--
-
  Red Hot Chili Peppers
Concierto en Barcelona, octubre 2016. Palau Sant Jordi
Fotos de  Jordi Teixidó
Crónica: Quim Cabeza/ IndyRock
 

PUBLICIDAD

.



* PÁGINAS Y AGENDAS


Madrid Vista Alegre
enero 2003
cronica
Estadio River Plate - 16-10-02 en Buenos Aires
Concierto en Barcelona - Palacio Olimpico - 17-06-02 
Rock in Rio 01 
en Paris nov. 99
.
Red Hot Chili Peppers
Red Hot Chili Peppers primer cabeza de cartel de FIB 2017
Red Hot Chili Peppers 'en forma'
2 de octubre de 2016. Palau Sant Jordi de Barcelona
Crónica: Quim Cabeza / IndyRock
Segundo “round” para los californianos –llenaron el Palau Sant Jordi también la noche anterior-, con cambios importantes en el repertorio –es costumbre en ellos- y toda la esencia de ese funk-rock curtido y preciso. Gira mundial y presentación de su reciente “The Getaway”. Lo cierto es que este trabajo no ha convencido a casi nadie. No nos engañemos y es que quizá estemos ante uno de los discos más flojos de su carrera. Sea como fuere, el cuarteto de Los Angeles sabe este hecho…, como sabe que un setlist confeccionado con lo mejor de su trayectoria puede hacer olvidar la mediocridad de este último trabajo. Y así lo hicieron, incluyeron inolvidables temas como aquel “Blood Sugar Sex Milk”, “Californication”, el indispensable “Under the Bridge”, “By the Way” o el obligado “Give it Away” con el cual cerraron la contienda. Por el camino, guiños a The Beatles (Cry Baby Cry), Funkadelic y su “What it soul?” y Black Sabath con su “War Pigs”. 

Destacar una banda en un estado de forma exquisito, con una base rítmica magistral -Chad Smith en los cueros y Flea al bajo-, mientras Anthony Kiedis sigue manteniendo el control vocal y Dave Navarro la suplencia del gran John Frusciante. Quizá sea este el episodio que crea más nostalgia entre el público, la de un Frusciante que ya no está y que en directo se le echa de menos en los parámetros más psicodélicos o donde la improvisación exige algo más. Aún así, el cuarteto fluyó, cuadró y mantuvo ese músculo ante una audiencia entregada. Así es, más de treinta años de carrera para confirmar a Red Hot Chili Peppers como auténticas leyendas del rock. 




Michael «Flea» Balzary y Anthony Kiedis, en Barcelona. Foto: EFE * IDEAL
Una inyección de funk-rock perecedero
Por Quim Cabeza - IndyRock
Red Hot Chili Peppers + Foals
15 de diciembre de 2011 Palau Sant Jordi, Barcelona
El concierto de Red Hot Chili Peppers en el Palau Sant Jordi de Barcelona empezaba con unos invitados interesantes. Los jóvenes Foals apuntaron maneras en su teloneo, con una base rítmica excelente -formada por Jack Bevan en los cueros y Walter Gervers-, y las buenas combinaciones que incluyó su álbum de debut, “Antidotes” (Warner, 2008), y que evidenció su oficioso pop alternativo de corte británico.

Con un “sold out” predecible, los californianos aterrizaron en el Sant Jordi de la ciudad condal con toda la artillería que necesita su funk-rock vital e imperecedero. A las nueve y media en punto, y sobre riguroso horario, Red Hot Chili Peppers salieron a la palestra con un “show-business” bien esbozado donde las prestaciones de su último trabajo, “I’m with You” (Warner, 2011), reclamó inicialmente prioridad. Después de la obligatoriedad discográfica, la banda empezó a soltar lastre con el goteo guionizado de todos sus clásicos. 

Eso es… pelotazos históricos como “Under the Bridge”, “Breaking The Girl” o “Californication” provocaron definitivamente el ansía contenida de la parroquia. Después de una lograda revisión del clásico de Stevie Wonder (“Higher Ground”), el personal ya no se contuvo, desemperezándose de su aletargamiento inicial y conectando con una banda modélica en los suyo y profesionalmente ejemplar, cerrando con ese himno llamado “Give It Away” de su clásico “Blood Sugar Sex Magik”. A todo esto, lo de siempre, espacio para el lucimiento de una base rítmica de manual –Flea en las cuatro cuerdas y Chad Smith en los timbales-,  la confirmación de Josh Klinghoffer –que sin conseguir que olvidáramos a Frusciante- sí que imprimió carácter al grupo y el de siempre -Anthony Kiedis-… aguantando con su personal oratoria las envestidas de funk-blanco de una banda espectacular aunque previsible.




 

Red Hot Chili Peppers son sin lugar a dudas una de las bandas de rock con más éxito de la historia, han llenado en cada una de sus giras, han vendido más de 60 millones de álbumes y ostentan el record de mayor número de singles en el Nº 1 en la radio alternativa. Además pueden presumir de haber ganado 6 Premios Grammy. Y es que entre su discografía encontramos bombas de relojería que los han hecho grandes y temas que nos han acompañado en todos estos años, “Give it Away”, “Californication”, “Aeroplane”, “Dani California”, “Under The Bridge”, “Scar Tissue” son solo algunos de sus imprescindibles. 
El décimo álbum de estudio de Red Hot Chili Peppers “I’m With You” saldrá a la venta el próximo 30 de agosto. El álbum lleva el sello de Rick Rubin, quien ya trabajó con la banda en cinco álbumes anteriores: 2006- Stadium Arcadium, 2002- By The Way, 1999- Californication, 1995- One Hot Minute, y 1991- Blood Sugar Sex Magik. 
Después de agotar en su última visita a nuestro país, Red Hot Chili Peppers lo vuelven a conseguir en Madrid. La banda, formada actualmente por el cantante Anthony Kiedis, el bajista Flea, el batería Chad Smith, y el guitarra Josh Klinghoffer, nos presentará su nuevo álbum en estas dos únicas fechas. 


Red Hot Chili Peppers presentan en directo “I’m With You” en diciembre
Red Hot Chili Peppers no nos lo podían poner mejor, estrenan disco en agosto y se vienen de gira a España en diciembre.  Se han hecho esperar desde su última visita en 2006, pero por fin hoy revelan las fechas de su próximo tour europeo. En España los veremos el 15 de diciembre en el Palau Sant Jordi de Barcelona y el día 17 en el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid.
Las entradas se podrán adquirir a partir de las 10h  del jueves 30 de junio en www.doctormusic.com y www.ticketmaster.es, también en Fnac, Carrefour y demás puntos de la red Ticketmaster, y por teléfono en el 902 15 00 25. Os recordamos que estos son los únicos canales de venta autorizados. El precio de las entradas para Barcelona será de 38, 45 y 55 Euros para las entradas de grada y 45 Euros las de pista. En Madrid el precio será de 42, 48 y 55 Euros las entradas de grada y 48 Euros las de pista (gastos de distribución no incluidos). 
Red Hot Chili Peppers son sin lugar a dudas una de las bandas de rock con más éxito de la historia, han llenado en cada una de sus giras, han vendido más de 60 millones de álbumes y ostentan el record de mayor número de singles en el Nº 1 en la radio alternativa. Además pueden presumir de haber ganado 6 Premios Grammy. Y es que entre su discografía encontramos bombas de relojería que los han hecho grandes y temas que nos han acompañado en todos estos años, “Give it Away”, “Californication”, “Aeroplane”, “Dani California”, “Under The Bridge”, “Scar Tissue” son solo algunos de sus imprescindibles. 
El décimo álbum de estudio de Red Hot Chili Peppers “I’m With You” saldrá a la venta el próximo 30 de agosto. El álbum lleva el sello de Rick Rubin, quien ya trabajó con la banda en cinco álbumes anteriores: 2006- Stadium Arcadium, 2002- By The Way, 1999- Californication, 1995- One Hot Minute, y 1991- Blood Sugar Sex Magik. 
“I’m With You” es lo primero que editan desde “Stadium Arcadium”, que debutó en la primera posición de ventas en 28 países, incluido USA donde conseguían por primera vez alcanzar el Nº 1. Hicieron una gira mundial con este álbum a lo largo de 2006/07 en la que consiguieron agotar entradas en los principales estadios de Europa y Norte América, incluidos dos Palau Sant Jordi y un Palacio de Deportes. Actuaron en los festivales Fuji de Japón y Live Earth en Londres, y fueron cabezas de cartel en el Lollapalooza de Chicago, y en los festivales de Leeds y Reading en Reino Unido. 
La banda, formada actualmente por el cantante Anthony Kiedis, el bajista Flea, el batería Chad Smith, y el guitarra Josh Klinghoffer, antes de llegar a España encabezarán el Summer Sonic Festival en Osaka el 13 de agosto y en Tokio el 14.
RED HOT CHILI PEPPERS:
Jueves 15 de Diciembre de 2011 – Palau Sant Jordi – Barcelona
Sábado 17 de Diciembre de 2011 – Palacio de Deportes de la Comunidad – Madrid


02/06/06. Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. 
Fotos y crónica Javier Alonso Juliá y Marina Sanz Domínguez


 

En la noche del viernes 2 de Julio, Júpiter y Marte, se alinearon en el firmamento del Palacio de los Deportes de Madrid, acompañados de las cuatro estrellas que forman los Red Hot Chili Peppers.

Anthony Kiedis, Flea, John Frusciante y Chad Smith han regresado al panorama musical tras cuatro años de inactividad, con su nuevo y doble álbum "Stadium Arcadium". Con esta nueva entrega se han colocado en los primeros puestos de las listas de ventas, aunque todo hay que decirlo, no es uno de sus mejores trabajos.

Con todos estos alicientes llegaba a Madrid el cuarteto californiano, tras su paso por Barcelona, donde, tras dos shows consecutivos, no lograron convencer a sus seguidores. Aunque aquí salieron con más energías desde el inicio, el sonido estuvo a punto de empañar el concierto.
Destacar ante todo la magnífica puesta en escena, que contó con una perfecta iluminación y visuales desde las pantallas traseras, que inundaron de luz y color las casi dos horas que duró la actuación.

Pasados unos minutos sobre las 22.00, Flea, con una llamativa y ajustada vestimenta, acompañado por Frusciante y Chad Smith, desataron la ovación del público, con la "Intro" instrumental que daba el pistoletazo de salida a la avalancha de sonidos entre funk y punk-rock que caracteriza a este ya legendario grupo formado allá por 1983.

Tras el inicio, apareció Anthony Kiedis encorbatado y de negro bajo los acordes de "Can't Stop", que junto con los solos  de bajo y guitarra, consiguieron hacer moverse a todos los que abarrotaban el recinto.

"Dani California" uno de los singles de su nuevo álbum comenzó con un "Hola, ¿qué tal?" de Anthony. Flea, como de costumbre, no cesó de saltar y animar al personal.
"Scar Tissue", "Charlie", "Other Side" y "Tell Me Baby", nos llevaron de un subidón intenso de adrenalina a un relajamiento generalizado, provocado por el excesivo sonido, que no dejó apreciar las fantásticas melodías de los virtuosos Frusciante y Flea, al igual que ocurrió con Anthony, que en ocasiones era imposible entenderle. En esta parte del concierto sonaron temas como "Throw Away your Television", "Snow", algo más animada y "Me and My Friends". 
Queda para el recuerdo la versión de "How Deep Is Your Love" de Bee Gees, interpretada en solitario por Frusciante.
En "Torture Me", Anthony se sentó a la batería, mientras Flea y Frusciante tocaban el uno frente al otro disfrutando del momento.
"Californication" tema imprescindible de la banda fue coreado por el público que estuvo entregadísimo durante casi toda la actuación. Le siguió otro de sus hits, "By the Way", que da título a su anterior álbum, en la que el público no paró de saltar y cantar. Los aplausos del público fueron ensordecedores y la banda emociona dio las gracias en repetidas ocasiones antes de tomarse un pequeño descanso.

Así llegamos al bis, en el que Chad Smith nos deleitó en su comienzo con un exquisito solo de batería, mientras Flea le acompañaba con su bajo, sentado junto a él.

No podían faltar dos de los grandes himnos del grupo en un concierto como éste. El primero "Under The Bridge", que llenó el Palacio de emociones gracias a las armonías vocales que caracterizan a este gran tema, que ha pasado a los anales de la historia musical. 
Y como colofón final, "Give It Away",  interpretado por la banda con la rabia que desprendía en los comienzos de su carrera. Anthony acabó mostrando su torso, mientras Flea y Frusciante arrodillados frente a sus pedaleras creaban cientos de distorsiones sonoras.

Los Red Hot Chili Peppers nos regalaron un estupendo y trepidante concierto, ciertamente deslucido por el elevado volumen y una segunda mitad algo monótona, pero que gracias a los hits de la banda, los de California supieron llevarlo a buen fin.


Red Hot Chili Peppers - Stadium Arcadium Warner 2006
por Jesús S.- IndyRock
Vaya, ya tenemos otra vez a los Peppers aquí con un nuevo disco. ¿Qué nos ofrecen?, nada nuevo, my friends. Más de lo mismo, entendiendo por lo mismo lo que llevan haciendo desde hace una década. Si al menos se repitieran hasta la saciedad haciendo powerfunk rockero...pero no. Imagino que muchos fans de "Californication" fliparán con este disco, me cuesta más creer que alguien que los descubriera en las pistas de skate californianas con calcetines colgando de los genitales se vea sorprendido hoy en dia. Pero bueno, dejemos a un lado todo esto y preguntémonos, ¿podemos disfrutar estrictamente hablando de los Peppers del siglo XXI? Puede ser que sea así, si no eres demasiado exigente. El disco, indudablemente tiene momentos que nos recuerdan a los buenos peppers, aquellos de los ochenta tan divertidos. Pero a ratos caen en el baladismo fácil, algo que no sería malo si estuviéramos hablando de una banda aor...¡pero es que son los Peppers! Se supone que deberían seguir haciendo discos si no perfectos al menos poderosos en sus tres cuartas partes. Así que, resumamos, este disco gustará al oyente más reposado, mientras que el que quiera emociones tendrá que volver a desempolvar los clásicos de otros tiempos.  De todos modos, temas como "Warlocks", "Readymade", "Hump de Bump" o "Charlie"  retoman el pulso funk de su música, nivelando un tanto la balanza y haciendo que les perdones cosas como "Slow Cheetah". Un disco correcto sin más, que a lo mejor crece con las escuchas pero que ni de lejos se puede considerar a la altura de los clásicos de la banda.


Red Hot Chili Peppers  `LIVE IN HYDE PARK´  WARNER BROS 2004
por Fernando Navarro- IndyRock
 Grabado durante tres días del mes de Junio en el mítico Hyde Park londinense, este doble en directo era, sin duda alguna, lo que le faltaba a Red Hot Chili Peppers para convertirse, con todo el derecho, en un clásico moderno, en un dinosaurio del rock. Es curiosa la manera en la que han alcanzado tal estatus. Tras "Sugar, Sex, Blood, Magic", el chalado guitarrista John Frusciante se retira a un hospital psiquiátrico siendo sustituido por Dave Navarro, con el que graban el insatisfactorio "One Hot Minute".  Inesperadamente, y al parecer ya curado de adicciones y locuras, Frusciante regresa a la banda, a la que otorga un nuevo sonido, distinto a lo que eran Red Hot Chili Peppers hasta entonces. Con "Californication" y "By The Way", esos dos discos, la banda californiana se aleja del funk de sus comienzos para crear con la inigualable base rítmica (hoy por hoy Chad Smith y Flea son, probablemente, de lo mejor en sus respectivos instrumentos), la misteriosa fragilidad de Frusciante y la evocadora voz de Anthony Kiedis un equilibrio perfecto como grupo, una rara mezcla. Sus canciones, poemas más o menos melancólicos sobre California, aúnan la capacidad para el estribillo del pop, la contundencia del rock de guitarras, los juegos de voces del folk y la energía sexual del funk. Mucho se ha criticado ese paso adelante, algunos los acusan de olvidarse de los principios y otros de haberse vendido a la industria. Para el que esto firma, su vertiente mainstream es la más interesante, la que tiene mejores canciones, la más cerebral, quizá, pero también la más luminosa.
Así este colosal directo sirve, sobre todo, de grandes éxitos, de repaso a las estupendas canciones de esta última etapa: basta enumerar las maravillosas "Can´t Stop", "By The Way" y "Fortune Faded", las más funk "Around The World" o "Get On Top", las hermosísimas "Scar Tissue" y "Californication" -una de las canciones que más me ha gustado en los últimos años-, la inestabilidad emocional de "Otherside", el rock de "Easily", "Purple Stain" o "Parallel Universe", la sensibilidad de "Universally Speaking", "Don´t Forget Me", "The Zephyr Song" o la violenta paranoia de "Throw Away Your Televisión".
Un enorme repertorio en el que no pueden faltar (son muy listos) ni "Under The Bridge", una de las más emotivas canciones dedicadas nunca a una ciudad, Los Ángeles en este caso, ni "Give It Away", el trallazo de funk rock que, en pleno bajón de los ochenta y justo antes de Nirvana, los colocó en lo más alto de la escena mundial y que en la versión en directo se dilata hasta los casi catorce minutos. Ahí están, arriba. Bien arriba.
Live in Hyde Park ( julio 2004)
CD 1 1. Intro / 2. Can't Stop / 3. Around the World / 4. Scar Tissue / 5. By The Way / 6. Fortune Faded / 7. I Feel Love / 8. Otherside / 9. Easily / 10. Universally Speaking / 11. Get On Top / 13. Brandy / 14. Don't Forget Me / 15. Rolling Sly Stone
CD 2 1. Throw Away Your Television / 2. Leverage of Space / 3. Purple Stain / 4. The Zephyr Song / 5. Mini-Epic / 6. Californication / 7. Right on Time / 8. Parallel Universe / 9. Drum Homage Medley / 10. Under the Bridge / 11. Black Cross / 12. Flea's Trumpet Treated by John / 13. Give it Away
Canciones nuevas "Rolling Sly Stone", "Leverage Of Space", "Mini-Epic". Versiones: "I Feel Love" (Donna Summer), "Brandy" (Looking Glass), "Black Cross" (45 Grave).
RED HOT CHILI PEPPERS VUELVEN "ENTRE MOZART Y LOS LATINOS"Madrid, 11 jun 2002 (EFE).- Red Hot Chili Peppers vuelve con un nuevo disco, "By the way", menos rápido y más intenso que su anterior gran éxito, "Californication" (12,5 millones de copias vendidas), pero con lealtad al espíritu de originalidad que hace tan difícil clasificar su música que ellos optan por situarse "entre Mozart y Ricky Martin". 

El guitarrista John Frusciante, el cantante Anthony Kiedis, el bajo Michael Flea y el batería Chad Smith, los actuales componentes de una banda de larga historia (desde que nació en los años ochenta en Los Angeles), presentaron su nuevo disco, "By the way", en una conferencia de prensa hoy en Madrid. 
Sólo unos pocos escucharon su música ayer en un concierto para elegidos en Madrid, mientras que en Barcelona, unos miles más podrán asistir, el 17 de junio en Badalona, al único concierto abierto a todo el público que la banda ofrecerá en España para presentar su último disco. 
En "By the way" han puesto su "mejor música", dejando el título "abierto", porque el grupo considera que "es mejor que la gente contribuya con su creatividad, su espíritu e imaginación", y usando un ritmo más tranquilo que en su anterior trabajo, el mayor éxito en la carrera de la banda. 
"Para grabar recurrimos a muchas canciones entre las cuales elegimos las que consideramos mejores, había muchas más cañeras, pero no las seleccionamos buscando el sonido que pudiera esperar la gente. Así posiblemente el disco llegará más lejos", explicaba Frusciante. 
"Además, estos temas son más fuertes de otra manera, más intensos", añadió Kiedis. 
El dinero y la fama ganados no han borrado el espíritu "punk" cuya energía llevó a Kiedis o Flea a montar la banda (o al menos eso confiesan en público, pues hoy explicaban que "seguimos en la música por ese espíritu"). 

En este sentido, en la mañana de hoy (Día Sin Música contra la piratería), después de la escucha pública del disco que la compañía del grupo organizó para la prensa, Frusciante se refirió precisamente a la piratería de discos señalando que "no creo que vaya a desaparecer la música, pero sí un determinado equilibrio". 
"Puede que llegue un momento en el que no queden super-bandas que ganan millones de dólares junto a sus compañías, pero quizá también sea posible que grupos menores puedan grabar sus trabajos gracias a las nuevas tecnologías. Yo como es lógico preferiría que se mantuviera el negocio tal y como está, porque estoy dentro, pero si no es así el mundo seguirá", añadió Frusciante. 
Kiedis por su parte sí se toma el asunto en serio: "podrían piratear otra cosa que no fuera música", protestaba hoy. 

Red Hot Chili Peppers continúa, con "By the way", sintiéndose al margen de cualquier tendencia musical salvo creadores concretos con los que hayan coincidido puntualmente (incluso de aquellas bandas a las que la crítica considera influidas por ellos). 
Además, mantienen un espíritu positivo en sus letras (hasta el punto de que el tema "Cabrón", incluido en "By the way" y de influencia mexicana, no habla de lo que parece, sino "de intentar hacerte amigo de tus enemigos", en palabras de Kiedis). 

Todos se toman en serio el proyecto, tanto que Frusciante, quien abandonó temporalmente la banda en los noventa ("dejé el grupo no porque no lo amara, sino porque tenía problemas mentales graves y sentí que lo necesitaba"), no ha escuchado el disco "One hot minute", que se grabó en su ausencia. 
"No he escuchado ese disco porque creo que Dave Navarro" (su sustituto temporal a la guitarra) "no sentía demasiada identificación con la banda, de hecho se reía del grupo en algunas entrevistas", explicaba hoy. 
 

Kiedis remitía hoy a su agente para explicar por qué no actuarán en España ("no es algo personal"), con la excepción de Barcelona, y a la pregunta de cómo será su directo, respondió "será en vivo", para añadir después una invitación: "ven a Barcelona con tus amigos y lo sabrás". 
 
Foto:AP
Paris (Bercy) - Mardi 16 Novembre 1999 
par Laurence Boisnard 
* Après le passage des Foo Fighters, les roadies s'activent pour mettre en place le matériel des Red Hot Chili Peppers. 
Quelques uns cherchent encore à trouver de meilleures places mais Bercy est déjà comble, même la foule dans le parterre est nombreuse et compacte jusqu'à la console son au milieu de la salle. L'installation est rapide car la scène est grande et tout était prêt au fond, et le grand écran pour les projections vidéo était déjà en place depuis le début. D'ailleurs, il n'y a pas grand chose à installer, le "minimum" pour faire de la musique : les instruments, les amplis, les retours de scènes, les micros; pas besoin de fioritures et gadgets autour. La musique d'attente est une mesure industrielle assez dure mais pour l'instant personne n'y fait attention et attent tranquilement. Mais les minutes s'égrenent et le temps commence à paraître long. Maintenant le public se manifeste à la fin de chaque titre espérant que le groupe va enfin apparaître sur scène. Mais il n'en est rien. Alors tout Bercy se lance dans une hola partant du côté droit de la scène parcoure tout le demi-cercle des gradins pour finir dans le parterre. Mais le groupe n'arrive toujours pas, et il est déjà presque vingt-deux heures.
Peut- être attendent-ils l'heure précise pour commencer. * Enfin ils arrivent mais en ordre dispersé. D'abors Flea, arborrant une belle chevelure rouge, dans un superbe costume turquoise et John Frusciante, dans un non moins superbe costume rouge, pour un titre instrumental. Puis arrivent Chad en vert émeraude et Anthony Kiedis en mauve. D'ailleurs, la veste du costume ne resistera qu'une chanson à Flea. Les Red Hot commencent très fort le concert avec Around the World, Give It Away, et Scar Tissues. Sur scène, ils sont fidèles à ce que l'on espérait : Flea bondit, Kiedis dance et Frusciante pose avec sa guitare. Après ce début de concert expolsif, Le chanteur se concerte avec le basiste avant la prochaine chanson. Frusciante intervient brèvement mais il se passe quelque chose. Il semble bien que les mots échangés entre Flea et le guitariste n'est pas été très cordiaux et même ont été accompagné de signes de la main sans équivoque sur leur sens. D'ailleurs Frusciante sort de scène à grande enjambées en enlevant sa guitare. Il est suivi par Kiedis. Flea reste seul sur scène avec le batteur et il chante en solo. Suite a ce qui s'est passé, le dernier couplet est certainement changé : "you selfish..." "fuck you". Pour la chanson suivante Anthony Kiedis revient, il a nlevé son custaume mauve et porte des cuissardes noires. Mis le guitariste qui revient sur scène est entièrement habillé de noir, pantalon et chemise, et ne porte pas le costume de scène des Red Hot, le fambant costume rouge de Frusciante. Petit flottement sur scène et interrogation parmi les spectateurs. 
Ce n'est pas Frusciante qui est revenu sur scène ? D'ailleurs, le nouveau guitariste hésite, il regarde les autres membres du groupe, d'un regard que l'on sent interrogateur, il sort de scène mais finalement revient. Le reste des Red Hot continuent même si parfois il manque des parties de guitare. Finalement le guitariste tout en noir reste définitivement sur scène. Car de toute façon, il connait visiblement parfaitement le répertoire des red Hot Chili Peppers. * Le concert continue donc avec ce quator. Avec Flea en "Monsieur Loyal" ou plutôt en véritable pilier du groupe. Prenant visiblement sur lui pour que le concert se déroule normalement. Anthony Kiedis, avec sa nouvelle coiffure blonde et courte mais exhibant toujours ses pectoraux musclés et ses tatouages, chante à merveille mais parait un peu en retrait entre les chansons. Peut-être est-il plus perturbé que Flea par ce qu'il s'est passé. Flea est merveilleusemnt égale à l'image que l'on se fait de lui. Penché sur sa basse, bondissant et finalement le favori incontestable du public. Les chansons s'enchainent. Le jeux de lumières est plutôt classique. Sur le grand écran les images vidéos défilent au rythme de la musique. Rapides quand il le faut mais jamais agressives. 
Pour les chansons plus lentes, ce sont des images calment dans des bleus apaisants. Mais il n'y a pas beaucoup d'artifices car l'essentiel est la musique, et cela même si les Red Hot Chili Peppers dépensene et dégagent une énergie incroyable sur scène. Au point de se demander pourquoi on n'a pas encore penser à utiliser toute cette débauche d'énergie naturelle pour produire de l'électicité ! Mais cela ne cache pas combien ce sont de bons musiciens. Merveilleux moment quand ils se sont rassemblés autour du batteur, Flea, Anthony Kiedis et le gutariste autour de Chad pour un titre funky et quasiment jazzy. On accorde beaucoup plus facilement aux musiciens de Jazz, musique plus "sérieuse" que le rock, le qualicatif d'excellents musiciens voir de virtuoses, ce qui est bien dommage et sur ce titre particulièrement les Red Hot Chili Peppers prouvent combien cette restriction est injuste. * Et le public le sent bien car son enthousiasme ne diminue pas et ne tient pas rigueur au groupe de ce changement inexpliqué de guitariste. D'ailleurs une partie du public loin de la scène, et Bercy est grand, ne l'a peut-être pas remarqué, la silhouette des guitaristes, aux longs cheveux tous les deux se ressemblant. Le public de Paris montrera aux Red Hot combien ils les aiment en chantant avec Anthony Kiedis "under the bridge". Emouvant hommages des habitants d'une métropole à une chanson écrite en hommage à une autre métropole, Los Angeles. Après cette chanson, Flea demandera à ce que les lumières soient allumer pour voir le public. Et celui-ci répondra par une clameur d'enthousiasme. 
Flea remercie le public et nous dit combien nous sommes gentils, peut- être le dit-il chaque soir mais cela fait plaisir. Dommage car il n'ait pas été possible de le comprendre à chaque fois qu'il s'est adressé au public car il parlait anglais, bien sur, rapidement et avec l'accent californien. On arrive rapidement à la dernière chanson. Le concert a passé trop vite mais en regardant sa montre, on s'aperçoit que ce n'est pas seulement une sensation, le concert a duré seulement un petit peu plus d'une heure. Le groupe quitte la scène mais revient bien vite pour le rappel. Rappel nécessaire pour satisfaire les fans qui en redemnde mais aussi qui permet d'éclaircir un mystère car Anthony Kiedis en se tournant vers le guitariste tout de noir vêtu : "Thank you, Dave". Dave ? Mais oui bien sur, Dave Navarro ! Car sinon qui aurait pu connaître aussi bien les chansons des Red Hot Chili Peppers en remplacement de John Frusciante. Finalement cela aura quand même été un concert des Red Hot Chili Peppers au complet.
No oficial
http://redhotchilipeppers.iwarp.com/



Oficial
http://www.redhotchilipeppers.com

 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine





.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es