--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
Mastretta + Ajo / Madrid 25-09-07
Conciertos para menores
La Caja de Musica
diciembre 2005
.Festival do Norte en IndyRock
Fotos Festival do Norte 02
Mastretta, fotos directo Esparrago Rock 2000


ESPARRAGO 2000

Fotos Isladencanta 01
.
Mastretta
24 / 01 / 09 Sala 2 Oriol Martorell. Auditori Barcelona
Crónica: Francesca Tur Serra - IndyRock


Quince minutos antes de la hora del comienzo del concierto el público deja los corrillos de la entrada, apaga los cigarros y empieza a andar hacía dentro. Se ven caras de la bohemia catalana, familias que traen a sus hijos, poetas, escritores de renombre y músicos y es que ya se sabe, hoy la noche es para corear ¡Viva la música!. La velada pinta grande ya que la banda lleva tiempo sin pasar por la ciudad Condal y las pinceladas de su último cd, sus bandas sonoras y siempre sus sorpresas son acogidas con la magia de los que dominan las notas y las emociones. Mientras el público se acomoda en silencio se ve un escenario ordenado con instrumentos que desprenden ganas de llenarse de acordes, notas y ritmos. 

Totalmente puntuales aparecen, bajo un solemne y rotundo aplauso. Una melodía que sale "outstage"  da la bienvenida al violonchelo, la batería, el contrabajo, el piano y la guitarra eléctrica. Se sientan y empiezan a mirar a los laterales del escenario buscando el resto de la banda, hasta que se miran y es el órgano el que enfila el ritmo que suena. El público oye un clarinete, viene de lejos, así que el público empieza a girarse encontrando la sorpresa: el resto baja desde arriba. Por las tres escaleras que les conducen al stage aparece las trompetas, el saxo baritono, el clarinete y la trompeta. Se acercan al público, situándose entre las filas y devolviendo las mismas miradas de asombro que regalamos los presentes. Nacho Mastretta se mueve como si "los silbidos suaves" de su clarinete no fueran con él, sonríe mientras toca y a modo de Hamelín se reúne en el centro de las gradas y conduce a toda la orquesta a formar ese todo que cogerá las riendas de una hora y media espeluznante, vibrante y emocionante.

Una vez unidos aumentarán el ritmo, tocarán con fuerza, conseguirán calentar la sala y tras unos minutos en lo más alto, volverán a su esencia, esos ritmos que los describen, que los hacen ser ellos, que los hacen únicos. Una vez en sus sitios empiezan a moverse las cabezas, los pies del público cogen ritmo y los aplausos improvisados no cesan. Nacho Mastretta dibujará ese hombre orquesta que no dejará su sonrisa, los saltos, los aplausos, las dedicatorias ("y es que nos dirá que se trata de una noche especial donde hay muchas cosas por dedicar") de moverse de un lado a otro, de presentar a cada uno de los componente de la banda y de animar a su equipo sin parar y es que el de Burgos dejará claro que su energía se trasmite en música y acordes. Bajo una iluminación azul, que terciará entre lilas y anaranjados según la fuerza y el ritmo de los temas, irán iluminándose los protas, ya que cada canción tendrá un abanderado, un elegido para llevar la voz cantante. Con sus primeras palabras nos dejará claro que será el encargado de dar voz a todos haciendo que su protagonismo decaiga en todos y cada uno de los componentes: " Buenas noches, gracias Barcelona por vuestra presencia que nos llena de alegría y que lo va a demostrar Miguel Malla". 

Éste empezará un solo de bajo, bajo un foco que le ilumina y al que se sumará toda la banda a modo de concadenación de "voces" que no hablan, pero se entienden, que no cantan, pero suenan. Una armonía que pasea entre los imaginarios de los asistente, consigue expresiones de admiración y que las sillas, aun quietas y silenciosas, rebosen una energía que no se ve pero se siente. El siguiente en tener el centro de atención y empezar un nuevo tema será el maestro Pablo Novoa quien nos introduce en un diálogo increcendo  con la mandolina, mientras Nacho ameniza con palmas, dando pequeños saltos, sentándose junto el acordeón, levantándose de nuevo y moviéndose entre toda la banda que coge ritmo y convierte el auditorio en una Fanfarra sin calle y sin agua, pero con la misma energía que trasmiten esas música que rabia emociones. La siguiente canción tendrá como iniciador a David Harrington quien nos deleitará con solo de trompeta, al que se sumará un Mastretta con una armónica  que será el punto de unión con el resto de la banda (ésta estará dedicada a su hija Hada). El turno siguiente será el de Diego Galaz y Marco Cresci, que como dirá Nacho, "también tienen algo que decirnos" y se lo dedicará a una chica de Burgos que se esconde entre el público. La próxima canción será emocionante, por ser un tema de amor, por empezar con un solo de violonchelo que pone los pelos de punta de la mano de Marina Sorín y por estar dedicado "A sus papás que llegaron de Buenos Aires para poder ver la actuación". 

Marina se emociona, toca con fuerza y pronto se lo suma el equipo consiguiendo uno de los momentos cúspides de la noche. Siguen con "Barrido y palanca" donde el piano y la mandolina son los protagonistas, el resto se aleja de sus puestos, se mantiene en silencio y Nacho se sienta junto con una acordeón que irá usando para acompasar ritmos, para sugerir sensaciones, para demostrarnos que sus conversaciones son mágicas, serenas y vibrantes. El tema empezará tranquilo pero a medida se sumen todos rozará un jazz bailable con una batería fuerte que podría haber hecho bailar la sala sino fuera por la falta de espacio y por la seriedad del lugar, pero sin duda, más de dos pensaron en ponerse de pies, aplaudir, tirar piropos y dar unos saltos. Sigue un Marco Cresci que tocará el saxo tenor bajo un foco que le dará un protagonismo que pronto se verá compartido por la magia de ese piano que enamora. 

La banda empezará a dejar sus sitios, a relacionar entre ellos, a tocarse, a intercambiar miradas secretas que se resuelven en una energía frotante. Nacho Mastretta se reconvierte en ese Hamelín que consigue dar un estereo a la banda gracias al nuevo paseo de los instrumentos de viento por las escaleras, es precioso oír un clarinete cercano, un violín lejano y una batería suave, todo en el mismo lugar pero saliendo de diferentes espacios. La fanfarra se encuentra de nuevo en el centro, Nacho subirá estirado y rodando con clarinete en mano y tocará un rato tumbado mientras el resto del equipo vuelve a sus lugares, la sala 2 del Auditorio arde, trasmite, vibra. Un silencio con un aplauso que ensordece y empezará Marina con fuerza, con expresión concentrada y con toda la banda mirándola con admiración. Cogerán el hilo, se sumarán el resto del equipo y nos deleitarán con un tema que huele a final. Tras éste, "Muchas gracias" todos en el centro de la pista y un saludo de los de los grandes. Se esconden tan solo unos pocos minutos ya que la ovación más que cesar ganará intensidad. Aparecerá nuestro  Hamelín particular. De nuevo con su clarinete hará un sólo y tras éste nos hará reír diciendonos "que bueno que en estos Auditorios los instrumentos tocan solos", tras él la banda, nos presentan un estreno (como matiza Nacho "mundial", lo que nos hará sonrereír) y acabarán con uno de sus clásicos. Ahora si se reúnen de nuevo, saludan y se despiden. Acaba una hora y media donde el único protagonista ha sido la música en mayúsculas, la música que se siente, lo que se trasmite y es que hoy, ya veníamos a halagar el gran lema que promueven, que nos regala


Mastretta + Ajo / Madrid 25-09-07
Fotos: Sara Navarro / IndyRock
Crónica: Nieves Herranz / IndyRock



Striptease  Cardiovascular, entre cigarros y tragos de petaca
Por: Nieves Herranz /IndyRock
Tras estar semanas viendo empapeladas algunas de las calles más céntricas de la capital con carteles anunciando el "Striptease Cardiovascular" de Ajo y Mastretta, una no puede más que sonreír al re-comprobar que bajo el sugerente título se presenta una de las propuestas más interesantes y poco conocidas que se pueden encontrar en las salas de Madrid. Este autodefinido "microshow" del que pudimos disfrutar el pasado 25 de Septiembre en la Sala Clamores no es un concierto, ni un recital de poesía, ni un monólogo cómico, ni un pequeño espectáculo de cabaret, sino todo eso y más. Al compás de la melodía que popularizó Félix Rodríguez de la Fuente en "El hombre y la tierra", aparecen bailando con levedad sobre un escenario de lo más kitsch (rodeado de tubos luminosos con puntos parpadeantes) la micropoetisa Ajo y el músico Nacho Mastretta para colocarse cada uno en sus puestos (él al piano, ella al micro junto al atril decorado con luces rojas). Cigarro en mano, esta mujer sobrada de gracejo muestra desde el primer momento del show su ironía y teatralidad definiendo el ingenio literario que ha acertado a bautizar como "Micropoesía", y que viene a ser una poesía breve y directa que bebe de los haikus japoneses, las greguerías de Gómez de la Serna y el refranero popular, que lo mismo te hace reír que meditar y que, acorde con los tiempos en que vivimos, hace de la inmediatez y la urgencia su seña de identidad. Así, esta ex -Mil Dolores Pequeños nos lleva verso a verso a través del humor a entender sin esfuerzo de qué se trata eso del Striptease  Cardiovascular, entre cigarros y tragos de petaca.

Advierte desde el principio Ajo de su tendencia a la exageración, y lo saca al exterior en su forma teatral de fumar, pasar páginas, escupir el tabaco, suspirar, tocar una pequeña maraca que hace la función de puntos suspensivos... siempre gesticulando para acompañar su excelente vocalización y su gran dominio de las pausas y los tiempos. Mientras, llevándola (¿o dejándose llevar?) de la mano pero sin distraer, la música de Mastretta ya sea al clarinete o al piano  agudiza el sarcasmo de Ajo cuando conviene, o ahonda en los momentos más tristes y solemnes (que también los hay) cuando es necesario. Los micropoemas se suceden sazonados con comentarios cargados de sorna y ternura a veces, algo que el público-cómplice siempre atento agradece con risas, sonrisas y algún grito espontáneo, y que ofrece su primera explosión de aplausos después de que Ajo lance al aire una pregunta sin respuesta que haría sonreír a Benedetti, algo así como: ¿Qué pasaría si Corazón no fuese más que el aumentativo de la palabra Coraza...?

Es entonces cuando para sorpresa del público novato Ajo y Mastretta pasan a interpretar una canción " de compra-venta" que bien puede sonar a música de Revista y que contiene excelentes versos como "vendo la luna sin rellenar" o "compro tiempo para perderlo". Palmas que acompañan, gran aplauso final, reverencia teatral, y la artista que lo mismo recita que canta da por finalizada con éxito la primera parte del microshow.

Continúa el espectáculo sobre el escenario, el contraste entre la solemnidad musical y vocal con el humor, más canciones (ese "¿Qué tal lo estaremos pasando?" ha de convertirse en clásico: sólo eso de "Villaverde Cocacola Portugal Fenomenal" lo merece)... y siguen los versos, el humor pícaro que vacila con el punto G o los labios, la denominada "Alta Micropoesía", los microproblemas matemáticos del tipo "Si le sumo mi soledad a la tuya/ qué es lo que obtengo a cambio,/ ¿dos soledades o ninguna?" (que puede encontrarse en el único libro publicado por la autora y que se vende a la salida), también los besos de papel lanzados a fuerza de pulmón, los juegos léxico-semánticos dignos de los mejores poemas de aquella gran desconocida Gloria-Fuertes-para-adultos (comprar opio en lugar de apio o pepitos de ternura en lugar de ternera, en uno de los mejores momentos de la noche cuando en pleno estado de autoparodia suelta eso de que "llega una momento en que toda micropoetisa tiene que bajar a la compra, por mucha micropoetisa que una se crea")...

Y avanza la noche entre risas y suspiros hasta que nos suelta eso de "Habrá que ir pensando en irse yendo", y unos cuantos versos después nos despide junto con Nacho cantando su "No me esperéis, vuelvo enseguida". Pues eso queremos, reina, que vuelvas en seguida. Porque si lo vuestro es un striptease de venas en lugar de tetas, al público le dejáis la sonrisa pura y desnuda colgando del mismísimo coure.



Fotos Ruth Segarra - IndyRock
Isladencanta 02, cronicas



Festival do Norte 2001 - Vilagarcia de Arousa 10 y 11 de Agosto 
Fotos: Carmen Valiño - IndyRock

Esparrago Rock Festival 2000 15/16-04-00 Jerez (Spain)
Fotos: J. E. Gomez (IndyRock)


.Mastretta -Santander Discográfica:Subterfuge-Records
"Luna de Miel" es el título del segundo trabajo de Mastretta, un disco en el que a diferencia del anterior "Melodías de Rayos X" totalmente instrumental, ha contaco con once cantantes, Iranzu (La Buena Vida), Alaska, Cristina Lliso (Ex-Esclarecidos), Ajo (Mil Dolores Pequeños), Raquel Pascual (Fromheadtotoe), etc. que interpretan los doce cortes del disco. Nacho Mastretta, se hace acompañar en sus directos de músicos de la talla de Pablo Novoa (Ex-Golpes Bajos), Miguel Malla (Ex-Ronaldos) y Ricardo Moreno (Ex-Ronaldos), un directo exquisito al que ya nos tiene acostumbrados este multiinstrumentista como es Nacho Mastretta. Mastretta tiene un sonido característica, que lo ha llevado a participar en festivales como el Sonar y hacer gira por países como Méjico o Italia.
Nacho Mastretta es una de las propuestas más extrañas y personales de la música independiente nacional: alguien con un pie en el jazz, otro en la música popular, un brazo en las bandas sonoras y una mano en la música lounge... Nació en Barcelona en mayo de 1964, aunque se trasladó ya de niño a Santander, donde estudió la carrera de piano. En el 87 fundó el grupo Las Manos de Orlac, una mezcla de pop y música caribeña, con el que editó dos discos. Poco después se instaló en Madrid y trabajó de técnico de sonido en la Sala El Sol.
Tras pasearse con su maqueta en la mano por todas las multinacionales y ser rechazado, Subterfuge Records se interesa por el proyecto y crea la colección Música para un Guateque Sideral para publicar su primer single. En diciembre de 1998 edita su primer LP, Música de Rayos X, un disco instrumental tan elegante como marciano, en el que colabora Ana Belén poniendo voz en uno de los temas. Su música es utilizada en spots publicitarios y compone también las músicas para el desfile del diseñador español Jesús del Pozo. En enero de 2000 publica "Luna de Miel", un disco en que diez mujeres interpretan sus once cortes, con la colaboración de Alaska, Julieta Venegas o Iranzu Valencia. Casi sin descanso aparece la banda sonora de "Asfalto" de Daniel Calpalsoro, que es nominada ese mismo año para los premios Goya, y la del cortometraje "Malas Compañías" de Antonio Henz. Remata el 2000 con la edición de Bascombe, un cd-single inspirado con en el cine fantástico con versiones de Star Wars y Mars Attacks.
Su relación con el cine continúa en el 2001, con las bandas sonoras del cortometraje "Desaliñada" de Gustavo Salmerón y la película "El Sueño del Caimán" de Beto Gómez. A finales de año ve la luz su tercer disco: "Música de Automóvil", que se trata de una colección de temas instrumentales -excepto en el tema que da nombre al disco, en el que se hace acompañar de una voz ya habitual y que le ha servido de inspiración, la de Julieta Venegas- pensados para escuchar en el coche.
Basta con dar una ojeada a su currículum para comprobar la estrecha relación de Nacho Mastretta con el cine, y en el Festival Isladencanta 2002 tendremos la oportunidad de presenciar un espectáculo exclusivo para la ocasión en el que Mastretta pondrá imagen a su música y música a las imágenes.
 www.mastretta.com


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es