--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
Ian Anderson: Como flautista en el rock soy único 
(gira 2004)
Fotos directo
29-07-04
.



Jethro Tull



Palau d'Esports de Barcelona. 1 de noviembre 2000
3.000 espectadores
Por Carles Font (IndyRock)
Fotos: Gay&Co - EFE/IDEAL
Los adolescentes dejaron de ser mayoría en un concierto de rock. Un público ya maduro en el que primaban los treinta y cuarentagenarios se reunieron para ver lo que va a ser la última gira de Jethro Tull, uno de los nombres históricos del rock progresivo de finales de los sesenta y de la década de los setenta. 
.
Apenas se reunieron 3.000 espectadores en un Palau d'Esports que semanas antes estaba lleno para disfrutar con los más jovencitos Smashing Pumpkins (9.000 personas). Pero si esta última banda dejó una pobre impresión, el grupo liderado por el bufón de la corte, Ian Anderson, divirtieron a un público que esperaba impaciente sus clásicos. No faltaron algunas de las piezas de su último trabajo, J-Tull.com (las nuevas tecnologías han llegado incluso a un grupo que utilizaba anteriormente una estética medieval). Pero los temas que primaron fueron los legendarios Song for Jeffrey, Nothing is Easy, Thick as a Brick, Bouree, Aqualung, Locomotive Breath, una extraña versión de Too old to Rock'n Roll, too ypung to die, o la magnífica My God. No pasan los años en balde (se notaba que la voz de Ian Anderson ya no está para demasiadas actuaciones) y menos para el rock progresivo con toques de folk y de hard rock, una música totalmente olvidada en la escena musical actual, llena de bandas de techno y pop azucarado. Los Jethro Tull actuales no tienen sitio en el rock actual y ni titulando sus discos con sus informatizados nombres harán que el público se fije en ellos, pero siempre es agradable revivir épicas composiciones como las del grupo de Ian Anderson, que demostró sus habilidades con la flauta, el guitarrista Martin Banner, el teclista Andrew Giddings, el bajista Jonathan Noyce y el batería Doane Perry. 
.
Quizás un espacio de capacidad mediana, de las características de por ejemplo Zeleste, hubiera sido mucho más acogedor para un público que quería revivir los años en los que el rock progresivo dominaba la escena musical.
J. T. #27 años
foto: EFE
Veintisiete años después de que se formara esta pequeña y rara banda de blues, dirigida por un disparatado flautista, Jethro Tull ha vendido más de 40 millones de álbumes, ha realizado conciertos ante más de 15 millones de personas, y ha sido galardonado en todo el mundo con más de 60 discos de oro y platino. Ahora, con "Roots to Branches", el grupo ha lanzado su más variada -y quizás también su más reveladora- colección de temas, tras muchos años.
Tras volver a examinar las raices musicales de Tull con el semi-acústico álbum en directo de 1992 "A Little Light Music" y el que le sucedió "25th Aniversary World Tour", el líder del grupo Ian Anderson decidió tomarse algún tiempo libre a fin de explorar nuevos campos musicales con este álbum instrumental titulado "Divinities: Twelve Dances With God", donde predomina la flauta. El resultado de este período de reflexión y experimentación es el álbum número 27 de Jethro Tull, "Roots to Branches", el primer álbum de esta banda grabado en estudio tras cuatro años, pone de relieve el gran dinamismo de Tull y su más variada colección de canciones, así como una interesante transformación personal en algunas de las letras, y finalmente, la voz de Ian Anderson, tranquila a veces hasta conversacional.
Casi todos los temas del álbum "Roots to Branches" fueron compuestos y grabados entre diciembre de 1994 y enero de 1995, y era la primera vez, tras varios meses después del lanzamiento de "25th Aniversary World Tour", que se reunía la banda de Tull al completo. Además de la aportación de Anderson con su voz, su flauta y sus guitarras acústicas, también se contribuyó con una sabrosa guitarra eléctrica, el consumado guitarrista Martin Barre. Una vez más, Doane Parry se encargó de la complicada percusión, y finalmente, Andrew Giddings, al teclado, tejió toda una tela de tonalidad única, a lo largo de las canciones.
Aunque existe una cierta continuidad entre la estructura armónica de "Divinities" y "Roots to Branches", el último álbum cuenta con la nueva energía de un compositor recién salido de la "Organización de composiciones puramente instrumentales", y con la ilusión creativa de unos viejos amigos que vuelven a trabajar juntos tras haber estado muchos meses separados. Salvo escasas excepciones, las canciones surgían enseguida con el más puro estilo de Tull: éste incluía "una sustancia básica de lo que hay que tocar", según describió Ian Anderson, y "un título o un renglón o dos de letra". Los caprichos de cada arreglo fueron inspirando las letras finales, y -más que nunca- la entrega de Anderson junto con las inflexiones de su voz reforzaron el carácter personal o divertido de cada verso de la canción. El resultado fue 11 canciones individuales y diferentes, cada una compuesta gracias al trabajo intuitivo del grupo. El hecho de que algunas letras fueran lo más personal que Jethro Tull haya grabado jamás, era puro casual. 

www.j-tull.com 

 

INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción 


PROMOCIONADO








VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



.



--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es