--
.



* PÁGINAS Y AGENDAS

 
Escuchar 
.
Panza

Formación: 
Mariana Bianchini (voz), 
Sergio Álvarez (guitarra), 
Javier Gonzáles (bajo), 
Pablo Contursi (batería). 
Estilo/s: Pop violento. 
Procedencia: Ciudad de Bs. As, Argentina. 
Biografía
Panza se forma en diciembre de 1998. El bajista original (Martín Delahaye) deja la banda en julio de 2002.
Su debut discográfico, una versión del tema de Charly García "Demoliendo Hoteles" para el compilado Tributo a Charly: Cerca de la revolución (Ultrapop, 1999), tuvo muy buena recepción por parte de la prensa y del propio Charly, quien declaró: "Una onda bastante punk. Me gusta" (Clarín, 11/1/2000).
El contrato que la banda firma con Ultrapop, por 3 discos, permite que entre marzo y abril de 2000 se registre Sonrisas de plastilina, en los estudios Circo Beat y El Pie, con producción de Sergio Álvarez -quien ha desempeñado esa función en numerosos discos para el sello mencionado-, y con Mario Breuer y Juan José Burgos como ingenieros de grabación y mezcla. 
A la amplia distribución de este disco a nivel nacional -se puede encontrar en disquerías especializadas y en grandes cadenas como Musimundo y Tower Records-, se añade luego su edición en Uruguay; el disco es reseñado en revistas como Madhouse y El planeta urbano. Programas televisivos como Rock al Frente y Sonido Argentino, y radiales como Costumbres Argentinas, se hacen eco de la propuesta de Panza, ya sea con entrevistas, o con emisiones de recitales de la banda.
Durante ese año y el siguiente, Panza pasa por varias ciudades del interior de la Argentina (Rosario, Santa Fe, San Juan, Mar del Plata, La Plata), y el Gran Bs. As., y prosigue su recorrido por importantes escenarios de la Capital Federal. 
En abril de 2001, el grupo se mete en Cemento (sitio tradicional de bandas en Bs. As.), para tocar antes de Jon Spencer Blues Explosion. Allí dejan la sensación de no achicarse frente a públicos exigentes. Al actuar, el 10 de junio, como soporte de Living Colour en el Estadio Obras, ante 5000 personas -lo que significa una vivencia de fortalecimiento, a la vez que una perspectiva hacia nuevos riesgos y expectativas- la sensación es ratificada. Cemento se convierte, en el 2002, en un espacio usual para la banda. 
El marajá de San Telmo (Ultrapop, 2002) es el título del EP en el que Panza da muestra de la energía que es capaz de desplegar en vivo -inclusive en formato acústico-, además contener un cover de Eurythmics ("Here Comes the Rain Again"), y dos nuevos temas de estudio ("Control de acceso", "Hilanderas").
- ¿Por qué el nombre del grupo, qué significa o que connotaciones tiene? 
La panza es un lugar de creación, y en eso se identifica con la banda. Otros significados subyacentes en el nombre podrían ser: Generadora de vida (pues es la usina del cuerpo) y destructora (pues allí se disgregan los alimentos que se ingieren). Si bien se mira, la liberación de la energía (la expresión artística) necesita de un combustible (que desaparece en el acto de liberación), y entonces encontramos otra interpretación: coexistencia de creación y destrucción, dos polos o eventos opuestos que se implican uno al otro. Energía es una palabra apta para pronunciar, si se habla de un recital de Panza. Panza, a su vez, remite a los instintos, a lo salvaje, al mismo tiempo que al cuidado y el afecto que una mamá da a su hijo, al que -antes de que nazca- cobija dentro de su vientre. 
- ¿Porqué este estilo y no cualquier otro?
(Respuesta de P. C.): En realidad, pienso que da lo mismo un nombre que otro... Si hablamos de la "industria discográfica" a gran escala, de hecho, creo que la mayor utilidad de las clasificaciones estilísticas/genéricas/etc está en que les permite a los críticos de rock hablar o escribir sobre rock y pop y trance y disco y hardcore (y otros 900.000 subgéneros). Y dado que ése es justamente el trabajo de los periodistas (hablar, escribir), resulta ser que: los periodistas de rock inventan términos para poder ser periodistas de rock. Quítese a un crítico su voluminoso glosario de términos, y -en la mayoría de los casos- no podrá decir ni escribir nada. Este trabajo a su vez coincide con las intenciones comerciales de las compañías discográficas, a las que les conviene segmentar sus productos de acuerdo a tipificaciones de los demandantes (los compradores). La preponderancia de los objetivos comerciales de las discográficas por sobre la tarea periodística es algo que parece cierto; sin embargo, más bien se diría que son actividades complementarias, o simbióticas, que pueden describirse desde dos direcciones convergentes (periodismo, discográficas): 1. El periodismo necesita algo de qué hablar, y al hablar de discos, la gente los compra, y eso es lo que quieren las discográficas. 2. Las discográficas necesitan vender, y para eso necesitan identificar posibles compradores, a quienes hablarle de lo que se vende, y eso es lo que hacen los periodistas. Y aquí aparece otra cuestión: En verdad, la mayoría de los críticos de rock no dicen nada acerca de la música. A lo sumo, hablan de discos, recitales, bandas, años y países, pero raramente dicen algo sobre música. "Hablar acerca de la música es como pescar acerca de la arquitectura", dijo Zappa. A lo que llego es a un pensamiento imposible de fundamentar en pocos renglones, pero que sostengo: el 99% de lo que se produce en ese ámbito que se conoce como "crítica de arte" tiene un valor neutro. Me asombra que, por lo general, los críticos sean considerados como poseedores de alguna especie de sabiduría inalcanzable por el común de los humanos. Si hablamos de "industria discográfica independiente", las cosas son diferentes: los periodistas, los compradores, las discográficas y los músicos gozan de mayores libertades en sus tareas respectivas. Es el caso de Panza, Ultrapop, los periodistas que reseñan nuestras actividades, y nuestro público. (No sé si el resto de Panza está de acuerdo con mi respuesta). Eso sí: "pop violento" es indudablemente un buen término para describir lo que hacemos. 
- ¿Cuales son los proyectos? 
En Argentina, sobrevivir (en la música también). Eso quiere decir: seguir haciendo cosas (en la música también) a pesar del desastre. Nos va muy bien (en términos concretos, y no sólo en relación a lo desfavorable de nuestro entorno). Vamos a seguir grabando discos, componiendo y arreglando temas, ensayando, y lo mejor: dando recitales. 
Discografía: 
Sonrisas de plastilina (Ultrapop, 2000), 
El marajá de San Telmo (Ultrapop, 2002). 
Comentario: Para no repetir los comentarios que se pueden leer en nuestra página web, resumiré del modo siguiente sus contenidos: Rock duro con influencias pop, o también: pop interpretado como hard rock. De ahí lo de "pop violento". 
Nos gusta escuchar, entre otros, a P.J. Harvey, King Crimson, Björk, D. Bowie, Mahavishnu Orchestra, O. Messiaen y B. Bartok. 
Contacto: 
panza@panzaweb.com.ar (e-mail del grupo), 
ultra@ultrapop.com.ar (e-mail de productor discográfico y management). 
Pagina web: www.panzaweb.com.ar


 


INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES
Productoras
Estudios
Locales de ensayo
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

IndyRock * Latinoamérica 
INDYROCK * INICIO


vídeopromoción







VÍDEOS DE DIRECTOS
Archivo histórico de IndyRock Magazine



.


--
 
Copyright IndyRock ©
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web...
Leer más y Política de privacidad
 
Contenidos informativos
Agenda de conciertos
Concursos
Noticias
Productoras
Tablón de anuncios... y + Más

Revista electrónica creada en 1997
Home * Portada
Servicios publicitarios
Créditos | Qué es IndyRock
info@indyrock.es

Naturaleza  y divulgación científica
waste.ideal.es
Dirección y edición
waste@diarioideal.es