--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
Un día con 
TYLA & JO DOG

DOGS D'AMOUR
en IndyRock.
Cronica concierto junto a Danko Jones y Backyard Babies
Granada
18-10-01
.
Ty l a 
Fotos: J. E. Gómez - IndyRock
Mas fotos directo: Tyla | Danko Jones | Bacyard Babies

TYLA. Lullabies for tough guys.

Por Jesús S. (IndyRock)
Definitivamente, no soy la persona más indicada para abordar la crítica de un trabajo de Tyla. Reconozco que cualquier evento o producto cercano al universo de los Dogs D´Amour supone para mí todo un acontecimiento. Por supuesto, la objetividad no existe, y el que diga lo contrario miente, pero bueno, dentro de los parámetros en los que me puedo mover, intentaré analizar este nuevo trabajo de Tyla con todo el rigor que mi descreída ética pueda soportar.
   Tyla ha grabado este disco en su casa, con una pequeño equipo digital al que ha conseguido sacarle el partido necesario como para no tener que depender de terceros ni de recursos limitados, grabando él mismo el bajo, las guitarras (salvo las colaboraciones de su amigo barcelonés Kid O y lo que pudo hacer Jo Dog durante su corta estancia en primavera) y trabajando con una drum-machine en ocasiones; es por tanto una obra personal en todos los sentidos. 

Todos los trabajos de Tyla lo son, pero en este caso la huella del inglés va más allá del dibujo de la portada y las canciones taberneras. Ya lo deja claro en la intro hablada: este disco supone para él la puerta a una nueva etapa vital ("durante los primeros veinte años de mi vida fui sólo un chaval, durante los siguientes veinte, un alcohólico y drogadicto, es hora de cambiar"). ¿Es tan profundo el cambio? En buena parte la respuesta es afirmativa. Lo que Tyla nos trae en esta nueva entrega no supone una nueva perspectiva musical, sino mas bien un nuevo punto de partida. El disco está impregnado a partes iguales por madurez, optimismo y una cierta crudeza lírica. El que lleve media vida pegado a la música de Tyla encontrará rápidamente las clásicas referencias: los temas de estructura sencilla, esas guitarras rítmicas tan personales (esa Gretsch White Falcon!!!), algunos temas con base acústica...y la personal y cada día más madura voz de Tyla, a veces superpuesta en diferentes registros (marca de la casa).
 

   Sin embargo, algo ha cambiado, y definitivamente este álbum supone un acercamiento cada vez mayor a una obra madura por parte de Tyla: no pretende engañar a nadie, los años no pasan en vano y eso es algo de lo que él prefiere sacar provecho, antes que suponer un motivo de queja existencial. Pero dejando cuestiones de fondo a un lado, vayamos a las canciones, que al fin y al cabo es lo que cuenta. El disco se mueve por parámetros más o menos clásicos, rock de toda la vida, en ocasiones fuerte, en ocasiones bello, nada complicado. Sin piruetas estilísticas: temas directos como "Hand in hand", "Picture in my hand" o "Justify"; composiciones con ese cierto aire de poeta maldito como "Nails", un tema de una belleza casi infinita, como lo es también  la grabación definitiva de un tema que no falta en el repertorio de Tyla en directo: "All these dreams". 

Abundan también temas que suponen una mirada atrás a los tiempos de los Dogs, como "Woolworth girl" con unas afiladas guitarras (también se incluye versión acústica del tema, con Jo demostrando su buen hacer al dobro y la slide guitar), o ese nuevo "Ballad of Jack" que es "Lucky 13", un tema evocador y optimista. Mención aparte merece ese "Ballad of Fingal O´Flahertie", probablemente el mejor tema de Tyla en años, una canción con aires country que hará las delicias de los fanáticos de temas añejos como "Errol Flynn". Y temas algo mas complicados y enrevesados como son "Treasure island" o "The vampyre", son verdaderos torbellinos de distorsión y feeling a partes iguales que rematan una obra excelente en su conjunto. Ok, Tyla no ha inventado nada nuevo con este disco, pero pocos artistas hoy en día quedan con las cosas tan claras como él, y su retorno a la crudeza eléctrica ha sido un bonito regalo a todos los que de un modo u otro hemos estado siempre con él. En el año que ya comienza podremos verle por nuestro país presentando este material junto a sus clásicos en una gira que si hay suerte promete bastante: Tyla respaldado por una banda y dejando claro que de la elegancia y la honestidad también se vive. Como para perdérselo.


NOTA:  Si quieres conseguir este disco, puedes mandarle un mail a Tyla a la dirección tylaerika@teleline.es

C r ó n i c a d e u n p e r d e d o r 
por Rubén Iglesias
"Bourbon wrecked throat, six string cigarette burnt Gretsch, tatooed heart that withstood the test"
Los inicios de Tyla como artista plástico están firmemente enraizados en los primeros pasos de su banda The Dogs D'Amour. Así y desde 1983, bajo la influencia de personajes tan dispares como Charles Bukowski, Monty Python o Tony Hancock (por nombrar sólo unos cuantos), los álbumes de los Dogs se verán enriquecidos notablemente por una serie de retorcidos dibujos, tan inquietantes como atractivos, que convertirán en popular la personalísima iconografía del combo británico. 
Portadas, camisetas, flyers, notas promocionales..., todo aparecía inundado con la obra de Tyla. Con la eventual, pero aparentemente entonces definitiva, disolución en 1993 de los Dogs D'Amour, Tyla comenzará una imparable carrera musical en solitario cuyo primer destello tendremos en el álbum "The Life And Times Of A Ballad Monguer" (Polydor-Revolver Music, 1994), al que seguirán dos años más tarde "Flagrantly Yours" (Bleeding Hearts Records, 1996) y "Libertine" (Revolver Music, 1996). En el caso de "Fragrantly Yours" el disco nace de su unión con Spike (Quireboys) bajo el nombre de Spike And Tyla's Hot Knives, lo que supone el hermanamiento definitivo de dos de las bandas británicas más denostadas y con peor mala suerte de los años 80. Compinches ocasionales, Tyla y Spike firman brillantes composiciones como "Possessed", "Starbucks" o "Darling Of The Night" y hacen que muchos fans deliren imaginando una hipotética nueva banda capitaneada por ambos rufianes. El espejismo se desvanece rápido con la edición de "Libertine", un disco en el que Tyla se hace acompañar por Simon Hanson (batería) y Henry Twinch (bajo y teclados), quedando a su cargo la producción, voces, guitarras y harmónicas del invento. En 1997 ven la luz "Gothic" (Revolver Music), una grabación sólo en Cd de 7 temas con producción de Dan Priest, y posteriormente, "Nocturnal Nomad Demos" (Tyla, 1997), un Cd de 15 canciones autoeditadas por el propio Tyla y que sirve de anticipo de "Nocturnal Nomad" (Cargo Records-King Outlaw, 1999). Descolgada entre las dos entregas del nómada nocturno saldrá a la venta una cassete denominada "A Piece For The Wicked Vol.1" (King Outlaw, 1998), muy orientada hacía sus fans, de distribución restringida y que tendría posteriormente su continuación en "A Piece For The Wicked..."(King Outlaw, 1999), aunque esta vez unicamente en versión Cd. Durante el pasado año se han publicado el cassete "Tyla: Live Acoustic", el Cd "Mexas" (Fin, 1999), firmado por Tyla & The Satellite Kids y el que es ya su último trabajo oficial en solitario hasta la fecha "Iliad Of A Wolverhampton Wanderer" (King Outlaw, 1999). El 2000, o lo que resta de él, pertenece por completo a sus Dogs D'Amour. 

 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine


.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es