1997 - 2022 * XXV ANIVERSARIO * Pioneros de la información musical on line

INDYROCK Magazine

INDYROCK

© IndyRock Magazine
© IndyRock Magazine






LOS MARAÑONES



Los Marañones + Di Elas
16 de julio de 2011 Plaza Antonio Cortijos Águilas, Murcia

EL DÍA DE LA CONEXÓN PANOCHO-GALLEGA
Crónica y Fotos Luis Miguel Albarracín - IndyRock
 

   Si alguien me dice que me cambia asistir al concierto de Los Marañones y Di Elas por un abono del FIB le hubiera contestado rápidamente que no. Porque hay conciertos de rock and roll y hay conciertos destinados a ser eternos. Abrían la noche los murcianos Marañones, músicos que llevan a sus espaldas cientos de bolos y han toreado en todas las plazas habidas y por haber. Debería de existir la tradición torera pero extrapolada al mundo de la música, por la que los más veteranos actuaran en último lugar, porque a oficio no les gana nadie.



   Hablar a estas alturas de las composiciones que llevan al directo Miguel Bañón (guitarra y voz), Carlos Campoy (órgano y piano), Román García (bajo y coros) y Pedrín Sánchez (batería y coros), es hablar del rock de los pantanos, de rock con mayúsculas, de música cien por cien honesta, auténtica, y por supuesto sin aditivos ni colorantes. Gran parte de los temas que sonaron se encuentran en su último lanzamiento discográfico, “Tipos raros”, producido por el mismo Bañón, aunque daba igual lo que tocaran, el resultado siempre será el mismo: actitud, profesionalidad y amor por la música digna y de calidad. 
   Sobre las once de la noche se subieron a las tablas, pasando el tren por “Las Manzanas del mal”, “Mr. G”, “Cándido” o “La Memoria del extranjero”. Cuando habían transcurrido veinte minutos de su actuación un problema técnico supuso que el concierto se parara un momento, para a continuación volver a poner el tren el marcha y seguir la ruta Murcia-Águilas. Siguieron sonando “Cruzando las Galaxias”, “Mi gato se llama persona”, “Tipos raros”, “Mi amor es para Luci” o “Para decir adiós”. La máquina estaba ensamblada y todo iba a las mil maravillas. El bueno de Miguel Bañón lo mismo tocaba la guitarra eléctrica, la acústica o el ukelele. ¿Quién podía dar más? Temas que nos transportan a otra realidad, más cruda, sincera y adaptada a la vida cotidiana: los amigos, los sueños, las conquistas, las mujeres y viceversa. Siguieron sonando “Shangri-La”, “Barrabás”, “Un tipo surrealista”,“Atrapado” o “El baile”. Pedrín a la batería hacía como que estaba disfrutando, aunque en realidad lo conseguía, y Carlos Campoy, en arrebatos de blues se levantaba de su taburete y disfrutaba como si fuera el último tema de la noche. Llegó otro de los temas de la velada, “Fuera de límite” (del que no deben perderse su videoclip) y “Saluda al tren”, con la que la banda decía adiós, aunque claro estaba que volverían. 
   Para acabar con hora y cuarto espectacular apostaron por “El final  y "Voy loco mama". ”. Si se puede decir algo más de estos murcianos con denominación de origen es que la entrada está más que rentabilizada con su directo, haciendo las delicias de sus seguidores, y sorprendiendo a quienes no los han seguido tanto; es la hora de coger su tren y viajar con ellos. Se lo tienen más que merecido.


 


   Tan buen sabor de boca no podía quedarse ahí, así que era el turno de Di Elas, formación que en un principio fue The Ellas, por hacer versiones de mujeres. Se trata de un grupo gallego al que se ha etiquetado con variopintos estilos, desde rock alternativo, pasando por rock clásico o resaltando sus riffs de pop. A priori el foco de atención era ver al actor Luis Tosar metido a músico y comprobar qué tal lo hacía. Pero a posteriori el público se queda con haber conocido a una banda que con sólo un disco en el mercado (que lleva el mismo nombre de la banda) deja el pabellón muy alto. Fueron un descubrimiento Piti Sanz (un tipo cercano al malogrado Guillermo Martín pero con un sentido del humor que se agradece), Suso Alonso en los teclados, a los que se suman Iván Laxe y Ro Muñoz en la base rítmica. Aparte de estos músicos que son parte del grupo, apareció entre tinieblas el sexto Di Elas. Sí, era un gorila gigante que se había quedado abandonado de un espectáculo de la noche anterior a la derecha del escenario, y la verdad sea dicha, dio mucho juego. Una música escogida por el grupo era la señal para que la gente se acercara al calor del grupo a la espera de ver salir al quinteto gallego. 
   Con un repertorio en el que lo mismo se encontraban interpretaciones en gallego, castellano o inglés, la variedad fue mucha y la frescura invadía el show. Comenzaron con “Amigo” (interpretada en gallego), “Échate a un lado” y “Gerundio”, para llegar al archiconocido tema de Suzanne Vega, “Luka”,  estrechando todavía más Galicia con Murcia. Porque la conexión entre el panocho (dialecto murciano) y el gallego se produjo. Después de escuchar “Contra ti”, “Las cosas que dejé”, “Doc” y “La fiesta”, llegó el clímax que tanto cuesta alcanzar. En un ambiente distendido y amable la sombra de Piti Sanz se fue alargando, hasta llegar a la altura del gorila, todo un monumento a la grandeza y agudeza política, según se rumoreó entre los asistentes. Pero quedaba claro que sin el animal sobre las tablas nada hubiera sido igual. Lo último que se dijo de él fue que era un gorila aguileño en extinción, aunque no quedó tampoco claro. Por supuesto, Piti no dudó en copiar la idea, pero para variar en algo utilizarán un cerdo enorme cuando actúen en Santiago. Humor gallego. Ya saben. 



   La noche continuaba con grupo y público cada vez más enchufados. “Café” dio paso a un tema que interpretaron solamente Luis Tosar y Piti Sanz (“Dile que no”), que aparece en la película “18 comidas”. Luis se quejaba del calor húmedo de la antigua Urci, pero el espectáculo debía continuar. Fue el momento de versionar un tema de Ronnie Spector (con una bonita introducción), “Ruleta”, y “Volver” (el single del disco), para acabar con “Olvidarte”. 

   Pero por supuesto, todavía quedaba gasolina, y el bis debía llegar con más sorpresas para no dejar indiferente a nadie. Sonó entonces “Lady Marmalade” homenajeando a Cindy Lauper, que sirvió como jam session para que los minutos posteriores pasaran con la máxima lentitud posible por miedo a que todo fuera un sueño. A la fiesta se unieron el “Ritmo de la noche” de Mystic  y el sempiterno “Oye cómo va” del siempre querido Carlos Santana. Fue también el momento elegido para presentar tanto a los que cuidan del grupo, como es el caso de Iván Sanjurjo, como para conocer por su nombre a los músicos.  El maestro de ceremonias fue Luis Tosar. Su manera de hacerlo dejó claro por qué interpreta siempre tan buenos papeles, aunque lo más importante fue descubrir que tras él existe una banda que suda y trabaja de principio a fin, y que anda sobrada de experiencia. Con el público bailando y sonrisas a diestro y siniestro se llegaba al final, tras hora y media de buen repertorio y muchas ganas de pasarlo bien junto a sus seguidores. El grupo se despidió mientras sonaba por los altavoces otro de los temas del disco, “We are Irish”. 



   En el FIB sonaban Primal Scream, pero ya era demasiado tarde para trueques. Se había demostrado que hay vida más allá de los fibers, y que siempre habrá grupos que sin llegar a las masas transmiten todo lo que llevan dentro, y apetece que sigan grabando más y más temas. 


"El mundo al reves" CD. Perdición 2004
Por J. E. Gómez - IndyRock
Aires de rock a la vieja usanza, canciones cargadas de ritmo y buenas vibraciones. Es lo que siempre han hecho Los Marañones y, en contra de las tendencias, no reniegan de ello. Guitarras frescas e hirientes con la candencia y armonía de la voz de Miguel. Los Marañones publican su séptimo disco. El trío formado por Miguel, Román y Pedrín, han utilizado en esta ocasión sonidos pregrabados para concebir un viaje desde el pop setentero al rock con raices cercanas al R&B y al soul. Huyen de clasificaciones. Su música es fruto de muchos años de escenarios y composiciones. Gustan de la libertad creativa frente a las etiquetas. Plantean una inmersión en los sonidos garajeros y del grunge con un título cargado de significado "Soy minero". Crescendos y una magnífica base rítmica. Los Marañones tienen mucho de decir en un panorama musical en el que abunda la crisis de identidad.


Entrevista Por J. E. Gómez - IndyRock

.

IndyRock - Después de tantos años en la carretera, ¿Es cierto que cada día hay más cosas que aportar a este mundillo de lo alternativo?

Miguel Bañon -Lo cierto es que en ese "mundillo de lo alternativo" está la cosa cada vez más difícil, porque la crisis de la industria discográfica ha hecho que la oferta músical se haya estrechado aun más hacia determinados estilos. Las compañías cada vez arriesgan menos y eso repercute en los grupos que hacen otras músicas. No obstante cada vez hay más grupos de este tipo y eso es significativo. Nosotros sin embargo no lo planteamos así, no pensamos en el mercado ni en las músicas que prevalecen o no, sólo hacemos lo que se nos pasa por la imaginación en cada momento sin seguir los derroteros de unos ni de otros.

- "El mundo al revés" es vuestro séptimo disco y parece que habéis decidido olvidaros de etiquetas y hacer la música sin ataduras
En todos los discos de Los Marañones ésta ha sido una constante, pero ha supuesto un inconveniente más que nada pues es más difícil vender algo que no es etiquetable del todo. En el primer disco que grabamos ("Experiencia negra") había una retahíla de canciones que iban del Rock al Pop pasando por la Psicodelia, el Blues o el Punk, y así sucesivamente el resto de discos. En "El mundo al revés" paradójicamente pretendimos hacer en principio algo más definible, pero nos dimos cuenta de que era cortarnos las alas de alguna manera y finalmente nos dejamos llevar por nuestro camino habitual sin cortapisas.
En realidad no es que nos olvidemos de etiquetas, es que nunca nos acordamos de ellas.

- Me ha soprendido "Soy minero" y el giro al grunge.
¿Grunge? no se nos había ocurrido... En realidad es el tipo de canción bestia de las que siempre nos gusta incluir alguna en los discos ("Evita hacerlo", "Muy buenas horas", "Yo te haré entender"...). Quizá el resultado se acerque al Grunge, está interpretada en formato estricto de trío (no hay guitarras dobladas), y la letra cita a Neil Young como este mismo hiciera con los Stones en "Borrowed tune" (en nuestro caso es la letra la "prestada").
Claro, que a Neil Young a veces lo llaman 'padrino del grunge', ¿no? Ves, si es que no valemos para eso de las etiquetas.

- ¿que aporta el uso de sonidos pregrabados. Añade valor a vuestra música?
Lo añade en cierta medida, no es lo más importante, pues cuando tocamos las canciones en directo lo hacemos sólo con guitarra, bajo, batería y nuestras voces; y las canciones funcionan perfectamente de otra manera. En el disco hemos ido dando un toque más psicodélico progresivamente de principio a fin de la grabación, lo que nos llevó a usar efectos y sonidos para crear ambientes diferentes. También hemos contado con la colaboración en alguna canción de Ricardo Perpén, Joaquín Talismán y Santiago Campillo; en varias a tocado teclados Carlos Campoy, y una sección de vientos.
Todas esas colaboraciones, más los sonidos pregrabados o las secuencias, lo que aportan sobre todo es color, más que valor. Una vez seleccionadas las canciones con las que queremos trabajar, buscamos la manera de vestirlas para hacerlas todavía más interesantes. Pero el valor se lo solemos dar a la canción en sí.

- ¿Qué creeis que hace falta en este país para que la musica alternativa logre despegar algo más?
No pensamos que este tipo de cosas dependa más de otros factores como del público en sí. Cuando hay demanda todo se pone de cara y las discográficas besan por donde pisan los músicos.
Además, si lo que llamas 'música alternativa' se convirtiera en la corriente principal dejaría de ser alternativa. Y si de lo que hablamos es de mejorar el gusto y el sentido crítico de la sociedad en general, nos estamos metiendo en un debate que va mucho más allá de lo estrictamente musical.

- Poner el mundo al reves es que sea de otra manera ¿Qué quereis cambiar?

Ah, eso no, que cada uno haga lo que quiera, nosotros solo nos divertimos con el lado absurdo de este mundo. 
LOS MARAÑONES "El mundo al revés" (Perdición, 2004)
Séptimo disco del trío que demuestra que siguen tan únicos como siempre, desafiando toda clasificación. Su esfuerzo se centra de nuevo en la creación de melodías, armonías y letras con carácter propio. Se mueven con soltura y sencillez, manipulando a su antojo todo tipo de estilos, jugando con ellos para dar forma a unas canciones en las que lo más importante es el contenido, y reivindican la libertad creativa frente a las etiquetas. Ponen el mundo al revés.
El álbum lo han producido ellos mismos y es fruto de una larga y estudiada elaboración en la que se han ido buscando, canción por canción, los sonidos específicos para darle a cada una de ellas una dimensión musical propia, y todo ello sin perder una visión de conjunto que realmente convierte al disco en una suerte de obra conceptual muy personal que sorprenderá a propios y extraños. La sutileza y la inteligencia de la música de Los Marañones es algo que merece la pena disfrutar una y otra vez, a sabiendas de que cada escucha enriquecerá el disco un poco más.
En cuanto a las canciones, hay de todo. En la guitarrera "El mundo al revés", que abre y da título al disco, se nos cuenta una sorprendente metamorfosis; en la feliz "Japón" recuperan el gusto por los viajes a paraísos imaginarios que caracterizó a su anterior álbum, Shangri-La (Alkilo, 1999); en "Bla bla" ironizan con un ritmo hipnótico sobre los discursos vacíos de contenido; en la desgarrada "Soy minero", sin perder nunca su característico sentido del humor, se reconocen más inspirados por Neil Young que por Antonio Molina. Hay además canciones potentes como "Atrapado", sugerentes como "El sonido del silencio", o intrigantes como "Dónde estará", y así hasta trece, algunas inclasificables, otras sorprendentes.
Ponte cabeza abajo en El mundo al revés de Los Marañones, no lo lamentarás.


HISTÓRICO EN INDYROCK
CRÓNICAS, FOTOGALERÍAS, COMENTARIOS

DIARIO DE GIRA 1997
    CEUTA | GRANADA
    por Marañones
    ¿De verdad queréis que os cuente cómo fue nuestro último concierto en Granada? "¡Sí!", dice una voz al fondo. Es un primo mío que no sé muy bien qué hace aquí. 
    .
    .
Los Marañones en La Caverna, 
Granada, 12 de diciembre de 1997. 
El equipo hoy, por riguroso orden alfabético: Carlos Turbina: encargado de proporcionar la furgoneta, y no sólo eso, sino además de conducirla. Joaquín Talismán: guitarra, voz y asombrosa capacidad de reacción. Juanfra Mendrugo: muchas preguntas y algunas respuestas. Miguel Bañón: voz, guitarra y problemas en el estómago. Pedrín Sánchez: batería. Román García: bajo, voz y yo. Nos vamos acercando a Granada. Se alzan voces dentro de la furgoneta. Hay que coger esta salida de la autovía. No, hay que coger aquella. Te has pasado. No, es por aquí. Da la vuelta. ¿No hemos pasado por aquí ya cuatro veces? ¿Tú no decías que conocías el sitio? Vamos a preguntarle a ese lugareño. No, no, a la lugareña. Oye, ¿cómo se va a...? Oye, ¿cómo se llamaba el sitio? Gran invento el móvil. Oye, estamos en tal y tal sitio, ¿cómo se llega a la sala? Ah, vale. Dice que estamos en la otra punta, hay que dar toda la vuelta al jardín. Pues sí que es grande este jardín. Pero es que no se acaba nunca, ¿eh? Mira, por aquí es por donde habíamos pasado ya cuatro veces. ¡Eh, hola! Seguidme. ¡Hombre, hola, qué tal! ¿Dónde es? Es aquí. ¡Pero si te hemos llamado desde aquí mismo! Sala LA CAVERNA. Bien. Tiene algo de sala de fiestas de los años 60, ¿no? Fotos de grupos y carteles de discos. ¿Mississippi Mix? ¿Quiénes son esos cinco peludos del cartel? ¿Deep Purple? ¿Yes? Vamos a montar y todo eso. No hay tiempo de pasar por el hostal, o concierto en Granada? e nos toque hoy. Felisa, nuestra anfitriona en Granada, dice que nos vemos luego. Vale. ¿Cómo hemos empezado a hablar de la música de Movierecord? "Muuuuuuu... vi-ré-cor... (y entonces una batería electrónica Simmons hace: "Tiu-tiu-tiunm") Pa-pa pa-pa pa-a-ra-pá para-pará pa-para-pá..." Estamos haciendo la prueba de sonido tocando "Movierecord". Mi sobrino lo preguntó el otro día, " ¿está editado en CD? ¿Dónde puedo conseguirlo?" Vamos a cenar. Hombre, pero si ésta es la calle de siempre. Aquí venía yo mucho. Aquí estuvimos la última vez. Yo tuve una novia aquí. Aquí venía yo con mi novia. Yo iba demasiado borracho y no me acuerdo. Para cualquier observador externo se hace evidente que no es la primera vez que estamos en Granada. Volvemos a la sala. Hombre, Juanfra de ART SCHOOL. ¿Tú que haces aquí en Granada? Pues es que yo vivo aquí. Pues vaya. Eh, ese de la cámara que va con esa chica rubia y que está hablando con Carlos Turbina (visita su página en http://www.geocities.com/SunsetStrip/Palms/7004 ) debe ser... INDIANA (visita su página aquí mismo en https://indyrock.es ). Nos presenta Carlos (que se acababa de presentar a sí mismo) ¡Hola en persona! No me lo imaginaba así por E-mail. (De hecho no me lo imaginaba de ninguna manera, qué le vamos a hacer, cuando no hay datos, no hay datos.) Empieza el concierto en sí. Y empieza por la primera canción, faltaría más. Gran pelota en el escenario (es así siempre, no tiene remedio), pero desde fuera dicen que se oye muy bien (eso no es así siempre, así que felicidades al técnico de sonido). La gente está muy quieta, pero acabamos y quieren más. Hacemos más, no pasa nada. La gente está muy quieta, pero acabamos y quieren más. Hacemos más, no pasa nada. La gente está muy quieta, pero acabamos y siguen ahí. Pero bueno, ¿qué os pasa? Otra, otra. ¡Ah, que es eso! ¡Haberlo dicho! Tocamos otra y otra. Bueno, pues ya está. Hasta la próxima. Incluso hemos intentado tocar "Movierecord" en algún momento. No ha salido bien. Seguiremos practicando. "Tiu-tiu-tiunm". Luego nos vamos a dar una vuelta. Nos llevan al RUIDO ROSA Allí se entablan algunas conversaciones interesantes y algunas no tan interesantes. A una amiga le da una lipotimia. A mí me pasó algo así la última vez. Alguien tendría que revisar la ventilación del garito. Luego vamos a FACTORIA Más de lo mismo (en cuanto a conversaciones). ALGUIEN le ha echado ALGO a ALGUIEN en el cubata. Eso no se hace, amigo. La frase más repetida de la noche: "¿Es que te avergüenzas de mí?", pronunciada por ALGUIEN que prefiere permanecer anónimo, y que además no recuerda nada de lo que pasó, pero asegura no sentirse culpable, por lo que supone que no pasaría nada. Eso sí, prefiere que no se sepa que esa noche durmió con otro hombre, aunque fuera por problemas de espacio y por el azar y la necesidad. Sin dar nombres, podemos decir que ALGUIEN dice que ALGUIEN ronca hacia fuera y hacia dentro, observado, claro, desde una distancia PRUDENCIAL. Nos aseguran que NADIE tocó a NADIE, así que la reputación de ALGUIEN sigue intacta (Si es que eso le importa a alguien. Desde luego, al que se pasó la noche roncando hacia fuera y hacia dentro como un bendito se la trae floja). Sin embargo, la frase definitiva se pronunció justo después de habernos pasado una salida en la autovía, cuando Joaquín se levantó de su semi-letargo en el asiento de atrás de la furgoneta, y dijo con voz alta y clara: "Cualquier idiota lo habría hecho bien." Román
.


CEUTA, 20 de septiembre de 1997 
por Román (Marañones)
Salimos de Murcia muy temprano. Una vez más parece imposible meter el equipo al completo en la furgoneta. Una vez más lo conseguimos. Una máquinaria perfectamente engrasada. En esta ocasión Juanfra Mendrugo se encarga de conducir, gestionar, organizar y todo lo demás, incluido pasarse en todas las salidas de la autovía y proporcionar cintas variadas de grupos de new wave de los años 80 (es decir, Playmates, Eddie and the Hot Rods, The Knack, Crooks, y un montón más de nombres imposibles de recordar). Aparte de eso (y esto es información privilegiada) en la furgo llevábamos cintas de The Kinks, Beastie Boys, Pavement y los Santos de Palo. Llegamos a Algeciras, tomamos contacto con nuestro contacto, Iñaki, cogemos el ferry, y cruzamos el Estrecho. Me habían hablado mucho de lo de los delfines nadando junto al barco y que era un espectáculo digno de ver. Pues bien, ya no hay delfines, amigos. Pisamos suelo africano. Curiosamente yo nací en este continente 34 años antes. Curiosamente la legión española nació hace 77 años y lo están celebrando aquí más que en ningún sitio. Curiosamente las edades del equipo (es decir, Juanfra, Joaquín, Miguel, Pedrín y yo) son 31, 32, 33, 34 y 35. ¿Hay algún significado en todo esto? Esperemos que no. El hotel, más bien cutre. Llegamos a donde se supone que va a ser el concierto. Es una explanada, parque, jardín, parking, solar o algo así. Lo organiza el ayuntamiento. Horror. Para empezar no hay cattering, es decir, pasamos hambre y sed. Empieza el concierto y actúan T.Y.R., un grupo de Fuengirola, después actúan Espino, un grupo de allí que acaba de sacar su primer disco y con los que luego quedamos para tomar algunas copas. Cuando Espino terminaron de tocar, y para sorpresa de todos, se subió un tipo al escenario y nos presentó. Había que montar todavía los amplificadores y cablearlo todo. A partir de ese momento un señor con bigote, supuestamente de la organización, se dedicó a darle la tabarra a Juanfra. "¿Qué pasa? ¡Os han anunciado y no salís a tocar!" ¿Quién le había mandado al necio ese que anunciara a nadie? Al rato, cuando subimos nosotros al escenario, ya todo preparado, el tipo volvió a subir, de nuevo para sorpresa de todos, y anunció (cito casi literalmente): "Bueno, han tardado lo suyo, pero aquí están. Esperamos que la espera haya merecido la pena."
El concierto fue un poco pesadilla, por lo menos por mi parte. El chico de monitores parecía preferir que el bajo hiciera click, click, click en lugar de boom, boom, boom, aparte de los eternos problemas con las voces, "no, es que cantamos los cuatro, y además somos tan ingenuos que queremos oírnos". Hacia el final del concierto se arregló todo más o menos y la cosa empezó a ir bien. Terminamos con la última del repertorio, y antes de que nadie en el mundo tuviera ocasión ni siquiera de pensar en sugerir que a lo mejor podía ser posible que alguien estuviera interesado en que el grupo en un momento dado hiciera un bis donde presentara alguna canción nueva, apareció otra vez el tipo ese diciendo algo así como "bueno, y esto ha sido todo por hoy, etc., etc." Por supuesto, obedientes, las pocas personas que quedaban delante del escenario (la pequeña barra que habían habilitado se había quedado sin existencias hacía ya bastante rato) se fueron hacia sus coches. Es curioso, por cierto, que cien metros más allá hubiera un montón de gente en sus coches y bebiendo litronas. Raro. Luego, esa noche, estuvimos por ahí buscando el bar donde habíamos quedado no se sabe muy bien con quién. Nos encontramos con algún amigo de Cartagena que estaba haciendo la mili por allí. Al día siguiente cogemos de nuevo el ferry para volver a casa. Llegamos a Algeciras y llamamos a Mariano, el manager. Está en Finisterre hinchándose a percebes. Los managers son así. Viaje de vuelta de tirón. Palabras clave (entre otras): el verbo felar, aplicado a la poesía como sigue: Ya te lo lamí, félamela a mí; y el desprestigiado verbo gomorrizar (porque se habla mucho de sodomizar, pero muy poco de gomorrizar, quizá porque sea algo mucho más sucio). Volvemos a hablar con Mariano. Está en Ponferrada haciendo degustaciones de queso. Llegamos a casa. Comemos. Lo mejor del viaje, el ferry. Aunque no queden delfines. Román.

Román.



GRUPOS EN INDYROCK

Más de un millar de bandas y artistas con página informativa en IndyRock magazine

INDYROCK MAGAZINE
CONCIERTOS
     Agenda
FESTIVALES
     Agenda
ANUNCIOS
     Tablón
CONCURSOS
     Rock, pop...
PRODUCTORAS
     Salas, estudios,      locales...
GRUPOS
     En IndyRock



VIDEOCOLECCIÓN INDYROCK * ARCHIVO HISTÓRICO


JOYAS DE INDYROCK

'Pioneros en la era de las redes' 
Grabaciones de directo de grupos que marcaron las pautas de la música alternativa a lo largo de dos décadas. 







INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES

Los datos que necesitas conocer sobre:

Productoras Estudios
Locales de ensayo 
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

NOTICIAS DE ROCK LATINO 
INDYROCK * INICIO


PROMOCIONATE EN INDYROCK
¿Quieres dar a conocer tu trabajo?


Te ofrecemos la plataforma de IndyRock para promocionar tus eventos, grupos, discos, salas y tus productos mediante el sistema de páginas informativas y espacios esponsorizados. Si eres músico, empresario musical... es la forma más eficaz y rápida de dar a conocer tu oferta, con tarifas especiales. Contacta con nosotros




Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin autorización previa, expresa y escrita, incluyendo, en particular, su reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa, blogs, páginas personales, con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, y las no comerciales y sin ánimo de lucro, a la que se manifiesta oposición expresa. Leer más y Política de privacidad


CONTENIDOS

Agenda de conciertos
Agenda de Festivales
Agenda de sesiones
Concursos
Noticias
Noticias de rock latino
Productoras
Tablón de anuncios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Estudios de grabación


INDYROCK MAGAZINE

Email:
info@indyrock.es
jegomez@indyrock.es
Phone: + 34  680 92 55 14  

Dirección y edición
Juan Enrique Gómez

Merche S. Calle

NO NOS ENVÍES CDs
Preferimos un link de descarga



 CONTACTAR CON INDYROCK MAGAZINE



INDYROCK