Desde 1997 * Pioneros de la información musical on line

INDYROCK Magazine

INDYROCK



THE STROKES

 



The Strokes publican su nuevo álbum, The New Abnormal el 10 de abril de 2020. Este disco es el primero de la banda en 7 años y uno de los más esperados y ansiados por su público.
El 6 de abril, la banda publicó un último adelanto del álbum, 'Brooklyn Bridge To Chorus'; canción que junto con la innovadora 'At The Door' y su single 'Bad Decisions' formará parte de The New Abnormal que estará disponible en CD, vinilo, cassette y digital.
The New Abnormal es el sexto álbum de estudio de The Strokes y fue grabado en los estudios Shangri-La en Malibú y producido por Rick Rubin. La portada del álbum es la pintura de Jean-Michel Basquiat, 'Bird on Money'.
Podremos disfrutar de la banda en directo en España en el festival Primavera Sound que tendrá lugar, tras sufrir un cambio de fechas, entre el 26 y el 30 de agosto en Barcelona.

The Strokes son el cantante Julian Casablancas, los guitarristas Nick Valensi y Albert Hammond Jr, el bajista Nikolai Fraiture y el batería Fabrizio Moretti. La banda ha vendido más de 8 millones de discos en todo el mundo desde su primer álbum de estudio Is This It (2001), disco alabado por la crítica y de gran éxito comercial que es considerado crucial en el desarrollo de muchas bandas alternativas y uno de los mejores álbumes de la década.

El sonido de The Strokes es el resultado de una vida frenética, y de las noches y mañanas que han pasado haciendo su música en la ciudad de Nueva York.  Su música te hace querer olvidar quién eres, y te abre las posibilidades de lo que podrías querer ser.


CRÓNICAS

Julian Casablancas - Phrazes for the young 2009

por Abel Guerola - IndyRock


Con los Strokes en el dique seco (aunque parece que van a regresar  con disco nuevo en 2010), los proyectos  en paralelo de sus miembrossirven de aperitivo para los impacientes y nos permiten verlos moviéndose en otros terrenos. Especialmente llamativo en este sentido es el caso deJulian Casablancas, vocalista y líder de la banda neoyorquina, que en este “Phrazes for the young” se aleja del legado de la Velvet y de Television,que tanto inspiraron a su banda madre, para sonar ochentero por los cuatro costados.  Muchos se sorprenderán e incluso frunciránel ceño al escuchar la voz de Julian rodeada de sintes, de cajas de ritmos retro y de guitarras que suenan como las de Andy Taylor, perolo cierto es que el disco funciona y consigue trascender lo anecdótico la mayor parte del tiempo. 

De hecho, las tres primeras canciones del álbum son, sencillamente, una maravilla, y de paso hacen que recuperemos la fe en un músicoal que muchos ya daban por muerto. Son, además de lo mejor del lote, las que suenan más a The Strokes. En los cinco cortes restantesJulian Casablancas se ha a dedicado a divertirse y a soltarse la melena, y lo mejor es que consigue experimentar y caer de pie casi siempre. Hayun blues (4 Chords of the Apocalypse); un country acelerado con solo de banjo incluido (Ludlow St.) y hasta un tema que suena casi a Drum&Bass(River of Brakelights). A pesar de esta diversidad, los arreglos, ochenteros en todo momento, consiguen dar homogeneidad y empaque a un álbumque podría haber caído fácilmente en lo caótico.
Sin tener la redondez y el aura de obra clásica de ninguno delos dos primeros discos de los Strokes (tampoco lo pretende), “Phrazes for the young” en un disco excelente y que desde luego entretiene una barbaridad.


The Strokes, "First Impressions of earth" RCA 2006

por Luis R. Álvarez Éste es un disco extraño. Si algunos criticaron "Room onfire" por ser una mera continuación del primer álbum, "First impressions of earth" quedará seguramente como el eslabónhacia una nueva etapa de la banda, para bien o para mal.

Lo primero que llama la atención es que los chicos de N.Y. parecenhaber descubierto las posibilidades de sus instrumentos. La base rítmica de Moretti i Fraiture es más sólida y variada a la vez, peroes el trabajo de los guitarristas el que más ha evolucionado; si antes muchas de las canciones se basaban en rasgueos repetitivos hastala hipnosis (que, por otro lado, funcionaban de maravilla), ahora predominan los riffs entrelazados, y la densidad de texturas. La voz de Jullian Casablancas,por su parte, sigue sonando más y más rota en cada disco.

Hasta aquí todo suena bien, pero es en las composiciones dondenotamos el evidente bajón que supone este álbum. El primer corte, "You only live once", promete muchísimo. Como todos los grandestemas de esta banda, suena a la vez nostálgico y desafiante, sin resultar demasiado parecido a nada de lo que habían hecho hastaahora. Es a partir del segundo, el resultón aunque excesivamente hard rockero "Juicebox", cuando el disco se pierde en una marañade guitarras pantanosas con el único punto de inflexión que supone "Ask me anything", un divertimento en el que Jules juega a ser uncrooner postmoderno a lo Adam Green y que divide el disco en dos mitades. Sí, hay momentos interesantes, algunos temas que sobresalen porencima de los demás ("You only live once", "On the other side", "Red light"), incluso podríamos decir que es el disco másvariado de Strokes. Pero en general se echan tremendamente en falta más hits. Es lo que tiene habernos acostumbrado tan bien.

Si hay algo que no se puede negar es que los neoyorquinos han sido valientes artísticamente hablando: hay una clara brecha estilísticaentre éste último disco y los dos anteriores. Pero la banda más cool en lo que llevamos de milenio ya no es tan cool; dondeantes sonaban ambiguos y  distantes, ahora suenan forzadamente apasionados. Por momentos, hasta se me han antojado un poco grungies ("Vision of division","Fear of sleep"). De  momento, que la voluntad de explorar nuevos territorios sirva de excusa para este ligero desliz, pero esperaremos algomás la próxima vez.


6-12-2005. Sala Melkweg (Ámsterdam).

Presentación de "First Impressions of Earth"

Por Fátima Carmena - IndyRock

En un país dónde los conciertos están "Sold Out" comomínimo 4 meses antes de la fecha del evento, y dónde grupos como Los Strokes tienen el reconocimiento de los treintañeros yel sentimiento "fan" del resto, tener la idea de hacer la gira de presentación antes de sacar el disco, y además elegir una sala en la que no cabenmás de 300 personas, es un poco de locos. Asimismo avisar 5 días antes y poner las entradas dos días antes a la venta (el díaanterior a que saliera el single de este tercer álbum, "Juicebox") y más aún un domingo por la mañana podría sonara crueldad. Pero ni a sí, el grupo o el público defraudó. Desde luego la banda tocó canciones nuevas de su álbum "FirstImpressions of Earth" pero en menor medida, dedicándose a sus más famosos singles en la cerca de hora y media de concierto dónde lacerveza volaba por el aire, lo mismo que varias personas del público, y los 5 miembros de la banda se protegían por una barrera de seguridad.


Se contradecían así de sus declaraciones de tocar exclusivamente temas de su nuevo álbum cuando avisaron a mediados de noviembrede su intención de hacer una gira secreta y exclusiva en Japón, Australia, USA y algunos países en Europa.

Entre frases como "you´re the crowdiest" y "really I feel in love" Casablancas se metió al público en el bolsillo, y ademásdieron un decente directo con temas como "Last nite", "Take it or leave it" "Someday" o "Hard to explain" de su disco "Is this it" prácticamentesin descansar entre ellas. Todo esto por supuesto, manteniendo su look de músicos malditos a pesar de poseer una cuenta corriente prácticamenteinimaginable (incluso antes de ser famosos). Además cara al final del concierto se dedicaron a "Room on fire" con canciones como "The endhas no end" o "12:51", y haciendo un bis de dos canciones que no el público no consiguió que The Strokes prolongara.

Esta era el quinto concierto sorpresa, tercero en Europa, que irá seguido de ciudades como Milán, Berlín y la última cita europea a día de hoy sin fecha, Madrid, antes de iniciar la gira americana y el real tour comercial para presentar el disco a granescala.

La única pega es que no podamos tener fotos de un momento tanespecial como fue el concierto en Ámsterdam, una ciudad que de verdad parece gustarles y con un público tan loco por ellos como el queestaba en la Sala Melkweg.




CRÓNICAS CONCIERTOS

    


Fotos: MarceRock - IndyRock - concierto Madrid







Fotos concierto Madrid: Luis Cobelo - IndyRock

SÍ, ESTO ES EL ROCK

por Iñaki LÓPEZ DE EGUÍLAZ - IndyRock
    16.03.2002  SALA: La Riviera (MADRID)


Vayan anotando el concierto que dieron los Strokes en La Riviera para la lista de los mejores del año porque este grupo neoyorkino hizo del directo de "Is This It" un espectáculo antológico demostrando en menos de un año una calidad excepcional y fuera de lo común en un primer disco. Relegado al premio de consolación que supone ser considerado como mejor disco revelación del año por la prensa especializada, "Is This It" suena con una contundencia inusitada en un primer trabajo que se sale en cada escucha con 11 temas impecables, rayanos en la perfección y una efectividad inapelable.

Fueron lo mejor del Festival Isladencanta'01, hace poco menos de un año cuando todavía no habían publicado "Is This It" y el EP "The Modern Age" anticipaba un hito de calidad desbordante. En aquella cita veraniega de Mallorca y con un repertorio totalmente desconocido para la audiencia congregada bajo la carpa del segundo escenario, la banda de Julian Casablancas venía a hacer cierto el excelente cartel de ese malogrado festival con un directo impresionante.


Nueve meses después, con toda la campaña mediática que arrastra una multinacional como la suya pero con el crédito ganado por dos cabezas con la publicación en España de ese genial disco de debut, llenaban la Razzmatazz de Barcelona y hacían lo propio con La Riviera madrileña, que raras ocasiones adquiere el rol de olla a presión, y desplegaron en apenas 50 minutos de concierto los 36 de que está hecho "Is This It". Era una de las incógnitas que tenían que despejar, cómo estirar un repertorio limitado como es el suyo en un concierto que por la ley no escrita de pagar tres talegos debe durar más de una hora. La solución era sencilla: sacarse de las Converse de los tiempos de Nixon cuatro temas que hicieran el concierto más largo en esa batería de singles perfectos e inmediatos de puro y maravilloso rock.


Daban por zanjada la velada del mismo modo con que lo hacen en su disco, con "Take it or leave it" en un ejemplo a pie de página de lógica musical, pero antes habían puesto en evidencia el sensacional bajo de Nikolai Fraiture, que sobresale de un modo exagerado en "Alone, together" y "Is this it", tema que da nombre al disco. El público respondía a los primeros acordes de "Soma" como el perro de Pavlov, salivando en aplausos y gritos, y a idéntico experimento les sometían los neoyorkinos con "Someday", "Hard to explain", "New York City Cops" o "Trying your luck", ausentes a un enfado injustificado del público por la corta duración del concierto: la intensidad de ese directo valía por las dos horas que algunos compañeros de gremio se despachan por actuación. Por si a alguno no le ha quedado claro, ¡¡¡Menudo concierto!!!!



THE STROKES - STEREO TOTAL.

por Carles Font - IndyRock


     15 de marzo  2002. Sala 1  Razzmatazz (Barcelona) Lleno absoluto.


Quedaban algunas dudas por despejar. La crítica británica decía de los Strokes que era el mejor grupo de rock del pasado año. Esta banda neoyorquina, con sólo una maqueta y un disco publicados (The Modern Age y Is this It?), había sido presentada como la última esperanza que les quedaba a los aficionados del rock. Faltaba por ver como se mostraban en el escenario y como era su sonido en directo. ¿Serían solamente un bluff? Y la duda se desentrañó. The Strokes ofreció una prodigiosa actuación en la Sala 1 del Razzmatazz de Barcelona. El público llenó hasta los topes la conocida sala de la capital catalana, en la que había muchos aficionados de otros países. La cumbre que se celebró en Barcelona entre el 14 y el 16 de marzo tuvo que ver con ello pero también fue un claro síntoma del éxito que tiene este grupo en los círculos rockeros de todo el mundo.

The Strokes bebe de diversas fuentes, aunque las más directas son las de Lou Reed y la Velvet Underground. Después también está toda la tradición de otros grupos y artistas de Nueva York de los años setenta como Television, Dictators, Patti Smith, Ramones. Incluso de la Iguana de Detroit, Iggy Pop, o de nombres básicos del punk-rock británico como The Buzzcocks. No faltaron ninguna de sus magníficas canciones de su primer y único trabajo: Is this it, The Modern Age (un tema en el que el cantante imita claramente a Lou Reed), Someday, Take it or leave it, Barely Legal o Hard to Explain.

Caso aparte es su cantante Julian Casablancas, que informó al público que sus antecesores habían nacido en Cataluña, y que acabó pasado de vueltas cantando con los espectadores de las primeras filas y destrozando el micrófono. Pero no debemos olvidar al resto de excelentes instrumentistas de la banda: el batería Frabrizio Moretti, los guitarristas Nick Valensi y Albert Hammond Jr. Y el bajista Nikolai Fraiture. The Strokes es un grupo que quizás no aporta ninguna novedad al mundo de la música como afirman sus detractores, pero viendo su actuación, para qué novedades pretenciosas de grupos electrónicos, de rap-metal o de pop melancólico y pegadizo. Con los Strokes hay rock para mucho tiempo.


THE STROKES
+ fotos Festival Isladencanta 2001 (Juan Antonio Ruiz)

El sonido de The Strokes es el resultado de una vida frenética, de las noches y las madrugadas que han pasado creando música en la ciudad de Nueva York. Su música te hace querer olvidar quién eres, y abre un montón de posibilidades sobre lo que querrías ser.

The Strokes son cinco amigos que empezaron a reunirse en el Music Building de Nueva York en 1998 para formar una banda de rock 'n roll. En un concierto de The Strokes podrás ver y escuchar a: el vocalista y compositor Julian Casablancas cantando letras punzantes, Fabrizio Moretti aporreando la batería con precisión furiosa, el guitarrista Albert Hammond Jr moviéndose suavemente mientras sus dedos vuelan sobre el mástil, el también guitarrista Nick Valensi tentándote con sus rápidos y crudos solos de guitarra, y el bajista Nikolai Fraiture amenazante como una sombra y punteando en el bajo con silencioso entusiasmo.

Para describir cada uno de sus estilos y personalidades necesitaríamos demasiado espacio. Pero lo que puede decirse brevemente acerca de estos cinco amigos es que les gusta lo que hacen. Viven su vida al máximo, visten como si los 70 y los 80 se mezclaran en el mismo cubo de la lavandería, bromean constantemente y están dispuestos a aceptar cualquier cosa que les ofrezcas.

En el periodo de poco más de un año, The Strokes han tocado en todos los recintos del downtown de Nueva York, desde sus inicios en el ya extinto Spiral hasta el Luna Lounge. Después se trasladaron a recintos más grandes y carismáticos como el Mercury Lounge, donde su talento fue reconocido por el programador de los conciertos de la sala, Ryan Gentles, que se convirtió rápidamente en el mánager de la banda.

El arduo proceso de grabar y producir su música ha sido supervisado por el experimentado productor Gordon Raphael, que les ayudó a grabar una primera maqueta de tres canciones titulada "The Modern Age". El sello inglés Rough Trade decidió publicarla tal cual poco después, en enero de 2001. Animando y asesorando a la banda también estaba su gurú particular, JP Bowersock. "The Modern Age" fue recibido con expectación en ambos lados del Atlántico. A un pequeño tour en el Reino Unido con las entradas agotadas le siguieron giras nacionales en los Estados Unidos teloneando a bandas como Guided By Voices y Doves.
The Strokes estaban tan entusiasmados con la excitación a su alrededor que enseguida tomaron la iniciativa y empezaron a grabar su disco de debut con Gordon Raphael a los controles en su estudio Transporter Raum, sin haber firmado aún contrato discográfico. El resulatdo es "Is This It", editado por RCA el pasado otoño con apabullante éxito.

Parte del éxito de The Strokes es debido a la oportunidad de su propuesta. En un mercado discográfico saturado de hip-hop, pop melancólico británico y bandas de metal, The Strokes han iniciado un nuevo resurgir del rock n'r roll primigenio en la escena internacional. Grupos como The White Stripes, The Von Bondies o Black Rebel Motorcycle Club se han beneficiado sin duda de su infeccioso tirón comercial, un sonido en el que confluyen tanto la estridencia art-rock de The Velvet Underground o Television como el talento para las melodías inolvidables de The Smiths.
"Is This It" ha sido nominado como mejor disco del año por la revista británica NME. Por una vez, créetelos. No va en broma.(info remitida por Iguapop)

Formación
Julian Casablancas
Nick Valensi
Albert Hammond, Jr.
Fabrizio Moretti
Nikolai Fraiture

Procedencia NY, USA
Estilo Indie rock, garage rock

Discografía
Discos de estudio
Is This It (2001)
Room on Fire (2003)
First Impressions of Earth (2006)
Angles (2011)
Comedown Machine (2013)
The New Abnormal (2020)

http://www.thestrokes.com/




VIDEOCOLECCIÓN


20 Aniversario * Joyas de IndyRock

VÍDEOS + EDITORIAL: 'Pioneros en la era de las redes' (Leer artículo y + vídeos)
Grabaciones de directo de grupos que marcaron las pautas de la música alternativa a lo largo de dos décadas. (Vídeocolección)




 


AGENDA DE FESTIVALES

Eventos, citas por meses...:

LOS GRANDES FESTIVALES Y EVENTOS





INDYROCK * SERVICIOS MUSICALES

Los datos que necesitas conocer sobre:

Productoras Estudios
Locales de ensayo 
Salas de conciertos
Tablón de anuncios
Concursos
Academias de música
Realización de clips

NOTICIAS DE ROCK LATINO 
INDYROCK * INICIO


PROMOCIONATE EN INDYROCK
¿Quieres dar a conocer tu trabajo?


Te ofrecemos la plataforma de IndyRock para promocionar tus eventos, grupos, discos, salas y tus productos mediante el sistema de páginas informativas y espacios esponsorizados. Si eres músico, empresario musical... es la forma más eficaz y rápida de dar a conocer tu oferta, con tarifas especiales. Contacta con nosotros