--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
II Festival Ska
en IndyRock
cronica
IV Festival Ska


20 abril 2001

.
III Festival Ska Granada
Anfiteatro de Maracena 01-04-00
Organiza Bongo Producciones
Desmond Dekker, Skarface, Skaparapid, Skaks, Kerida Pulga, The Incoknitos, Moonrakers

Por David Lopez Gonzalez para Indyrock
La noche del pasado día 1 de abril, se vivió en Granada el III Ska Festival, propuesta original y única por estas tierras, donde si ya es difícil recibir la visita de grupos de mediano prestigio, desarrollar una jornada de estas características se convierte en algo cuanto menos sorprendente, pero que demuestra la existencia de una escena musical donde, ya sean punk, ska u otros estilos musicales marginados injustamente por los medios, aparece un público que compra los discos, se preocupa por informarse a través de fanzines y otros canales como Internet, y sobre todo asiste a los conciertos, apoyando de tal modo la conservación y perpetuación, no sin dificultad, de las bandas y aventuras arriesgadas como este festival. 
En cualquier caso el público sigue siendo minoritario y la ayuda institucional destaca por su ausencia. Pero vayamos al asunto que concierne. Así, por tercer año consecutivo, la promotora y distribuidora Bongo organiza una velada skatalítica, aunque no por ello dejarán de oírse bastante reggae, jazz y algo de genuino punk del 77, en lo que parece una afortunada y atractiva evolución. Si el primer año fue un concierto en la desaparecida sala La Caverna, en el que los madrileños Malarians fueron los encargados de amenizar la fiesta, el pasado año el escenario se trasladó a uno de los pabellones medianos de la Feria de Muestras de Armilla. No sólo supuso un cambio cualitativo en cuanto a la infraestructura del recinto, que permitía albergar a un par de miles de personas, sino que el cartel fue extraordinario, encabezado por artistas internacionales de la talla del veterano Laurel Aitken o los divertidos Loaded, que con su simple pero efectivo punk-ska cerraban una larga jornada que se prolongó durante toda la noche/madrugada, donde tampoco faltó la representación estatal a cargo de Potato o los granadinos Karajo. 
Pues el año 2000 no podía ser una vuelta atrás, sino un nuevo paso hacia delante, mostrando su continua transformación. De nuevo, el lugar donde se desarrollarían las actuaciones cambia de domicilio. En esta ocasión es el Anfiteatro de Maracena, que nuevamente posibilita un mayor aforo, aunque el hecho de encontrarse al aire libre podía haber provocado algunos incidentes derivados del mal tiempo que parecía que irremediablemente iba a afectar a la península este fin de semana. Por suerte, el clima jugó a favor de la organización, y tan sólo el fuerte viento a media tarde impidió que, como se deseaba en un principio, el escenario se convirtiera en un cubo mediante la colocación de unas extensas telas negras, tal y como estaba previsto. Con tales contratiempos o sin ellos, los conciertos comenzaron pasadas las 8 de la tarde. 
Con escaso público, pues éste empezó a llegar muy poco a poco hasta llenar finalmente, The Incocknitos ya sonaban en el Anfiteatro. Partes iguales de punk y new wave, con alguna que otra versión, completaron un buen concierto que por desgracia fue visto por pocos. Con un ambiente algo más caldeado, los ganadores del primer Open Ska Red Stripe, Moon Raker, empezaron a agitar al personal. Ska rápido para una audiencia que aumentaba el calor propio de una fiesta de tal naturaleza, que llegó a su cumbre con una versión de los ingleses Madness, provocando el delirio de uno de los cantantes de la banda catalana que no pudo evitar su error al decir ¡gracias Madrid!. Continuando la velada, los ya veteranos en este festival Kerida Pulga, que ya estuvieron en la pasada edición, volvieron, con algún cambio en la formación, a demostrar que cuentan con el apoyo del público gracias a un sonido fresco, divertido y perfectamente disfrutable. Para la ocasión, estrenaron en directo un tema nuevo, ante un aforo que era en esos momentos lo suficientemente amplio como para asegurar una buena acogida. Tras los granadinos, los valencianos Skaks cambiaron totalmente de registro, tomando un sonido mucho más clásico. No obstante son una de las pocas bandas de ska-jazz que podemos encontrar en España. 
Fabulosa sección de viento y estupendas versiones de Skatalities, New York Ska Jazz Ensemble o la imprescindible Sally Brown, tema obligado donde los haya, que ya encontró en el 99 su versión en la voz de Laurel Aitken. Ya en plena madrugada, la estrella indiscutible del cartel hacía su aparición. El legendario Desmond Dekker, mito indiscutible de la cultura reggae, acompañado por una genial banda de músicos, deleitó al público con un repertorio de auténticos clásicos a los que era imposible resistirse a corear los estribillos, tan conocidos que los hemos podido escuchar desde en anuncios publicitarios hasta en las versiones de la banda de punk sueca Millencolin. Ver al jamaicano sobre el escenario no sólo fue un placer, sino que su personalidad y carácter lo convirtieron en algo realmente emocionante. 
Y el público pareció sentirlo. A pesar de los vitores de los asistentes, el creador de Israelites parecía ya demasiado agotado como para continuar. Todo lo contrario que Skarface, dispuestos a convertir su concierto en una sesión de ska festivo y divertido. Los franceses, en su primera actuación en Granada, venían a presentar su reciente trabajo, aunque tampoco olvidaron sus primerizos discos como Cheap Pounk Skaaaaaa!, para revisitar viejos temas como Skarface o Jamaica Ska, y recordar que además de poseer un inequívoco sentido del humor, son íntegros a unos principios como la independencia o el compromiso. 
En resumidas cuentas, Skarface se convirtieron en uno de los mayores aciertos del cartel. Sobre las 4 de la madrugada, Skaparrapid tenían la misión de cerrar el festival. Los valencianos intentaron aportar al personal algo de vitalidad, cuando el cansancio era ya algo generalizado. Tal vez el defecto de la banda sea unos textos excesivamente panfletarios, que a pesar de intentar la crítica social, les costó una serie de problemas con cierto sector del público. De todos modos cumplieron con su papel y terminaron entre aplausos su actuación dando por finalizado el tercer festival de ska que se realiza en Granada. Terminado pero con renovadas esperanzas de que el año próximo continúe la mejora hasta conseguir el formato apropiado. En cualquier caso, una jornada memorable como pocas. Mientras, y a la espera de la nueva edición, siempre cabe la posibilidad de acercarse a Tarragona a disfrutar del directo de Toasters y Prince Buster.


 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO






VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es