Desde 1997 * Pioneros de la información musical on line

INDYROCK Magazine

INDYROCK



PAUL McCARTNEY


McCARTNEY CANCELA EL CONCIERTO DE BARCELONA (JUNIO 2020)


Debido a la situación actual, ante las restricciones impuestas por las autoridades a la celebración de espectáculos y a la libre circulación de personas, así como la especial preparación requerida, no será posible seguir adelante con el concierto de Paul McCartney Freshen Up en Barcelona previsto para el 17 de junio de 2020 en el Estadi Olímpic Lluís Company, garantizando así la seguridad del público, artistas, trabajadores y todos los equipos involucrados para que el evento tenga lugar.

Dirigiéndose a sus fans, Paul McCartney ha dicho: “Esperábamos veros a todos este verano, lo habríamos pasado muy bien. La banda y yo lamentamos mucho no poder estar con vosotros,
pero estamos viviendo una época sin precedentes y el bienestar y la seguridad de todos es la prioridad ahora. Espero que todos continuéis bien mientras esperamos que lleguen tiempos
mejores. ¡Volveremos a rockear! Con cariño, Paul.”

 La devolución de las entradas se realizará a partir del 19 de mayo por el mismo método de pago usado para la adquisición de estas:
- Compras en tienda: será necesario volver al mismo punto de venta para realizar la devolución. (Para ello deberemos esperar a que se resuelva la situación de alarma en la que nos encontramos).
- Compras online / teléfono: devolución a la misma tarjeta de compra (sin trámites)
Tarjetas de débito: importe disponible en un plazo de entre 7 a 15 días hábiles
Tarjeta de crédito: importe disponible en la cuenta asociada tras la liquidación mensual de la tarjeta.

PAUL McCARTNEY EN INDYROCK, ARCHIVO HISTÓRICO

Crónicas, fotos...


El abuelo "Macca" encandila a Madrid con historias que forjaron la música
Concierto en Madrid, 2 de junio 2016
Por Javier Herrero / Efe / Ideal
Reconciliado con su pasado, el británico ha ofrecido másde dos horas y media de buen rollo, 40 canciones y seis décadas de trayectoria, desde los inicios seminales de los "Fab Four" (cuando sehacían llamar The Quarrymen, de los que ha tocado "In spite of all the danger") a "FourFiveSeconds", la canción que pergeñó hace muy poco junto a Rihanna y Kanye West.
No ha olvidado por supuesto ni su paso por Wings ni mucho menos losaños míticos junto a The Beatles, espina dorsal de esta gira "One on one", en la que suenan dos docenas de canciones grabadas a fuegoen el imaginario colectivo, del preliminar "Love me do" hasta "Hey, Jude", la más versionada de la historia. El estadio Vicente Calderón casi lleno (pero no del todo, a 80 euros la entrada más barata) ha acogido la fiesta que no pudo celebrarsetras la final de la Champions League, ante una ocasión bastante más rara para Madrid que una Copa de Europa: la visita de Paul McCartney,quien hacía casi 51 años visitó por primera vez la ciudad, pero que había dejado pasar 12 desde su última incursión.

 
"¡Buenas noches, Madrid! ¡Buenas noches, España! Hola, ¿qué pasa, troncos?", vociferaba McCartney con humor(una constante) y en castellano (idioma del que ha hecho uso en varias ocasiones) tras arrancar su concierto con un "A hard day's night" (quénoche la de aquel día, en español) que bien podría haber titulado esta crónica.
Ya fuera a la guitarra, al bajo o al piano, incluso al ukelele, en formato eléctrico o acústico, McCartney se ha movido consoltura por el escenario, contoneando incluso las caderas, visiblemente tan entretenido como quienes habían venido a verle tocar (segúnuna rápida encuesta del artista, tanto público de Madrid como del resto de España o "de cualquier otro lugar").
Alrededor, un gran despliegue escénico, con luces apabullantes y tres grandes pantallones, respaldando un sonido impecable (a diferenciadel de Springsteen hace solo unos días en el estadio Santiago Bernabéu), construido por McCartney y sus cuatro músicos (Rusty Anderson, BrianRay, Paul "Wix" Wickens y Abe Laboriel Jr.). Puede que el show del británico adoleciera, no obstante, delritmo endiablado y la descarga de energía vital del Boss, pero el "tempo" en general más comedido de esta estrella a punto de cumplir74 años también ha dejado momentos de rock chisporroteante, rejuvenecido incluso cuando rompía la voz, como en "Nineteen Hundredand Eighty-Five" o "Back in the U.S.S.R.".



Imposible no escuchar al mismo tiempo un "qué bonito"constante entre el público, tras piezas como "My valentine" (dedicada a su actual mujer, Nancy), "Here, there and everywhere" o una imborrable"Let it be", ya casi al final.
Especialmente emotivos han sido también sus recuerdos para losque ya no están, como George Harrison ("Something") o su exmujer Linda (a la que ha brindado "Maybe I'm amazed", de su primer disco en solitario,"McCartney", en aquel momento en el que ella lo sacó de la depresión y el gusto por el alcohol tras la disolución de The Beatles).

"Escribí esta canción pensando en mi amigo John", ha recordado justo antes de interpretar "Here today", compuesta dos añosdespués de la muerte de Lennon e interpretada esta noche a solas, sobre una tarima muy alta con pantallas en la base que simulaban una cascada,mientras subrayaba las palabras "I love you".
No se puede olvidar un "Live and let die" glorioso, reservado paraantes de los bises, en el que no ha escatimado chorros de fuego, fuegos artificales y una eclosión musical que habría tumbado almismísimo James Bond, en cuyo honor compuso el tema. "Can't buy me love", "We can work it out", "Blackbird", "Lady Madonna","Band on the run", "Being for the benefict of Mr. Kite", "Ob-La-Di, Ob-La-Da"... Una a una todas esas grandes canciones han ido sonando, hasta llegar aunos bises en los que no podía faltar "Yesterday", celebrando el pasado, pero sin renunciar a un presente musical más que vivo.



Paul McCartney actuó el 2 de junio de 2016  en el Estadio VicenteCalderón de Madrid. 

El artista, que ofreció su último concierto en Españahace doce años, presentó en la capital y en otros países como Estados Unidos o Alemania su gira “One on one”,  precedida porel éxito de “Out there”, su anterior tour que finalizó en octubre de 2015 recorriendo 22 ciudades con 27 shows. 
McCartney interpretó durante tres horas canciones de The Beatles, Wings y de su carrera en solitario. Vino con su banda, la misma que leha estado acompañando en los últimos 10 años: Paul “Wix” Wickens (teclados), Brian Ray (bajo, guitarra), Rusty Anderson (guitarra)y Abe Laboriel Jr (batería). Esta nueva producción compuesta por las últimas tecnologías de audio y vídeo, grandespantallas, láseres y efectos especiales, asegura una experiencia inolvidable desde cualquier lugar del recinto.
 

BEATLES, SIEMPRE BEATLES 
Por Carlos del Amo



Madrid, 31 may (EFE).- Quince años ha tardado Paul McCartneyen volver a Madrid y lo ha hecho convertido de nuevo en un Beatle, con sonido Beatles, formato Beatles y tocando, dentro de su "Summer Tour'04",los temas más emblemáticos del cuarteto de Liverpool ante las 30.000 personas que llenaban anoche el Estadio de La Peineta. 
 Acompañado por Rusty Anderson y Brian Ray a la guitarra, Wix Wickens a los teclados y Abe Laboriel jr. en la batería, SirPaul, después de un breve espectáculo teatral al estilo del Circo del Sol, comenzó el concierto de forma espectacular, con catorcepantallas de vídeo que se movían y mostraban constantes imágenes relacionadas con el repertorio, y para ello eligió "Jet", uno desus grandes éxitos al frente de los Wings. 
McCartney, que dio un repaso a 33 de las mejores composiciones de lahistoria del pop, se esforzó por hablar español a lo largo de las cerca de dos horas y media de concierto. Sus primeras palabras fueron"Hola Madrid" y "Viva España", y fue "Flaming Pie" la que precedió a una de las más bailadas en la noche, "All my loving", para continuarcon uno de los temas que compuso para Wings, "Let me roll it". 
Vestido con vaqueros y con esos colores que tanto le gustan, azul turquesay rojo, y que suele repetir en todas sus giras, interpretó por primera vez en España un tema de los años 60, "You won't see me",y mientras se proyectaban imágenes de la primera visita del cuarteto de Liverpool a Madrid hizo "She is a woman". 
Dejó el bajo aparcado para sentarse el piano y tocar "Maybe I'm amazed" y "The long and winding road", arropado por un públicomadurito y siempre fiel al ex beatle, entre los que estaban la infanta Margarita y el ex Gabinete Caligari Jaime Urrutia.

"In spite of all the danger", la primera canción compuesta antes de que existieran los Beatles, la interpretó solo, sin la banda,a la guitarra, como hizo con "Black bird", "We can work it out" y "Here today", un tema que escribió nada más morir John Lennon yque hoy le dedicó. El respetable le rindió también su particular homenaje con una gran ovación. 
Ya otra vez con la banda tocó en honor de George Harrison "All the things must pass" e improvisó para Ringo unas estrofas de "YellowSubmarine". 
"Follow the sun", que era la primera vez que la cantaba en directo,precedió a "For no one", que interpretó en un piano psicodélico y con sonido de clavicordio, que situaron en la parte delantera del escenario.

A lo largo del recital fue presentando a los miembros del grupo, quienes no dudaron en practicar el español durante su breve discurso, ytras temas como "Calico Skies" y "I've just seen a face", inició un nuevo momento Beatles con clásicos como "Eleanor Rigby", "Drivemy car", "Penny Lane" y "Get back", con lo que todo el mundo se puso a bailar. 
McCartney no se olvido de sus grandes éxitos en solitario como "Band on the run", "Back in the USSR" o "Live and let die", momento enel que se produjo un gran despliegue de fuegos artificiales, recordando esos conciertos que antes se celebraban muy a menudo en Madrid y que ahorasólo se producen en contadas ocasiones. 

Tras "I've got a feeling" volvió la beatlemanía con "LadyMadonna" y "Hey jude", con la que ponía oficialmente fin al concierto, coreado por las 30.000 almas que disfrutaban en La Peineta, incluso unasveces sólo cantando los hombres y otras las mujeres, dirigidos por el músico británico. 
Para los bises se guardó platos fuertes como "Yesterday", "Let it be" o "Saa her standing" y para el fin de fiesta, "Sgt. Pepper". AsíMcCarney ponía fin a su visita a Madrid y dejaba claro que los Beatles siempre serán los Beatles.


La fuerza de The Beatles renace en Gijón ante 25.000 espectadores
Por Alfonso Roa / Efe / Ideal
Foto: Efe / Ideal



Gijón, 26 mayo.- Treinta y tres años después dela disolución de la legendaria banda de Liverpool, "The Beatles" renacieron  en Gijón ante los algo más de 25.000 espectadoresque se dieron cita en el estadio de El Molinón en el concierto inicial de la gira europea de Paul MacCartney.

El ex bajista del mítico cuarteto británico hizo un alarde de profesionalidad sobre el escenario y mostró su capacidad paracrear espectáculo y el público asturiano supo agradecérselo con una entrega total durante las dos horas y media del concierto en elque muchos temas fueron coreados por los asistentes. 
La nostalgia y la fuerza del espectáculo de esta leyenda vivade la banda británica logró tapar los huecos de un aforo a medio llenar y que se dejó llevar por el repaso que Sir Paul hizode algunos de los temas más conocidos de "The Beatles". 
A lo largo de los 33 canciones que compusieron el recital, McCartneyy sus músicos lograron establecer una comunicación total con el público apoyada en los continuos guiños en españoldel zurdo de Liverpool y en el ritmo de la selección musical, que alternó descargas del más puro rock and roll con baladasacústicas llenas del espíritu hippy que inspiró la década de los años sesenta. 
Al grito de guerra de "listos para el rock and roll" y con 'Jet', de su etapa como líder de "Wings", McCartney inició su actuacióna las 22.37 horas, con más de treinta minutos de retraso sobre el horario previsto, su gira europea "04 Summer Tour", que en las próximassemanas le llevará a otras 12 ciudades europeas, entre ellas, Lisboa, el próximo viernes, y Madrid, el 30 de mayo.

Tras "Jet", McCartney saludó al público con un "hola Gijón, hola Asturias, viva España", y entonó entoncesla popular "All my loving", con la que puso literalmente a bailar a todo el estadio. 
Rusty Anderson y Brian Ray, a las guitarras; Wix Wickens, en los teclados, y Abe Laboriel Jr, en la batería, fueron los encargados de recuperarlos sonidos de la desaparecida banda de Liverpool y de hacerlos llegar con las técnicas del siglo XXI al público asturiano. 
Con "Let me roll it" McCartney y sus músicos dejaron sentadas las bases de su apuesta rockera para esta primera actuación de sugira europea, en la que también se pudo escuchar por primera vez en directo "She's a woman". 
A lo largo de las casi dos horas y media de concierto, McCartney, que empezó ataviado con americana roja y zapatos del mismo color y terminóen camiseta, fue dando paso a una treintena de temas, que en su mayoría fueron éxitos de los The Beatles y Wings, en un escenario en elque el sonido, la imagen y la iluminación requirieron de unos 20 millones de vatios que permitiesen dar el gran espectáculo con elque músico ha querido abrir su gira por el viejo continente. 

Sin dejar en ningún momento el escenario, y seguido muy de cercapor su mujer, la ex modelo Heather Mills, Sir Paul se atrevió con una retahíla de temas acústicos que interpretó sóloen el escenario y acompañado únicamente de los sones de su guitarra. 
En este punto, la noche vivió uno de sus momentos más emotivos cuando señalado con el dedo índice hacia el cielo,McCartney dedicó "Here today" a John Lennon, antes de que la banda regresará al escenario para apurar "All things must pass", temaéste para el recuerdo del otro ex beatle fallecido, George Harrison. 
El mismo McCartney preguntó al público si queríaque también le dedicase un tema Ringo Star, y ante la masiva respuesta afirmativa entonó 'a capella' los sones del "Yellow submarine" aunquefueron miles las voces que le acompañaron. 
Cuando interpretó "Live and let dei" fue el momento elegidopara llenar el cielo de Gijón con espectaculares fuegos artificiales y el escenario de llamaradas que hicieron vibrar al público. 
Eran la 00.30 horas cuando sonaban los últimos acordes de "Hey jude" y McCartney y sus músicos de despedían del públicoque, a fuerza de aplausos, obligó el solista a interpretar cinco 'bises', entre los que no faltó "Yesterday", que pobló lasgradas de El Molinón de miles de llamas de mechero.


http://www.paulmccartney.com/





VIDEOCOLECCIÓN


20 Aniversario * Joyas de IndyRock

VÍDEOS + EDITORIAL: 'Pioneros en la era de las redes' (Leer artículo y + vídeos)
Grabaciones de directo de grupos que marcaron las pautas de la música alternativa a lo largo de dos décadas. (Vídeocolección)




 


AGENDA DE FESTIVALES

Eventos, citas por meses...:

LOS GRANDES FESTIVALES Y EVENTOS





INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES

Los datos que necesitas conocer sobre:

Productoras Estudios
Locales de ensayo 
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

NOTICIAS DE ROCK LATINO 
INDYROCK * INICIO


PROMOCIONATE EN INDYROCK
¿Quieres dar a conocer tu trabajo?


Te ofrecemos la plataforma de IndyRock para promocionar tus eventos, grupos, discos, salas y tus productos mediante el sistema de páginas informativas y espacios esponsorizados. Si eres músico, empresario musical... es la forma más eficaz y rápida de dar a conocer tu oferta, con tarifas especiales. Contacta con nosotros