--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
Neil Young & Crazy Horse,
la tribu más ruda del rock, la historia
Esparrago Rock 2001
cronicas y fotos directo
Festival Vilar de Mouros, cronica
Rockskilde 01
Rock in Rio 01
Road Rock Vol. 1


Fotos Beck

.
Neil Young
Caballo Loco toma A Coruña
12-07-01
por M.Vilas / A Coruña (Indyrock)
Fotos: Luis Cobelo (IndyRock)
Una experiencia auténtica. El espectáculo sonoro que Neil Young y su fiel banda Crazy Horse trazaron sobre el escenario del Coliseum de A Coruña es antiguo. Pertenece a una música ya clásica, a la verdadera religión del R&R, lugar sagrado donde no hay lugar para artificios ni hipocresías. Con unas velas por todo atrezzo, el vaquero y su caballo cumplieron todas las expectativas en su primera cita en la Península. 
Desde un principio Young dejó clara las diferencias que hay entre él y otras muchas estrellas del rock. Sin fuegos artificiales, sin hablar al público más de lo imprescindible, confirmó que su música está por encima del bien y del mal. Es cierto que su gana muchos octanos cuando la toca con Crazy Horse, pero el protagonismo indiscutible es de su fiera guitarra. Arrolladora en la brutal versión de Like a Hurricane, hipnótica en Love and only love.
Antes, el público que llenaba el recinto aprovechó la actuación de Beck para enardecerse quimica y moralmente. La verdad es que su actuación estuvo muy bien (mejor de lo que algunos esperaban), llena de alegría y de tanto ritmo que puso a botar a buena parte de las 7000 personas que abarrotaban el Coliseo coruñés.
Pero cuando a las 11:15 saltaron al ruedo Talbot, Molina, Sampedro y Young se produjo un salto cualitativo. Abrieron, para calentarse, con Don´t Cry, No Tears. Básicamente repitieron la estructura del resto de la gira europea. Primera parte eléctrica en la que presentan dos nuevas canciones de "Toast", lo que parece será el decimotercero disco firmado por "Neil Young & Crazy Horse". La mejor se intuye "Going Home", una gran composición en la línea de las extensas canciones de Ragged Glory. 
Cuando los Crazy Horse se retiraron a descansar alguno ya estaba exhausto, un poco desconcertado ante dos canciones seguidas que nadie conocía. El set acústico empezó con "From Hank to Hendrix" y se cerró con una decepcionante versión de "Pocahontas". Por el medio el canadiense se sentó delante de un órgano para tocar una fúnebre versión de "After de gold rush". Lo mejor de esta parte del set fue sin duda "Don´t let bring you down", en la que el Gran Jefe evidenció que su lastimosa voz continúa en plena forma. 
Con la vuelta de Crazy Horse al escenario el grupo golpeó definitivamente. Escuchar seguidos Hey,Hey,My,My (into the black) y Sedan Delivery es todo un lujo, más cuando Neil Young -oh dios, que guitarrista- se mueve como un poseso mientras mantiene largos duelos a muerte con la guitarra de Frank "Poncho" Sampedro. Mientras Talbot, arrinconado contra la batería de Molina, se pasa todo el concierto de espaldas al público y tocando las grandes notas de tan enorme tormenta sonora. Sólo sale a dar la cara en los momentos más intensos como en Piece of Crap. Entonces, cuando se juntan guitarras y bajo se les ve entregados, llenos de mugre y pasión. Sucios, sólo la presencia de otros dos temas desconocidos calma el ambiente.
Y llegan a las dos horas de concierto. En el bis se hacen esperar. Cuando retornan el 85% del público rompe el muro de distancia construido por Young coreándolos durante cinco minutos."Happy be here again in Spain, again". El otro 10% de la gente se había marchado, ya que sin duda habían acudido a ver a Beck, que desde hace tiempo debe vender más discos que Young. Ellos se lo perdieron, pues lo de los bises fue memorable (hicieron cuatro canciones en dos tandas, una más que lo que suele ser habitual en el Eurotour)La primera serie esplendorosa con "Fuckin´ up". Y continuó con una acojonate versión de Cortez the Killer, épica canción que provocó que Zuma fuese censurado en la España franquista. Para lo que trasmitió Young con tal larga canción de este clásico no hay palabras suficientes.
Cuando la noche se acababa, Young sacó un último aliento de su alma: "look out mama, there is a white boat coming from the river". "Powderfinger" para cerrar con un último regalito. "Keep on rockin´in the free world", berreaba todo el público mientras atónitos los fans de Pearl Jam -el grupo con más camisetas entre los asistentes- aprendían como debe sonar una auténtica banda de rock.
Si, señor, que poderosos son Crazy Horse. Y del jinete, que decir, a sus pies, suyos somos, Gran Jefe. Grande Neil Young.


 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es