Cristina Rosenvinge / Joy Eslava 10 de dickembre 2015. Presentación de 'Lo Nuestro'. Fotos  Nieves Herranz / Crónica: Paloma Herranz

CRISTINA ROSENVINGE
Concierto en Joy Eslava, 10 de diciembre 2015
Crónica por Paloma Herranz
Fotos por Nieves Herranz / IndyRock


PUBLICIDAD
--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS


3 / 02 / 09 Sala Bikini Barcelona
Rockdelux Music Weekend 07, Nacho Vegas / Christina Rosenvinge, The Wedding Present, Eef Barzelay, crónica Madrid
18-05-03, Sala Planta Baja, Granada
Biografia
.

Christina Rosenvinge
La intimidad de 'Lo nuestro'
Concierto en Joy Eslava, 10 de diciembre 2015
Crónica por Paloma Herranz
Fotos por Nieves Herranz / IndyRock

"¡Qué bien se conserva!" la murmuran al pasar. No es para menos, ya que pocos ejemplos tenemos en el panorama nacional que hayan sabido madurar con la misma calidad que lo ha hecho la madrileña. Por cierto, si no has leído la primera frase cantando es porque no has escuchado lo suficiente La muy puta, primer single del último trabajo de Christina Rosenvinge: Lo nuestro.

Este jueves 10 de diciembre la cantante volvía a la sala Joy Eslava acompañada de una renovada banda con más teclados y sintetizadores, presentando una incursión en su esencia más noventera. Un declarado formato "semi-electrónico", letras que nos siguen dejando frases memorables y un sonido más oscuro que hasta ahora sólo habíamos vislumbrado en algunos temas como Tres minutos,de Tu labio superior, o Tok Tok, de Continental 62
 

Con un ligero retraso sobre la hora prevista y un público que comenzaba a rugir, aunque siempre muy respetuoso – es una de las cosas que mejoran con la edad – arrancaba el concierto a las 21:25 horas con uno de los temas más pegadizos del nuevo álbum de Rosenvinge, Alguien tendrá la culpa. Se escapaban los primeros movimientos de cabeza al compás de la música y de los pies de Christina, que entera de negro y con la melena más corta de lo habitual nos confirmaba que “¡Está hecha una belleza!” como la jaleaban desde el público. 

Agradecía la asistencia de los allí presentes, y sintiéndose como en casa, comenzaba una primera parte protagonizada por temas de sus dos anteriores trabajos. Las horas, con un acertado juego de luces blancas y rojas; Anoche (El puñal y la memoria) y El debut precedían a la segunda canción de presentación de Lo nuestro,Romeo y los demás, un canto a la paz en su particular guerra contra el género masculino.

Continuaba con otro nuevo tema, La absoluta nada, y tras él dejaba la guitarra eléctrica para ponerse en los teclados al frente de algunos de los sencillos más queridos por el público de Tu labio superior y La joven dolores. Hay que destacar el gusto de la artista dando la vuelta a estos temas, redescubriéndolos tanto para el público que atentamente la escuchaba como para su propio disfrute sobre el escenario. De esta forma nos deleitaba con la versión más alegre de La distancia adecuada, la más tenebrosa de Mi vida bajo el agua, y las siempre electrizantes Eclipse y Tok Tok, esta última de Continental 62.

El absoluto silencio se adueñaba de la sala mientras volvía a enfundarse en su guitarra y entraba a acompañar a la banda Martín Muñiz, road manager de la cantante y actual teclado de The Right Ons. Las luces de la bola que caía del techo de la Joy crearon un ambiente mágico mientras interpretaba otro de los temas de Lo nuestro, Pobre Nicolás.

Y la magia continuaba con La canción del eco, en la que se alternaban cantante y banda - batería, guitarra eléctrica, bajo y varios teclados -  para interpretar las estrofas a solas y los estribillos en conjunto, volviendo así a redescubrirnos un tema que ya de por sí era una delicia.

Faltaba poco para el bis y estrenaba Lo que te falta y Segundo acto. Aprovechaba también para dedicar La muy puta a la ilustradora Paula Bonet, responsable del videoclip del single. Sin guitarra, en este tema Christina lucía su mono negro a lo largo y ancho del escenario dando rienda suelta a su faceta más dramática. 
Antes de la pausa volvió a ponerse a los teclados para terminar con La tejedora y sus aullidos a las luces de la Joy.

Un par de minutos más tarde salía sola con su guitarra para estrenar la delicada Líquen, y en la recta final deleitaba con una gran versión de Negro cinturón, que a pesar de ser 'una canción de chim pún' como nos confesaba Rosenvinge, fue uno de los temas que más arrancó a cantar al público.

Salía el resto de la banda para tocar la última canción de un concierto que se hizo corto tanto para la artista como para los que lo disfrutamos. Y no fue otra que Tu sombra, de La joven dolores, reinterpretada en una versión de sonidos tribales que contrastaban con el carácter violento de la letra.

Satisfecha con la sensación de haber asistido a uno de esos conciertos redondos que se dan de vez en cuando, no puedo más que terminar como empecé, con otra línea de La muy puta, y es que en este caso - y con permiso - "Los críticos conceden la absolución total.



 
Christina Rosenvinge presentó su  disco ¨Lo Nuestro¨el 10 de Diciembre cerrando el año en el ciclo Pop & Dance (Intromúsica) en la sala Joy Eslava de Madrid 
'Lo Nuestro' salió en abril de 2015 a través de El segell del Primavera


El Segell del Primavera anuncia  que la consagrada artista Christina Rosenvinge pasa a formar parte de sus filas tanto en el aspecto discográfico como de contratación.

La artista publicará en el seno de la discográfica un nuevo álbum que verá la luz en el primer trimestre del próximo año. El disco, grabado durante el verano de 2013 con el productor Raül Fernandez Miró (Refree), supone un nuevo giro en la carrera de la artista. 

Así explica Christina un poco más de este nuevo proyecto:
"Después de que se editara la caja recopilatoria Un caso sin resolver (Warner, 2011) la inercia parecía llevarme a ese momento en que los músicos se dedican a darse el gusto de regrabar sus clásicos (recoger la cosecha, lo llaman). Pero qué quieren que les diga, mirar hacia atrás se me da muy mal. Si meto las manos en los bolsillos, siempre encuentro nuevas semillas que mutan gracias a la experiencia y la curiosidad a partes iguales. Me es imposible negarme a tirarlas al aire a ver qué pasa.

Las circunstancias parecían alejarme del pop confesional y el formato semi-electrónico encajaba especialmente bien con la temática cuasi metafísica de las letras, que giraba alrededor de las múltiples crisis que crecían a mi alrededor amontonándose sobre mis pequeñas crisis personales, muy serias las primeras y muy cómicas las segundas. Cuando tuve más de una decena empecé a grabar con Raül. Era junio de 2013. Enseguida se hizo patente que tenía más sentido hacerlo así, entre los dos, mano a mano y por capas, que montar una banda como había hecho otras veces. Una vez terminado, a final de verano, me pareció que un gesto rompedor como es este disco, no podía publicarse bajo un esquema conservador. Así que, con la paciencia que da tener alguna cana ya, me senté a esperar que pasara por mi puerta un nuevo convoy de soñadores mientras reclutaba mi propia tropa de voluntarios, la ilustradora Paula Bonet entre ellos. Así es como he llegado a El Segell del Primavera". (diciembre 2014)


10-06-2010, Luz de Gas, Barcelona Ciclo en persona
Crónica por  Raül Ruiz - IndyRock
Fotos Jessica Corrales - IndyRock

 

La cantautora de origen danés se presento en la ciudad condal acompañada de un trío excepcional para ofrecer algo más que un concierto acústico; junto a su amigo desde hace 7 años Charlie Batista, el norteamericano Chris Brokaw y el cantautor catalán Raúl Fernández (REFREE) convirtieron las elitista sala de conciertos en un lugar intimista donde músicos y público compartieron impresiones y, como no, la música de Christina. Para conseguir este ambiente, la sala acomodó a los asistentes en las decenas de sillas que habían colocado frente al escenario. Un concierto que invitaba a ser contemplado con una copa en la mano… siempre y cuando tu cartera pudiese soportar el precio de una cena licuada en un vaso de cristal.


Chris Brokaw

Con puntualidad alemana, el concierto comenzó a las 21.30. Abrieron con ‘Por La Noche’, ese blues dulce con toques de lullaby, en plan cuarteto de cuerdas. Dos temas más tardes, la artista presentó a la banda y explicó el infortunio que había sufrido Chris en EEUU y que le había llevado a presentarse con su pierna escayolada; doble merito tendría su presencia al descubrir que había cogido un vuelo desde Boston expresamente para asistir al bolo. Tras ello llegó el momento de pasar el micrófono al público por vez primera para que estos comenzasen su ronda de preguntas y confesiones mitómanas; pero antes de que llegase ese momento tan personal, nuestra fotógrafa, ávida de buscar la posición más próxima al escenario, tropezó con una cerveza que alguien había colocado en inoportuno lugar. Esta anécdota sirvió para que el ambiente se relajara y el público perdiese su timidez para lanzarse a conversar con Christina. Aunque, realizando una valoración final de las intervenciones de los asistentes, más que conversaciones, estas derivaron en una sucesión de lisonjas que poco tenían de curiosidad y mucho de admiración fenómeno fan. 

Uno de los momentos más bellos del concierto sucedió cuando Christina al piano, y Raúl a la guitarra intercambiaron temas propios para que el otro los interpretara de manera personal. Para la versión del tema de Raúl, Christina dejó el piano para concentrarse en cantar con naturalidad una canción escrita en catalán. Y lo cierto es que no lo hizo nada mal. 

El concierto tuvo la duración de 16 temas, entre los que sonaron ‘Nadie Como Tú’, ‘Tanta Prisa’, ‘Anoche (El Puñal Y La Memoria)’ o el tema que abrirá su próximo disco: ‘La Canción Del Eco’, basada en el poema de Salvador Dalí “La Metamorfosis de Narciso”. Para cerrar con la reversión africana del ‘After Hours’ de THE VELVET UNDERGROUND. 

Al escenario regresarían para el bis todos menos Raúl. En este solo ofrecerían un tema más: ‘Negro Cinturón’. Después de esto, luces, música pregrabada, recogida de sillas y Christina Rosenvinge vendiendo discos sobre el escenario, en improvisado mercadillo musical. Algo realmente auténtico que siempre es de agradecer en artistas de este nivel. 

El último párrafo, y de manera excepcional, se lo dedicaré a Jessica, nuestra fotógrafa, quien soportó estoicamente, y con su simpatía natural, uno de esos momentos en que dirías tierra “trágame”. Pero orgullosa debe sentirse de haber arrancado quizá la sonrisa más sincera de Christina en toda la noche.


Raul Fernández



3 / 02 / 09 Sala Bikini Barcelona
 (con Steve Shelley, Chris Brokaw, Jeremy Wilms & Charlie Bautista) 
Crónica: Francesca Tur - IndyRock
Fotos: Isabel Flores - IndyRock


 

Christina Rosenvinge es un icono de los que llevan décadas rasgando una guitarra, cantando con esa seriedad que hila frases, teje sonidos y combina piano con guitarra. Ha pasado mucho desde que empezará su camino solitario, se codeará con el underground de la Gran Manzana, cantará con colaboraciones mayúsculas y se paseará por los grandes teatros del país de la mano de Nacho Vegas. Ahora empieza a rodar de nuevo, tiene nuevo disco bajo el brazo, "Tú labio superior" íntegramente en castellano después de su andadura americana y "decide subirse de nuevo a la furgo" y plantarse en las grandes ciudades del país. A Barcelona llega un martes, justo una semana después de Nacho Vegas, uno de sus compañeros de hazaña, y sus pósters llenan esos bares que tienen algo de su estilo y su nombre se lee en esos coros que tienen algo de adultos y buscan algo de niños rockeros.

El concierto empieza quince minutos después de lo previsto así que ese público que roza los 30, que tiene cara de emoción y que lleva mucho tiempo esperando a ver a la madrileña en directo (siempre se hace derrogar) empieza a escalar posiciones. La sala rebosa cámaras preparadas, pies bien situados y grupitos que imaginan hipotéticos. Sale su banda, hoy viene internacionalmente acompañada por cinco músicos de excepción, ha dejado los jeans y la ropa ancha, para enfundarse en una conjunto negro ceñido que acaba con unos tacones que la hacen aun más distante, más lejana, más musa. La oscuridad se rompe con el primer acorde donde ella queda iluminada. De cerca, esta Nicole Kidman de nuestra tierra, sigue reluciendo un elixir vital, la misma voz de siempre y arriesga a elevar la voz, subiendo el tono más que de costumbre. Serán los tres primeros temas, del nuevo disco, donde se vaya acomodando, tocando su pelo como de costumbre, y resituándose con su guitarra. Susurra esos cuentos de madres, amores y niños, habla de despedidas, de ataques y defensas, de buenos amigo y también de amistades extrañas, "canta lo que nadie quiere oír" y rasga la voz. 

Mantiene una complicidad fría pero cercana con cada uno de los miembros de la banda, les mira como si fueran el lugar donde fija la mirada alguien tímido y se concentra con los ojos cerrados. Los temas se alternan sin presentación ni saludo, ni sonrisas ni agradecimientos, inmune a los aplausos, a los vitoreos, "a los guapas" continua en su andadura de cantar, cantar, cantar. "No te creas nada de lo que digo" empieza a capella y cuando arranca el bajo y la guitarra el público la acompaña con palmas y Charlie Bautista, su hombre orquesta, alternará la guitarra y el teclado con una segunda voz que dará ese punto exótico y masculino a "la chanson" de Rosenvinge.

Las luces serán serias y tenues pero habrá finales de canciones donde la banda olvide la suavidad y se suba al carro rockero, al destello de los focos y Christina mueva su melena. Será después de esto, donde ella nos agradezca el venir y "El haber escogido este plan entre todas las posibilidades de la noche, muchas gracias", el púbico rebosante por "la amabilidad" de dedicarnos una frase, le dedicará más piropos, aun "más guapa". Llegados a este punto ella ya estará cómoda, entregada y nos regalará viejos temas, de esos que enamoran "y que tocaba hace 14 años". "Princesa" hará que cante la sala, "Canción secreta" demostrará que los fans estan al día y "La distancia adecuada", "La Muerte Sentimental" y "Canción Secreta" harán sonreir, "semibailar" y sobretodo disfrutar a los presentes. Se sentará al teclado y quedará sola ante el peligro ("nos hemos quedado solos" dirá con esa voz tan suya) dominando esa voz acorde con notas que se suman rápidas, lentas y con unas "onomatopeyas sonoras" que se encabalgan con la fuerza de sus dedos. Cuando aparezca el resto del equipo ella se emocionará, tocará el piano como una leona, fuerte y sonoro y se arrastrará de una nota a otra, moviendo la melena.

Dejará claro que sigue salvaje pero también princesa, cautiva, silenciosa y cautivadora, muy noventera y que atrae con sus frases, breves y escasas, pero necesarias para que los presentes le regalen más frases lindas. Desaparecerá tras un "A contrapelo"  radiante y cuidado y tras que se le demandará sin cesar un bis reaparecen una primera vez. Después de dos canciones y un hasta luego, tendrá una segunda y última oportunidad, ya que el público la reclamará así que salen, acaban en mayúsculas y salen a saludar al frente del escenario dejando claro que no solo domina la música, las letras y los acordes sino el cuidado de un equipo que la ensalza y le hace brillar. Jeremy Wilms demostró que el bajo es un lenguaje que despunta con el idioma de Rosenvinge y Chris Brokaw habrá dado un toque más quick, más fuerte a las letras de la madrileña. El concierto acaba con un buen regusto, un disfrute para fans, un redescubrimiento para los que habían perdido la fe y una sorpresa para aquellos acompañantes que dudaban si invertir en la entrada. Igual faltaron sillas, para poder deleitar sus historias con el relax que tiene el fin de una jornada. 

Pero Rosenvinge nos dejo con ganas de más y de poder tocar sus letras de manera habitual, consiguió el propósito de los artistas actuales, endulzarnos para que busquemos su golosina. 


18-05-03, Sala Planta Baja, Granada
Produce: Global Music & Vialactea Mass-Media
Fotos Merche S Calle © IndyRock 


Christina Rosenvinge es hija de una familia de daneses afincada en Madrid. En los años ochenta descubre el pop frecuentando los  primeros conciertos de los grupos de la movida. Forma su propio grupo mod, Ella y los Neumàticos,  junto a Lars (Decima Victima), Rodrigo (Ciudad Jardín) y Edi Clavo (Gabinete Caligari). El grupo se disuelve en el 81 solo con una maqueta grabada despues de unas cuantas actuaciones memorables en los clubs mìticos de la movida.

Despues  algunos proyectos oscuros que no llegan a tener nombre conoce a Alex de la Nuez con el que forma Alex y Christina, grupo de influencia afrancesada que llegarà a tener un enorme exito con sus dos discos, "Alex y Christina"[87] y "El angel y el diablo"[89]
Tras  abandonar el grupo, forma su propio proyecto " Christina y los subterraneos" con el que graba dos discos, "Que me parta un rayo"[92]  y "Mi pequeño animal"[94],  de nuevo con gran repercusiòn,  y despues otros dos como Christina Rosenvinge, "Cerrado"[97] y "Flores raras"[98].  En los ultimos discos inicia un camino mas personal dentro de su estilo con el que pierde el exito masivo, pero se convierte en una figura de culto  respetada por la critica y el publico especializado.

En el año 99 Christina se traslada a Nueva York donde inicia una nueva carrera en el mundo anglosajòn. Tras actuar en Nueva York durante unos meses graba un disco, "Frozen pool"[01], que la situa en la constelaciòn indie americana. Va de gira por EEUU y  Europa, tocando en algunos festivales como All tomorrows parties en Los Angeles, Les femmes s`melent en Paris y Poitiers  y South by southwest music media en Texas. El disco se publica en Japòn .

"Foreign land"[02] es su segundo disco mayoritariamente en ingles . Se publica en España en la colecciòn del Europeo junto con un libro de imàgenes realizadas por Ray Loriga, y se presenta en Madrid, con un concierto en la Casa Encendida, en el mes de noviembre.


Veinticinco años de carrera convierten a Christina Rosenvinge en una clásica de la música española. Inquieta, cosmopolita, audaz y apasionada, la veterana cantante y compositora (que también ha sido presentadora de televisión y modelo) es un valor siempre en alza en la música española. Los comienzos de Christina Rosenvinge hay que situarlos en el Madrid de la movida como cantante de Ella y los Neumáticos. Tras su disolución conoce a Alex de la Nuez con quien forma el dúo Alex y Christina que grabó dos álbumes que se vendieron como rosquillas. Poco después de su separación, Christina graba otros dos discos como Christina y los Subterráneos (Que me parta un rayo y Mi pequeño animal), grupo con el que se recorre el circuito de salas de nuestro país con gran aceptación, recuperando el prestigio puesto en entredicho por el éxito comercial y televisivo. Estamos a mitad de los noventa, momento que Christina Rosenvinge elige para dar un paso importante. Así, Cerrado nos sorprendió en el 97 como un disco lleno de una introspección personal que le aparta del éxito popular en favor del artístico y constituía su proyecto más personal hasta la fecha. Un año después, siguiendo las mismas pautas, publica Flores raras, que obtuvo excelentes críticas en los medios especializados. Desencantada por la situación del panorama del pop español, Christina decide instalarse en Nueva York y comenzar una nueva carrera en el mundo anglosajón que ha dado como fruto tres excelentes discos. El primero de ellos, Frozen pool se edita en 2001 y le sirve para darse a conocer en los Estados Unidos y Europa actuando en importantes locales y festivales. Foreign land, su segundo disco americano se publica en nuestro país en versión disco-libro. Su nuevo álbum, el recién editado Continental 62, publicado en el propio sello discográfico de la artista, confirma a Christina Rosenvinge como una fuerza indiscutible en nuestro pop-rock.


Biography 
Madrid-born, Danish-descended singer Christina Rosenvinge owns one of the more singular careers in pop music. She spent the 1980s as a bona fide star in the Latin-speaking world, selling out stadiums and a boatload of records as half of the duo Alex Y Christina. By the early 90s, weary of the endless media maelstrom, increasingly disillusioned by the stifling creative confines of the mass market, and newly inspired by the more personal, idiosyncratic work of songwriters such as Leonard Cohen, she began to write, with an increasing deftness and dedication, songs in her own voice, and closer to her heart. 

Eventually splitting with Alex, she recorded a trio of albums for WEA Latin America, each more spohisticated than its predecessor, exploring a wide range of musical motifs and lyrical themes. Sessions for the last of the three, 1996's Cerrado, took place at Echo Canyon, Sonic Youth's just-completed Manhattan studios, with SY guitarist Lee Ranaldo producing and members of Two Dollar Guitar providing backing. 

Her next visit to New York found her contributing to Two Dollar Guitar's 1999 album Weak Beats and Lame-ass Rhymes. By now smitten with the city and the possibility of working with a clean artistic slate, she subsequently moved there, and began performing locally with Two Dollar Guitar as her backing group. Work began on Frozen Pool the following year -- her first SLR release would also be her first US and English-language release, and go on to garner both critical accolades and an entirely new, hard-earned fanbase, built upon her own unique talents. Since then she has toured the US and Europe, supported artists such as Elliott Smith and Stereolab, and played festivals including South By Southwest, CMJ Music Marathon, and All Tomorrow's Parties. 

Christina is currently back in Spain preparing for the release of her latest project, a book-and-record set, songs for which were recorded over the past year, again at Echo Canyon and featuring members of Sonic Youth and Two Dollar Guitar.

Matching fragile, ethereal vocals with subtly sophisticated songwriting, Frozen Pool finds inspiration in the cream of the Continental pop crop, particularly '60s chanteuse Françoise Hardy, and weds those ideals to Christina's own sublimely somnambulent folk-based sound. The aching opener Hunter's Lullaby recalls like Bjork fronting a less reverb-damamaged Mazzy Star; other highlightsinclude the jousting, Jobim-meets-Johnny Marr chord changes of Expensive Shoes, covers of the Two Dollar Guitar songs White Ape and Green Room, the lazy lyricism of Glue, and a superlative take on Leonard Cohen's Seems 'So Long Ago, Nancy'.


Christina Rosenvinge publica el 29 de noviembre de 2011 “Un caso sin resolver”
Christina Rosenvinge ha ido construyendo una carrera artística sólida como pocas en este país. Empezó con Ella y los Neumáticos, siguió con Magia Blanca, y siendo aún una adolescente alcanzó el éxito con Álex y Christina. Ya en solitario continuó su camino como Christina y los Subterráneos o simplemente, Christina Rosenvinge. En este tiempo nos ha ofrecido discos de todo tipo, empezando por un pop subterráneo, pasando por la crudeza de “Mi pequeño animal”, cantando en inglés y aliándose con Sonic Youth en “Cerrado”, grabando una trilogía de discos neoyorkinos y, ya de vuelta en España, despachando obras superiores como “Tu labio superior” y “La joven Dolores”.
Es tiempo de recapitular, de echar la vista atrás, de abrir los cajones, de volver a mostrar las canciones de las que más orgullosa se siente. Y también, cómo no,  de enseñar nuevas grabaciones expresamente registradas para este box set. Esto y mucho más está en “Un caso sin resolver”. Desde las nuevas grabaciones de “Tú por mí” y “Alguien que cuide de mí”, la versión del “Hallelujah” de Cohen, la versión de Refree,“El Sud”, y la recuperación de una de sus composiciones estrella: “Canción del Eco”. Un recorrido cronológico por toda su carrera en solitario además de algunas rarezas, maquetas, versiones en directo, duetos, etc. Toda esta historia viene explicada e ilustrada con fotografías en un libro de 50 páginas, con textos de Jordi Bianciotto, Diego Manrique, Jesús Ordovás, Julio Ruiz, Lee Ranaldo, Nacho Vegas, Refree, etc…
El formato es una caja que contiene 4 CDs y 1 DVD, y es una edición limitada
www.christinarosenvinge.com

http://www.smellslikerecords.com/christinarosenvinge/

VIDEODIRECTOS DE CRISTINA ROSENVINGE... y más


VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



Vídeo directo de Cristina Rosenvinge en 2003 
en la sala Planta Baja de Granada. 
Video archivo IndyRock.
(click en  para Full Screem)

INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO



vídeopromoción


PROMOCIONADO



 




VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es