1997 - 2022 * XXV ANIVERSARIO * Pioneros de la información musical on line

INDYROCK Magazine

  • Blind-Guardian-(7)
  • Blind-Guardian-(1)
  • Blind-Guardian-(2)
  • Blind-Guardian-(3)
  • Blind-Guardian-(4)
  • Blind-Guardian-(5)
  • Blind-Guardian-(6)
  • Testament-(1)
  • Testament-(2)
  • Testament-(3)
  • Testament-(4)
  • Testament-(5)
  • Testament-(6)
  • Testament-(7)
  • Testament
  • Alestorm-(1)
  • Alestorm-(2)
  • Alestorm-(3)
  • Alestorm-(4)
  • Alestorm-(5)
  • Alestorm-(6)
  • DryRiver-(1)
  • DryRiver-(2)
  • Exodus-(2)
  • Exodus-(3)
  • Exodus-(4)
  • Exodus-(5)
  • Exodus-(6)
  • Exodus-(7)
  • Exodus-(8)
  • Gotthard-(4)
  • Gotthard-(5)
  • Gotthard-(6)
  • Gotthard-(7)
  • Gotthard-(8)
  • Gotthard-(9)
  • Heavy-Pettin
  • Jinjer-(1)
  • Jinjer-(2)
  • Jinjer-(3)
  • Jinjer-(4)
  • Kreator-(1)
  • Kreator-(2)
  • Kreator-(3)
  • Kreator-(4)
  • Kreator-(5)
  • Kreator-(6)
  • Lord-of-the-Lost-(1)
  • Lord-of-the-Lost-(2)
  • Lord-of-the-Lost-(3)
  • Opeth-(1)
  • Opeth-(2)
  • Opeth-(3)
  • Overkill-(1)
  • Overkill-(2)
  • Overkill-(3)
  • Overkill-(4)
  • Overkill-(5)
  • Stratovarius
  • The-Darkness-(1)
  • The-Darkness-(2)
  • The-Darkness-(3)
  • The-Darkness-(4)
  • The-Darkness-(5)
  • The-iron-maidens-(1)
  • The-iron-maidens-(2)
  • The-iron-maidens-(3)
  • The-iron-maidens-(4)
  • The-iron-maidens-(5)
  • Turilli-Leony-Rhapsody-(1)
  • Turilli-Leony-Rhapsody-(2)
  • Turilli-Leony-Rhapsody-(3)
  • Turilli-Leony-Rhapsody-(4)
  • Turilli-Leony-Rhapsody-(5)
FOTOGALERÍA, EDICIÓN 2022. FOTOS: EMILIO PASTOR.  CRÓNICA: MANUEL MARTÍNEZ


LEYENDAS DEL ROCK



9, 10, 11 y 12 de agosto 2023 Villena Alicante

 
MEGADETH, Hammerfall, Megadeth, Hammerfall, Feuerschwanz, I Am Morbid, Decapitated, Shalom, Exciter, Pedro Botero, Tierra Santa. Bleed From Within:, Narnia:, Badana, Dragonfly, Mind Driller...

Seis nuevas incorporaciones al cartel de Leyendas del Rock 2023
Tierra Santa: Los riojanos hace ya tiempo que se convirtieron en uno de los bastiones inexpugnables del heavy metal nacional. Con más de dos décadas de andadura musical a sus espaldas, la banda capitaneada por Ángel San Juan y Roberto
Gonzalo es todo un clásico cuya presencia no puede faltar en el Leyendas. 
Bleed From Within: Leyendas del Rock se complace en anunciar la incorporación a su cartel, por primera vez, de los escoceses Bleed From Within, una auténtica apisonadora sónica que no dejará a nadie indiferente con su propuesta de groove
metal y metalcore, que aúna los pasajes melódicos con las descargas más agresivas y pesadas. 
Narnia: Leyendas del Rock 2023 da entrada en su cartel a los suecos Narnia, consolidada banda de power y metal neoclásico, con un cuarto de siglo de trayectoria a sus espaldas, que desgranará en Alicante, en el primer show de su historia en
España, lo mejor de su selecto repertorio. ¡Todavía creemos!
Badana: Leyenda alicantina e inasequibles al desaliento, la formación de Luis Miguel Rico rezuma ese sabor añejo del buen rock urbano de este país.
Dragonfly: Los valencianos Dragonfly están de celebración, conmemorando el 15 aniversario de su primer trabajo, punto de partida de una sólida trayectoria de amor al heavy y al power metal que podremos disfrutar por primera vez en Leyendas del
Rock.
Mind Driller: Los alicantinos Mind Driller vuelven a jugar en casa. Fuertemente influenciados por el metal industrial, su potencia y personalidad, que podremos disfrutar en el show más espectacular y poderoso de toda su historia, hablarán por sí solas.


Nuevas incorporaciones al cartel de Leyendas del Rock 2023

Feuerschwanz. Llegaron, vieron y vencieron. El paso de Feuerschwanz por Leyendas del Rock 2022 fue inapelable, y así lo vivió el público que pudo disfrutar en directo de la que fue su primera actuación en España.
Tras conquistar el número 1 en las listas alemanas con su último trabajo, Memento Mori, la banda no encuentra su techo, y Leyendas del Rock 2023 gozará de su puesta en escena más espectacular: horario nocturno, set completo y máxima producción, un despliegue a la altura de una banda que, por méritos propios, no deja de crecer y se ha propuesto arrasar con todo.
I Am Morbid. Leyendas del Rock se complace en anunciar la incorporación a su cartel de I Am Morbid, la banda formada por David Vincent, bajista y vocalista de la legendaria banda de metal extremo Morbid Angel.
Junto a Pete Sandoval, batería original de Morbid Angel, y el guitarrista Bill Hudson (UDO, Doro), I Am Morbid celebrará en 2023 el trigésimo aniversario del histórico álbum 'Covenant', y Leyendas del Rock será testigo de una brutal descarga de death metal como pocas veces se ha visto.   
Decapitated. La engrasada maquinaria polaca vuelve a Leyendas del Rock con su death metal técnico para disfrute de los más exquisitos seguidores del estilo. Un auténtico rompecuellos que amenaza con no tomar prisioneros.
Shalom. Corría el año 1989 cuando se publicó Shalom, el disco homónimo y a su vez debut de la añorada banda de Algeciras. Una oda al rock melódico, repleta de calidad y sentimiento. Canciones como "Noches", "Gente sin Fe", "Cógeme", "Qué es Mejor" o "Solo en la Niebla" impactaron a toda una
generación amante del hard rock en castellano.
Ahora, 27 años después de su disolución, Shalom vuelve a emocionar en directo, con su carismático vocalista Sebastián Guerrero al frente y acompañado de una banda muy solvente, donde destaca la mano de Sheilan, la banda de Ceuta que también actuó en el Leyendas en el pasado. A disfrutar de esta cita con la historia.
Exciter. Heavy metal maniacs, estamos de suerte. Exciter, la seminal banda canadiense, pisará por primera vez los escenarios de Leyendas del Rock. Con Dan Beehler, batería y vocalista, el bajista Allan James Johnson al frente, y con el recuerdo del gran John Ricci, como miembros fundadores, Exciter, ahora
con el guitarrista Daniel Dekay, nos harán levitar con su heavy metal acelerado como el trueno. Iron Dogs en Alicante!!
Pedro Botero. Pedro Botero son una auténtica Leyenda del heavy nacional. Con cuatro discos de éxito, Pedro Botero, Guerrero, La Llave del Alba y Oro y Cenizas, la banda celebra su 50 aniversario y una gira que apunta a despedida final de los escenarios. Una ocasión única para disfrutar por última vez de sus
grandes canciones entonadas por Rubén Bartolomé.


2022

4, 5 y 6 de agosto de 2022 Polideportivo Municipal de Villena, Alicante


TRES NOCHES PARA VIVIR LO MEJOR DEL METAL


MANUEL MARTÍNEZ * CRÓNICA
EMILIO PASTOR * FOTOS
No os voy a dar la lata con las ganas que había de reencuentros, de volver a festivales, etc. Creo que, de eso, como de pandemia, vamos más que saturados.

El Leyendas del Rock alcanzó su decimoquinta edición, nada menos. Quince años de un festival que comenzó siendo estandarte del rock y el metal españoles para ya, en su tercera edición, contar con bandas de la talla de SAXON, UFO, KREATOR, TOKYO BLADE o JØRN LANDE. Desde entonces, travesía del desierto en San Javier al final de la primera década del XXI y recuperación total hasta alcanzar ediciones como la presente, que lo colocan como uno de los festivales punteros del rock nacional al que no se puede faltar.

Al festival como tal, le podemos poner un aprobado alto. Siempre hay quejas de los baños o de la zona de camping… y tal vez los primeros sean muy, pero que muy mejorables: es necesaria limpieza y desinfección más a menudo, sobre todo en los tiempos que corren, porque, al pasar, el olor se hacía poco soportable.

Los precios de la bebida se mantienen “bajos” para el común de los festivales, pero, si nos ponemos a pensar, ocho euros para menos de un litro de cerveza o tres euros una caña sigue siendo bastante caro, aunque nos hayan hecho creer que son precios asequibles. También pensamos que la gasolina a 1,30 está bien de precio…

Finalmente, el sonido, caballo de batalla de tantos festivales españoles, en los escenarios principales fluctuó de malo (STRATOVARIUS), a magnífico (OPETH). Uno no sabe bien de qué depende este factor, si es que, por ejemplo, quien controla no se da cuenta de que se escucha una amalgama sónica que hace difícil distinguir los instrumentos… pero no hay duda de que el hecho de que algunas bandas disfruten de excelente sonido, deja bien a las claras que se podría haber hecho más en las que no, en mi modesta opinión. En cuanto al escenario pequeño, el “Mark Reale”, pasó tres cuartos de lo mismo, con DRY RIVER en el “top” del buen sonido, y HEAVY PETTIN en el del sonido cascado de lo saturado que sonaron.

MIÉRCOLES 3

La fiesta de apertura del festival contó con las habituales bandas españolas y con la estrella de la noche: los alemanes POWERWOLF, que hicieron las delicias de sus fans. Los teutones mueven masas con su power metal, sus puestas en escena y su apariencia en el escenario. Había mucha melancolía y mucha expectación por ver los catalanes LEGIÓN, con dos de sus miembros originales. Junto con FUCK OFF, fueron lo mejor del thrash nacional de los noventa y, por lo que nos informan, cumplieron el expediente. A su alrededor, CELTIAN, LÁNDEVIR, OBÚS, EL DROGAS, ÑU, SAUROM y MOJINOS ESCOZÍOS completaron una amplia jornada inaugural a la que los redactores de este medio, por razones laborales, no pudo asistir.

JUEVES 4

Si hay un grupo que ya ha visitado muchos Leyendas, ése es STRATOVARIUS. Los finlandeses, con Timo Kotipelto a la cabeza, dieron un show algo apático que, además, se benefició de un sonido bastante oscuro. Los teclados de Jens y el bajo de Lauri componían un colchón difuso sobre el que flotaba la guitarra de Matias, sin duda, gran guitarrista que no se vio precisamente favorecido en esta actuación. Temas como “4000 Rainy Nights”, “Paradise” o “Black Diamond” se alternaron con canciones nuevas, como “Firefly”, de si último disco que verá la luz el mes que viene. Al final, un “Hunting High and Low” coreado por el personal y un solo de bajo de Lauri Porra pusieron fin a una actuación en la que la banda lo intentó, pero creo que faltó comunión con el respetable menos adicto al power. Aunque, ciertamente, hay quien disfrutó del concierto “como un enano”.



Los alemanes LORD OF THE LOST trajeron al festival la propuesta industrial y gótica de la edición. He de reconocer que nunca ha sido una banda que me haya “encocorado”, como se suele decir, pero su actuación fue honesta y creo que rayó a gran altura, hasta en una versión de “Children of the Damned” que nos trajeron para recordar su gira con los Maiden este mismo año.

Este año, el festival ha echado la casa por la ventana para los aficionados al thrash metal, y la primera descarga corrió a cargo de EXODUS. Los de Gary Holt dieron buena cuenta de sus discos, y se les vio bastante en forma, aunque su frontman, Steve "Zetro" Souza, no sea unas castañuelas, precisamente. Fue un placer escuchar a las hachas de la banda repartir leña a base de temas de siempre y canciones de su nuevo disco de finales del año pasado, “Persona Non Grata”.  Así, fueron sonando "Blood In, Blood Out”, “A Lesson in Violence”, “The Beatings Will Continue”, como ejemplos de su nuevo disco, pero también “Bonded by Blood”, “The Toxic Waltz” y “Strike of the Beast”, que pusieron las pilas al personal que luchaba contra el calor sumo a base de cerveza, mosh-pits y walls of death. Decibelios a tope en un concierto de una banda que este que firma veía por primera vez y que dio un cierre de bolo magnífico, tras algunos minutos de sonido un poco vago.

A continuación, y para sustituir a las verdaderas leyendas THE SWEET, que se cayeron del cartel, aparecieron en escena THE IRON MAIDENS, tocando temas de la banda de Dickinson y Harris. Tocaron, sí.



Una de las actuaciones más esperadas de la tarde era la de los americanos TESTAMENT. Para más INRI, la banda venía respaldada por el batería cubano Dave Lombardo en los parches… y se armó el espectáculo. La dupla Skolnick – Lombardo empezó a repartir cera desde el minuto uno, y no dejaron títere con cabeza. Lo de Dave “no es ni medio normal”: cuando le enfocaba la cámara que tenía detrás, podíamos ver en todo su esplendor el trabajo impoluto que aporta al grupo: rápido, medido, a tiempo… brutal. Si a ello sumamos la maestría de la guitarra de Alex, tenemos un bolazo, de nuevo con el sonido muy “petado”. Parece que los técnicos no se enteran de que, sí, es thrash, pero no necesitamos que las membranas de los altavoces estallen… “Rise Up” fue un comienzo demoledor, y luego siguieron diamantes como “Into the pit”, “The New Order”, “First Stike is Deadly” o “Practise What You Preach”, y solo dos temas de su disco de 2020 “Titans of Creation”. Billy y los suyos saben lo que quiere su púbico, y con “Over the Wall”, del “Legacy”, se extendió el disloque en forma de pogo frenético. Uno de los conciertos del día, sin duda, aunque no hicieran ni un solo tema de dos discos fundamentales, como son  “Terrible Certainty” y “Extreme Aggression”…



Y para no dar tregua, por si había sido poco lo anterior, el premio de la noche en los escenarios principales se lo llevó (de nuevo) KREATOR. Con un Mille por el que parece no pasar el tiempo, los alemanes, con la ayuda del bajista de DRAGONFORCE Frédéric Leclercq, que tiene trabajo de sobra desde que dejara la banda británica, pusieron en pie de nuevo (era su tercer Leyendas) un show tremendo en el que, encima, el sonido acompañó en todo momento, demostrando que el thrash no necesita petar altavoces para ponernos a tope, como lo hizo el combo teutón. “Violent revolution” fue el comienzo de un alocado concierto en el que casi no hubo prisioneros: “Hate über Alles”, de su nuevo disco fue la puerta para temas más clásicos, como “Satan is Real”, “Hordes of Chaos”, “Hail to the Hordes”, “Awakening of the Gods”, “Enemy of God” o “Phantom Antichrist”, con un “Pleasure to Kill” que puso la guinda a un pedazo de concierto que confirma que los de Petrozza no fallan. Con su puesta en escena oscura, con fuego y humo certeramente disparados, nos dejaron el cuerpo “arreglao” para los restos y para afrontar el día siguiente… en el que hubo que trabajar: los ricos somos así... Gracias, Leyendas, por este bolazo.

JUEVES 4, escenario MARK REALE.

Como no tenemos, de momento, el don de la bilocación, nos pasamos de cuando en vez por el “escenario pequeño”, que toma el nombre del legendario miembro de RIOT.

Allí ubicaron a los americanos HEATHEN, que vienen de gira con las bestias TESTAMENT y EXODUS, y que repartieron su tralla para incondicionales de modo MUY solvente. Con su thrash vieja escuela y luchando contra la hora de su descarga, a las cinco de la tarde, fueron de lo más interesante del día.

Buen sonido y buen concierto ofrecieron los españoles EASY RIDER, capitaneados por una Dess Díaz que derrochó tremenda voz. La banda se vio también favorecida por un buen sonido y compuso un concierto interesante.



Pero si hubo dos triunfadores en el “Reale” la noche del jueves, esos fueron DRY RIVER y JOLLY JOKER. Los primeros, castellonenses, montan un show dinámico, divertido, sin figurantes esta vez (menos mal), tal vez lejos de los parámetros musicales del festival, pero es cierto que armaron la fiesta entre sus numerosos seguidores en un escenario que se veía a tope. Tremendos músicos, buen cantante, y unos temas que navegan entre el rock, el metal, el blues, el jazz… amalgama de estilos perfectamente ejecutados que, como digo, tal vez no sean para un festival donde el metal pesado es el protagonista… pero, por otro lado, está muy bien que el Leyendas se abra a otros estilos como, por ejemplo, hiciera hace unos años trayendo a unos BLUES PILLS totalmente en forma, que dejaron boquiabiertos a los hermanos del metal pertrechados de balas y mallas.

Los segundos, valencianos, son el descaro “sleazy”, el hard rock sin ataduras, la actitud llevada al extremo. Sentimos no poder asistir a su show por lo tardío del mismo, pero tenemos fuentes solventes que nos informan de que lo dieron todo, como siempre, alrededor de Manu (Lazy Lane), su cantante, y Yannick, su guitarra. Polo opuesto a los de Castellón, creo que son dos de las bandas más en forma de panorama nacional, y a fe que lo demostraron.

VIERNES 5.

Con el cuerpo magullado de tanta caña el jueves, asistimos a la jornada de viernes, día más sosegado, más tranquilo, aunque los ucranianos JINJER se encargaron de anunciarnos lo contrario. Liderados por la bella Tatiana Shmaylyuk, con sus tres registros, limpio, rasgado y gutural, y soportados por el gran bajista Eugene Abdiukhanov, una máquina en escena, fueron desgranando, bajo el tremendo calor, buenos temas llenos de atmósferas cambiantes, como “Pit of Consciousness”, “As I Boil Ice” o “Teacher, ¡Teacher!”. Como no podía ser menos, su aparición en escena estuvo marcada por la triste situación de su país: hace poco les dejaron salir de allí de gira, y su escenario venía presidido por el símbolo de la paz con los colores nacionales ucranianos. Buen concierto con sus momentos emotivos por situaciones que no deberían ocurrir y que nos demuestran que la humanidad no cambia, a pesar del paso de los siglos…



La guinda hard-rockera de la tarde la pusieron GOTTHARD desde Suiza, con la sempiterna ausencia del gran Steve Lee planeando sobre el escenario. Los de Lugano nos ofrecieron un concierto de más a menos, en mi modesta opinión, con buen sonido y gran voz del eterno sustituto Nic Maeder, que ya lleva diez años a la voz y que se ha consolidado como un frontman solvente, simpático y que se lleva a sus fans de calle. Leo Leoni, siempre solvente a las seis cuerdas, fue alternando entre sonidos acústicos y eléctricos. Temas coreables y el momento Lee, con “One Life, One Soul”, que hizo llorar a más de uno, conformaron un concierto que dejó satisfecho a los muchos fans del hard-rock que se agolpaban delante del escenario “Jesús de la Rosa”, con el impenitente calor como protagonista, que no arredró al personal para echar unas cervezas escuchando a los de Leoni.

Los cabezas de cartel del día, los alemanes BLIND GUARDIAN, eran una de las atracciones del festival. Su efectivo power metal con tintes rúnicos, élficos y demás, sonó tremendo, tocaron muy bien, el sonido les acompañó y se echaron pronto al bolsillo a la legión de seguidores que, ya con una temperatura más agradable, no pararon de saltar y cantar los temas de siempre. Con un Hansi Kürsch en buen estado vocal, que, por su pinta, lo mismo canta power que te vende un seguro de hogar, con unos afianzados André Olbrich y Marcus Siepen a las hachas, y con el holandés Johan Van Stratum, de nueva incorporación, al bajo, los alemanes atestaron el escenario “Azucena”. Tras algunos temas de introducción, llegó lo que todos esperaban: el “Somewhere Far Beyond” tema a tema, ordenadito y al completo. Son nada menos que 30 años los que contemplan a su “opera magna” y eso se tenía que celebrar. Por supuesto, “The Bard’s Song – In the Forest” fue el momento pelos de punta, cantada casi íntegramente por el público entregado a una banda a la que se veía disfrutar. Luego, final apoteósico con “I will keep the ring” y “Mirror Mirror”, con un público sabedor del final, pero deseoso de más. En resumen, un gran concierto en la hora álgida del viernes.

Un enorme pato de goma presidía el escenario de ALESTORM, los escoceses folk-metaleros que llevaron al festival una buena legión de seguidores a los que no defraudaron. Creo que el horario les favoreció mucho… y que las masas que mueven los de Perth son más bien jóvenes, a juzgar por las edades que se veían en el concierto. Los que ya peinamos “las canas del metal”, tal vez no somos demasiado fans, pero no dejamos de reconocer que son un punto divertido para cualquier evento que se precie. Saltarines donde los haya, animaron, cómo no, a un wall of death que dejó exhausto a más de uno. El final, con “Drink”, “Pirate Metal Drinking Crew” y “Fucked With An Anchor” fue una auténtica fiesta del rock, favorecida por un buen sonido durante todo el concierto.



Son ya unas cuantas veces las que hemos visto a los británicos THE DARKNESS, repetidores en el Leyendas, y tal vez esta, con ser un buen concierto, es la que menos nos ha calado. Nuestro amigo Justin estuvo histriónico de más, parlanchín, haciendo demasiada “performance” y menos música… Fue mi impresión. O eso, o es que me hago viejo, que también. Otra banda que no pega con los pelos cardados, ni con los cinturones de balas, pero que reparten rock and roll de calidad a diestro y siniestro, con la peculiar voz por las alturas de Justin Hawkins, la guitarra rítmica de su hermano Dan, el bajo de Frankie Poullain y la batería del hijo de Roger, Rufus Taylor. En lo musical, como siempre, impecables. También sonaron bastante bien, con esa preciosa Les Paul blanca que blande Hawkins, y con guiño de su hermano incluido a la camiseta de THIN LIZZY de nuestro fotógrafo, jeje. Entre los temas más interesantes que sonaron, tenemos “One Way Ticket”, “Givin’”, “Love Is Only A Feeling” y el esencial “I Believe In A Thing Called Love”, saltado, más que cantado, por todo el mundo. Un concierto potente, decente, pero necesitamos más música y menos ínfulas de acróbata 😊

VIERNES 5 – escenario MARK REALE.

Como seguimos sin el don la ubicuidad, y el espectáculo en los escenarios principales era de categoría, nos acercamos al “Reale” solo para ver a los representantes de la NWOBHM en el festival, los británicos HEAVY PETTIN. Con muy pocos discos a sus espaldas, la banda ha conseguido meterse de lleno en el mundo de las más respetadas de la época SAXON, DEF LEPPARD, TOKYO BLADE y demás, y llevaron un buen número de seguidores en su actuación leyendera. Su mítico “Lettin’ Loose” resonó en la noche de Villena con una banda en forma que incluye al exguitarra de Gun, David Atkien. De la formación original solo quedan el vocalista Steve Hayman, en buena forma tras el paso de los años, y el guitarra Gordon Bonnar, pero los nuevos miembros se acoplaron bien, y ofrecieron un bolo para el recuerdo en el que el sonido volvió a “petar” más de lo deseado.

SÁBADO 6.

Y llegó el día de la traca final, otro día más bajo el sol leyendero, sol que no quema, sino que da energía en forma de rock and roll. Y aquí, ya sin ataduras laborales, sí pudimos ver a la mayoría de las bandas de la jornada.

Abrió fuego el hard-rock glamuroso de WIG WAM desde Noruega. Glam, Teeny, Flash y Sporty llevan ya veinte años a sus espaldas impartiendo rock, y eso es lo que hicieron ante una audiencia que, teniendo en cuenta la hora y el calor imperante, no estuvo nada mal de número. La cosa comenzó bien con el sonido, y los escandinavos abordaron su actuación atacando con “Never Say Die”, “Dare Devil Heat”, y la eclosión con “Do Ya Wanna Taste It”. A mí me trajeron a la cabeza a otros grupos que ya han descargado en el Leyendas, como H.E.A.T. o ECLIPSE, ya que este festival siempre ha tenido su dosis de rock nórdico, y WIG WAM dejaron el pabellón bastante alto.

Cierto que el concierto de BUTCHER BABIES fue una descarga de adrenalina brutal; cierto que los músicos que llevan las americanas son más que solventes; cierto que las dos chicas no lo hacen nada mal, que lo dan todo y que se entregan en el escenario y vocalmente para delirio de sus fans, que no fueron pocos… pero no es un bolo para poner a esa hora de la tarde, ya que, si tú también lo das todo, estás acabado para el resto del día. Aun así, los incondicionales de Carla y Heidi lo pasaron en grande con constantes mosh pits y energía descontrolada. Musicalmente es verdad que no son lo mío, pero es de reconocer que temas como “Igniter” o “Mr. Slowdeath” son capaces de resucitar a un muerto.

Otro estilo habitual del festival es el “flokeo” y esta vez, los finlandeses ENSIFERUM fueron los encargados de representarlo. Ellos mismos dicen que practican “folk metal heroico”, y de nuevo los más jóvenes, con sus cuernos de cerveza, caras maquilladas y cascos, tienen en ellos unos “héroes” que seguir dentro del mundo del metal. Con un nuevo disco debajo del brazo, vinieron a presentarlo, pero lo cierto es que las nuevas canciones calaron bastante poco en un público un tanto frío al inicio. “Token of Time” dio el pistoletazo de salida a la fiesta. Por supuesto. “Lai Lai Hei” desató el fiestón, los pogos se sucedían, y a la banda se la veía compenetrada con su público. También gozaron de un muy buen sonido en el escenario “Jesús de la Rosa”, que ya se preparaba para recibir…

… a los sempiternos power-metaleros italianos Fabio Lione y Luca Turilli. Así, con sus nombres por reclamo unidos al de la banda RHAPSODY (hay unas cuantas versiones – esta creo que es la 4.0, jaja), la dupla nos ofreció un concierto trepidante, con el sonido un poco enmarañado, pero con buen hacer y con un Fabio al que se le nota pletórico. Es joven, y sus condiciones vocales están en prefecto estado, lo cual es de agradecer. Con la excusa de presentar su último disco, llamado “Zero Gravity (Rebirth and Evolution)”, se metieron entre pecho y espalda los esenciales de RHAPSODY básicamente. Buen show donde destacaron “Dawn of Victory”, “Emerald Sword” y “Wisdom of the Kings”. Teclados grabados, por cierto, y a recalcar la labor a los parches del desconocido batería (para mí, al menos) Alex Holzwarthel.



Fundamentales en todos los festivales en España, y por si no habíamos tenido bastante thrash, OVERKILL pusieron el festival patas arriba. Con buen sonido, ganas, buen hacer, y un Bobby en estado de gracia, hierático, pero con tablas, el concierto de los americanos fue para mí de lo mejor de la tarde. “Rotten to the core”, “Ironbound” o “Elimination” nos llenaron de energía y fueron coreadas por un público entregado desde el principio, que “interactuó”, como se dice, a la perfección con la banda. Los músicos de la banda saben lo que hacen y lo ejecutan a la perfección, con actitud. Jugamos con ventaja, en el sentido de que el final nos lo sabemos: “Fuck You” desató la diversión; los dedos voladores, cómplices de un Bobby desatado, dieron fin a un tremendo concierto. Y es que OVERKILL rara vez nos ha fallado.

Y si en algo andamos de acuerdo redactor y fotógrafo de este reportaje, es en que los triunfadores del festival, los que ofrecieron el concierto de la tarde… y de los tres días, fueron los suecos OPETH. Podéis decirme, y lo acepto, que desde que dejaron el death metal y se pasaron al rock progresivo, la propuesta casa poco con el festival; que en muchos de sus temas os aburristeis como ostras, que fue el “momento cena” de la noche… lo acepto. Pero la delicadeza, el sonido (el mejor de la tarde), el crisol de matices musicales (esto me ha quedado cursi) y la profesionalidad de Åkerfeldt y los suyos quedaron fuera de toda duda en un bolo épico. “Miguelito” ha mejorado bastante en sus guturales, tras una etapa en la que sonaba a rana afónica, y el quehacer de Martín Méndez, Fredrik Åkesson y Joakim Svalberg completaron la guinda del pastel. Tal vez el único elemento discordante fuera el nuevo batería Sami Karppinen, sustituto de un Martin Axenrot al que se echó de menos. Los constantes cambios de pasajes lentos a pasajes desbocados, voces guturales combinadas con voces limpias, atmósferas relajantes sucedidas por rabia lenguaraz… fueron la constante en un bolo que se nos quedó corto. Como momentos esenciales, destaco “The Devil’s Orchard”, la maravillosa “Cusp of Eternity” o “Blackwater Park”, auténticas obras que los suecos pusieron en pie sobre un escenario sobrio, sin alharacas, solo música y buenas canciones, que es lo que ellos saben hacer, según Michael… y a fe que lo hacen de maravilla. EL concierto del festival.

Reconozco que las bandas con chica gorgorítica al frente no son lo mío… pero he de confesar que cada vez que veo a NIGHTWISH o a los que ahora nos ocupan, EPICA, sé admirar su buen hacer. Son bandas solventes, que montan un buen espectáculo, llevan buenos músicos y suenan muy, pero que muy bien. Y eso es lo que hizo la banda de la holandesa Simone Simmons: dar muy buen concierto para un escenario completamente abarrotado. Para comprobarlo, subimos a la parte alta del recinto, y pudimos ver un “Jesús de la Rosa” absolutamente petado de gente, de lo que me alegro. La vista desde arriba era tremenda, y me regocija saber que un festival como este sigue con buena salud y apoyado por gente de toda España e incluso de más allá, que se llegan hasta Villena para pasar unos días de hermandad y metal. En contraste con la banda anterior, EPICA montaron un pedazo de escenario, con cobras fueguinas, humo, plataformas, diferentes alturas… perfecto. Por supuesto, Simmons es el alma de la banda, cantando de maravilla y comportándose como una excelente frontwoman. El sonido y la complicidad de los presentes acompañaron para un concierto integrado en su mayoría por temas “míticos” de los neerlandeses. Así, sonaron “The Essence of Silence”, “Abyss of Time – Countdown to Singularity” y “Victims of Contingency” como momentos más destacados. Cierto que algunas voces estaban grabadas, pero el conjunto quedó estupendo e, insisto, os lo dice un no-fan de los de Países Bajos (que parece que lo de “Holanda” ya no se puede decir…).

Y no podían faltar los albaceteños en todo Leyendas que se precie: ANGELUS APATRIDA son nuestra banda de thrash-metal puntera, y son también de los que siempre dan buen show. A punto de embarcarse en la aventura americana, Guillermo y sus colegas reparten leña como si no hubiera un mañana. Su agresividad, su thrash de muy buena factura, al nivel de otras bandas extranjeras en las que puedas pensar, son dignos de apreciar. Tener una banda como esta en España es un lujo; sin discusión. Su directo es eso: directo, sin concesiones, con tablas, con calidad musical. Una mezcla que no deja indiferente y que en el Leyendas tuvo su refrendo. Gran concierto en el que presentaban su último álbum (que se llama como la banda) y en el que no faltaron los de siempre: “Give ‘Em War”, “Of Men and Tyrants” y el cierre con “You Are Next”… el delirio. A buen volumen, sin petar membranas, dejaron el pabellón bien alto con un bolo, como digo, a la altura de cualquier thasher.

Y nos vamos un año más, satisfechos de encontrarnos con un Leyendas recuperado, con muchísima gente a la que no veíamos desde hace tiempo, con bandas de siempre y bandas nuevas, con un ambiente de rock en paz, sin malos rollos, hermanados por la música... Suena a tópico, pero, en el Leyendas del Rock, es la pura verdad.

Para el año que viene, Marcos Rubio y los suyos han anunciado como cabezas de cartel a la banda de Mustaine: MEGADETH partirán la pana el en Leyendas 2023.  Los abonos anticipados han subido 34 euros comparados con los de la pasada edición: de 66 euros a 100. Creo que se agotaron, aun así. Auguremos, pues, un futuro dorado al festival patrio más entrañable de todos los que pueblan la piel de toro. ¡Hasta el año que viene!



LEYENDAS DEL ROCK, HISTÓRICO EN INDYROCK


FOTOGALERÍA: EDICIÓN 2018. FOTOS: EMILIO PASTOR

FESTIVAL LEYENDAS DEL ROCK 2018

VILLENA, ALICANTE, 8-9-10 y 11 de agosto 2018
Deseamos larga vida al Leyendas

CRÓNICA: MANUEL MARTÍNEZ
FOTOS: EMILIO PASTOR
De nuevo en la alicantina ciudad de Villena, al límite con La Mancha, asistimos a una de las cumbres rockeras en lo que a festivales españoles se refiere. El Leyendas del Rock es ese festival único que tanto amamos los que llevamos años y años fieles a la cita que Marcos Rubio y Sufriendo y Gozando nos proponen. Este año ha sido sobrevolado por la incertidumbre -en la que no quiero entrar en profundidad porque, quien esto escribe no tiene noticias fidedignas- su el destino, pero parece ser que se ciernen negras nubes sobre su futuro. Soy de los que desean larga vida al Leyendas en Villena, pero veremos…
 
MIÉRCOLES 8.
Sí vimos a RIOT V, la banda de Don Van Stavern, único superviviente de los tiempos del mítico Thundersteel (aunque Mike Flytnz entrara cinco años después), que revolucionara el metal con su velocidad y sus dobles bombos. Hoy, Todd Michael Hall, a sus casi 49 años, está en una forma envidiable, hizo gala de un vozarrón tremendo, navegando por las alturas sin despeinarse, y en conjunto, nos ofrecieron un buen concierto en el que no faltaron las referencias al fallecido Mark Reale, que da nombre a uno de los escenarios del Leyendas.
 
SEPULTURA, es decir, Andreas Kisser and Friends, fue la banda que se encargó de poner patas arriba el césped del pabellón con su poderoso show. Creo, y es sólo mi opinión, que no pasó de poderoso, ya que el ruido estridente (mal sonido), la poca definición, y un Kisser muy básico, hicieron que el espectáculo se cayera al poco de empezar. No estarás de acuerdo si eres un gran fan de la banda, pero ahí queda lo que yo pude presenciar. Derrick Green lleva ya 20 años con la formación y siempre es un buen frontman… pero ya.


SEPULTURA
 
El Maestro MERCADO, siempre fiable, como dicen, se despedía de las gentes de Villena con un bolo que fue de menos a más. Su gira, “Mi tiempo, señores” será la última que el carabanchelero ponga en pie, y su show fue de menos a más. Creo que el repertorio elegido no fue el más adecuado, pero imagino que todos sus trabajos merecen un buen repaso. Su ya mítica guitarra Fender gozó de una distorsión algo chillona, pero tocada con la maestría de ROSENDO que no será un músico de academia (tampoco hace falta) fue un hacha que se creció cuando sonaron temas como Agradecido, Flojos de Pantalón o los históricos de LEÑO, El Tren o Maneras de Vivir. Bolo agradable para un adiós que queda ya muy cerca. Nos damos cuenta de que nadie es eterno…


ROSENDO
 
SOZIEDAD ALKOHÓLICA es una banda que patea culos sin piedad, aunque nunca han sido lo mío. Ofrecieron un concierto, como no puede ser menos, potente con fuerza y con un sonido algo marrullero. Y cómo no, con alusiones políticas con las que podemos estar de acuerdo o no, pero siempre han forjado la forma de pensar de los vascos y les han dado y quitado seguidores. Creo que no vienen a cuento algunas de ellas, pero... 

Hoy miércoles,  curro al día siguiente, 45 minutos de viaje… imposible quedarnos a ver a los dioses del metal, GIGATRÓN, ésos a quienes los mismísimos EUROPE les han copiado canciones. Pero nosotros nos imaginamos su show… y creo que vosotros también.
 

SUICIDAL TENDENCIES

JUEVES 9.
Llegados a poco de salir los británicos DRAGONFORCE, que tuvieron serios problemas para llegar a España por cancelación de vuelos, pudimos disfrutar de un buen concierto power-metalero. Aunque sin teclista y con las teclas grabadas, los de Hermann Li y Mark Hudson, tremenda voz, tienen muy estudiadas sus actuaciones y manejan desde el escenario a un público volcado que, con bastante calor, permanecía al sol sin desfallecer y que con Three Hammers, Cry Thunder y Through the Fire and Flames, casi alcanzan el Valhala. Escuché el sonido algo bajo desde el principio, mejor más tarde, pero bastante nítido en general. El día prometía.
 
En su primera vez en al Leyendas, los americanos SUICIDAL TENDENCIES, una de las bandas punteras en esto del hardcore-thrash, repartieron leña a diestro y siniestro. Es cierto que los discursos fueron profusos… que se pasaron bastante tiempo hablando, vamos, pero los fans de la banda pudieron disfrutar de himnos como Pledge your Alliance y War Inside my Head, con la participación de unas 40 personas que subieron al escenario a saltar y disfrutar del espectáculo “in situ”. Un Mike Muir muy activo y un Ra Díaz, simpático y dicharachero en español, se llevaron de calle una de las actuaciones destacadas de la tarde.
 
KAMELOT fue un tiempo una de mis bandas favoritas de ese metal melódico que hundía sus raíces en lo fantástico, arropado por teclados etéreos y con voces moduladas de una manera como sólo Roy Khan podía hacer. Karma me sigue pareciendo su mejor disco. El concierto comenzó con un sonido espantoso, de lo peor que recuerdo en el Leyendas. Tommy Karevik era un poste de adorno y su buena voz, casi quedaba en el anonimato. Luego la cosa se fue arreglando y el buen hacer de los dos veteranos, Thomas Youngblood y Oliver Palotai sacó adelante un concierto que podía haber naufragado. Por cierto... ¡que preciosidad la guitarra de Thomas, jeje! El final, apoteósico con Forever cantado abajo, junto al público, no dejó indiferente a nadie y puso los pelos de punta a más de uno.
 
Uno de los esperados de esta edición para quien suscribe fue MR. BIG, el súper-grupo de los 90 que se mantiene con su formación incólume, salvo por la pérdida del gran Pat Thorpey, reemplazado por el eficiente Matt Starr. Dos nombres como los de Billy Sheehan y Paul Gilbert garantizan calidad, piruetas y virtuosismo a partes iguales… y a fe que fuimos bien servidos de los tres. Si a ello sumamos que Eric Martin, siempre una carta incierta, estuvo mucho más que digno, tenemos uno de los espectáculos perfectos del Leyendas. Un par de baladitas (una versión de Cat Stevens y la inefable To be With You) aminoró la fuerza del concierto, pero el resto fue trallero, hard-rockero y lleno de sus buenos temas de hace dos décadas con los que más de uno recordamos sus álbumes dándonos cuenta de cómo ha pasado el tiempo. Los duelos de bajista y guitarrista… de otro mundo.
 
Confieso y me acuso de que NIGHTWISH sólo me atrajeron en sus primeros escarceos con Tarja, pero pronto dejó de interesarme ese metal sinfónico con chica de voz fina y operística al frente. Ahora bien: no me duelen prendas en reconocer que lo de los fineses de voz tulipán ha sido de los mejores bolos que he visto en once ediciones de Leyendas del Rock. La coordinación, el sonido, la profesionalidad, el espectáculo, la ejecución y los mil instrumentos que nos ofrecieron (sobre todo, un impecable Troy Donockley) me dejaron con la boca abierta, insisto, sin que la música fuera completamente de mi gusto. El sonido ha sido, con el de AVANTASIA hace dos años, lo más impecable que haya visto en un festival… Espectáculo con mayúsculas que, me consta, a más de uno le hizo aflojar piernas y aflorar lágrimas. Un sobresaliente “cum laude”, sin duda.
 
Los de Tuomas eran anunciados por Sufriendo y Gozando como fecha única en España, pero, al terminar su concierto leyendero, se anunciaron tres más… hecho que no gustó a muchos y fue ampliamente comentado en redes sociales con opiniones para todos los gustos.
 
Del escenario Mark Reale (no podemos partirnos… jaja) destacamos en el día a los thrash-metaleros HIRAX, con un Katon que ya acusa algo los años que tiene (que tenemos más de uno), pero con tralla a saco, y a los teutones hard-rockeros BONFIRE, que ofrecieron un concierto honesto, con buen sonido, con disco nuevo y con promesa de retorno a nuestro país el próximo año. Y por encima de ellos, los holandeses PICTURE, ya setentones, que ofrecieron un sorprendente concierto lleno de clásicos, rockeando duro con una fuerza y una potencia que yo, personalmente, no esperaba. Un 10 absoluto.
 
WATAIN, los fijos WARCRY y SAUROM, otros clásicos del festi, cerraron la jornada del jueves con buena afluencia de público y con algún que otro reportero (al que no quiero mirar) más que reventado… y aún quedaban dos jornadas.
 




 
VIERNES 10.
Como el pasado año, a hora temprana, fue llegar y comenzar a ver faldas y caras pintadas en dos o más colores… y es que tocaron, otra vez al sol, los finlandeses TURISAS, esa banda de folk metal que tantos seguidores arrastra. Nosotros no pudimos verles, pero sus huestes, aún paseando por las inmediaciones, no dejaban lugar a dudas. Me dicen que su vocalista, el Warlord Nygård, dijo estar en Cataluña… Serían cosas de estar tanto tiempo al Lorenzo.
 
SONATA ARCTICA volvían al Leyendas y, para mí, son una banda que va de mal en peor. Bases pregrabadas, sonido regular, aunque decente, canciones que casi nadie conoce, dejadez, abulia… No son ni sombra de lo que fueron hace quince años, por ejemplo. El concierto fue solo para die-hard fans. Para los que no somos fanáticos de los finlandeses, encima a la hora a la que tocaron, resultó un tanto coñazo, siempre, claro, desde mi perspectiva personal… que de eso se trata.
 
El que fuera cantante de COAL CHAMBER, Dez Fafara, de ascendencia italo-portuguesa, nos presentaba por primera vez en el festi su proyecto DEVILDRIVER, banda americana de groove metal que salió a escena con la intención de no hacer prisioneros. Sin ser un estilo para un amplio espectro de aficionados, y sin ser una banda que se haya prodigado mucho por los festivales españoles, los de Santa Bárbara dieron un concierto potente y disfrutable, una vez solventados los ya casi inevitables problemas de sonido de los primeros temas.
 
Más madera llegada de la fría Finlandia, esta vez con los veteranos CHILDREN OF BODOM. La banda, capitaneada por un Alexi Laiho, por quien parece que no pasa el tiempo, visitaba de nuevo Villena para reventar los cuellos de los numerosos seguidores que se dieron cita en esta tarde de viernes. Are You Dead Yet, In Your Face, I worship Chaos…se sucedían sin descanso en uno de los bolos del festival. La energía que desplegaron con sus ESP en ristre y un sonido aceptable hicieron el resto, y nos dejaron listos (y deseosos) para tomar un respiro antes de los cabezas del día.
 
Seguro que a más de uno os entrarán ínfulas asesinas para conmigo cuando terminéis de leer estos párrafos, pero, primero, no entendía cómo una banda como POWERWOLF pueda ser cabeza de un festival; y, segundo, me reafirmo en mis pensamientos tras escucharles en el Leyendas. Nos vendieron que venían “con producción completa”… pero llevaban el mismo escenario de siempre. Su frontman, Attila, repite, incluso torpemente en ocasiones, el rollo de la “misa de heavy metal” que iban a celebrar esa noche. Su teclista, histriónico hasta la náusea, aparece en escena de manera “random” para intentar animar a las masas… y su música me parece siempre el mismo tema, la misma melodía “hímnica” coronda por una frase religiosa en latín.
 
Ojo: vaya por delante mi respeto a todo el que de ellos disfrute, claro. El rock, la música, en general, es cuestión de gustos y, cuando los alemanes tienen legiones de seguidores, por algo será. Es sólo que yo no veo la razón por la que han ascendido de forma tan rápida al olimpo de los festivales, cuando su talento y su calidad musicales me parecen tan limitados.
 
La frase “SAXON nunca falla” hace tiempo que es un clásico cada vez que los británicos son anunciados para un festival o para una serie de conciertos como los que darán en España este otoño con YESTERDAY & TODAY y RAVEN. Y, en efecto, siguen a muy buen nivel y su “secreto” consiste en disparar temas de sus últimos discos nada más salir, y atacar con los clásicos de siempre a medio concierto y con los clasicazos para cerrar: Wheels of Steel, Denim and Leather, Heavy Metal Thunder o Princess of the Night. Un Biff simpático, un Nibbs que no para de moverse y que debe de terminar con tortícolis, unos Doug y Paul que son hachas y un eficiente Nigel a los parches, nos hicieron felices la hora y pico que les tuvimos delante, yo no sé ya si por séptima u octava vez… ¡Una banda que da empaque a cualquier festival!
 
ABBATH y JUPITER cerraron el día en los escenarios principales. Los primeros me parecen solo para incondicionales del género. Su música y su líder son “peculiares”, por decirlo de una forma suave. De los segundos, creo que voy a pasar de comentar nada, porque, aunque se trataba de la reunión de una de las bandas “históricas” del rock nacional de los 80, no quiero hacer leña del árbol caído: un ridículo sin precedentes.
 
Así las cosas, del Mark Reale quiero destacar a JINJER, que tal vez merecen ya que se les tenga más en consideración y dar el salto al escenario grande; a VADER, que siempre tienen cosas interesantes que ofrecer; y a FREEDOM CALL, que montan una fiesta de buen rollo a cada concierto, y éste no fue menos. Otra banda que ha visitado el Leyendas varias veces y que, por veteranía y número de seguidores, ya podría algún año ser de Azucena o de De la Rosa.
 


Nightwish

SÁBADO 11.

  “Fuerzas justas” es la expresión que mejor resume el comienzo de la última jornada de los cuatro días de Leyendas del Rock. Sin embargo, había también ilusión por comewr con los amigos y ver algunos grupos que, seguro, nos iban a dar caña y a dejarnos una buena dosis de potencia y clase. Vamos con el resumen del día.
 
Con nuevo disco de 2017 bajo el brazo y a tempranas horas de la tarde… y también desde tierras escandinavas, los suecos NOCTURNAL RITES nos despertaron del letargo de  la siesta con un buen show con temas de siempre y trallazos de su nuevo trabajo “Phoenix”. Power metal bien ejecutado ante unos cuantos osados que desafiaban el calor o les veían desde la carpa del bar, que siempre es buen refugio cuando el sol aprieta.
 
De nuevo en el Leyendas, los alemanes VAN CANTO, armados sólo con una batería, nos ofrecieron su show “a capella”, esta vez ya en el escenario grande. Su propuesta no es que me mate, pero reconozco que tienen momentos brillantes. Eso sí: cuando ya llevas media hora de versiones del metal para todos los gustos, pueden llegar a cansar. La curiosidad vino cuanto interpretaron Kings of Metal de MANOWAR, con invitado especial mirando, que no la tocó a continuación, y que no era otro que…
 
ROSS THE BOSS. Ross Friedman, responsable de los mejores discos de la banda americana, venía con solventes músicos a presentar, precisamente, su gira con temas de los cachas fuertotes de Eric Adams. Su disco de temas propios recién salido al mercado, como quien dice (dos de ellos sonaron), es realmente para olvidar… así es que mucho mejor que se centrasen en los seis discos de la época dorada del grupo de Joey DeMaio. Con Marc Lopes a la voz y Mike Lepond al bajo, sin pegarse un conciertazo, y sin ser él mismo un gran maestro de la guitarra, satisficieron a las hordas metaleras que crecimos con himnos como Sign of the Hammer o Blood of the Kings. ¡Muerte al metal falso!
 
La calidad, la clase y la elegancia de este Leyendas tuvo un nombre: THUNDER. Los  británicos, tras ser una banda Guadiana, se han asentado de nuevo y llevan unos últimos discos de muchos quilates. Además, tras estar muchos años sin aparecer por España, el año pasado dieron cuatro conciertos y éste han sido fecha única, esta vez de verdad, en Villena. Solo nueve temas dejaron buena muestra de su carrera con grandes baladas y medios tiempos rockeros selectos. Si a eso acompañamos el hecho de que el sonido fue bastante bueno, tenemos una de las actuaciones más interesantes de esta XIII edición. Danny Bowes aún canta de maravilla y Ben Matthews, tras superar su cáncer, brilla a gran altura en guitarras y teclas.
 
DORO es un valor seguro en escena, como comentábamos de SAXON. No desfallece, mantiene el ritmo muy arriba, anima, salta, saca los cuernos… y encima canta bastante bien todavía. Era el 30 aniversario del Triumph and Agony de su banda WARLOCK y había que celebrarlo por todo lo alto, así es que Tommy Bolan se quiso unir a la fiesta, ya que él fue unos de los que alumbraron aquel disco de 1987. La alemana sí se ha prodigado últimamente por nuestro país, pero siempre es un placer verla, y en esta ocasión no fue menos… aunque sus temas buque All We Are y Für Immer parecieran no tener fin en un momento dado.
 
W.A.S.P., con esas bandas que estáis pensando, son de esos grupos de “a ver si hoy fulanito (Blackie) tiene un buen día, porque como no lo tenga…”. Pues lo tuvo a medias. Demasiadas baladas, demasiado Crimson Idol, nada de Electric Circus, faltó Blind In Texas… un concierto más o menos aceptable, pero rayano en la mediocridad el que dio Mr. Lawless con los suyos. Sonido claro (porque llevaba muchas partes grabadas) en ciertos tramos, pero poca chicha para una banda que era cabeza de cartel, y que fue superada claramente por DORO, THUNDER antes o los mismos AMORPHIS después en esta jornada de cierre. Blackie aguantó el tipo media hora; luego se hundió en el más profundo de los abismos para no remontar jamás.
 
Fue un día intenso y no hubo mucho tiempo para acudir al escenario Mark Reale donde nuestras fuentes nos informan de que los japoneses GYZE fueron lo más destacado del día, tocando a la vez que W.A.S.P. Seguro que quien les viera salió ganando si comparamos conciertos solapados.
                                                    
El metal sinfónico de STRAVAGANZZA y los ya clásicos LUJURIA cerraron un festival del que nos vamos exhaustos pero contentos. Rock, cerveza, reencuentros, amigos y un tremendo ambiente que distingue a este festi de otros a los que hemos podido asistir. El Leyendas es muy especial y rogamos a los dioses del rock que goce de larga y próspera vida en el sureste español y, a poder ser, ¡en Villena!
 
¡Amigos, nos vemos el año que viene! O no…




LEYENDAS DEL ROCK, EDICIONES ANTERIORES * INDYROCK


FOTOGALERÍA LEYENDAS 2017 - fotogalería por jornadas


 



VIDEOCOLECCIÓN INDYROCK * ARCHIVO HISTÓRICO



JOYAS DE INDYROCK

'Pioneros en la era de las redes' 
Grabaciones de directo de grupos que marcaron las pautas de la música alternativa a lo largo de dos décadas. 




 


AGENDA DE FESTIVALES

Eventos, citas por meses...:

LOS GRANDES FESTIVALES Y EVENTOS





INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES

Los datos que necesitas conocer sobre:

Productoras Estudios
Locales de ensayo 
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

NOTICIAS DE ROCK LATINO 
INDYROCK * INICIO


PROMOCIONATE EN INDYROCK
¿Quieres dar a conocer tu trabajo?


Te ofrecemos la plataforma de IndyRock para promocionar tus eventos, grupos, discos, salas y tus productos mediante el sistema de páginas informativas y espacios esponsorizados. Si eres músico, empresario musical... es la forma más eficaz y rápida de dar a conocer tu oferta, con tarifas especiales. Contacta con nosotros