-
  Paul Mc Cartney
Fotos de 
EFE / IDEAL
 Crónica: 

PUBLICIDAD

--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS



.

Paul McCartney 
PAUL McCARTNEY / FLOWERS IN THE DIRT 24 DE MARZO 17 VIA MPL/Capitol/Universal Music. 

El esperado décimo lanzamiento de esta colección de Paul McCartney ganadora de premios Grammy ha sido confirmado: El 24 de marzo de 2017, el álbum de 1989 Flowers In The Dirt de Paul, fue número 1 a nivel internacional y será editada por  MPL/Capitol/Universal Music.
Este lanzamiento de Flowers In The Dirt ha sido, como siempre, supervisado de forma personal por el propio Paul.
Uno de los álbumes más aclamados de los años 80, nominado tanto a un premio BRIT como a un Grammy, Flowers In The Dirt unió a McCartney con Elvis Costello, el cual co-escribió un tercio del álbum (My Brave Face, You Want Her Too, Don’t Be Careless Love y That Day is Done). Además presume de créditos de producción, contando con productores como Mitchell Froom, Trevor Horn, David Foster, Steve Lipson, Elvis Costello y el propio Paul McCartney. El legendario guitarrista de Pink Floyd David Gilmour toca en We Got Married  y los arreglos de cuerda de George Martin en Put It There están entre lo más destacable del álbum. 

La caja limitada Deluxe de Flowers In The Dirt será sin duda alguna otra joya en la colección de cualquier fan de Paul McCartney. A parte de la riqueza del contenido en cuanto al audio y al vídeo, la edición Deluxe incluye un cuaderno de 32 páginas con las letras y notas de Paul escritas a mano, un catálogo de fotografía de Flowers In The Dirt de Linda McCartney, un álbum de fotos de 64 páginas con los videoclips de This One y un asombroso libro de 112 páginas personalizado contando la historia completa del álbum a través de entrevistas en profundidad exclusivas a Paul, Elvis Costello y a otros colaboradores clave. Junto a la información extendida de cada canción, el libro contiene los artes del disco y del single al igual que fotografías no publicadas de Linda McCartney.
Las sesiones de Flowers In The Dirt comenzaron en 1987 y la mayor parte del álbum fue grabado en el estudio de Paul Hog Hill Mill en East Sussex. Durante las sesiones Costello convenció a Paul para desenterrar su icónico bajo Höfner por primera vez en años – una sugerencia que McCartney recuerda como “rara porque ya lo había aparcado. Pensaba que ya me quedaba pequeño. Comencé a tocarlo otra vez y nunca volví a mirar atrás. Es genial que Elvis me animara a sacarlo”. Durante la preparación de su primera gran gira mundial en años, Paul buscaba canciones que podría llevarse de gira con él. Paul le dijo a su banda que no iría de gira si no le gustaba mucho el álbum. Mirando atrás Paul recuerda, “Siempre estás pensando ‘saquemos nuevas canciones y llevémoslas de gira’ y esperas que tus canciones vayan a funcionar. Algo como ‘My Brave Face’, sería una canción que nadie conocería al principio, al comienzo de la gira y que después todos la conocerían al final y fuese el punto álgido de toda la gira”. 


El abuelo "Macca" encandila a Madrid con historias que forjaron la música
Concierto en Madrid, 2 de junio 2016
Por Javier Herrero / Efe / Ideal
Reconciliado con su pasado, el británico ha ofrecido más de dos horas y media de buen rollo, 40 canciones y seis décadas de trayectoria, desde los inicios seminales de los "Fab Four" (cuando se hacían llamar The Quarrymen, de los que ha tocado "In spite of all the danger") a "FourFiveSeconds", la canción que pergeñó hace muy poco junto a Rihanna y Kanye West.
No ha olvidado por supuesto ni su paso por Wings ni mucho menos los años míticos junto a The Beatles, espina dorsal de esta gira "One on one", en la que suenan dos docenas de canciones grabadas a fuego en el imaginario colectivo, del preliminar "Love me do" hasta "Hey, Jude", la más versionada de la historia.

El estadio Vicente Calderón casi lleno (pero no del todo, a 80 euros la entrada más barata) ha acogido la fiesta que no pudo celebrarse tras la final de la Champions League, ante una ocasión bastante más rara para Madrid que una Copa de Europa: la visita de Paul McCartney, quien hacía casi 51 años visitó por primera vez la ciudad, pero que había dejado pasar 12 desde su última incursión.

 
"¡Buenas noches, Madrid! ¡Buenas noches, España! Hola, ¿qué pasa, troncos?", vociferaba McCartney con humor (una constante) y en castellano (idioma del que ha hecho uso en varias ocasiones) tras arrancar su concierto con un "A hard day's night" (qué noche la de aquel día, en español) que bien podría haber titulado esta crónica.
Ya fuera a la guitarra, al bajo o al piano, incluso al ukelele, en formato eléctrico o acústico, McCartney se ha movido con soltura por el escenario, contoneando incluso las caderas, visiblemente tan entretenido como quienes habían venido a verle tocar (según una rápida encuesta del artista, tanto público de Madrid como del resto de España o "de cualquier otro lugar").
Alrededor, un gran despliegue escénico, con luces apabullantes y tres grandes pantallones, respaldando un sonido impecable (a diferencia del de Springsteen hace solo unos días en el estadio Santiago Bernabéu), construido por McCartney y sus cuatro músicos (Rusty Anderson, Brian Ray, Paul "Wix" Wickens y Abe Laboriel Jr.).

Puede que el show del británico adoleciera, no obstante, del ritmo endiablado y la descarga de energía vital del Boss, pero el "tempo" en general más comedido de esta estrella a punto de cumplir 74 años también ha dejado momentos de rock chisporroteante, rejuvenecido incluso cuando rompía la voz, como en "Nineteen Hundred and Eighty-Five" o "Back in the U.S.S.R.".

Imposible no escuchar al mismo tiempo un "qué bonito" constante entre el público, tras piezas como "My valentine" (dedicada a su actual mujer, Nancy), "Here, there and everywhere" o una imborrable "Let it be", ya casi al final.
Especialmente emotivos han sido también sus recuerdos para los que ya no están, como George Harrison ("Something") o su exmujer Linda (a la que ha brindado "Maybe I'm amazed", de su primer disco en solitario, "McCartney", en aquel momento en el que ella lo sacó de la depresión y el gusto por el alcohol tras la disolución de The Beatles).
"Escribí esta canción pensando en mi amigo John", ha recordado justo antes de interpretar "Here today", compuesta dos años después de la muerte de Lennon e interpretada esta noche a solas, sobre una tarima muy alta con pantallas en la base que simulaban una cascada, mientras subrayaba las palabras "I love you".
No se puede olvidar un "Live and let die" glorioso, reservado para antes de los bises, en el que no ha escatimado chorros de fuego, fuegos artificales y una eclosión musical que habría tumbado al mismísimo James Bond, en cuyo honor compuso el tema.

"Can't buy me love", "We can work it out", "Blackbird", "Lady Madonna", "Band on the run", "Being for the benefict of Mr. Kite", "Ob-La-Di, Ob-La-Da"... Una a una todas esas grandes canciones han ido sonando, hasta llegar a unos bises en los que no podía faltar "Yesterday", celebrando el pasado, pero sin renunciar a un presente musical más que vivo.



Paul McCartney actuó el 2 de junio de 2016  en el Estadio Vicente Calderón de Madrid. 

El artista, que ofreció su último concierto en España hace doce años, presentó en la capital y en otros países como Estados Unidos o Alemania su gira “One on one”,  precedida por el éxito de “Out there”, su anterior tour que finalizó en octubre de 2015 recorriendo 22 ciudades con 27 shows. 
McCartney interpretó durante tres horas canciones de The Beatles, Wings y de su carrera en solitario. Vino con su banda, la misma que le ha estado acompañando en los últimos 10 años: Paul “Wix” Wickens (teclados), Brian Ray (bajo, guitarra), Rusty Anderson (guitarra) y Abe Laboriel Jr (batería). Esta nueva producción compuesta por las últimas tecnologías de audio y vídeo, grandes pantallas, láseres y efectos especiales, asegura una experiencia inolvidable desde cualquier lugar del recinto.
 
 


67 temas de Puro McCartney…
McCartney publica el 10 de junio un recopilatorio con repertorio elegido personalmente por él mismo
Desde su álbum de debut en solitario (1970) pasando por “My Valentine” (2012), “Hope For The Future” (2014) o el remix de 2015 de “Say Say Say”
Disponible el próximo 10 de junio en 3 formatos diferentes: 2CD, 4CD y 4LP, todos incluyen temas de su carrera en solitario, con Wings y Fireman.
La versión 4CD incluye 67 temas, donde más de 40 de ellos llegaron al Top 40 incluidos “Maybe I'm Amazed”, “Live and Let Die”, “Mull Of Kintyre”, “Ebony and Ivory”, “Dance Tonight” y “New”.
Paul McCartney y su música no necesitan presentación. Junto con tres de sus amigos cambió el paisaje cultural para siempre.
Y los triunfos de Paul desde entonces así como los obtenidos siendo miembro de Wings o en solitario, confirman un impresionante trabajo que destaca con orgullo junto a esos ocho años con The Beatles.

Pure McCartney, un nuevo recopilatorio de su trabajo en solitario, con Wings y Fireman, celebra ese hecho, presentando 67 temas imprescindibles de uno de los catálogos más reverenciados de la música – desde McCartney (1970), su disco de debut en solitario hasta “Hope For The Future” (2014), el track de Destiny, el video juego más esperado de la última década. No solo es Pure McCartney un lanzamiento monumental de algunas de los momentos más memorables de la música popular desde los años 70 hasta nuestros días, también incluye curiosidades para los súper fans y algunas de las canciones favoritas de Paul – todas han sido elegidas personalmente por él.

“A mi equipo y a mí se nos ocurrió la idea de reunir una colección de mis grabaciones con nada más en mente que tener algo divertido que escuchar” dice Paul de este proyecto.
 “¿Quizás para ser disfrutadas en un largo viaje en coche o para una noche en casa o en una fiesta con amigos? Así que nos reunimos y nos salieron estas playlists tan distintas de varios periodos de mi larga y sinuosa carrera”.
Como compositor, Paul nunca ha parado quieto, metiéndose en diferentes géneros y estilos. Pure McCartney es testigo de ello. Desde la maestría en la composición de “Maybe I´m Amazed” y las atrevidas tres-canciones-en-una de “Band On The Run” hasta el irresistible ritmo de “Say Say Say” y la electrónica adelantada a su tiempo “Temporary Secretary”, descrita por la revista NME cuando hacía una lista de las canciones más grandes de todos los tiempos como “no tanto adelantada a su tiempo, como fuera del mismo por completo”, Pure McCartney traza las aventuras imparables del talento único y ecléctico de las composiciones de McCartney y da brillo a sus triunfos artísticos de la era post-Beatles.
“La palabra ‘carrera’ es un poco confusa porque para mí ha sido más bien una aventura musical más que un trabajo” dice Paul, reflexionando sobre el tracklist de Pure McCartney. “Me satisface, y a menudo sorprende, que me haya involucrado en la composición y grabación de tantas canciones, cada una de ellas tan diferentes de las otras”.



Paul McCartney inició su gira mundial One On One el  miércoles 13 de abril de 2016 en Fresno, California. Paul comenzó tocando por primera vez en directo en solitario uno de los clásicos de The Beatles “A Hard Day’s Night”. La última vez que lo hizo en directo fue en 1965 con The Beatles. Los fans del concierto fueron también los primeros en escuchar en directo “Love Me Do”, que fue el primer single publicado en 1962 y que Paul no había tocado en directo desde 1964. McCartney emocionó a la audiencia durante las tres horas de concierto con un setlist de 38 canciones que recorrieron toda su carrera hasta el 2015 con el hit “ForFiveSeconds”, su colaboración con Kanye West y Rihanna. El show también incluyó material previo a The Beatles con la inclusión del tema de The Quarrymen “In Spite Of All The Danger”.
El nuevo setlist también dio paso a clásicos de Paul como “Here There And Everywhere”, “The Fool On The Hill” y por primera vez en directo en América “You Won´t See Me”.

1. "A Hard Day's Night"
2. "Save Us"
3. "Can't Buy Me Love"
4. "Letting Go"
5. "Temporary Secretary"
6. "Let me Roll It"
7. 'I've Got a Feeling"
8. "My Valentine"
9. "Nineteen Hundred and Eighty-Five"
10. "Here, There and Everywhere"
11. "Maybe I'm Amazed"
12. "We Can Work It Out"
13. "In Spite of All the Danger"
14. "You Won't See Me"
15. "Love Me Do"
16. "And I Love Her"
17. "Blackbird"
18. "Here Today"
19. "Queenie Eye"
20. "New"
21. "The Fool on the Hill"
22. "Lady Madonna"
23. "FourFiveSeconds"
24. "Eleanor Rigby"
25. "Being for the Benefit of Mr. Kite!"
26. "Something"
27. "Ob-La-Di, Ob-La-Da"
28. "Band on the Run"
29. "Back in the U.S.S.R."
30. "Let It Be"
31. "Live and Let Die"
32. "Hey Jude"
Encore:
33: "Yesterday"
34. "Hi, Hi, Hi"
35. "Birthday"
36. "Golden Slumbers"
37. "Carry That Weight"
38. "The End"

La gira One On One continuará por todo EEUU durante este mes para llegar a Sudamérica en mayo y a Europa en junio, donde visitará nuestro país en una única fecha en Madrid (Estadio Vicente Calderón) el próximo 2 de junio con motivo de las celebraciones del 40 aniversario de El País y el 50 de los 40 Principales.


BEATLES, SIEMPRE BEATLES 
Por Carlos del Amo 

Madrid, 31 may (EFE).- Quince años ha tardado Paul McCartney en volver a Madrid y lo ha hecho convertido de nuevo en un Beatle, con sonido Beatles, formato Beatles y tocando, dentro de su "Summer Tour'04", los temas más emblemáticos del cuarteto de Liverpool ante las 30.000 personas que llenaban anoche el Estadio de La Peineta. 
 Acompañado por Rusty Anderson y Brian Ray a la guitarra, Wix Wickens a los teclados y Abe Laboriel jr. en la batería, Sir Paul, después de un breve espectáculo teatral al estilo del Circo del Sol, comenzó el concierto de forma espectacular, con catorce pantallas de vídeo que se movían y mostraban constantes imágenes relacionadas con el repertorio, y para ello eligió "Jet", uno de sus grandes éxitos al frente de los Wings. 
McCartney, que dio un repaso a 33 de las mejores composiciones de la historia del pop, se esforzó por hablar español a lo largo de las cerca de dos horas y media de concierto. Sus primeras palabras fueron "Hola Madrid" y "Viva España", y fue "Flaming Pie" la que precedió a una de las más bailadas en la noche, "All my loving", para continuar con uno de los temas que compuso para Wings, "Let me roll it". 
Vestido con vaqueros y con esos colores que tanto le gustan, azul turquesa y rojo, y que suele repetir en todas sus giras, interpretó por primera vez en España un tema de los años 60, "You won't see me", y mientras se proyectaban imágenes de la primera visita del cuarteto de Liverpool a Madrid hizo "She is a woman". 
Dejó el bajo aparcado para sentarse el piano y tocar "Maybe I'm amazed" y "The long and winding road", arropado por un público madurito y siempre fiel al ex beatle, entre los que estaban la infanta Margarita y el ex Gabinete Caligari Jaime Urrutia. 
"In spite of all the danger", la primera canción compuesta antes de que existieran los Beatles, la interpretó solo, sin la banda, a la guitarra, como hizo con "Black bird", "We can work it out" y "Here today", un tema que escribió nada más morir John Lennon y que hoy le dedicó. El respetable le rindió también su particular homenaje con una gran ovación. 
Ya otra vez con la banda tocó en honor de George Harrison "All the things must pass" e improvisó para Ringo unas estrofas de "Yellow Submarine". 
"Follow the sun", que era la primera vez que la cantaba en directo, precedió a "For no one", que interpretó en un piano psicodélico y con sonido de clavicordio, que situaron en la parte delantera del escenario. 
A lo largo del recital fue presentando a los miembros del grupo, quienes no dudaron en practicar el español durante su breve discurso, y tras temas como "Calico Skies" y "I've just seen a face", inició un nuevo momento Beatles con clásicos como "Eleanor Rigby", "Drive my car", "Penny Lane" y "Get back", con lo que todo el mundo se puso a bailar. 
McCartney no se olvido de sus grandes éxitos en solitario como "Band on the run", "Back in the USSR" o "Live and let die", momento en el que se produjo un gran despliegue de fuegos artificiales, recordando esos conciertos que antes se celebraban muy a menudo en Madrid y que ahora sólo se producen en contadas ocasiones. 
Tras "I've got a feeling" volvió la beatlemanía con "Lady Madonna" y "Hey jude", con la que ponía oficialmente fin al concierto, coreado por las 30.000 almas que disfrutaban en La Peineta, incluso unas veces sólo cantando los hombres y otras las mujeres, dirigidos por el músico británico. 
Para los bises se guardó platos fuertes como "Yesterday", "Let it be" o "Saa her standing" y para el fin de fiesta, "Sgt. Pepper". Así McCarney ponía fin a su visita a Madrid y dejaba claro que los Beatles siempre serán los Beatles.


La fuerza de The Beatles renace en Gijón ante 25.000 espectadores
Por Alfonso Roa / Efe / Ideal
Foto: Efe / Ideal

Gijón, 26 mayo.- Treinta y tres años después de la disolución de la legendaria banda de Liverpool, "The Beatles" renacieron  en Gijón ante los algo más de 25.000 espectadores que se dieron cita en el estadio de El Molinón en el concierto inicial de la gira europea de Paul MacCartney. 
El ex bajista del mítico cuarteto británico hizo un alarde de profesionalidad sobre el escenario y mostró su capacidad para crear espectáculo y el público asturiano supo agradecérselo con una entrega total durante las dos horas y media del concierto en el que muchos temas fueron coreados por los asistentes. 
La nostalgia y la fuerza del espectáculo de esta leyenda viva de la banda británica logró tapar los huecos de un aforo a medio llenar y que se dejó llevar por el repaso que Sir Paul hizo de algunos de los temas más conocidos de "The Beatles". 
A lo largo de los 33 canciones que compusieron el recital, McCartney y sus músicos lograron establecer una comunicación total con el público apoyada en los continuos guiños en español del zurdo de Liverpool y en el ritmo de la selección musical, que alternó descargas del más puro rock and roll con baladas acústicas llenas del espíritu hippy que inspiró la década de los años sesenta. 
Al grito de guerra de "listos para el rock and roll" y con 'Jet', de su etapa como líder de "Wings", McCartney inició su actuación a las 22.37 horas, con más de treinta minutos de retraso sobre el horario previsto, su gira europea "04 Summer Tour", que en las próximas semanas le llevará a otras 12 ciudades europeas, entre ellas, Lisboa, el próximo viernes, y Madrid, el 30 de mayo. 
Tras "Jet", McCartney saludó al público con un "hola Gijón, hola Asturias, viva España", y entonó entonces la popular "All my loving", con la que puso literalmente a bailar a todo el estadio. 
Rusty Anderson y Brian Ray, a las guitarras; Wix Wickens, en los teclados, y Abe Laboriel Jr, en la batería, fueron los encargados de recuperar los sonidos de la desaparecida banda de Liverpool y de hacerlos llegar con las técnicas del siglo XXI al público asturiano. 
Con "Let me roll it" McCartney y sus músicos dejaron sentadas las bases de su apuesta rockera para esta primera actuación de su gira europea, en la que también se pudo escuchar por primera vez en directo "She's a woman". 
A lo largo de las casi dos horas y media de concierto, McCartney, que empezó ataviado con americana roja y zapatos del mismo color y terminó en camiseta, fue dando paso a una treintena de temas, que en su mayoría fueron éxitos de los The Beatles y Wings, en un escenario en el que el sonido, la imagen y la iluminación requirieron de unos 20 millones de vatios que permitiesen dar el gran espectáculo con el que músico ha querido abrir su gira por el viejo continente. 
Sin dejar en ningún momento el escenario, y seguido muy de cerca por su mujer, la ex modelo Heather Mills, Sir Paul se atrevió con una retahíla de temas acústicos que interpretó sólo en el escenario y acompañado únicamente de los sones de su guitarra. 
En este punto, la noche vivió uno de sus momentos más emotivos cuando señalado con el dedo índice hacia el cielo, McCartney dedicó "Here today" a John Lennon, antes de que la banda regresará al escenario para apurar "All things must pass", tema éste para el recuerdo del otro ex beatle fallecido, George Harrison. 
El mismo McCartney preguntó al público si quería que también le dedicase un tema Ringo Star, y ante la masiva respuesta afirmativa entonó 'a capella' los sones del "Yellow submarine" aunque fueron miles las voces que le acompañaron. 
Cuando interpretó "Live and let dei" fue el momento elegido para llenar el cielo de Gijón con espectaculares fuegos artificiales y el escenario de llamaradas que hicieron vibrar al público. 
Eran la 00.30 horas cuando sonaban los últimos acordes de "Hey jude" y McCartney y sus músicos de despedían del público que, a fuerza de aplausos, obligó el solista a interpretar cinco 'bises', entre los que no faltó "Yesterday", que pobló las gradas de El Molinón de miles de llamas de mechero.


http://www.paulmccartney.com/


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es