-
  Manu Chao
L'Hospitalet Llobregat. Mayo 2016
Concierto bajo el nombre de Atomik Pardalet.
Fotos por: Joan Figueras @FilmatBCN
www.filma-t.com 


Ibiza, mayo 2015
Fotos: Isabel Flores
Era la primera vez que Manu Chao actuaba en Ibiza. En el Mercadillo Hippy de Las Dálias 
 
 

PUBLICIDAD

vv
--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
Manu Chao: "Es un honor que me pirateen los chavales de barrio"

Fotos directo
Granada 19-09-01
LA ESPERANZA ES LA UNICA GASOLINA QUE ME MUEVE
Declaraciones de Manu Chao en Bilbao 22-08-01
.
Manu Chao
Manu Chao, en el mercadillo hippy de las Dalias
Por Tanit Salom / IndyRock
Fotos: Isabel Flores / IndyRock
1 de mayo de 2015 - Ibiza
Gracias a la celebración del 30 aniversario del mítico mercadillo hippy de las Dalias pudimos disfrutar de una gran noche de concierto. Era la primera vez que Manu Chao actuaba en Ibiza. Con un público de los más variopinto y multicultural, propio del norte de la isla, nadie se quiso perder tal fiesta. Las puertas del parking de las Dalias, en Sant Carles, se abrieron a las 6h de la tarde con actuaciones de dj’s locales y grafiteros como Boke, quien se acordó de las víctimas del terremoto de Nepal con un SOS Nepal en su mural. 

Según la organización 4.000 eran los asistentes que fueron llegando tranquilamente acompañados de la puesta de sol. Manu chao, junto a sus 5 componentes del grupo La Ventura, apareció en escena pasadas las 8:45h, con los puños en alto y saltando. Rápidamente el público se contagió de esa energía. El repertorio del cantautor no dio tregua a dejar de saltar y bailar. 
 

 
La felicidad se palpaba en el ambiente. Los ritmos reggae, ska y rumberos se mezclaron con sus letras reivindicativas, canción tras canción, hasta llegar a la próxima estación: ESPERANZA. Dedicada al pueblo saharaui, CLANDESTINO hizo que más de uno se dejara la voz cantando al son. También sonaron canciones de Mano negra y de su último disco del 2009. Es curioso observar como un evento así mezcla cultura, música, filosofías de vida y diversión. Entre los asistentes todo tipo de nacionalidades y todo tipo de edades. 
 
Desde los 80 años a los 0 años. Parece que ningún miembro de la familia quiso perderse tal fiesta. Muchos niños disfrutaron de la música al aire libre y muchos papás con sus hijos colgados en sus portabebés… supongo que es lo que les pertoca a la generación que empezó a escuchar a Manu Chao cuando sacó su primer disco en 1998. Manu Chao empezó a despedirse con un “Hasta siempre Santa Eulália!!” aunque aún nos regalaría una hilera de bises, pues faltaban muchos temas suyos por sonar: Welcome to Tijuana y por fin el DESAPARECIDO dio mucho de sí. Más baile con la Rumba de Barcelona. Pero aún quedaba el último bis, presentando a sus músicos que derrocharon energía como él, tocando durante las casi 2 horas de concierto. 

Un divertido directo en el que el cantautor hispanofrancés y la Ventura, nos mostraron las tablas que tienen encima de un escenario para enganchar canciones e ir rescatando estribillos motivadores, todo para conseguir que el público de Ibiza disfrutara, saltara y cantara tanto como pudo. Manu chao… CHAOOO! 



Manu Chao inaugura los actos de celebración del 30 aniversario del mercadillo de Las Dalias

El artista franco-español actuará por primera vez en la isla el  1 de mayo en el marco de una tarde llena de música, comida y actividades para niños
Las entradas ya están a la venta on line en Codetickets y en www.lasdalias.es, y en Delta Discos, en Holidayso en las Dalias 

Manu Chao dará el pistoletazo de salida a los actos de celebración del 30 aniversario del mercadillo de Las Dalias el  1 de mayo a las 20,00 horas en el marco del primer concierto del artista en Ibiza. Las entradas para esta cita con la música de primer nivel ya están a la venta on line en Codetickets y en www.lasdalias.es, y a partir del 31 de marzo podrán adquirirse en Delta Disctos (Ibiza),Holidays (Santa Eulalia) y en Las Dalias (San Carlos)por 20 euros. 

Según explican desde la organización del evento “es un honor para nosotros comenzar la temporada con este gran artista y, sobre todo, poder celebrar los treinta años de este lugar tan emblemático en compañía de la gran familia de Las Dalias”. 
Las actividades en el jardín del recinto comenzarán a las 18.00 horas con actividades para los más pequeños, música y Street food. A partir de las 20.00 horas subirá al escenario Manu Chao quien traerá su energía, su rumba y su mensaje por primera vez a las Pitiusas. Manu Chao hará vibrar al público con “La Ventura” y sus canciones convertidas ya en clásicos de la música contemporánea. 
Manu Chao comenzó su carrera musical en París, como músico callejero y tocando en grupos como Hot Pants y Los Carayos, donde creó su particular estilo musical que combina una variedad de lenguajes y estilos. Más tarde, en 1987, formó con su hermano Antoine Chao, su primo Santiago Casiriego y unos amigos, la reconocida banda “Mano Negra” que los llevó al estrellato internacional en toda Europa. Empezaron tocando en el metro de París y enseguida llamó la atención su explosiva combinación de músicas: rock, rumba, hip-hop, salsa, raï y punk, cantadas en francés, español, inglés y árabe. En 1995 con la disolución del grupo se convirtió en solista y desde entonces ha estado de gira regularmente con su banda en vivo, Radio Bemba.


Manu Chao y La Radiolina " La Radiolina ", emite de continuo, el viajecito no para. Las canciones fluyen hermanadas, no hay espacios en blanco. En La Radiolina la música de una canción genera otra distinta, y el estribillo de esta vale de estrofa en aquella. La Radiolina es un puzzle que funciona, donde la esperanza se emborracha de verbena, pachanga para el alma. Es cierto, probablemente Manu Chao podría haber titulado así cualquiera de sus anteriores discos en estudio ("Clandestino", "Próxima Estación... Esperanza" y "Sibérie m´était conté"), pues también eran y son radiolinas. Esta nueva Radiolina ha resultado un trabajo vibrante, eléctrico, emocional, personalísimo y colorido, donde Manu Chao, además de mirar su interior, se asoma al balcón del mundo y hacer su particular análisis, extrayendo al menos una duda certera: ¿Y ahora qué?
Manu Chao (Paris, 1961) ha marcado a lo largo de su carrera como compositor un estilo y un código propio e incomparable que emociona y crea complicidad. Un estilo forjado por raíces roqueras profundas (antes de Mano Negra, Manu lució tupé), en deuda con el reggae, pendiente de los tambores africanos, enganchado a la rumba, electrónico si se tercia, cantinero siempre... Todo cubierto por un cálido edredón de sabiduría naïf. Este nuevo trabajo es ejemplo corregido y aumentando de todo ese rol creativo que el músico francés cultiva cuando no está encima de un escenario.
La Radiolina es un collage orgánico, un compendio de brillantes posos, de emocionantes residuos de lo vivido por Manu Chao a lo largo y ancho de sus andanzas por todo el planeta: de las noches de Bamako al bar Mariachi en la Barcelona golfa, de las veladas en cantinas de Menilmontant a largos paseos por las barriadas de Río de Janeiro, de la calle del Desengaño en Madrid a las mágicas callejuelas de Estambul, del aguardiente de Zagreb a la negritud de Nueva Orleáns... Un viaje infinito que Manu camina con total naturalidad, con paso propio, a veces permeable a la tristeza, tantas veces ilusionante.
Producido por él mismo y mezclado en colaboración con Mario Caldato (Beastie Boys, Jack Johnson) y Andrew Scheps (Mars Volta), La Radiolina demuestra la solvencia del disidente creador francés a la hora de preparar cócteles sonoros con sabor a él mismo: mezcla de idiomas, culturas y emociones. El disco se ha grabado sin pisar un solo estudio de grabación "oficial", todo ha sido registrado sobre la marcha: en el autocar de gira de Radio Bemba, en los hoteles, en el taller de trabajo que Manu tiene en Barcelona, en casas de amigos...
El disco contiene capítulos palpitantes y contagiosos ("Panik", "Raining Paradise"), dulces momentos de pegajosa malegría ("Me llaman calle", "Kitapena"), rolas vitalistas y pizpiretas ("13 días", "Besoin de la luna"), íntimas confidencias que arañan el corazoncito ("Malafama", "La vida tómbola", "Mama cuchara"), clásicos de su directo ("Politik Kills", "El Hoyo") e íntimas apuestas ("Otro mundo", "A cosa" -donde participa su querido Tonino Carotone-). Quizás ninguna canción esquive la infinita tristeza, la misma que le enlaza con Bambino (pena del alma) y que bebe de Bob Marley (pena del mundo), pero desde luego todas las canciones le cierran la puerta al desaliento, como poco, un animoso ¿Y ahora qué?
Dicho queda: La Radiolina no cesa de emitir, y a las 21 canciones que ocupan este cd habrá que sumar las tantas que vayan llegando durante el viaje, junto a los dibujos del Wozniak, en una Radiolina que añora convertirse en Tevelina y que tiene esta dirección: http://www.manuchao.net/. Ahora el Manu ya no está tan desaparecido.


Manu Chao vuelve en septiembre de 2007 con "La Radiolina" su primer álbum de estudio después de seis años. 
El 4 de septiembre estará disponible en todo el mundo "La Radiolina", el nuevo disco de estudio de Manu Chao, sucesor de "Clandestino" (1998) y "Próxima estación: Esperanza" (2001). Mientras, es posible descargar gratuitamente un adelanto en su web oficial, www.manuchao.net . La canción "Rainin In Paradize" - de la que ya se registraron 250 mil descargas en todo el planeta- estará disponible en mp3 hasta el 30 de junio. Por otro lado, en la web ya se puede ver el videoclip de "Rainin In Paradize", que fue realizado por Manu Chao y Wosniak. "La Radiolina" fue compuesto y producido íntegramente por Manu Chao y aparecen algunos invitados que no van a pasar desapercibidos: Radio Bemba, Tonino Carotone, Roy Paci y algunos integrantes de La Colifata, la radio de los internos del Hospital Borda. En mayo, Manu Chao comenzó su Gira Norteamericana, que lo tiene subiendo a los escenarios más importantes de Estados Unidos y Canadá. También actuó en Tijuana, en lo que fue la única presentación en México. 


 
ESTILO: Raggamuffin' 
ULTIMO DISCO: "Próxima Estación... Esperanza" 01 
SALA: La Riviera (MADRID) FECHA: 22.03.02 
por Iñaki LÓPEZ DE EGUÍLAZ- IndyRock
Fotos Luis Cobelo 

Era el tercero de los cuatro conciertos que el que fuera líder de Mano Negra daba en una semana en Madrid. Todo vendido para esa noche de viernes y para la del día siguiente, antes habían sido lunes y martes. Así que con La Riviera llena hasta los topes, Manu Chao ponía a prueba su resistencia y la de Radio Bemba, formación que le acompaña desde "Próxima Estación... Esperanza" (guitarra, bajo, teclados, batería y percusión), en un concierto que logró congregar a un público de lo más variado. Dividido en tres actos, este pequeño gran hombre omitió su pasado imborrable en Mano Negra y trazó un periplo tan variado como divertido en el que sonó una interpretación de "Me gustas tú", desangelada por la ausencia de los encantadores coros femeninos de la versión de estudio. A éste se unieron ese neceser de presumibles samples que son "Promiscuity" y "La Primavera", después de que los primeros minutos de concierto fueran dedicados a ese gran tema homenaje al mito jamaicano por excelencia ("Mr. Bobby", para más señas). Tres actos de concierto al margen de los dos largos bises que se sucederían mucho más tarde, que unidos todos ellos por la base de "Señor Matanza" iba dando forma a un concierto que se prolongaba más de dos horas y media. A pesar de tan extenso espectáculo que pudo parecer excesivo Manu Chao logró mantener expectante a la totalidad del público, que una vez logrado tan generoso trato continuaba con la petición de más temas ante la exhausta formación. En medio de todo ello salió a escena Tonino Carotone, compañero de gremio y discográfica, quien se marcó un espontáneo dueto. Tampoco le resultarían extrañas algunas letras a otros de sus compañeros de escudería, los mejicanos Titán, quienes podrían haber dado fe de que la célebre estrofa de "P.E.C." ("Elevator") sería reproducida en una curiosa adaptación. 
Manu Chao: "Es un honor que me pirateen los chavales de barrio"
-El reivindicativo artista asegura que "la música que más me gusta es la pachanga".
Madrid, 21 mar 2002. (COLPISA, Mercedes Rodríguez)
La reivindicación y la música van unidas a la vida de Manu Chao, por mucho que este músico nacido en París e hijo de padres españoles asegure que "mi oficio no es ser contestatario profesional. Soy músico y tengo que cuidar de la banda". El famoso autor de 'Próxima estación: esperanza", que vive en Barcelona y participó activamente en la manifestación antiglobalización, como también estuvo en la convocatoria anterior de Génova, pasó fugazmente por Madrid para celebrar dos conciertos cuyas entradas se agotaron tan pronto se pusieron a la venta. Su próxima parada será una gira por el Este de Europa que enlazará con los conciertos en Sudamérica y Europa Occidental en el próximo verano.
Manu Chao vive las mieles del éxito comercial con su último disco, realizado con su banda Radio Bemba, que contiene la radiadísima canción 'Me gustas tú'. La rueda de prensa que concedió en Madrid fue acompañada de la proyección de la película documental de Fernando León 'Caminantes", que él arropa, y que cuenta la vida de una pequeña población indígena en el corazón de la meseta purépecha que se ve alterada con la noticia de que la marcha que ha convocado el Ejército Zapatista de Liberación Nacional para pedir el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas recorrerá sus calles de tierra en el camino a la Ciudad de México.
Manu Chao participó en aquella marcha zapatista, como también ha estado presente hace unos días en la manifestación antiglobalización de Barcelona que terminó con un concierto ofrecido por el músico. "Yo vivo en Barcelona y como ciudadano me sentí en la obligación de decir no a lo que considero un futuro negro porque si seguimos así en este mundo vamos contra la pared", manifestó. Acerca de la marcha barcelonesa, el músico comentó que "la gran diferencia respecto a la que se celebró en Génova es que al día siguiente las portadas de los periódicos italianos llevaban lo que pretendían los gobiernos, violencia. No ocurrió lo mismo en Barcelona porque el conflicto se redujo a un aislado grupo entre los trescientos mil manifestantes pacíficos".

Piratería, hija del sistema
De momento, Manu Chao no prepara el lanzamiento de un nuevo disco, aunque saldrá pronto un álbum con algunas canciones de las giras. No le molestan las críticas; es más, asegura que "me gusta que me piquen un poco". Y cuando le exponen si no hay mucha pachanga en su música asegura que "la música que más me gusta es la panchanga; me lo paso mejor en una verbena que en un concierto de rock". También lanza su crítica hacia las verbenas actuales porque "hay falta de pachanga, tanto en San Isidro de Madrid como en las fiestas de la Merced de Barcelona. Se han convertido en unas fiestas estereotipadas cuando fueron concebidas para que la gente se desahogase".
El músico reconoce que creció con el rock, "pero en la camioneta de Mano Negra (su anterior banda), caí en manos del 'reggae' de Bob Marley, "ese ritmillo que tiene una cadencia medicinal y que la entiende cualquier cultura del mundo. Es muy potente, de la misma manera que otro ritmo universal es la rumba. Pocas veces fallan los dos sonidos en un concierto".
La crítica social y la música parecen ser indivisibles en el discurso de Manu Chao. Cuando le preguntan por la piratería, vuelve a la carga: "La piratería es hija del sistema, y si éste diera trabajo a todos el mundo no habría economías paralelas. De todas formas, hay piratería casera y otra totalmente mafiosa y organizada por pudientes, que no son la misma cosa. Es un honor que me pirateen chavales de barrios, pero no cuando son empresas que tienen dinero".
"La lucha más importante en el mundo es contra la mafia -prosigue- que se instala detrás de los demócratas, como ocurre con la mafia de la droga, cosa que se solucionaría con la legalización de las mismas. Yo, ahora, me iría a Italia, a luchar contra el fascismo. En este país está surgiendo un frente muy importante que lucha contra la mafia".
Pero reconoce que el problema en el mundo "es tan grave que no es un asunto sólo de músicos sino que deben implicar todos en su medida, panaderos, periodistas o futbolistas. Los futbolistas tienen mucha penetración en el pueblo, ellos si que podrían decir que el mundo no va bien, pero no se implican, no asumen esa responsabilidad".


MANU CHAO COLVULSIONA MILAN

Foto: AP - Ideal
Concierto con 100.000 espectadores contra el G-8
Roma, 22 jun. (COLPISA, Iñigo Dominguez)
Una muchedumbre de 100.000 personas abarrotó la noche del jueves la plaza del Duomo de Milán para asistir al concierto gratuito que ofreció Manu Chao en el día de su cumpleaños y que se transformó en un multitudinario acto contra la próxima cumbre del G-8, en Génova. El ex líder de Mano Negra, de 40 años, se ha convertido en un auténtico ídolo en Italia y no sólo porque su último trabajo ocupa el número uno de la lista de los discos más vendidos, sino porque en el país de las modas ha sido encumbrado como símbolo de los movimientos antiglobalización.
El premio Nobel Dario Fo lo ha definido como "genial" y el más prestigioso diario, 'El Corriere della Sera', dedicó el jueves una página entera a analizar el "fenómeno", compararlo con Bob Marley y describirle como representante de una nueva raza de intelectuales comprometidos.
Manu Chao catalizó perfectamente en el concierto la fiebre contestataria a la que prestan atención estos días los medios y la opinión pública tras los sucesos de Goteborg y ante la cita del G-8 en Génova del próximo mes de julio. Un evento que, a la vista de síntomas como el recital de Milán, preocupa enormemente a las autoridades italianas.

Cóctel de protesta
El artista parisino, hijo de españoles exiliados, desplegó toda la energía de su banda ante un público enloquecido y mezcló en el recital los habituales ingredientes del cóctel de protesta: recuerdo a los zapatistas, ecología, legalización de las drogas y, estando en Italia, críticas irónicas a Berlusconi. Con un discurso de 'il Cavaliere' como fondo, Chao le dio la réplica con la canción 'Parole, parole' ('Palabras, Palabras') de Mina.
Tras entonar 'Clandestino' y 'Welcome to Tijuana', al son de la canción 'Mentira' aparecieron en escena diez 'tute bianche' -los 'monos blancos', denominados así por su vestimenta, que acuden a las 'contracumbres'- y llamaron a la multitud a movilizarse hacia Génova y "hundir el G-8". Después Manu Chao aceleró su arrolladora máquina de reggae, ska, pop y ritmos mestizos con temas de Mano Negra y cerró en medio del delirio más de dos horas de concierto.


Por Rafa Quílez, Barcelona, 30 may (EFE - Ideal).- Manu Chao  arraso en Barcelona con su nueva formación, Radio Bemba, en un concierto previo al inicio de su gira europea para rodar la formación y las nuevas canciones de su próximo elepé, "Próxima estación: esperanza".
Unas 1.200 personas, según la organización, llenaron La Paloma en el cuarto concierto que el ex líder de Mano Negra ofrecía por estas latitudes tras los tres celebrados en La Faktoria d'Arts de Terrassa (Barcelona) y que, al igual que los tres anteriores, no necesitó de ningún tipo de promoción para agotar las localidades.
Alguien te dice que Manu Chao actuará tal día en un sitio, las entradas se ponen a la venta en tres o cuatro tiendas de ropa o bares de la ciudad, el boca a oreja hace el resto y la sala se llena hasta el sudor, como ayer, mientras centenares de personas, los últimos en enterarse, hacen cola en la calle esperando un gesto de magnanimidad.

Y allí estaba el hijo de Ramón Chao, a la voz y la guitarra, acompañado por una banda de lujo que contaba, entre otros, con Gambit, su compinche francés en Barcelona, Julio Lobos, uno de los grandes teclistas de estos barrios, o el trompetista de los piamonteses Mau Mau.
Bajo, batería, guitarra, trompeta, trombón, percusión, teclados, acordeón y otro vocalista, con especial querencia para el raggamuffin acompañaron a Manu Chao, que alternó canciones de su primer disco, "Clandestino", con tonadas populares de Latinoamérica y piezas del álbum que verá la luz el 4 de junio.
Pasaban 25 minutos de las once de la noche, y las dos horas de fiesta combativa se abrieron con "Machine gun". Paró los oídos el respetable, y aquello fue una fiesta que no descansó durante dos horas.
Un cuadro de una madre, ataviada con el traje típico andino y con su hijo a cuestas, presidía el escenario, donde también resaltaba una bandera del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Fueron las únicas alusiones al respecto, porque a Manu Chao no le hace falta ni abrir la boca para que se entienda su mensaje, que interesa hasta al arquitecto Oriol Bohigas, que se paseaba por La Paloma en medio de una juventud que, como él, se apunta a un bombardeo.
Porque si "Tourist", el nuevo álbum de Saint Germaine, era el disco recomendado para el Día de la Madre por unos grandes almacenes, no es de extrañar que, por la misma sinrazón, un francotirador como Chao cuente con toda clase y diversidad de públicos.
Una gente muy joven, sin prejuicios, desinhibida, que mostró su apoyo durante el concierto a una serie de causas, ya sean la despenalización del consumo de hachís y marihuana, los okupas o la situación de los movimientos revolucionarios latinoamericanos, y para quienes Manu Chao ejerce de gurú contemporáneo, no en vano es el intelectual del siglo XXI.

Chao centraliza el debate, ejerce de foco y altavoz, es el faro donde se mira gran parte de una población alienada para la que este francés residente en Barcelona es la próxima estación soñada, la esperanza. Reacio al principio a abanderar a nadie, Manu soporta sobre sus hombros el liderazgo como quien no quiere la cosa, mientras su mensaje cala más que el de muchos pensadores.
Para ello, tira de ska-reggae afinado con profusión de metales en una primera parte donde sonaron "Clandestino", "¿Qué pasa en la calle?", "Welcome to Tijuana", "El viento", "Casa Babylon", "La verdolaga", "Por el suelo", "Marihuana boogie", "Bob Marley is in the house", "King of bongo", "Radio Bemba", "Yo vengo del norte" y, para rematar, "Puta's fever" y "Mala vida".
Ska, reggae, raggamuffin, batucada, conga, rock, aires morunos, sonidos colombianos, todo cabe en la cabeza de Manu, capaz de hermanar razas y clases sociales de la misma manera que combina notas musicales mientras despierta conciencias.


MANU CHAO: "LA ESPERANZA ES LA UNICA GASOLINA QUE ME MUEVE"
Barcelona, (EFE - Ideal).- El cantante Manu Chao presentaba en Barcelona su disco "Próxima estación: Esperanza", un título que responde a su visión del mundo, ya que, en su opinión, "las cosas van realmente mal, Latinoamérica se hunde y Africa ya se ha hundido", aunque "aún nos queda la esperanza".
"La esperanza es lo único que me hace levantar de la cama por las mañanas", ha dicho el cantante que ha definido su nuevo disco como "más alegre y menos melancólico que "Clandestino", su primer elepé en solitario, tras abandonar "Mano Negra".

Para expresar su esperanzado estado de ánimo, Manu Chao ha pedido la colaboración de un trompetista y de un trombón, ya que, según ha dicho, "nada transmite mejor la alegría que los instrumentos de viento". "Próxima Estación: Esperanza" cuenta con 17 canciones, una en francés, una en portugués, una en árabe, dos en inglés, nueve en español y una en "portuñol", "una mezcla de portugués y español, inventado por las gentes que viven en las fronteras, mis lugares favoritos", según ha dicho.
Al igual que hizo con "Clandestino", Manu Chao ha gravado el disco en el pequeño estudio que tiene en su casa, porque este sistema le permite "captar momentos e invitar a participar a todos los que pasan por casa". El "único problema de este sistema de trabajo es que se acumula tanto material que después cuesta mucho descartar temas", así que el cantante ha decidido incluir "aquellas canciones que mejor enlazan unas con otras".

Según ha explicado, el disco estaba acabado hace un año, pero "la casualidad" hizo que todos con los músicos que Manu Chao quería trabajar aceptaran formar una banda y salir de gira por Latinoamérica. "Tuve que aparcar la salida del disco", ha explicado el cantante, que ya tiene prevista una nueva gira, esta vez por Europa, a partir del 21 Junio, coincidiendo con su 40 cumpleaños.


La música de Manu Chao tiene un importante carácter reivindicativo ya que, por medio de la música y la lírica, trata de expresar todas las influencias multiculturales que han rodeado su vida: influencia española por su herencia familiar, (su padre es Ramón Chao, reconocido escritor español autor de varios libros y colaborador del diario francés "Le Diplomatique"), influencia francesa por su vida en ese país y, influencia norteafricana, por el contacto que tuvo en su barrio con argelinos, senegaleses y marroquíes. Desde pequeño, y gracias a su padre, Manuel Chao, como se llama realmente, se introduce en el mundo de la música y, en especial, en el manejo de la guitarra. Sus primeras actuaciones se producen en 1975 con el grupo "Joint de Culasse" que, tiempo después, acabó disolviéndose. Años más tarde, Manu Chao, Santiago Casariego y Antonio Chao deciden crear "Mano Negra", grupo que tiene sus inicios en 1986 y en el que, la mayoría de sus miembros son franceses de ascendencia africana. En 1989, "Mano Negra" grabó el álbum que mejor fue calificado por la crítica: "Puta's Fever", con temas como "King Kong Five" o "Sidi H'Bibi", siendo esta última una canción tradicional árabe, lo cual demuestra ese espíritu por mostrar la multiculturalidad. Con el prestigio que alcanzó en Francia, se embarcaron en la aventura estadounidense, la cual no tuvo demasiado éxito y, más tarde, también estuvieron en Japón. En 1994, "Mano Negra" graba "Casa Babylón", un álbum de clara tendencia latinoamericana que, después de "Puta's Fever", es el más valorado por la crítica. En 1995, y después del abandono de parte de los miembros del grupo, "Mano Negra" se instala en Madrid donde, a lo largo de ese mismo año, el grupo se disuelve. Entonces Manu Chao crea "Radio Bemba Sound System", un proyecto que tenía por objeto realizar radio en España. Esta iniciativa no tuvo mucho éxito pero permitió a Manu Chao lanzarse como solista acompañado de su banda: "Radio Bemba", formada por algunos miembros de "Mano Negra" y por nuevos componentes de diferentes países. Así, el segundo guitarrista (Magyd) tiene sangre argelina, el trombonista (Yanni) es venezolano y Bruno Roy, el acordeonista, es francés. Desde junio de este año, Manu Chao ha actuado en diferentes países como Holanda, Italia, España, Francia, Alemania, Suiza, Austria, Canada o Estados Unidos, lo que pone de relevancia la importancia de este gran solista en el mundo de la música. Manu Chao presentara durante este concierto temas de su ultimo trabajo editado el 4 de junio de este año, "Próxima Estación: Esperanza". Hay 17 canciones en el disco, una en francés, una en portugués, una en árabe, dos en inglés y nueve en español y una en portuñol 8mezcla de portugués y español). 
http://www.manuchao.net/
http://www.ark21.com/manu_chao/index.html
http://www.bestofmanuchao.com/manu-chao/accueil.php


 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es