Desde 1997 * Pioneros de la información musical on line

INDYROCK Magazine

INDYROCK


Fotos: Carlos Delgado,Wikimedia Commons


'RADICAL SONORA + 'PEQUEÑO' + 'PEQUEÑO CABARET AMBULANTE'


1997

RADICAL SONORA, LA AVENTURA ELÉCTRICA

JORGE OLIVA * INDYROCK
1996 fue el año del adiós de una de las bandas españolas más interesantes de la última década, Héroes del Silencio. Con cuatro álbumes en estudio publicados y otros tantos en directo y el aval de unas ventas millonarias en más de 30 países, el grupo formado por Enrique Bunbury (voz), Joaquín Cardiel (bajo), Juan Valdivia (guitarra), Pedro Andreu (batería) y Alan Boguslavsky (guitarra) decidió separarse, en principio, por dos años.


El paso del tiempo ha demostrado que lo que se concibió como una separación temporal devino en definitiva. Y así fue cómo empezaron los proyectos individuales de sus integrantes, entre los que destacó, especialmente, el debut en solitario de su front-man, a la sazón, Enrique Bunbury.

Con el disco en la cabeza ya durante la última gira de Héroes, Bunbury tenía claro que lo importante era romper con el concepto que le había definido durante doce años. Fue ésta la razón que le llevó a raparse el pelo, a adoptar un look futurista y presentar, en septiembre de 1997, un álbum de fusión. Un conglomerado de sonidos étnicos (música árabe), electrónicos (con el uso de sintetizadores, siguiendo las tendencias marcadas por Chemical Brothers o The Prodigy) y el rock 'n roll más psicodélico. El disco era todo un reto. Suponía un salto al vacío para el que había liderado la banda de rock español más importante en el mundo. Pero su convicción era tan solida y consistente, que nada le impidió igualar con su disco las ventas en España del último trabajo de Héroes (200.000 ejemplares).
La gira
A diferencia de otras ocasiones, en las que Bunbury instó a salir inmediatamente de gira tras la publicación del disco, se tomó su tiempo y no fue hasta febrero de 1998 cuando presentó en directo "Radical Sonora". Hizo alguna que otra fiesta previa en Madrid y Zaragoza, pero no fue hasta el 6 de febrero de 1998, cuando inauguró en el Pabellón Príncipe Felipe de la capital aragonesa su primera gira en solitario. Un comienzo, por otro lado, que se vio afectado por la reciente disolución de Héroes, que no pudo olvidar un público, deseoso aún del reencuentro de la banda. Aun así, contra viento y marea, Enrique continuó, concierto tras concierto, en pos de su objetivo: dejar constancia de que se iniciaba una nueva carrera musical, alejada ya de lo que fue toda la maquinaria de Héroes.

Así es cómo llegamos al 11 de febrero de 1998. En Barcelona, en la Sala Zeleste, con un lleno a rebosar, Enrique daba uno de sus primeros conciertos. Luisa Silva estuvo allí y reprodujo varios momentos del show. Fueron quince temas los que sonaron en la sala barcelonesa. Con un intro árabe de alta calidad, Bunbury firmó el prólogo a su concierto que inició a los sones electrónicos de "Big-Bang". "Planeta Sur", "Negativo" y "Polen" siguieron, en este orden, al tema de apertura. En ese momento, Bunbury hizo un alto en el camino y evocó a su queridísimo David Bowie, interpretando "Look back in anger" (disponible en su CD-Maxi "Contracorriente). A ésta le siguieron "Despacio" y "Encadenados". Nuevo alto en el camino, esta vez para retrotraernos en el tiempo hasta el "Come together" de los Beatles, tema, al que, eso sí, le dio un giro de 180 grados. "Contracorriente", "Alicia", "Salomé" y "Servidor de nadie" completaron la primera parte del concierto. A la vuelta, y como bis, sonaron "La prueba" y "El jinete", un fabuloso epílogo para un concierto de alto voltaje.



1999

BUNBURY DEFINE LAS CANCIONES DE 'PEQUEÑO'

Mi canción favorita es '¿Dudar?


* Algo en común. "Una canción en la línea de Divine Comedy. Crooner con orquestación, pero menos empalagoso: con cuarteto. Onda Scott Walker".

* Infinito. "Letra de tango dentro de una ranchera, con bandoneón y percusión cercana a Tom Waits".

* El Extranjero. "Es Goran Bregovic, pero no la hice pensando en él. Aunque quizás sea más Emir Kusturica. La mezclé tres veces".

* Sólo si me perdonas. "Es una bulería. Pero una bulería crooner . Es la primera vez que aparece la voz de Nuria Clavería".

* El viento a favor. "Es de lo más pop que hay en el disco. Pero pop mediterráneo: Carosone, Celentano, Battisti..."

* Lejos de la tristeza. "Aunque parece que es un tango, creo que tiene un aire cubano, con un toque naïf de programación de caja de ritmos de juguete".

* Dudar? Quizás. "Mi favorita. Una canción arábigo-andaluza, sin caer en la rumba pero estando cerca. Intencionadamente tiré más de lo árabe".

* Demasiado tarde. "Es un dub con estribillo Beatles. Como pensé que se me iba de madre le metimos el tumbao".

* De mayor. "Pensaba en Marlene Dietrich. Cabaret alemán. Introdujimos la mandolina y ritmos a lo Tom Waits".

* Bailando con el enemigo. "Como la visión de una balada de rocanrol de los 50, con Chet Baker de por medio, vista desde el Mediterráneo. Bruno Lomas o Adriano Celentano".

* Robinson. "La letra habla de la soledad y de lo poco importantes que son las cosas materiales. Es como un gospel pasado por Massive Attack".

* Contradictorio . "Marvin Gaye se va a Las Vegas. O el Elvis más soulero de los 70, en los discos que no son de directo". 


* EL SEDUCTOR
Logroño, 2 de enero de 2000. + Macaco (Festival Actual 2000)
Frontón Javier Adárraga. 00:15. Lleno 



Fotos Alberto Ibañez

Pasadas las doce de la noche, y con el sonido de fondo de esos alaridos que abren "Pequeño", Bunbury saltaba a escena con su impoluto traje rojo, absolutamente cabaretero, y con un público totalmente entregado. "Infinito" sirvió para abrir boca y, tras la breve presentación del "pequeño cabaret ambulante", y de recordar al respetable "que llevaba demasiado tiempo sin venir a Logroño", prosiguió con "Lejos de la tristeza" y "De mayor". "El extranjero", su primer single, sirvió para gritar al mundo en pro de "una mayor tolerancia. Esta canción creo que es más válida que nunca". Y comenzó su recorrido portuario, que continuó con guiños al pasado en "Contracorriente", canción que presentó contando una historia: "Yo iba a un colegio muy estricto, de sacerdotes un poco bordecillos. Ellos intentaron enderezarme, guiarme por el camino de lo políticamente correcto, y nos decían que había otro, absolutamente indeseable, que es el que hemos escogido unos pocos. Ir siempre a contracorriente". Y así se iniciaban los primeros golpes de batería que abren el cuarto corte de "Radical Sonora", su anterior larga duración. Poco después, llegaba el turno de la bulería "Sólo si me perdonas", con la que Bunbury consigue perfecta conexión con el público allá donde va. "Muy bien esos palmeros de Logroño", exhortó al público antes de cantar por última vez el estribillo "Si me perdonas, si me das, otra oportunidad, al amor...". Con "Big-Bang", "Planeta Sur" y "Salomé", las tres bien seguiditas, recordó en tono cabaretero su anterior trabajo, "Radical Sonora", que viene actualizando con gran cierto en esta gira. "¿Dudar?, quizás" y "Alicia" pusieron el frontón a tono antes de "Apuesta por el Rock n'roll", el tema que popularizó el grupo aragonés "Más Birras" y que sirvió para el enloquecimiento de muchos de los seguidores de Bunbury que ya lo eran cuando éste lideraba Héroes del Silencio. En los bises, "El viento a favor", una joya de canción que aún no entiendo cómo no fue segundo single (¿será el tercero?), y "El jinete" terminaron por encandilar a un público encandilado, al que cautivó Bunbury con su nuevo estilo musical, íntimo y bastardo, como él mismo definió horas antes del concierto.






2000. UN PEQUEÑO CABARET AMBULANTE


ME ENCANTA... PERO ME FALTA 'TESORO'

JORGE OLIVA * INDYROCK
Qué ganas tenía de un directo así. Sin trampa ni cartón. Al menos, me queda un buen sabor de boca si lo comparo con otros directos, en este caso, de Héroes, en los que el estudio tuvo excesivo peso en el resultado final. Aquí el ruido del público y el sonido se han respetado -como debe ser- y no ha quedado del todo mal un disco que, por lo demás, no contiene sorpresa alguna para los fieles seguidores del artista maño. Para el público en general es una oportunidad de acercarse al espectáculo más logrado de Bunbury hasta la fecha.


Un cabaret con reminiscencias mediterráneas y de balada italiana, en el que tan sólo echo de menos una joya de canción. Ese "Tesoro" de Héroes que Enrique ha tocado allí por donde ha ido con su banda y que, inexplicablemente, se ha caído en este álbum. Un álbum que, por cierto, hubiera estado mejor respetando el formato doble, e incluyendo un set-list completo de alguno de los conciertos. Canciones como "Lejos de la tristeza", "Tesoro" o "Contradictorio" se echan de menos. Ojalá los singles del futuro sirvan para recuperar piezas tan señaladas como estas, no incluidas finalmente en un álbum, imprescindible para los seguidores, y atractivo para los que desconozcan la faceta "en vivo" de Enrique Bunbury.


Fotos: Domingo Nicolás (concerto Murcia noviembre 1999)

INQUIETUDES SIN FUNDAMENTO

Enrique Bunbury Madrid, 27 de noviembre de 1999
Sala "La Riviera". Lleno.
Autor: Javier González (Especial para Indyrock)

El pasado 27 de noviembre, Enrique Bunbury volvió a la capital como ya hizo el año pasado (en varias ocasiones, con "Radical Sonora" y otras tantas veces con Héroes del Silencio, pero esta vez había algo diferente en el cargado ambiente de "La Riviera", que nos decía que este iba a ser un concierto diferente.

En esta ocasión Bunbury nos presentaba lo que es, sin duda, su apuesta más fuerte, musicalmente hablando, y algo totalmente diferente de lo que, estoy seguro, ninguno de los que estábamos en la sala hubiéramos pensado que iba a resultar de la prodigiosa cabeza de este monstruo musical que es Enrique Bunbury.
Pues bien, en medio de un murmullo constante y algún grito que otro, a las 21 horas, con puntualidad británica, se apagaron las luces de la sala y de inmediato se desató una inquietud entre el público por saber qué se iba a encontrar. Inquietud por lo diferente que es este nuevo estilo de música que nos ofrecía Bunbury.
.
Antes de encenderse las luces del escenario de La Riviera, y vislumbrando las siluetas de los componentes de la formidable banda que le acompaña y del propio Bunbury, cosa que, como de costumbre, enloqueció a los presentes, sobre todo a los de las primeras filas, comenzó a escucharse la melodía con la que empieza el álbum "Pequeño", para, de repente, desaparecer con la irrupción de Bunbury en escena al grito de "Me calaste hondo, y ahora me dueles...".

Tras "Infinito", y los saludos protocolarios presentó el "Pequeño Cabaret Ambulante" que rodó duranté hora y 45 minutos. El nuevo espectáculo te sumerge en ritmos de lo más variopintos, mezclados y compuestos con la mayor sinceridad y dedicación con que se puede hacer un trabajo de este tipo. Y es que se nota si un músico ha realizdo un trabajo que para él tiene un sentimiento especial, porque te transmite esa sensación en cada nota, en cada frase y en cada gesto. Esto fue lo que ocurrió el sábado 27 en "La Riviera" y, supongo, que allá por donde Bunbury actúe en nuestro país.

Después de interpretar unas cuantas canciones de Pequeño durante hora y cuarto aproximadamente, entre las que dejó hueco a versiones de Big-Bang (la nueva versión es espectacular), Salomé o Alicia, volvió al escenario con Jaime Urrutia, líder de Gabinete Caligari. Con Urrutia versioneó el tema "Más dura será la caída", de Gabinete Caligari y, lo que pareció una improvisación, "Apuesta por el Rock and Roll".

A continuación, presentó a la banda al completo y se perdió tras el escenario para salir a los cinco minutos escasos y deleitarnos con varios temas más como "El Jinete", con el que terminó el primer bis.
Cuando pensábamos que la cosa ya no daba para más, volvió a escena y se marcó "Confesión", ese bolero durante el cual, misteriosamente, la mayoría de gente permaneció en silencio y muy atenta, como hipnotizada por la belleza de la canción

Con esto terminó el tan esperado concierto de Bunbury. Y ya, sin ningún tipo de inquietud o temor, y totalmente satisfecho por el gran espectáculo, salimos de la sala entre el murmullo habitual, que venían a decir que el concierto había sido francamente bueno.

La diferencia entre este "Pequeño Cabaret Ambulante" y "Radical Sonora" o Héroes es que, sin duda alguna, Bunbury nos está presentando no un simple disco de canciones con ritmos y sonidos diferentes, sino un disco hecho por y para él, presentando lo que ha conocido y lo que es. Por lo tanto, es inútil que la gente vaya a dejarse la garganta gritando "Héroes, héroes..." llegando incluso a tapar la voz del cantante. Esa gente sería mejor que se quedara en casa, se pusiera el disco en directo, "Parasiempre", como hacemos otros en muchas ocasiones, y nos dejaran a los demás empaparnos de ese sentimiento y esas letras que tanto nos gustan, y con las que Enrique nos deleita en directo.

"PEQUEÑO CABARET AMBULANTE" PRESENTACIÓN OFICIAL

BUNBURY EN ESTADO DE GRACIA

ANDRÉS CALAMARO + ENRIQUE BUNBURY
Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza. Cerca de 8.000 personas.
10 de octubre 1999.

JORGE OLIVA - ZARAGOZA-INDYROCK
Era uno de los conciertos más esperados del Pilar 99. La puesta de largo del "Pequeño Cabaret Ambulante" de Enrique Bunbury -tras el "ensayo general" realizado en Granada semanas atrás- atrajo la atención del público que, mayoritariamente, acudió para ver –sin menospreciar a Calamaro- el nuevo espectáculo del músico zaragozano. De hecho, se da la circunstancia de que Andrés había actuado recientemente en Zaragoza en la sala Oasis, presentando los temas de "Honestidad Brutal", su más reciente y dolorosa creación, lo que restó algo de misterio a la actuación del argentino.



No obstante, a las 21 horas, con puntualidad británica, Calamaro y su banda hacían acto de presencia sobre el escenario de un pabellón que ya registraba entonces una buena entrada. Calamaro inició su show con una particular "Jam on session" para ir desgranando algunas de sus piezas más conocidas –"Te quiero igual", "Alta suciedad", "Flaca" o "Maradona"- porque no llegó a tocar ni "Loco" ni "Cuando te conocí", hecho éste que causó cierta sorpresa entre los asistentes. Su actuación, fría y distante –también al público le costó conectar-, se vio salpicada por algún problema técnico que impidió su normal desarrollo. En cualquier caso, el argentino demostró sobre las tablas que sigue siendo uno de los puntales latinos de referencia musicalmente hablando.
A mitad del concierto hizo su aparición uno de los artistas invitados de la noche, Jaime Urrutia, cantante y líder de Gabinete Caligari, con quien Calamaro interpretó dos temas. Fue uno de los momentos álgidos de un show algo descafeinado por la distancia de Andrés, que bien supo compensar con su particular ración de rock and roll.

Y LLEGÓ BUNBURY EN ESTRELLA
A las 22:35 horas los técnicos de Bunbury empezaban a montar los equipos. Hay que tener en cuenta que a Bunbury en esta gira le acompañan, además de batería, bajo y guitarra, una sección de viento, otra de cuerda y otra de percusión. En total, diez músicos que, en escena, dieron una impresión más que grata.
Con todo a punto, empezaron a sonar los compases de un peculiar "intro" –el mismo de la canción "Algo en común"-. Los llantos de un bebé en medio de una atmósfera inquietante y desconcertante fueron el preludio de la salida de Enrique Bunbury a escena. Más que nunca como estrella en lo musical y artístico. Se le veía eufórico e hizo gala de una peculiar grandilocuencia gestual desde los primeros compases de "Infinito", tema que sirvió para abrir boca.
A continuación, y tras el saludo protocolario, Bunbury profundizó en los temas de "Pequeño" interpretando "De mayor" y "El extranjero", exitoso primer single de la última producción del músico aragonés.

Vestido con un impecable traje rojo –chaleco incluido-, Bunbury hizo las delicias de unos fans que, algo desconcertados, siguieron atentamente cada uno de sus frecuentes contorsiones en escena. Con un fondo algo hipnótico presidido por la frase "Pequeño Cabaret Ambulante" escrita con letras de circo sobre telaje negro, Enrique dio buena cuenta de su saber cabaretero al retomar canciones de "Radical Sonora" con nuevos bríos y aires de cabaret. Sonaron "contracorriente", "big-bang", "planeta sur", "alicia" y "salomé". Entre esos recuerdos también sonó "confesión", un tema del desaparecido Bambino que Enrique quiso dedicar a su "buen amigo Andrés Calamaro, que fue la persona por la que descubrí esta canción".

A continuación, y para delicia de los seguidores de Héroes, Bunbury versioneó "Apuesta por el Rock and Roll", una canción del grupo aragonés "Mas Birras", de la que ya hizo un "cover" Héroes del Silencio.
En estas, volvió Jaime Urrutia al escenario para interpretar a dúo con Bunbury "Más dura será la caída de los dos", de Gabinete Caligari. Abrazo incluido, Enrique sonrojó a Urrutia al que calificó de "culpable de que todos nos sepamos tantas canciones de los años 80".

Tras el dueto, Bunbury retomó "Pequeño" y se marcó esa gran bulería que es "Sólo si me perdonas", una de las canciones más coreadas por el público, a la que siguió "Contradictorio", tema con el que cerró la primera parte del show.
Volvió, guitarra en ristre, y acompañado por la zaragozana Eva Amaral interpretó la canción más bella –firme candidata a segundo single- de "Pequeño": "El viento a favor". A esta siguió "¿Dudar?, quizás" y, como colofón, "El jinete" de José Alfredo Jiménez, que coreó animadamente un público ávido del nuevo sonido de Enrique.

El último bis, que Bunbury quiso hacer casi en contacto con el público –se bajó del escenario-, fue un nuevo homenaje, esta vez a Manuel Alejandro, del que interpretó la ranchera "Voy a perder la cabeza por tu amor", claro está, dentro del concepto musical que maneja en estos momentos Enrique Bunbury.
Y así se despidió de su público. Entre la emoción y la satisfacción por haber "calado hondo" -como dice la canción "Infinito"- entre el público y saberse ganador de la batalla que libra contra él la industria discográfica para que –vía presión- vuelvan a reunirse Héroes del Silencio. Bunbury demostró una vez más su talento artístico sobre un escenario, que vio nacer de manera oficial el nuevo y logrado experimento musical de este inquieto músico zaragozano.



ESPECIAL

BUNBURY... EN INDYROCK




aqui


VIDEOCOLECCIÓN


20 Aniversario * Joyas de IndyRock

VÍDEOS + EDITORIAL: 'Pioneros en la era de las redes' (Leer artículo y + vídeos)
Grabaciones de directo de grupos que marcaron las pautas de la música alternativa a lo largo de dos décadas. (Vídeocolección)




 


AGENDA DE FESTIVALES

Eventos, citas por meses...:

LOS GRANDES FESTIVALES Y EVENTOS





INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES

Los datos que necesitas conocer sobre:

Productoras Estudios
Locales de ensayo 
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

NOTICIAS DE ROCK LATINO 
INDYROCK * INICIO


PROMOCIONATE EN INDYROCK
¿Quieres dar a conocer tu trabajo?


Te ofrecemos la plataforma de IndyRock para promocionar tus eventos, grupos, discos, salas y tus productos mediante el sistema de páginas informativas y espacios esponsorizados. Si eres músico, empresario musical... es la forma más eficaz y rápida de dar a conocer tu oferta, con tarifas especiales. Contacta con nosotros