Cornell se abraza a su guitarra y empieza a cantar el éxito de su antigua formación. Black hole sun sigue emocionando, y hace que a uno le entre la nostalgia de los buenos tiempos. La cosa aún va a más...y tirando de clásicos, el público enloquece (me encanta esta expresión) con los primeros acordes de Killing in the name of. Para una servidora, que nunca tuvo el placer de ver a los Rage against the machine en directo, es un lujo ver a la banda tocar semejante clásico pero, con perdón, la ausencia del cantante es insustituible, por mucho que Cornell se desgañite y se baje del escenario como poseído y se acerque al público gritándoles su "Fuck you and fuck..." no convence, lo siento. Pero bueno, ahí queda eso y ahí nos quedamos todos con tres canciones que, ahora sí, han sabido a poco.

Los adolescentes con camisetas de Audioslave se retiran de las primeras filas y dejan hueco a los que también queremos ver a Green Day. La espera es larga y la conexión con Hyde Park inoportuna - Dido entre Audioslave y Green Day... como que no funciona-. Mientras esperamos nos traen una sorpresa, el actor Tim Robbins viene a recordarnos que estamos aquí por Africa. Al menos es un actor reivindicativo, no quiero saber qué cara se les quedó a los londinenses cuando Mr. Bill Gates, ni más ni menos, salió a hablarles de la injusticia de la pobreza mundial. Desilusiona un poco por su moderación. Parece que la "recomendación" de los organizadores de no meterse con Bush y con Estados Unidos, según ellos por no desviar el tema central, está funcionado. 

O no. Ahí viene Green Day y sin mediar palabra... "Don´t wanna be an american idiot...". Billie Joe se convierte en el primer animador incansable del evento y hace corear al público varios "eeeeeoooo" mientras en un fallo de egocentrismo, quizá causado por la rutina de la agitada gira en la que se encuentran, presenta a toda la banda - algo que, por evidentes motivos de tiempo, no había hecho ningún otro grupo.  El sonido no fue lo mejor de la organización del concierto de Berlín, demasiado bajo en general y catastrófico cuando en mitad del segundo tema dejan de sonar las guitarras!!! Lo cual, de todas formas, no desanima a los grupos de amantes del pogo que se empujan y golpean junto a padres de familia que les observan sonrientes. Falta una, la banda alarga cada canción todo lo que puede, se nota que no quieren irse y que nadie quiere que se vayan y llega la sorpresa. Debo reconocer que tardé unos segundos en reconocer el tema con el que cerraron su actuación...mi cerebro buscaba en el repertorio de Green Day. Me suena, me suena... cómo???? "We are the champions my friend, we´ll keep on fighting till the end....". Ahí está, primero risas y algunos suspiros de decepción pero en seguida todo los brazos en alto. Oye, Queen es Queen, por mucho que nos manoseen sus canciones en torneos de fútbol y, sinceramente, la versión les queda redonda. Fueron los mejores, en mi modesta opinión, eufóricos y políticamente incorrectos en sus comentarios, como tiene que ser, que las estrellas del rock no son diplomáticos y la libertad de expresión es un derecho, a ver si vamos a perder ahora las formas.

De lo que queda después de Green Day poco puedo decir.  Que tiene gracia ver al ex líder de los Beach Boys, Brian Wilson, cantando Good Vibrations y que, aunque digan que su nuevo disco es genial, le deseo que mejore en los directos porque el clásico playero sonó desafinado y largo, muy largo. En general, y siempre personalmente, llamaron más la atención el resto de  conexiones con Londres - Madonna no se acaba nunca - que las estrellas alemanas. Al final, más de diez horas de conciertos, conexiones en directo y chistes alemanes por una buena causa... al margen de los escepticismos que provocan esta serie de eventos, lo cierto es que las estrellas influyen en más cantidad de población que los políticos y nunca está de más que los artistas asocien su imagen a la de la lucha contra las injusticias, ahora queda ver quién lleva la voz cantante en las reuniones de Escocia.


Live 8, los conciertos para la paz y contra la pobreza
Londres, 2 julio 2005. Colpisa/Afp / Ideal
   Tokio, primero, y después Johannesburgo y Roma, iniciaron el 'Live8', una serie de diez conciertos programados para este sábado en otras tantas ciudades del mundo para sensibilizar a la opinión pública sobre la pobreza que azota, en particular a África, en vísperas del inicio de la reunión del G8, las ocho naciones más industrializadas.
Tokio dio el pistoletazo de salida a este acontecimiento planetario, iniciativa del rockero irlandés Bob Geldof, que tiene cita también en Londres, Berlín, Versalles (París), Filadelfia (Estados Unidos), Barrie (Canadá), Moscú, y Cornualles (Gran Bretaña)
"¡Usemos la diversión para propagar la paz!", dijo Jesse, el líder de Rize, un grupo de rock/hip hop nipón, muy popular en el país, que se arrancó con  seis horas de espectáculo y que contó con la presencia de unas 10.000 personas.
Poco antes se difundió un vídeo pedagógico sobre los niños en las calles en Africa. "El mundo mira lo que Tokio tiene que decir y proponer. Japón debe aumentar su ayuda, perdonar la deuda a las naciones más pobres y hacer un comercio justo", pidieron los organizadores japoneses del 'Live 8'.
La gran estrella de este día de solidaridad musical en la capital japonesa fue la inclasificable diva islandesa Björk, que pisaba por primera vez en dos años un escenario. "Me siento muy honrada de que me hayan pedido participar en este acontecimiento que para mí tiene el potencial de tener un enorme impacto en estos políticos obtusos", explicó Bjork en un comunicado.
En el programa también estuvieron los británicos de McFly, los estadounidenses de Good Charlotte, y grupos de pop japonés como Dreams come True, Def Tech y Do as infinity. Entre grupo y grupo, un nuevo vídeo recordó que la pobreza es un asunto de todos y la razón de este acontecimiento mundial que pretende presionar a los dirigentes políticos de los ocho países más industrializados, que se reúnen los días 6 al 8 de julio en Escocia, para que tomen medidas para luchar contra la pobreza, en particular, en África.

Una muerte cada tres segundos
"Un niño muere a causa de la pobreza cada tres segundos en el mundo. 1.200 millones de personas viven con menos de un dólar por día, 790 millones no tienen agua potable, 790 millones sufren hambre y 860 millones de adultos son analfabetos", recordó la sección japonesa de la ONG internacional Global Call Against Poverty (llamamiento mundial contra la pobreza).
Johannesburgo, la capital financiera sudafricana, fue la única ciudad del continente que albergó uno de estos conciertos. Y lo abrió con la presencia de sólo 2.000 personas en una plaza del centro de la ciudad con aforo para 40.000, según la policía, y la duda sobre la presencia del ex presidente Nelson Mandela, quien sin embargo había dado su bendición al evento.
"Estamos aquí para lanzar un mensaje a los líderes del G8" para que "se sumen al llamamiento internacional en favor de la lucha contra la pobreza", dijo Latoya, animadora del concierto. El primer grupo en subir al escenario fue Fourpiece Ensemble, una orquesta de percusión local, como la mayoría de los participantes de este concierto.
Sólo la orquesta Baobab de Senegal y la cantante maliense Oumou Sangare reprentaban al resto del continente, un cartel poco brillante en comparación con los otros conciertos, que adolecen, sin embargo, de la escasa presencia de artistas africanos.
En Roma, un largo aplauso saludó la entrada del cantante Francesco di Gregori, primer artista en presentarse en el inmenso escenario instalado en el Circo Massimo, terreno que era utilizado para las competencias de carrozas del Imperio Romano.
Unos 35 cantantes y grupos italianos y extranjeros se iban a suceder en este concierto previsto hasta media noche. El 'Live 8' fue organizado para presionar a los dirigentes de los países del G8 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido, Rusia) para que actúen contra la pobreza, sobre todo, en Africa. "No queremos su dinero, queremos su voz", han asegurado los organizadores de 'Live 8'.


McCartney & U2 - Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band y McCartney - Long & Winding Road 
Estas dos grabaciones únicas están disponibles para su compra a través de más de 200 tiendas de música online en 30 países, incluyendo www.Live8Live.com, y todos los beneficios que se recauden serán donados a la organización Live 8. 
"Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band", tema que se puso a la venta el mismo 2 de julio, ha sido, sin duda alguna, la canción más rápida en ser comercializada digitalmente, gracias a la cooperación de los artistas, de la organización de Live 8 y de las empresas que retransmitieron el evento, así como del equipo tecnológico de Universal Music y de docenas de tiendas de música online. 
Los amantes de la música tienen la oportunidad de convertir este lanzamiento en un récord munidal, haciendo que estas canciones sean las canciones más descargadas de la historia. 
Dichas grabaciones sólo estarán disponibles digitalmente, y nunca serán fabricadas físicamente.
En España se pueden adquirir a través de la tienda digital de Apple - Itunes y MSN Music a 0,99 euros.


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es